• Nikon D3 y D300: primer acercamiento
  • Casio y la alta velocidad: el acelerón aplazado
Prueba de producto
COMO UNA COMPACTA

Panasonic Lumix DMC-L10: toma de contacto

 
30
AGO 2007

Mientras todas las quinielas apostaban por una versión más asequible y sencilla de la Lumix DMC-L1, la recién llegada Lumix DMC-L10 trasciende este pronóstico y aporta novedades muy interesantes al panorama SLR. Con el acento puesto en su reforzado sistema Live View, la nueva cámara de 10 megapíxeles de Panasonic tiende un puente entre el mundo réflex y el de las compactas. Presentada esta misma mañana, QUESABESDE.COM ya pudo acercarse a la L10 hace varias semanas.

Fue el pasado mes de julio, más de un mes antes de que Panasonic haya levantado definitivamente el telón de la Lumix DMC-L10, cuando este medio tuvo la ocasión de conocer de primera mano un prototipo de esta joven réflex. Katsuyoshi Tanaka, uno de los responsables del proyecto, fue el anfitrión en Madrid de este primer acercamiento y el encargado de desgranar sus prestaciones más significativas.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque técnicamente la L10 responde al esquema básico de las cámaras réflex, basta pasar unos minutos con ella para percatarse de que, en realidad, se encuentra a medio camino entre el universo de las compactas y el de las ópticas intercambiables.

Una idea que no queda -ni muchos menos- diluida, aunque Nikon se haya adelantado a Panasonic a la hora de anunciar un sistema de enfoque a través de la previsualización Live View.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunar las ventajas de ambos sistemas es, precisamente, la pretensión más audaz de este modelo de 10 megapíxeles que acaba de sumarse al catálogo Cuatro Tercios. Y también es ésta la excusa con la que consigue colarse en los titulares como algo más que otra-réflex-digital-de-gama-baja.

¿Gama baja?
Aunque los pronósticos apuntaban en esa dirección, con la L10 en la mano es complicado mantener firme semejante aseveración.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pese a que sí podría entenderse como una hermana pequeña de la Lumix DMC-L1, ni el tamaño ni el peso del cuerpo -o del objetivo- sustentan comparación alguna con modelos como la Nikon D40, la Canon EOS 400D o la Olympus E-410.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Y el precio (1.300 euros el cuerpo con el objetivo; 700 euros el objetivo por separado) tampoco parece apuntar a este sector básico. Más aún si tenemos en cuenta que, por ahora, el cuerpo no se venderá solo.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
El nuevo Leica D Vario-Elmar de 14-50 milímetros acompañará a la L10 en su andadura inicial.

De hecho, aún antes de que se conocieran datos oficiales sobre el precio de la cámara, los responsables de la compañía ya preferían situarla en la órbita de réflex como la Pentax K10D o la Nikon D80.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Comparaciones aparte, lo cierto es que la L10 puede presumir de una construcción bastante contundente. Luce, además, detalles muy interesantes, como una pequeña hendidura en la empuñadura que facilita el agarre o dos ruedas de control -frontal y trasera- que alejan aún más esa idea de SLR sencilla y económica.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En el modelo de preproducción analizado, la rueda frontal permite compensar directamente la exposición de la toma, sin que sea necesaria la pulsación de ningún otro mando. Pese a lo ágil que puede resultar, nos preguntamos si este sistema tan directo no provocará algún que otro error fortuito.

Pantalla móvil
Otro aspecto que tampoco pasa desapercibido es el monitor incorporado. Y no tanto por sus 2,5 pulgadas de diagonal como por su total movilidad, que contribuye a magnificar -como veremos más adelante- la importancia que el sistema Live View tiene en esta Lumix.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Por lo demás, la L10 no se queda corta a la hora de distribuir botones por su cuerpo. Coronados por un gran dial de modos, llama la atención la importancia que desde Panasonic se concede a los ajustes del procesamiento de la imagen.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De hecho, el botón "film mode" que da acceso a estos parámetros ocupa una posición privilegiada junto al disparador. La zona trasera concentra los accesos directos al balance de blancos, la sensibilidad o la medición, entre otras funciones.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Es digno de mención el hecho de que el valor ISO aparezca por fin en el visor, aunque sólo lo hace mientras se está modificando el ajuste. Desde Panasonic nos aseguran, además, que el visor réflex es más luminoso que el de la L1, y que llegará acompañado de un ocular externo con un factor de aumento de 1,2x.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De todos modos, y siguiendo la estética de las compactas de la compañía, el botón "func" permite al usuario navegar por un menú de opciones más completo y superpuesto sobre la previsualización de la imagen.

Es precisamente la combinación de esta estética con la pantalla móvil y el modo de trabajo que propone la L10 lo que nos obliga a trazar ciertas similitudes estéticas -e incluso conceptuales- entre la nueva SLR y la Lumix DMC-FZ50.

10 megapíxeles
Aunque no es su característica más significativa, hay que recordar que la L10 llega dotada de un nuevo sensor Live MOS de 10 megapíxeles.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sin entrar en la clásica diatriba sobre si es o no el mismo que el empleado por las últimas réflex de Olympus -tecnología, tamaño y resolución coinciden- la cuestión es si el aumento de resolución en una superficie limitada por el estándar Cuatro Tercios tendrá alguna consecuencia sobre el ruido electrónico.

