• Huawei P8: análisis
  • Canon PowerShot G5 X: toma de contacto
Prueba de producto
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Panasonic Lumix FZ300: análisis

22
6
OCT 2015

¿Tiene sentido a estas alturas seguir hablando de compactas de sensor pequeño? Con los móviles presionando desde la parte baja y las cámaras con sensor grande (de una pulgada en adelante) volviéndose más populares, las cosas no están nada fáciles para esos modelos con captores de 1/2,33 de pulgada.

Panasonic Lumix DMC-FZ300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin embargo hay argumentos que nos siguen convenciendo como para plantearnos hacer un hueco en la bolsa a cámaras como la nueva Lumix DMC-FZ300. Y es que a su ya conocido zoom de 25-600 milímetros con una luminosidad constante de f2.8 se le suma ahora la grabación de vídeo 4K, haciendo de esta cámara una de las más económicas del mercado para grabar en esta resolución.

Diseño sellado y contundente

Mismo zoom, misma resolución, similar diseño… De entrada todo parece igual o al menos muy parecido a la FZ200. Sin embargo hay detalles como el nuevo cuerpo sellado que sitúan esta FZ300 un peldaño por encima no solo de su predecesora, sino también de la mayoría de compactas de zoom largo.

Tal vez para reforzar esta idea de mayor resistencia se ha apostado por unas líneas algo menos rectas que, a primera vista y entre las manos, le dan al renovado cuerpo un aire más contundente. Puede parecer una simple cuestión estética, pero si tenemos en cuenta que es una cámara que podría ser interesante para los aficionados a la fotografía de naturaleza, no es una cuestión menor.

panasonic lumix dmc-fz300panasonic lumix dmc-fz300panasonic lumix dmc-fz300panasonic lumix dmc-fz300panasonic lumix dmc-fz300panasonic lumix dmc-fz300
Gran control

La FZ300 cuenta con multitud de mandos (como la rueda a la altura del pulgar o los nuevos controles en el barril del zoom) y presume de una buena ergonomía

panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El manejo es realmente excelente, y aunque los menos iniciados puedan quedar un tanto descolocados al principio ante tanto mando (siempre está la opción automática), las posibilidades para usuarios avanzados son muy grandes. Nos gusta el gran dial de modos y la rueda a la altura del pulgar, y también resultan muy útiles los dos nuevos mandos situados en el barril de la óptica y pensados para controlar el zoom de 24 aumentos.

Por si fuera poco, la cantidad de botones y mandos cuya función puede ajustarse a los gustos del usuario es más que suficiente para que, tras 10 minutos de configuración, la cámara quede optimizada según nuestras preferencias. Remata la jugada un excelente monitor táctil y articulado de 3 pulgadas y 1,04 millones de puntos que, como decimos siempre, acaba siendo el mejor atajo para enfocar rápidamente sobre una zona de la escena.

La cantidad de botones y mandos cuya función puede ajustarse es más que suficiente para que, tras 10 minutos de configuración, la cámara quede optimizada según nuestras preferencias

panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si nos ponemos especialmente exigentes, lo único que echamos de menos es un anillo de control para mover el zoom, o puestos a pedir, para controlar la exposición combinándolo con la citada rueda al alcance del pulgar.

De todos modos, al acercar el ojo al ocular seguramente perdonemos esta pequeña falta porque el visor electrónico (de 0,77 pulgadas y con 1,44 millones de puntos de resolución) es otra de las prestaciones de esta compacta. Sobre todo si tenemos en cuenta su precio (puede encontrarse por algo más de 500 euros) y el segmento en el que se mueve.

24 aumentos a f2.8

Pese a las novedades y a una lista de especificaciones realmente impresionante, si hay un dato que llama la atención en la FZ300 es -igual que en el modelo anterior- su zoom de 24 aumentos con una luminosidad constante de f2.8. Algo que se traduce en una cobertura equivalente a 25-600 milímetros con esa apertura máxima disponible para todo el recorrido focal. Con estos datos sobre la mesa, un sensor pequeño como el utilizado sí parece tener sentido.

Muestras: zoom
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-FZ300
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
25 mm
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
600 mm
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
iZoom 1.200 mm

El precio a pagar para disfrutar de un zoom 25-600 mm con f2.8 constante es ese sensor de solo 1/2,33 de pulgada, que se mantiene en 12 megapíxeles

Y es que ese es el precio a pagar por tener este zoom en la palma de la mano: un CMOS de 1/2,33 de pulgada que al menos se mantiene fiel a la comedida resolución de 12 megapíxeles. Datos que coinciden con la generación anterior, pero a los que ahora se suma una nueva generación del procesador de imagen que promete –como siempre- y cumple –esto último ya es menos habitual- una ligera mejora en la calidad de imagen y en el control del ruido.

