• Nokia Lumia 1520: análisis
  • Samsung Galaxy S5: análisis
Prueba de producto
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Panasonic Lumix GH4: análisis

15
26
MAY 2014
Texto y fotos: Álvaro Méndez

Aunque mantiene esa filosofía híbrida que ha estado presente en toda la saga desde sus inicios, el vídeo ha cobrado una especial relevancia en el nuevo buque insignia de Panasonic. Con la grabación 4K como bandera, la Lumix DMC-GH4 da un paso adelante para convertirse en una de las más completas y competentes cámaras de vídeo de su rango de precios e incluso más allá. Obviamente también hace fotos –con una excelente solvencia, por cierto-, pero su decidida apuesta por el vídeo eclipsa las mejoras fotográficas que aporta respecto a la generación anterior. Y es precisamente en este apartado -lo advertimos- en el que está centrado este análisis.

Es posible que la mayoría de amantes de lo puramente fotográfico se hayan sentido un tanto decepcionados con la llegada de la Lumix DMC-GH4. Y es que con un aspecto calcado a su predecesora y aparentemente el mismo CMOS de 16 megapíxeles de ésta, las mejoras en el apartado fotográfico recaen casi exclusivamente en el nuevo procesador Venus Engine.

Panasonic Lumix DMC-GH4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La Lumix DMC-GH4 junto al renovado 14-140 mm f3.5-5.6 con el que se ha realizado esta prueba.

Y tal y ya como pudimos comprobar hace semanas acompañados por una unidad final de la GH4, la cámara mejora algo el rendimiento de la GH3 en el capítulo de las sensibilidades altas, enfoca bastante más rápido y cuenta con un visor electrónico mucho más solvente que el de su predecesora. Y eso es prácticamente todo lo que hay que decir –que no es poco- respecto a la parte fotográfica de esta nueva componente del ecosistema Micro Cuatro Tercios.

Es por ello que toca centrar nuestra mirada en la otra mitad de esta cámara, en la GH4 como cámara de vídeo. Una potente herramienta que pretende seducir a aficionados y profesionales del mundillo audiovisual con un montón de novedades coronadas por la grabación 4K.

Mismos errores, mismos aciertos

Como adelantábamos, la GH4 luce el mismo cuerpo que su predecesora, por lo que obviamente se repiten aquí los aciertos y los errores que ya señalamos en su momento al hablar de la GH3.

Así, la cámara puede sujetarse con firmeza gracias a su contundente empuñadura. Si a esto sumamos el equilibrado peso del cuerpo, tenemos como resultado una ergonomía más que correcta para realizar tomas de cámara en mano (no se puede decir lo mismo de alguna de sus competidoras). Es además generosa en diales de control, accesos directos a funciones y botones configurables. Quizás incluso peca de un exceso de generosidad en este apartado.

panasonic lumix dmc-gh4panasonic lumix dmc-gh4panasonic lumix dmc-gh4panasonic lumix dmc-gh4panasonic lumix dmc-gh4panasonic lumix dmc-gh4
Casi igual que la GH3

La GH4 no ha sufrido apenas cambios de diseño respecto a su predecesora. Destacan la prominente empuñadura, la pantalla móvil y la gran cantidad de mandos y accesos directos

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El gran cambio en este apartado lo encontramos sin duda en el renovado visor electrónico, que mejora con creces el contraste, la nitidez y la velocidad de refresco respecto a las generaciones anteriores. Sigue siendo algo pequeño, por buscarle alguna pega, pero su rendimiento está a la altura de lo que puede pedírsele a una cámara que aspira a convertirse en un referente en el terreno del vídeo.

Quizás el peor fallo de diseño de la GH3 sigue presente en esta nueva generación, y no es sino la posición de del minijack para auriculares. Situado en lateral izquierdo, dificulta la rotación del monitor LCD, algo que puede llegar a ser muy engorroso. Debe de ser francamente difícil meter tantas cosas en un cuerpo relativamente pequeño como el de la GH4, pero ésta no es la mejor solución.

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El renovado visor electrónico mejora con creces el contraste, la nitidez y la velocidad de refresco respecto a las generaciones anteriores

La GH4 permite obtener señal de vídeo Full HD con un muestreo de 4:2:2 y 10 bits a través de su conexión HDMI para grabarla en dispositivos de almacenamiento externos. Esta prestación es tremendamente útil porque incrementa de forma drástica la información de color de la toma respecto a las típicas capturas de 8 bits. Cámaras muchísimo más caras como las Canon EOS-1D C y EOS C300 no ofrecen esta posibilidad.

