• BlackBerry Z10: análisis
  • Sony A7 y A7R: toma de contacto
Prueba de producto
Panasonic Lumix DMC-GM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Panasonic Lumix GM1: análisis

23
17
OCT 2013
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Cuando parecía que la moda de la miniaturización empezaba a decaer, la Panasonic Lumix DMC-GM1 llega para demostrar todo lo contrario. Pero la nueva Micro Cuatro Tercios no sólo presume de ser la cámara de sistema más pequeña del momento, sino que esgrime unas prestaciones y una calidad a la altura de sus hermanas mayores. Todo un alarde de ingeniería que consigue convencer más por calidad que por ergonomía, y pese a tratarse de una cámara de óptica intercambiable está concebida ante todo como una compacta para llevar siempre encima. Y es que la bayoneta en esta Lumix es casi lo de menos, aunque ahí está para quien quiera aprovecharla.

Después de unos cuantos años probando todo tipo de cámaras, lo cierto es que nuestra capacidad de sorpresa ha ido mermando. Todo está inventado –repetimos- hasta que alguien pone en nuestras manos un modelo que se sale de lo esperado. Y es que en lugar de apostar por una compacta avanzada con sensor Micro Cuatro Tercios como esperábamos, Panasonic ha optado por concebir la cámara de sistema más pequeña del momento. Si se trataba de dar la campanada, esa batalla la han ganado.

Recién anunciada, hemos podido pasar unos días poniendo a prueba una unidad no final pero en perfecto estado de revista de esta Lumix DMC-GM1, que se viste de cámara bonita pero esconde un potencial que -en muchos casos- está a la altura de la reciente Lumix DMC-GX7. De hecho comparte con ésta su sensor Micro Cuatro Tercios de 16 megapíxeles. Sí, detrás de ese cuerpo diminuto se esconde un captor de dimensiones más que considerables.

Tamaño e ingeniería

Para hacerse una idea de las dimensiones de la cámara, nada como situarla junto a dos representantes de los sistemas que hasta ahora pasaban por ser los más pequeños del escaparate: Nikon 1 y Pentax Q.

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de cámaras con un sensor mucho más pequeño. En el caso de las Nikon 1 (a las que esta cámara puede hacer mucho daño comercialmente), se trata de un CMOS de una pulgada (aproximadamente la mitad que el de esta GM1), mientras que las Pentax Q cuentan con uno mucho más pequeño de 1/2,3 de pulgada.

panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La nueva GM1 junto a la Pentax Q10 y la Nikon 1 J2

En lugar de apostar por una compacta avanzada con sensor Micro Cuatro Tercios, Panasonic ha optado por concebir la cámara de sistema más pequeña del momento

Pero, ¿cómo es posible embutir en un cuerpo tan pequeño un sensor de ese tamaño? Desde Panasonic explican con cierto orgullo que ha supuesto todo un reto y que, para conseguirlo, ha sido necesario crear la cámara desde cero. Es como una GX7 en miniatura, pero en realidad es una cámara completamente nueva.

En la lista de logros, además de conseguir miniaturizar la circuitería en un 30% y solventar el problema de la refrigeración, la pieza clave es el nuevo obturador. Aunque se rumoreaba que ésta iba a ser la primera cámara con obturación únicamente electrónico –un futuro cada vez más cercano-, en realidad sigue teniendo un obturador mecánico, pero simplificado con dos cortinillas y pensado para entrar en acción sólo al terminar la exposición. Un sistema que en realidad Sony ya usa en muchas cámaras para agilizar el disparo: primero obturación electrónica y luego obturación mecánica de cierre.

panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1
La más pequeña

La GM1 es más diminuta incluso que otras cámaras de sistema como la Nikon 1 J2 o la Pentax Q10, con sensores de menor tamaño

panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Gracias a ello se consigue una drástica reducción del tamaño de la pieza, que sin embargo hemos podido comprobar que llega con ciertas limitaciones de velocidad. Así, este nuevo obturador sólo permite trabajar hasta 1/500 de segundo. La buena noticia es que el obturador electrónico amplía esta cifra hasta 1/16.000 de segundo y que su funcionamiento es –si así lo configuramos- automático, de tal forma que la cámara elige uno u otro sistema dependiendo del tipo de toma.

Aunque es cierto que en pantalla se indica cuándo entra en funcionamiento el obturador electrónico, no nos engañemos: a la mayoría de usuarios éste es un dato que no les importa demasiado. La cámara es pequeña y rápida, y gracias a su captor ofrece –como veremos- unos resultados muy buenos. De eso se trata a fin de cuentas.

Aunque se rumoreaba que ésta iba a ser la primera cámara con obturación únicamente electrónico, en realidad sigue teniendo un obturador mecánico, pero simplificado con dos cortinillas y pensado para entrar en acción sólo al terminar la exposición. Gracias a ello se consigue una drástica reducción del tamaño de la pieza

panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otro detalle a tener en cuenta y que merece la pena recordar: cuando la obturación es únicamente electrónica la cámara no hace ningún sonido al disparar.

