• Kindle Fire HD, iPad mini, Nexus 7 y Galaxy Tab 2 7.0: comparativa
  • Canon EOS M: análisis
Prueba de producto
¿ALGUIEN QUIERE PROBAR UN 600 MM F2.8?

Panasonic Lumix DMC-FZ200: análisis

2
10
DIC 2012

¿Otra compacta de zoom largo?, pensamos con gesto aburrido al oír hablar por primera vez de la Lumix DMC-FZ200 de Panasonic. Sí, pero no. Y es que la más joven de esta veterana saga ha optado por salirse de la cansina senda que se limita a poner más y más aumentos a este tipo de cámaras y centra en cambio su atención en la luminosidad de la óptica. Puede que comercialmente no llame tanto la atención, pero su objetivo de 25-600 milímetros con una apertura constante de f2.8 se nos antoja un argumento convincente. Tanto, que su sensor de 12 megapíxeles (con sus previsibles y determinantes carencias), el mejorado visor electrónico y unas funciones de vídeo muy prometedoras quedan relegadas a un segundo plano.

Primero fueron los megapíxeles. Más y más resolución sin pararse a pensar si aquella carrera aportaba algo útil más allá de un bonito titular. Después, el zoom. 20, 30, 40, 50 aumentos, con focales que en ocasiones rozan lo absurdo. Menos es más, recuerdan algunos. Pero en el segmento de las compactas de zoom largo -uno de los que presume de mayor tirón comercial en estos tiempos de crisis-, más es más.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por eso nos tranquiliza un poco el gesto de cordura de Panasonic, una de las firmas veteranas en esto de diseñar compactas que por prestaciones y diseño parecen soñar con ser cámaras réflex en miniatura. Su gama FZ da ahora el salto con una Lumix DMC-FZ200 que se conforma con 24 moderados aumentos en su objetivo, pero ofrece a cambio algo muy poco habitual -por no decir inaudito- en este segmento: una luminosidad constante de f2.8.

Sobre el papel suena muy bonito. Más aún si se piensa en las focales equivalentes: entre las manos tenemos un objetivo de 25-600 milímetros y f2.8. Nada menos. Habrá que comprobar si a la hora de la verdad todo es tan idílico como parece.

Alguien se acuerda del visor

La FZ200 es algo más grande que su predecesora, la Lumix DMC-FZ150, aunque si tenemos en cuenta el incremento en la luminosidad de la óptica -un dato que repercute directamente en el tamaño del objetivo-, dicho aumento es más que moderado.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La sujeción sigue siendo excepcional gracias a una generosa empuñadura y unos acabados que -sin perder de vista que hablamos de una compacta- merecen una muy buena nota. Un aplauso también para los accesos directos y la posibilidad de configurar algunos mandos.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La FZ200 dispone en concreto de hasta tres botones de función (dos, si queremos mantener el de bloqueo de la exposición y el foco) y otros dos mandos en el barril de la óptica dedicados a seleccionar el modo de enfoque y el punto. Todo ello aderezado con el botón "Q.Menu", que permite acceder y navegar en pantalla de forma bastante ágil por todas las opciones y los ajustes.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin duda una buena lección de ergonomía y manejo para algunas de las SLR y cámaras sin espejo más sencillas, que a menudo sacrifican estos detalles para reducir su tamaño o simplificar -teóricamente- la experiencia de uso. También es cierto, eso sí, que muchas de ellas son ya más baratas que esta Lumix.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Puesto que no hay grandes cambios respecto a generaciones anteriores más allá de algún que otro nuevo botón o la reubicación de ciertos controles, llega el momento de fijarnos en detalles que sí han cambiado. Algunos tan interesantes como el visor electrónico, ese gran olvidado en la mayoría de compactas de zoom largo.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Panasonic se ha puesto las pilas en este campo y ha elevado la resolución del visor de la FZ200 hasta 1,3 megapíxeles. No es sólo una cifra: es una mejora que se nota cuando acercamos el ojo al ocular y que -por fin- sitúa esta prestación a la altura de una cámara de este precio.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más conservadora es la pantalla articulada, que mantiene sus 3 pulgadas y una resolución de 460.000 puntos que se nos queda un poco corta a la hora de ampliar la imagen para -por ejemplo- comprobar la precisión del enfoque. También sorprende que Panasonic, tan adicta a los monitores táctiles, no se anime a incluir uno en esta renovada Lumix.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otro detalle a mejorar: aunque el citado visor electrónico sí incorpora un sistema de corrección para las dioptrías, carece de un sensor para activarlo automáticamente al acercar el ojo, lo que obliga a realizar esta tarea de forma manual.