La lástima es que para ello se haya optado por un conector microHDMI, demasiado endeble e inseguro para un trabajo de campo que requiera mover mucho la cámara. Siempre podremos recurrir al nuevo accesorio DMC-GH4-YAGH, una caja con conectores profesionales que se acopla a la base de la cámara como si fuera una empuñadura vertical y que también permite grabar secuencias 4K sin comprimir.

Quizás el peor fallo de diseño de la GH3 sigue presente en esta nueva generación: el minijack para auriculares vuelve a estar situado en lateral izquierdo y dificulta la rotación del monitor LCD

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dos conectores XLR con alimentación de +48V, dos puertos 3G-SDI y otros dos HD-SDI, entrada de Timecode, terminal HDMI y conexión de 12 voltios para alimentación externa son las opciones de conectividad que proporciona el DMC-GH4-YAGH. Un accesorio aparatoso y bastante más caro que la propia cámara (su precio oficial se sitúa en 2.000 euros), pero que puede tener muy buena acogida en entornos más profesionales.

Mucho más vídeo

Es cuando nos zambullimos en las interioridades de la cámara y recorremos el menú de opciones de su pantalla que empiezan a aflorar todas las novedades que ofrece esta GH4 relacionadas con la captura de imágenes en movimiento, muchas de ellas insistentemente demandadas a Panasonic por los usuarios de su predecesora.

Tal es el caso del sistema de ayuda al enfoque del tipo focus peaking (lo que muchos no nos explicamos todavía es por qué no estaba ya presente en la GH3). Le secunda un amplio repertorio de prestaciones dedicadas al vídeo: patrón zebra regulable; barras de color SMPTE, EBU y ARIB; tono de 1 KHz para calibrar el sonido; ajuste de pedestal; Synchro Scan; Timecode…

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque una de las novedades más interesantes es sin duda la incorporación de los perfiles de imagen CINELIKE V y CINELIKE D, presentes en las míticas cámaras de cine Varicam de la compañía. Especialmente útil es el segundo de ellos, que saca el máximo partido del rango dinámico de la imagen y es un buen punto de partida para realizar ajustes de color en posproducción.

Además, Panasonic también ha aumentado la presencia del vídeo en la información que se muestra en la pantalla y el visor de la cámara. Si antes ésta era prácticamente inexistente, ahora es posible ver datos detallados sobre el códec utilizado o la velocidad en fotogramas.

panasonic lumix dmc-gh4panasonic lumix dmc-gh4panasonic lumix dmc-gh4panasonic lumix dmc-gh4
Para videógrafos

La clave de la GH4 reside en sus múltiples prestaciones orientadas al vídeo, como la grabación en 4K, el focus peaking, el modo de 96 cuadros por segundo o la obtención de señal Full HD con un muestreo de 4:2:2 y 10 bits a través de HDMI

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otra de las atractivas novedades que ofrece la cámara es un modo de grabación Full HD a 96 cuadros por segundo, velocidad que cuadruplica la cadencia habitual de 24 fotogramas usada en el cine y cuya presencia en un modelo de este precio era hasta ahora inédita.

Bastante oculta en el menú de opciones -solo está disponible con algunas opciones de grabación concretas-, esta función nos permite obtener secuencias en cámara lenta muy fluidas y espectaculares, aunque a base de perder bastante nitidez y claridad en las imágenes.

Más factor de recorte

Muchos usuarios de cámaras armadas con sensores de fotograma completo, APS-C o Super 35 miran con mucho recelo la posibilidad de pasarse al sistema Micro Cuatro Tercios, basado en un captor de dimensiones sensiblemente menores. Desconfianza que proviene de las tradicionales ventajas que ofrecen los sensores de mayor tamaño al trabajar con sensibilidades altas y a la hora de controlar la profundidad de campo.

Pero con el tiempo estos escollos se han ido superando. El CMOS de la GH4 responde muy bien con valores ISO altos, y si echamos mano de un objetivo luminoso es posible jugar con la profundidad de campo y los desenfoques sin mayor problema.

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La GH4 no emplea toda la superficie del sensor cuando graba vídeo 4K, por lo que el factor de recorte de la cámara aumenta hasta 2,3x

Lo que sí sigue siendo un problema -especialmente para aquellos acostumbrados a trabajar con sensores más grandes- es el factor de recorte, que en las Micro Cuatro Tercios se sitúa en 2x. Además, se da la peculiaridad de que la GH4 no emplea toda la superficie del sensor cuando graba vídeo 4K, por lo que el factor de recorte aumenta hasta 2,3x.