Evidentemente no cabe esperar resultados espectaculares si somos de los que acercamos la lupa y vemos las imágenes al 100%, pero es de sobra sabido que en este tipo de cámaras la calidad de imagen no está en el número uno de las preferencias de su potencial comprador. Pese a ello, o tal vez porque nunca esperamos demasiado de este tipo de modelos, la FZ300 nos ha sorprendido positivamente.

Muestras: 12 MP
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-FZ300
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz300

La FZ300 sorprende positivamente: poder disparar con un 600 mm f2.8 fotos más que correctas hasta 800 ISO dice mucho a su favor

Cierto que un captor más grande ofrecería más calidad y sobre todo más rango dinámico y margen para disparar con sensibilidades altas. Algo así ya existe en el propio catálogo de la compañía: la FZ1000, que es más grande y más cara, y carece de ese f2.8 constante que aquí es uno de los principales alicientes.

Así que ahora se trata de ofrecer equilibrio, y esto la FZ300 lo hace muy bien. Traduciendo toda esa teoría y esos números a la realidad y trabajando con la cámara entre las manos, poder disparar con un 600 mm f2.8 fotos más que correctas hasta 800 ISO es un argumento más que suficiente para dar el visto bueno a esta cámara.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-FZ300
Velocidad y estabilización

Pese a que no es novedad, nunca está de más recordar que la FZ300 ofrece todo el abanico de opciones avanzadas que los usuarios esperan encontrar en este tipo de cámaras: controles manuales tanto en foto como en vídeo, formato RAW y una velocidad de disparo en ráfaga bastante impresionante: 12 fotogramas por segundo en la máxima resolución.

Además, y vinculado al citado vídeo 4K, la FZ300 estrena diversos modos de fotografía de alta velocidad que ya vimos al hablar de la Lumix DMC-G7 y que aquí se reproducen. Posiblemente no los usaremos cada día, pero pueden ser útiles cuando toque enfrentarse a escenas rápidas, y disparar a nada menos que 30 fotogramas por segundo (con 8 megapíxeles, eso sí) nos permite tener la foto por muy rápida que sea la acción.

panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sistema DFD ya visto en modelos superiores se traduce en un enfoque rápido y preciso

Otro detalle que puede ser de gran utilidad para aprovechar ese f2.8 incluso con mucha luz: el obturador electrónico alcanza una velocidad máxima de hasta 1/16.000 segundos. De nuevo, la fotografía de naturaleza y de animales se nos antoja como uno de los destinos lógicos para esta cámara.

Pero toda esa velocidad no serviría de nada si el zoom y el sistema de enfoque no estuvieran a la altura. Con la FZ200 no teníamos ninguna queja al respecto, pero ahora la FZ300 se pone al día adoptando el sistema DFD ya visto en modelos superiores. Se trata de un sistema que analiza la distancia entre los objetos y planos de la escena para poder agilizar el enfoque y acabar con las clásicas dudas cuando no hay demasiada luz o se trata de una imagen con poco contraste.

panasonic lumix dmc-fz300panasonic lumix dmc-fz300panasonic lumix dmc-fz300panasonic lumix dmc-fz300
Vídeos estabilizados

A la hora de grabar vídeo, el efectivo estabilizador de 5 ejes está disponible solo con el modo Full HD. Para el vídeo 4K habrá que conformarse con el sistema de 3 ejes

panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Álvaro Méndez (Quesabesde)

La traducción práctica de este sistema es que la FZ300 enfoca de forma muy rápida y precisa. Sobresaliente en este terreno. Buena nota también si hablamos del mecanismo de estabilización del zoom, que apuesta ahora por un sistema de 5 ejes. Algo que resulta especialmente útil para grabar secuencias de vídeo en movimiento, aunque hay que tener en cuenta que solo es operativo con resolución Full HD, puesto que en 4K hay que conformarse con un estabilizador de 3 ejes.

