• Blackmagic Cinema Camera: análisis
  • Sony A7: análisis
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Panasonic Lumix GH4: primeras impresiones 14

7
FEB 2014
Iker Morán   |  Madrid

Si hay unas cámaras que desde hace años han jugado la baza de ser un híbrido entre la fotografía y el vídeo, ésas son las Lumix GH de Panasonic. Así que es bastante lógico que sea la nueva Lumix DMC-GH4 una de las primeras del mercado en aventurarse en el mundo del 4K. Centrada en la grabación de vídeo pero sin descuidar su lado fotográfico, tras un aspecto casi idéntico al de la GH3 se esconde una larga lista de novedades que hace unos días tuvimos la ocasión de desgranar con un prototipo de esta Micro Cuatro Tercios entre las manos.

Hace unos meses un nuevo sensor de Panasonic con grabación de vídeo 4K activó las alarmas. A principios de año la firma ya mostró en el salón CES de Las Vegas un prototipo de su nueva Lumix DMC-GH4, así que ahora sólo faltaba oficializar su lanzamiento.

Panasonic Lumix DMC-GH4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Eso es lo que acaba de hacer Panasonic, aunque es cierto que a medias. Para empezar, se desconoce por ahora el calendario previsto para su lanzamiento (¿primavera de este año?). Y lo que es peor: desde la compañía no se pronuncian sobre su precio, sin duda un dato básico para entender y situar esta cámara en el escaparate.

¿Se trata simplemente de una GH3 con vídeo 4K? La pregunta es inevitable. Así que, para intentar entender mejor esta Micro Cuatro Tercios –cuya llegada no supone la jubilación de la GH3, por cierto-, hace unos días viajamos hasta Madrid para conocerla más de cerca.

Algunos detalles

El modelo que tenemos entre las manos está lejos de ser una unidad final, nos alertan los portavoces de Panasonic Europa. Ni en cuanto a rendimiento o menús de pantalla, ni incluso en lo referente a su diseño externo. Dejando a un lado los cambios que puedan introducirse antes de su salida al mercado, colocada junto a la GH3 queda claro que las diferencias en cuanto a diseño pueden contarse con los dedos de una mano y habría que buscarlas con lupa.

panasonic lumix dmc-gh4panasonic lumix dmc-gh4
De la GH3 a la GH4

Muy similares entre sí, la diferencia más evidente respecto a su antecesora (junto a la que aparece en estas imágenes) se encuentra en el dial de modos, más alto y con un botón de bloqueo

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Iker Morán (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Iker Morán (Quesabesde)

La más evidente es el dial de modos, más alto y con un botón de bloqueo. También el ocular del visor electrónico es de mayor tamaño, y según nos cuentan, el propio visor cuenta con un sistema óptico mejorado. Su resolución y tamaño son los mismos, pero su comportamiento será mejor que el de la GH3. De momento es demasiado pronto para comprobarlo con esta unidad.

La empuñadura también varía ligeramente. Muy ligeramente, en realidad, de modo que entre las manos cuesta mucho distinguir una de otra. Nada malo en el fondo, pues la GH3 ya supuso un gran paso adelante en el apartado de los acabados y la ergonomía respecto a la generación anterior.

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Como en la GH3, el cuerpo está sellado para evitar la entrada de agua y polvo y tiene cinco botones físicos configurables

Por eso es una gran noticia que siga en su sitio el cuerpo sellado y los nada menos que diez botones de función configurables: cinco físicos y otros tantos en la pantalla táctil.

Otro detalle para los más observadores: la ele mayúscula de Lumix presente en el frontal ahora es de color negro en lugar de dorado. Cuestión de discreción.

Cuestión de procesador

Pero no hay que dejarse engañar por las apariencias. Parece la misma cámara, pero por dentro la GH4 supone una revisión muy profunda de la GH3 y de muchos de sus componentes. Empezando por el obturador, que pasa de una velocidad máxima de 1/4.000 a 1/8.000 de segundo, presume de una vida de 200.000 ciclos y eleva su velocidad de sincronización con el flash a 1/250 de segundo. Datos a la altura de una cámara de gama profesional, sin duda.