Hasta ahora la mayoría de cámaras fotográficas empleaban toda la resolución del sensor para grabar secuencias de vídeo, secuencias que luego reducían al tamaño de cuadro del Full HD a base de combinar grupos de píxeles. Cuando la GH4 graba en 4K lo hace en cambio usando la zona del captor necesaria para conseguir directamente flujos de vídeo de 4096 x 2160 o de 3840 x 2160 píxeles.

Es decir, que cada fotodiodo utilizado del sensor acaba convertido en un píxel en las secuencias 4K. Es por esto que la calidad de imagen que ofrece la cámara al grabar imágenes en movimiento es tan similar a la que obtenemos con la captura fotográfica.

4K y 200 Mbps

Sin duda la prestación estrella de la GH4 es la grabación de vídeo 4K, es decir, flujos con un tamaño de cuadro de 4096 x 2160 o 3840 x 2160 píxeles. La primera cifra corresponde al estándar cinematográfico y es algo más panorámica, mientras que el segundo formato aspira a ser el habitual en las emisiones televisivas y el broadcast, y luce una proporción de 16:9.

Ya en su momento realizamos un análisis más fotográfico de la GH4, y a las muestras -y las conclusiones- obtenidas entonces nos remitimos para quien quiera conocer el potencial de esta cámara en ese apartado. Toca ahora centrar la atención, pues, en el auténtico pilar de esta renovación en la saga GH: el vídeo.

La calidad de imagen es sin duda uno de los principales reclamos de la Lumix GH4, ya sea grabando en 4K como en Full HD ALL-I con flujos de datos de hasta 200 Mbps

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tal y como ya comprobamos durante el mencionado primer análisis, las secuencias 4K que graba la GH4 son una maravilla, con una nitidez y un nivel de detalle impresionantes. De hecho en ocasiones incluso resulta demasiado detallada, por lo que no es mala idea quitar algo de enfoque en los ajustes de la imagen para conseguir un look más suave y cinematográfico. Además, puesto que la cámara no tiene que escalar la señal del sensor, la imagen está libre de efectos de muaré y aliasing.

Eso sí, hay que tener en cuenta que pese a que el proceso de captación de la imagen se realiza con un muestreo de 4:2:2 a 10 bits, la cámara convierte el flujo de vídeo a 4:2:0 y 8 bits para reducir el peso de los archivos, y esto inevitablemente se traduce en una ligera pérdida de información que se deja notar en algunas zonas de banding.

Vídeo: 4K convertido a Full HD

Vídeo grabado con una Panasonic Lumix GH4. Las capturas se han hecho en resolución 4K y luego se han reducido a Full HD para el montaje final en Adobe Premiere Pro CC

Las secuencias 4K que graba la GH4 son una maravilla, pero el máximo rendimiento se obtiene grabando en 4K y convirtiendo este flujo a Full HD

La ventaja de todo esto es que, con un flujo de datos máximo de 100 Mbps, los archivos 4K que produce la GH4 son bastante manejables y no ocupan un espacio excesivo en los soportes de almacenamiento.

Si optamos por grabar directamente en resolución Full HD, la cámara dispone de un modo de grabación ALL-I que alcanza los 200 Mbps de flujo de datos, una cifra muy cercana a los 220 Mbps que lucen los archivos ProRes que generan las cámaras Blackmagic y muy por encima de los 75 Mbps de los que en su día presumía la GH3.

Obviamente esto se traduce en unas secuencias de vídeo de gran calidad que permiten además realizar correcciones radicales de color en posproducción sin degradar la imagen.

Vídeo: comparativa

Secuencias grabadas con la nueva GH4 y su predecesora, la GH3

Aunque para obtener el máximo rendimiento de esta cámara la mejor opción es, sin duda, grabar en resolución 4K y convertir posteriormente este flujo de vídeo a Full HD.

A resultas de ello, los pocos defectos y artefactos de compresión que encontramos en las grabaciones originales prácticamente desaparecen al realizar esta reducción, al tiempo que el detalle alcanza su máximo esplendor. Incluso la presencia de ruido electrónico con sensibilidades altas se mitiga sensiblemente al realizar este proceso, el grano se hace más fino y tiene menos impacto en la nitidez de la imagen.