Otro aspecto interesante a tener en cuenta es el control de la profundidad de campo. No siempre es fácil conseguir desenfocar el fondo de una imagen al trabajar con cámaras compactas con sensor pequeño, pero la FZ300 cuenta con dos bazas en este sentido. El zoom a f2.8 consigue un efecto de lo más aparente a partir de los 400 milímetros, por lo que si estamos pensando en un retrato un poco efectista mejor optar por alejarnos y tirar de tele.

Pese al pequeño tamaño del sensor, desenfocar el fondo de la imagen es factible gracias a la combinación de focales muy largas con la apertura de f2.8

panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si la escena no lo permite, la FZ300 estrena un modo que recuerda a lo visto en algunos móviles y que a partir de una secuencia consigue simular digitalmente el efecto del desenfoque óptico. Como siempre, opciones interesantes aunque de uso bastante limitado en el día a día.

Vídeo 4K

La llegada de la resolución 4K convierte a esta Lumix en una de las cámaras más asequibles del mercado capaces de trabajar en esta resolución. Sin duda un dato a tener en cuenta para los aficionados al tema.

Así mismo es evidente que la extrema versatilidad del objetivo de 24 aumentos resulta muy interesante a la hora de registrar imágenes en movimiento. Todo ello sumado a otras prestaciones que también son interesantes en este aspecto, como el visor electrónico, la entrada para micrófono externo, el monitor basculante, el focus peaking o la incorporación de perfiles de color pensados para corregir la imagen en posproducción.

Vídeo grabado con la Panasonic FZ300 en el modo 4K.

En cuanto al rendimiento, no cabe esperar maravillas del pequeño sensor de la FZ300, aunque sí un buen rendimiento en condiciones de luz no muy exigentes. El vídeo 4K tiene buena nitidez y un rango dinámico aceptable, y como venimos diciendo desde hace tiempo ofrece la posibilidad de convertir las secuencias a Full HD aumentando sensiblemente la calidad de la imagen.

Al rodar con la FZ300 recordamos además algunas de la ventajas casi olvidadas de los captores más pequeños: la poca presencia del efecto rolling shutter, el rendimiento de la batería y lo fácil que es mantener una escena dentro de foco.

Las compactas de zoom largo siguen vivas

Tendemos a olvidarnos de ellas seducidos por sensores más grandes, pero modelos como esta Panasonic Lumix DMC-FZ300 nos recuerdan que las compactas de zoom largo no solo siguen vivas, sino que en algunos casos resultan una opción interesante para ciertos usos y presupuestos.

Lo obvio sería pensar en esta Lumix como una opción asequible para adentrarse en el vídeo 4K sin renunciar a las principales prestaciones y con unos resultados muy decentes. Si desde hace tiempo la Lumix DMC-GH4 juega muy bien la baza de cámara híbrida para foto y vídeo, ahora esta FZ300 se postula como una hermana pequeña muy interesante para esta misma misión.

panasonic lumix dmc-fz300
Panasonic Lumix DMC-FZ300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La Panasonic FZ300 montada sobre un trípode Cullmann Concept One 628 con un cabezal híbrido para foto y vídeo.

El luminoso zoom y el vídeo 4K son motivos suficientes para recomendar esta FZ300 entre quienes no prioricen la calidad de imagen

Pero incluso para los que consideren que el vídeo es algo secundario, el luminoso zoom 25-600 mm f2.8 y un sensor de 12 megapíxeles que se defiende bien –o mejor que la media en este segmento- son por sí solos motivos suficientes para recomendar esta FZ300. Al menos para quienes tienen claro lo que quieren y las renuncias que ello supone.

Rápida, sellada y resistente al agua, con controles manuales y formato RAW, esta FZ300 ofrece todo lo que muchos aficionados esperan tener en la palma de su mano. Sin olvidarnos, por cierto, de la conexión Wi-Fi, así como de una excelente pantalla táctil y un visor electrónico.

Si la calidad de imagen o el rendimiento a altas sensibilidades son clave en nuestras fotos, hay en el mercado modelos con sensor más grande (de una pulgada en adelante) que cumplirán mejor esas expectativas aunque haya que pagar más por ellos. Pero para la fotografía de naturaleza o incluso para ir ligeros de viaje, ese 25-600 mm f2.8 unido a todas las prestaciones enumeradas resulta de lo más tentador.

El trípode que aparece fotografiado en este artículo es un Cullmann Concept One 628 y ha sido cedido como parte de un acuerdo publicitario entre Reflecta, firma importadora de Cullmann en España, y Quesabesde.

Artículos relacionados (1)
22
Comentarios
Cargando comentarios