¿El sensor es el mismo? Se trata de un Live MOS de 16 megapíxeles y tamaño Cuatro Tercios. Hasta ahí todo igual. Pero en realidad sólo la base, según nos explican. A partir de ahí, los cambios introducidos en la circuitería del captor, unidos al nuevo procesador de imagen, llevan a Panasonic a hablar de una calidad de imagen mejorada. De hecho, desde la compañía no dudan en situar su rendimiento por encima del de modelos con sensor APS-C. Un órdago del que tomamos buena nota para cuando sea posible probar la cámara.

La clave de la GH4 está en el nuevo procesador de cuatro núcleos, que permite grabar vídeo 4K o realizar ráfagas de hasta 12 fotogramas por segundo

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Juan Castromil

El procesador. Ésa es la clave de esta GH4. Y es que grabar vídeo 4K no es un problema de resolución –de eso van sobradas las cámaras de fotos- sino de procesador. En este caso se opta por uno de cuatro núcleos que, además de en el apartado de vídeo, se deja notar en otras prestaciones.

Por ejemplo, en la velocidad de las ráfagas: nada menos que 12 fotogramas por segundo trabajando en la máxima resolución y hasta 7,5 disparos por segundo si no se quiere renunciar al enfoque automático continuo. En caso de optar por el obturador electrónico, la cadencia de disparo llega a los 40 fotogramas por segundo.

Filtro de paso bajo y procesamiento por zonas

Además del procesador, el aumento en la velocidad de lectura del captor de la GH4 (100 milisegundos, la mitad que en la GH3) también es responsable de las nuevas cifras del disparo en ráfaga. Su efecto se ve asimismo –según los datos oficiales, porque aún no hemos podido comprobarlo- en la reducción del efecto rolling shutter. Un aspecto que una cámara pensada para el vídeo como ésta tiene que cuidar mucho.

Precisamente, que la GH4 esté tan orientada hacia el vídeo tiene mucho que ver con la decisión de Panasonic de mantener el filtro de paso bajo en la GH4. Una decisión que, en teoría, repercutiría en la resolución y el nivel de detalle de la imagen pero eliminaría los potenciales problemas de muaré.

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Juan Castromil

El procesamiento por zonas pretende exprimir al máximo el detalle en la imagen. En un retrato, por ejemplo, los ojos y el pelo recibirán un mayor grado de nitidez que la piel

Así que, frente a la tendencia actual de eliminar este filtro, la GH4 apuesta por otra solución que, de nuevo, obliga a desviar la mirada hacia el procesador de imagen. Se trata de un sistema de procesamiento por zonas que pretende exprimir al máximo el detalle de la imagen. Pero siempre buscando un aspecto natural, matizan desde la compañía mientras comentamos la tradicional superioridad de Olympus a la hora de ofrecer un JPEG optimizado incluso usando el mismo sensor que Panasonic.

Para imponerse en esta batalla perdida hasta ahora, desde Panasonic se ha apostado por el procesamiento por zonas. Un ejemplo típico para entenderlo: en un retrato los ojos y el pelo recibirán un mayor grado de nitidez, mientras que la piel aparecerá más suave.

Otro aspecto anotado a la lista de prestaciones a revisar de la cámara. Como las mejoras teóricas en cuanto a la reducción de ruido de la imagen. Por ahora nos hemos tenido que conformar con ver copias impresas de fotos hechas con la GH4 frente a las obtenidas con cámaras con captor APS-C y de formato completo. Como suele ocurrir, lo cierto es que las diferencias son mínimas.

También el enfoque

Otro de los puntos fuertes de la GH4 –siempre sobre el papel- es el sistema de enfoque automático. No hay quejas en cuanto a la velocidad y precisión del mecanismo de la GH3, reconocen desde la firma, pero es cierto que el enfoque de seguimiento sigue siendo un problema para los sistemas de enfoque por contraste que usan las cámaras sin espejo en comparación con los de las réflex.

En lugar de optar por un sistema híbrido con células dedicadas en el sensor, Panasonic ha vuelto a recurrir al procesador de imagen para estrenar su nuevo sistema DFD (Depth from Defocus). La idea se acerca en cierto modo al sistema de diferencia de fase de las réflex, y salvando las distancias, al empleado por Canon en su EOS 70D (Dual Pixel AF), si bien en este caso todo es cuestión, insistimos, del procesador.

El funcionamiento se basa, por resumirlo, en calcular la distancia entre dos fotos situadas en diferentes planos de la imagen. A partir de esos dos puntos de diferencia la cámara es capaz de calcular la posición de cualquier elemento en la escena y seguir su trayectoria. ¿Funciona? Desgraciadamente no hemos podido probarlo, pero si hacemos caso a los datos oficiales, se trata de una propuesta que pretende rivalizar con las réflex más veloces en este terreno. Veremos.