Zoom moderado pero luminoso

Si en este tipo de cámaras el zoom juega siempre un papel fundamental, más aún en el caso de la FZ200. Pero no de la forma habitual, claro. Y es que en este caso los aumentos son lo de menos. Con modelos como la PowerShot SX50 IS de Canon ofreciendo un zoom de 50x, los 24 aumentos de esta Lumix pueden saber a poco.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, la cámara se mantiene fiel a las focales ya vistas en modelos anteriores, con un rango relativamente moderado (25-600 milímetros) pero más que suficiente para abarcar el 99% de las escenas con las que nos podamos encontrar. No es sólo cuestión de sumar más zoom, sino éste tiene que ser utilizable, de tal modo que más allá de los 400 milímetros y disparando a pulso no nos llevemos sorpresas desagradables al revisar los resultados.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De todos modos, y por si esos 600 milímetros se quedan cortos, la FZ200 ofrece la ya conocida función iZoom de Panasonic, que duplica el alcance del teleobjetivo (1.200 milímetros) con una pérdida de calidad moderada. Para activarlo, eso sí, habrá que rebuscar por los menús hasta dar con la opción "Resolución Inteligente" y escoger la citada opción de ampliación del zoom.

Muestras: zoom
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-FZ200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
25 mm
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
600 mm
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
iZoom (2x)

Pero más interesante que el alcance del zoom es su luminosidad. Frente al clásico f2.8-5.6 (o peor) que se estila en este tipo de modelos, aquí se ofrece una apertura máxima constante de f2.8 en todo el recorrido focal. Dicho de otro modo: la FZ200 ofrece nada menos que un 600 mm f2.8.

Las ventajas son evidentes. Además de poder disparar con velocidades más rápidas y evitar la trepidación, esta apertura permite conseguir un desenfoque del fondo bastante espectacular. Además, en una cámara en la que más vale no alejarse demasiado de las sensibilidades más bajas, este plus de luminosidad nos permitirá evitar algún que otro disparo con sensibilidades superiores a 400 ISO, umbral crítico en lo tocante a la calidad de imagen.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y para qué queremos un 1.200 milímetros (con iZoom) y f2.8? Eso mismo nos preguntábamos nosotros hasta que en un concierto en el que no disfrutábamos de una muy buena posición, la FZ200 nos permitió fotografiar al mismísimo Leonard Cohen desde una distancia considerable. La calidad no es para tirar cohetes, pero a base de filtro artístico en blanco y negro incluso da el pego.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Fotografía realizada con una Panasonic Lumix DMC-FZ200 usando la función iZoom (1.200 milímetros) y el filtro de blanco y negro. La calidad no es admirable, pero la combinación de esa focal y la luminosidad de f2.8 nos permitió realizar esta toma a pulso.

El recorrido del zoom es muy veloz. Tanto, que echamos de menos la posibilidad de configurarlo en el menú o al menos de que se ofrezcan dos velocidades según se use el mando integrado en el disparador o la palanca situada en el barril de la óptica, que también puede destinarse al enfoque manual.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El enfoque automático es impecable en cuanto a velocidad, y muy bueno si analizamos su precisión. No hay que olvidar que la cámara también ofrece un modo macro que permite enfocar a sólo 1 centímetro de distancia del sujeto.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El estabilizador óptico, por su parte, tampoco nos ha decepcionado. Con la focal en su extremo (600 milímetros) ha sido posible disparar a 1/30 de segundo con la cámara muy bien agarrada y el ojo pegado al ocular -siempre ayuda este detalle-, obteniendo un porcentaje de fotos no trepidadas muy decente.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero, ¿es posible conseguir una óptica con semejantes dimensiones y luminosidad y que los resultados sean correctos? Parece que sí. Por lo menos Panasonic ha logrado ofrecer unas imágenes que, en formato JPEG, muestran una corrección excelente del viñeteo y la distorsión. Sólo las aberraciones cromáticas y algún que otro halo púrpura en escenas con contrastes pronunciados pueden llegar a suponer un problema en este apartado.

Resolución moderada

Como era de esperar, el entusiasmo general que produce disparar con esta cámara y jugar con su luminoso zoom pierde un poco de fuelle al ver los resultados en el ordenador y aplicar la lupa. Y es que esta FZ200 incorpora un pequeño CMOS de 12 megapíxeles y 1/2,33 de pulgada cuyas limitaciones a estas alturas son del todo conocidas.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ni la moderación en la resolución respecto a otros modelos permite hablar de resultados que sobrepasen lo correcto. Cuando la luz es buena y podemos trabajar por debajo de 400 ISO, perfecto. Por encima de este valor el ruido y el procesamiento que se aplica a las imágenes pasan factura y se llevan por delante gran parte del detalle.

Muestras: 12 MP
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-FZ200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:

Aunque por suerte la FZ200 mantiene el formato RAW, tampoco nos va a permitir demasiados milagros respecto al JPEG directo: algo más de control sobre la reducción de ruido, y como mucho más detalle a cambio de un resultado ligeramente más granulado. Algo es algo.

Muestras: 12 MP
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-FZ200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:

Correcta en cuanto a color, sí hemos detectado cierta tendencia a sobreexponer algunas tomas. Algo peligroso teniendo en cuenta que la cámara no anda muy sobrada de rango dinámico y que no es difícil encontrarnos con zonas "quemadas" en una imagen.