Aunque durante los días de prueba no hemos detectado ningún problema con las instantáneas realizadas más allá de 1/500 de segundo –tampoco demasiadas, la verdad-, hay que tener en cuenta que la obturación electrónica puede dar ciertos problemas en barridos horizontales de alta velocidad, creando un efecto de líneas torcidas similar a lo que en vídeo se conoce como efecto gelatina.

Un zoom a medida

Como ocurre siempre que se reduce mucho el tamaño del cuerpo de una cámara, el problema radica en el volumen del objetivo y en el desequilibrio que puede darse en relación a la cámara. Todo un clásico de los sistemas sin espejo.

Para evitar esta situación, la GM1 llega acompañada de un zoom diseñado a medida. Se trata de un pequeño 12-32 mm f3.5-5.6 que, gracias a su sistema retráctil, mantiene ese pretendido equilibrio con la cámara.

panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con estabilizador, un angular de 24 milímetros y un rendimiento muy decente, este zoom se queda corto en las focales largas con un alcance de sólo 64 milímetros

Incluso desplegados sus tres segmentos, tanto el tamaño como el peso son muy moderados para una óptica que cuenta además con estabilizador integrado (en este caso no hay estabilizador en el cuerpo, como en la GX7) y ofrece una cobertura angular de 24 milímetros.

Éste es, sin duda, uno de los datos que más nos gusta de este zoom, pese a que se queda corto en las focales largas con un alcance equivalente a sólo 64 milímetros. A su favor hay que decir que, como puede comprobarse en las muestras publicadas, su rendimiento es muy decente para un zoom estándar y nada caro.

panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1
Lumix G 12-32 mm

La GM1 llega acompañada de un zoom diseñado a medida: el pequeño 12-32 mm f3.5-5.6

panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como alternativa a esta óptica, Panasonic también propone su 20 mm f1.7. Como el tamaño de este objetivo ya es un problema de por sí, este kit se comercializará junto a una suerte de empuñadura vertical que aumenta la altura del cuerpo de la cámara y facilita la sujeción con una empuñadura más consistente.

Aunque lógicamente la cámara es compatible con toda la gama de ópticas Micro Cuatro Tercios, la diferencia de volumen entre el cuerpo y las ópticas es en este caso un problema más que anecdótico. Para hacerse una idea del desequilibrio, basta con ver el zoom de 14-140 milímetros montado sobre la cámara.

Panasonic Lumix DMC-GM1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tal vez por eso desde la compañía no se incide demasiado en la idea de cámara de sistema, e incluso se plantea más como una competidora para las compactas avanzadas de sensor grande. Tiene bayoneta, claro, pero es evidente que el usuario de la GM1 no va a lanzarse a coleccionar objetivos, o no al menos si Panasonic no lanza alguna alternativa a este diminuto 12-32 milímetros.

Ergonomía en miniatura

Conseguir una ergonomía decente en una cámara tan pequeña y cuyas aspiraciones son tan elevadas no es fácil. Soltada la perogrullada, hay que reconocer que Panasonic ha sabido resolver en esta GM1 el asunto de forma correcta.

La ausencia de algún tipo de dial para controlar la exposición –más allá de la rueda trasera- es posiblemente lo que más echamos de menos en una cámara a la que, eso sí, hay que acostumbrarse.

panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1panasonic lumix dmc-gm1
Botones y pantalla táctil

Con poco espacio para botones, la combinación del "Q.Menu" y la pantalla táctil son nuestra salvación

panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a su tamaño y al poco espacio disponible para botones, en la zona superior reposan el dial de modos y un mando de función configurable. Incluso Panasonic ha encontrado espacio para un interruptor desde el que es posible controlar el sistema de enfoque.

Además de los accesos directos de la parte trasera, el tradicional “Q.Menu” de la firma es aquí nuestra salvación. Combinado con la pantalla táctil es posible ajustar casi cualquier parámetro de forma bastante sencilla, aunque los fotógrafos de manos grandes necesitarán un tiempo para no tropezarse con sus propios dedos al manejar esta cámara.

Paradojas de este mundo en miniatura: el cargador es casi tan grande como la propia cámara

panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque la puesta en marcha es muy rápida, la idea de las Nikon 1 de activar la cámara con sólo desplegar el zoom encajaría muy bien en esta cámara. Y puestos a buscar las cosquillas, también lo haría el botón de función que Samsung incluye en algunas de sus ópticas.

Prestaciones y calidad sin reducciones

Armada con el mismo CMOS de 16 megapíxeles que la GX7 –así lo recalcan desde la firma- y con un zoom que cumple con las expectativas, no es de extrañar que, tras haber pasado unos días jugando con esta GM1, no tengamos quejas reseñables sobre su rendimiento y calidad de imagen.

Igual que en la potente GX7, el rango dinámico y el control del ruido (la GM1 se atreve con hasta 25.600 ISO) no son un gran problema para esta cámara, que puede competir sin mucho miedo con algunos modelos basados en sensores APS-C.

panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con el mismo sensor que la GX7, la GM1 puede competir sin mucho miedo con modelos basados en captores APS-C

Las prestaciones tampoco parecen haber acusado mucho el tema de la miniaturización. A la ya citada pantalla táctil se le suman la conexión Wi-Fi (sin ayuda de NFC en este caso, eso sí) y una ráfaga de hasta 5 fotogramas por segundo que no está nada mal.

Según hemos podido comprobar, esa cadencia aguanta muy bien en JPEG hasta más allá de los 40 disparos –utilizando una tarjeta de alta velocidad-, pero pierde fuelle en RAW tras unas 10 imágenes y apenas aguanta media docena de fotos si se trabaja simultáneamente en RAW y JPEG.

Muestras: 16 MP
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-GM1 (firmware no final) y un objetivo Lumix G 12-32 mm f3.5-5.6

Buena nota también para el enfoque automático –ninguna novedad a estas alturas en las Lumix- y para la batería. De considerables dimensiones, ésta ofrece a cambio una autonomía de más de 400 disparos si no nos dedicamos a grabar vídeo ni a jugar demasiado con efectos y filtros. Como curiosidad, por cierto, el cargador es casi tan grande como la propia cámara. Son las paradojas de este mundo en miniatura.

Muestras: 16 MP
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-GM1 (firmware no final) y un objetivo Lumix G 12-32 mm f3.5-5.6
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6

En lo que respecta al vídeo, nos ha sorprendido gratamente encontrar en una cámara tan pequeña ajustes manuales y formatos de 1920 x 1080 píxeles a 50i, 25p y 24p. Las restricciones de espacio, eso sí, se han llevado por delante la conexión para micrófonos externos, aunque también es verdad que no parece la GM1 una cámara pensada para grandes producciones. Interesante, eso sí, la presencia de focus peaking para quienes se animen a experimentar con ópticas de enfoque manual.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-GM1 (firmware no final) y un objetivo Lumix G 12-32 mm f3.5-5.6

Lo que no falta es un buen surtido de filtros artísticos (22 nada menos), intervalómetro e incluso una función para crear “animaciones en movimiento” a partir de diferentes instantáneas. Cuidado, eso sí, porque todas estas herramientas creativas pasan factura a la duración de la batería.

Muestras: 16 MP
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-GM1 (firmware no final) y un objetivo Lumix G 12-32 mm f3.5-5.6
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
125 ISO
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
200 ISO
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
400 ISO
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
800 ISO
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
1.600 ISO
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
3.200 ISO
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
6.400 ISO
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
12.800 ISO
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-gm1 (firmware no final) y un objetivo lumix g 12-32 mm f3.5-5.6
25.600 ISO
¿Compacta o cámara de sistema?

Pasado el primer impacto y sin ser demasiado amigos de las cámaras en miniatura, lo cierto es que la Lumix DMC-GM1 nos ha convencido por prestaciones, resultado y comodidad por aquello de poder llevarla siempre encima.

De hecho, y aunque no era ésta la compacta con sensor Micro Cuatro Tercios que llevábamos tiempo esperando, su filosofía está más cerca de una cámara compacta que de una de sistema. La bayoneta esta ahí, pero lo cierto es que parece un detalle menor al que incluso desde la propia firma no se da mayor importancia.

Y es que ya hemos visto que, por mucho que la montura sea compatible con un gran surtido de ópticas, el conjunto puede quedar un poco absurdo si nos salimos del zoom de 12-32 milímetros o del pancake de 20 milímetros, cuyo uso requiere de una empuñadura opcional.

Tal vez ha llegado el momento de empezar a olvidar divisiones entre compactas y cámaras de sistema. Esta GM1 pertenece a las segundas, pero lo cierto es que nos ha acabado pareciendo una de las mejores compactas del momento

panasonic lumix dmc-gm1
Panasonic Lumix DMC-GM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un precio de unos 700 euros junto al nuevo zoom, la GM1 no disimula que su batalla está en el frente de las compactas avanzadas. Más concretamente, la Cyber-shot DSC-RX100 II de Sony parece ser el enemigo a batir, abanderando esta Lumix un sensor mucho más grande, más angular –aunque menos luminoso, cierto- y un comportamiento con pocos peros.

Ahora que la frontera entre cámaras con y sin espejo se empieza a desdibujar, tal vez ha llegado el momento de empezar a olvidar divisiones entre compactas y cámaras de sistema. Esta GM1 pertenece a las segundas, pero lo cierto es que nos ha acabado pareciendo una de las mejores compactas del momento.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y Quesabesde.

Vídeos relacionados (1)
23
Comentarios
Cargando comentarios