Otra novedad: el focus peaking. Una prestación muy útil para enfocar a mano y a la hora de grabar vídeos y que inexplicablemente la GH3 se había dejado en el tintero.

Más que 4K

Por si esta lista de novedades no fuera suficiente para dejar claro que la GH4 es algo más que una GH3 con resolución 4K, en el apartado de vídeo es donde la lista de novedades resulta realmente interminable. El tamaño de cuadro de los clips es -exagerando un poco- casi un detalle menor.

Las posibilidades en cuanto a formato, resolución y flujo de datos son variadas, pero se podría decir que la GH4 ofrece todo lo que se espera de ella tanto al trabajar en 4K (4096 x 2160 o 3840 x 2160 píxeles) como en Full HD. De hecho, más interesante es descubrir cómo trabaja el sensor de 16 megapíxeles para ofrecer esa resolución.

Para grabar vídeo 4K, la GH4 se queda sólo con la parte del sensor que cubre la resolución necesaria. La calidad -al menos en teoría- saldrá ganando, aunque la focal se incrementa en 1,25x

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Frente a los métodos habituales de combinar píxeles o hacer zoom sobre una zona, en este caso se ha optado por una solución más física: quedarse sólo con la parte del sensor que cubre la resolución necesaria para ese formato 4K. La calidad -al menos en teoría- ganará con esta opción, aunque la focal de la óptica se incrementa en 1,25x. No es mucho, cierto, pero sí un detalle a tener en cuenta, sobre todo si se anda un poco justo de focales angulares.

La lista de prestaciones que confirman las altas aspiraciones de la GH4 para la producción de vídeo es realmente larga: zebra, códigos de tiempo, barras de color, synchro scan para evitar el parpadeo de las luces, un indicador para el centro de la imagen… Y modos manuales, claro, que en este caso se rematan con un panel de control pensado para el lenguaje del vídeo.

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Para justificar la ausencia de vídeo en RAW, desde Panasonic esgrimen -entre otras cosas- que ello incrementaría el precio del producto y la carga del procesador

¿Y vídeo RAW? Ésa es de hecho la diferencia que separa a sistemas como los de Blackmagic de otras cámaras, o lo que muchos usuarios han instalado por su cuenta en la EOS 5D Mark III con el firmware no oficial de Magic Lantern.

La GH4 se deja también esta prestación en el tintero. ¿Por qué? Hay que reconocer que esto a Panasonic no le pilla por sorpresa, y en la compañía ya tienen varias respuestas preparadas para ello: incrementarían el precio del producto y la carga del procesador (que, suponemos, no podría dedicarse a otras funciones); es una prestación que la mayoría de los usuarios no demandan, y requeriría un software dedicado que Panasonic no tiene.

El precio y la competencia

Más complicado es obtener respuestas al intentar hablar del precio. No hay datos oficiales desde Japón. ¿Ni pistas que nos permitan deducir si hablamos de una cámara de 1.000 o 5.000 euros? Y es que, con la GH3 dispuesta a seguir en el mercado y la GH4 con prestaciones mejoradas y dispuesta a competir en el terreno del vídeo semiprofesional, el precio es un dato básico para poder valorar su llegada.

panasonic lumix dmc-gh4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Con un precio aún por determinar, la GH4 pretende plantar cara a la EOS 5D Mark III en el terreno del vídeo

“Será un modelo competitivo” es la única pista que conseguimos arañar de los representantes de Panasonic. ¿Competitivo comparado con qué? Hay menos suerte con esta pregunta, pero los comentarios y las referencias llevan a pensar en la Canon EOS 5D Mark III como la cámara a la que esta GH4 pretendería plantar cara. Difícilmente en el terreno fotográfico, pero en cuanto a vídeo las ventajas de la Lumix son más que evidentes. Por ahora en teoría, claro.

¿Algo en torno a los 2.500 euros? Es nuestra apuesta. Un precio elevado para una cámara Micro Cuatro Tercios, pero muy competitivo si se piensa en una herramienta profesional de vídeo 4K. Ésa vuelve a ser la clave: situarse como el modelo híbrido de referencia en este campo.

14
Comentarios
Cargando comentarios