Muestras: sensibilidad
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-FZ200:
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
100 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
200 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
400 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
800 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz200:
6.400 ISO

Además del citado formato RAW, esta Lumix también presume de controles manuales y de una enorme lista de modos automáticos, filtros artísticos y funciones para crear imágenes HDR o panorámicas con un sencillo barrido.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-FZ200. Imágenes procesadas con Lightroom 4. Haz clic bajo la fotografía para descargar el archivo RAW original:

Su agilidad general también es admirable. La puesta en marcha es veloz, y es posible realizar ráfagas de hasta 12 fotogramas por segundo en la máxima resolución, tanto en JPEG como en RAW. En el primer caso esta cadencia sólo se mantiene unos 15 disparos consecutivos, mientras que en RAW no es posible llegar ni a la docena.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si se trata de celeridad, hay más opciones: hasta 60 fotogramas por segundo a 2,5 megapíxeles o 40 disparos por segundo reduciendo la resolución a 5 millones de puntos. En ambos casos, eso sí, hay que recurrir a la obturación electrónica.

Vídeo manual

Después de trastear unos días con la FZ200 cuesta creer que alguien se decante por una videocámara convencional de gama media. Más aun si tenemos en cuenta que ambas se mueven en una gama de precios muy similar. Sólo la ergonomía de una y otra podría hacernos dudar durante unas décimas de segundo.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que la FZ200 tiene todo lo necesario para grabar vídeos domésticos e incluso un poco más ambiciosos. Controles manuales, enfoque rápido y preciso, una captación de sonido decente, grabación a cámara lenta, Full HD progresivo, zoom motorizado... y un sensor de imagen igual o incluso un poco más grande que el que arman muchas videocámaras de precio similar.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo único que podríamos echar de menos -aparte de la citada y discutible cuestión de la ergonomía- es la presencia de más opciones para el audio. La FZ200 cuenta con un conector mini-jack de 2,5 pulgadas pero no permite ajustar manualmente el nivel de entrada del sonido.

Vídeo

Varias secuencias de vídeo grabadas con la Panasonic Lumix FZ200 y sometidas a un proceso de compresión optimizado. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición.

En cuanto a la calidad de imagen se repite la misma historia con que nos topamos en todas las cámaras que integran un sensor de pequeñas dimensiones: con luz favorable los resultados son bastante buenos, con un nivel de detalle interesante y una reproducción de color más que correcta.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los problemas aparecen cuando las condiciones de luz son más extremas, bien sea por falta de iluminación o por un contraste muy pronunciado entre las zonas de sombra y luz. En ese caso, y exactamente igual que ocurría en el apartado fotográfico, la presencia del ruido electrónico y el limitado rango dinámico afectan a la calidad de las tomas.

Vídeo

Varias secuencias grabadas con la Panasonic Lumix FZ200 y su modo de vídeo a cámara lenta a 120 fotogramas por segundo. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición.

Se agradece, eso sí, la posibilidad de grabar vídeo Full HD a 50 fotogramas progresivos, así como dos interesantes opciones para hacer captura a cámara lenta: una en HD a 120 fotogramas por segundo y otra que alcanza los 240 cuadros pero limita su resolución a 640 x 480 puntos.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que la calidad de imagen se ve un tanto afectada al hacer este tipo de capturas, tanto en la nitidez como en el rango dinámico antes citado.

Un soplo de aire fresco

No es una compacta barata, es cierto. Disponible por 500 euros (aunque en algunas tiendas ya puede encontrarse por 450 euros), su precio está al mismo nivel que el de algunas de las mejores compactas del momento y el de los modelos de óptica intercambiable más sencillos. Tampoco la calidad de imagen sigue sin ser su mejor argumento, aunque en este sentido no desentona con lo habitual y previsible en este segmento.

Pero aclaradas estas dos cuestiones, la Panasonic Lumix DMC-FZ200 supone un soplo de aire fresco en un segmento que se ha vuelto aburrido a base de meter más zoom y más megapíxeles. No se trataba de eso, parece descubrir ahora Panasonic abanderando un 25-600 mm f2.8 que habla por sí solo.

Panasonic Lumix DMC-FZ200
Panasonic Lumix DMC-FZ200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El visor electrónico de mayor calidad era otra asignatura pendiente que, por fin, alguien se ha animado a corregir. Lo demás (controles manuales, formato RAW, ergonomía...) son los consabidos aderezos para una Lumix que rehúye el populismo a base de más y más zoom y aporta algo interesante.

Si la calidad de imagen es nuestra máxima prioridad, ni ésta es nuestra cámara ni éste es nuestro segmento. Pero si por encima de eso prima el zoom y tenerlo todo en la palma de la mano, rascarnos el bolsillo para hacernos con una FZ200 puede ser una buena decisión.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
2
Comentarios
Cargando comentarios