Muestras: sensibilidad
Fotogramas obtenidos de secuencias grabadas con una Panasonic GH4 a distintas sensibilidades. (Del rendimiento fotográfico de la GH4 dan cuenta las muestras incluidas en el primer análisis de esta cámara.)
fotogramas obtenidos de secuencias grabadas con una panasonic gh4 a distintas sensibilidades. (del rendimiento fotográfico de la gh4 dan cuenta las muestras incluidas en el primer análisis de esta cámara.)
200 ISO
fotogramas obtenidos de secuencias grabadas con una panasonic gh4 a distintas sensibilidades. (del rendimiento fotográfico de la gh4 dan cuenta las muestras incluidas en el primer análisis de esta cámara.)
400 ISO
fotogramas obtenidos de secuencias grabadas con una panasonic gh4 a distintas sensibilidades. (del rendimiento fotográfico de la gh4 dan cuenta las muestras incluidas en el primer análisis de esta cámara.)
800 ISO
fotogramas obtenidos de secuencias grabadas con una panasonic gh4 a distintas sensibilidades. (del rendimiento fotográfico de la gh4 dan cuenta las muestras incluidas en el primer análisis de esta cámara.)
1.600 ISO
fotogramas obtenidos de secuencias grabadas con una panasonic gh4 a distintas sensibilidades. (del rendimiento fotográfico de la gh4 dan cuenta las muestras incluidas en el primer análisis de esta cámara.)
3.200 ISO
fotogramas obtenidos de secuencias grabadas con una panasonic gh4 a distintas sensibilidades. (del rendimiento fotográfico de la gh4 dan cuenta las muestras incluidas en el primer análisis de esta cámara.)
6.400 ISO

En cuanto al control del ruido, por cierto, la GH4 supone un salto evidente respecto a su predecesora. A 1.600 ISO la imagen está prácticamente libre de ruido, y si exponemos correctamente, las secuencias grabadas con ajustes de hasta 6.400 ISO son perfectamente utilizables.

Golpe en la mesa

Grabación 4K, funciones avanzadas de vídeo, flujos de 200 Mbps, calidad de imagen soberbia y un precio –solo el cuerpo- que ronda los 1.500 euros. Ésta es la fórmula con la que Panasonic pretende escalar posiciones en el mercado del vídeo y la cinematografía digital. Y lo cierto es que, por precio y prestaciones, la Lumix DMC-GH4 prácticamente no tiene competencia en el actual escaparate.

Si nos centramos en la grabación de vídeo, está muy por encima en rendimiento y especificaciones de la mayoría de cámaras de óptica intercambiable de su rango de precios. Incluso puede competir sin problemas –en el apartado del vídeo, insistimos- con pesos pesados como la Canon EOS 5D Mark III.

Además, ninguna otra cámara de coste similar permite grabar secuencias 4K de calidad directamente en la tarjeta de memoria. Para encontrar esta prestación en el mercado hay que añadir varios miles de euros al presupuesto hasta alcanzar a las SLR de gama profesional EOS-1D C y C500 de Canon o a la Blackmagic Production Camera.

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a que el factor recorte del Micro Cuatro Tercios puede ser un hándicap, la GH4 está muy por encima en el apartado del vídeo del resto de cámaras de su rango de precios

Quizás lo que más se acerca en precio y filosofía a esta GH4 es la Sony A7S, que en todo caso solo permite capturar vídeo en Ultra Alta Definición a través de su conexión HDMI y con un grabador externo.

Evidentemente no todo es perfecto en la GH4. Y es que a pesar de ser una cámara muy completa aún se echan de menos detalles como la grabación de vídeo en formato RAW o la presencia de un filtro ND integrado como el que lucen algunas Cinema EOS. Asimismo, para contar con un buen elenco de conexiones como el que ofrece -por ejemplo- la Blackmagic Cinema Camera es necesario realizar un gran desembolso en el mencionado DMC-GH4-YAGH.

Por otro lado, y a pesar de haber demostrado con creces su valía, el sistema Micro Cuatro Tercios aún no tiene una gran implantación en el segmento del vídeo profesional. Más allá de la peculiar textura que se consigue con un sensor de fotograma completo o Super 35, el factor de recorte puede ser un hándicap para algunos usuarios. Es evidente también que el parque óptico de gama profesional, sea de venta o alquiler, aún está dominado por objetivos con montura EF o PL.

Con todo, la GH4 es una cámara redonda y un auténtico salto adelante en el catálogo de Panasonic en cuanto a vídeo se refiere. Una cámara que sin duda dará de que hablar en los próximos meses y que va camino de convertirse en una de las mejores alternativas para producciones y proyectos de bajo presupuesto. Habrá que ver cómo responden el resto de marcas ante este golpe en la mesa.

15
Comentarios
Cargando comentarios