Con ajustes entre 100 y 1600 ISO (y el modo de ISO inteligente visto en las compactas de la compañía), Katsuyoshi Tanaka nos explica que, pese al aumento de la resolución, se ha conseguido mantener el tamaño de los fotodiodos respecto a los de la L1 gracias a la nueva estructura empleada en el sensor.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Respecto a los modos de disparo, la L10 cuenta con los clásicos ajustes automáticos y manuales. No obstante, entre los primeros se cuelan interesantes novedades, como el citado ISO inteligente o las denominadas "escenas avanzadas", de cuyo estreno se encargaron las últimas Lumix compactas.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Para completar las similitudes, sólo faltaría el denominado modo Automático Inteligente. No obstante, aunque desde Panasonic nos aseguran que los usuarios de cámaras compactas forman parte del público objetivo de la L10, un automatismo de este nivel tal vez resultaría excesivo para una cámara SLR.

Fulltime Live View
El pilar central de la L10 reposa sobre los cambios introducidos en el sistema de previsualización de la imagen.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De hecho, son estas novedades las que le permiten marcar diferencias con el resto de modelos de la competencia, incluidos los que también presumen de Live View. Sólo a las muy recientes Nikon D300 y D3 habría que colocarles algunas comillas en este sentido.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Bautizado como Fulltime Live View, la L10 combina, por primera vez en una cámara SLR, el sistema de enfoque Phase Difference AF con la tecnología Contrast AF, típica de las compactas.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Gracias a estos dos sistemas, la nueva Lumix luce un modo de enfoque a través del monitor LCD mucho más práctico que el empleado por otras cámaras con previsualización en pantalla, que requieren de un complicado movimiento de espejos y mecanismos para hacer funcionar el autofoco.

Nikon D300
Nikon D300
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3
Nikon D3
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El resultado es que el usuario puede trabajar y enfocar con el Live View tal y como lo hace con una cámara compacta. También es posible, por primera vez en una réflex, contar con el sistema de detección facial, que hasta ahora quedaba reservado a las compactas o al proceso de revisión de la toma, como en la FinePix S5 Pro de Fujifilm.

Fujifilm FinePix S5 Pro
Fujifilm FinePix S5 Pro
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Según nos explican desde Panasonic, gracias a la nueva tecnología, la secuencia de disparo con tres movimientos que emplean modelos como la L1 o las Olympus E-410 y E-510 queda ahora reducida a dos, puesto que el enfoque no requiere ningún movimiento adicional del espejo.

Panasonic Lumix DMC-L1
Panasonic Lumix DMC-L1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Olympus E-510
Olympus E-510
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque en las primeras pruebas realizadas tanto este sistema de enfoque de 11 puntos como la función de detección facial funcionaron sin ningún problema, habrá que esperar para ver el comportamiento de la tecnología Contrast AF al trabajar en entornos con poca luz o al emplear focales más largas.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En todo caso, siempre será posible recurrir al visor réflex y trabajar de un modo más tradicional, (conformándonos, eso sí, con únicamente 3 puntos de enfoque).

Tampoco hay que olvidar que el sistema Contrast AF requiere que tanto el cuerpo como la óptica estén preparados para ello.

De hecho, sólo los nuevos Leica D Vario-Elmar 14-50 mm f3.8-5.6 -que inicialmente formará un kit indisoluble con la L10- y Leica D Vario-Elmar 14-150 mm f3.5-5.6 cuentan con esta prestación. Por tanto, ni los Leica D anteriores ni los Zuiko o Sigma con montura Cuatro Tercios podrán disfrutar de este peculiar sistema de enfoque con la L10.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
El objetivo de 14-50 milímetros que formará el kit inicial con la L10 -en ambas imágenes- es uno de los dos únicos compatibles actualmente con el sistema de enfoque por contraste de esta SLR.

Con ciertas similitudes con el modo de previsualización "sobre trípode" que presentan las nuevas Nikon D300 y D3, la L10 parece dispuesta a ofrecer esta modalidad de enfoque Live View no como una prestación más, sino como uno de los ejes del manejo de la cámara.

Según las pruebas que hasta el momento hemos podido realizar con modelos de preproducción de estas tres réflex, el enfoque de la L10 mediante la función de Live View es notablemente más rápido que el de las Nikon. Y lo que es más importante: está pensado para usarlo en cualquier condición, y no sólo al trabajar con un trípode.

Más puentes
Mientras las compactas de zoom largo insisten en jugar a ser réflex, la tendencia se vuelve recíproca con esta Lumix DMC-L10. Y es que la nueva cámara es lo más parecido a una compacta con ópticas intercambiables y sensor grande que ha pisado jamás el escaparate digital.

Aunque es pronto para catalogarla, la L10 llega armada con argumentos de diferente naturaleza que abarcan muchos frentes.

Panasonic Lumix DMC-L10
Panasonic Lumix DMC-L10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tal vez los más evidentes sean los guiños a los usuarios de cámaras compactas, como el reforzado Live View, la pantalla móvil o los automatismos de toda índole. Aun así, la nueva Lumix no renuncia a una construcción más que digna y a una óptica Leica estabilizada que, sobre la mano, no parece ni mucho menos un juguete.

Flojean algunos detalles, como el flash integrado de apariencia y sonido un tanto quebradizos. Otros, como los 3 fotogramas por segundo, se limitan a situar la L10 a la altura de lo que ya ofrecen tantas y tantas réflex.

Pero mucho más interesante que analizar cada una de estas prestaciones por separado es contemplar el conjunto como un nuevo punto de enlace entre dos mundos que cada día están más cerca.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar