• Panasonic Lumix DMC-GH1: primeras impresiones
  • Nikon Coolpix P90: toma de contacto
Prueba de producto
MICRO CUATRO TERCIOS EN ALTA DEFINICIóN

Panasonic Lumix DMC-GH1: la grabación de vídeo, a examen

 
4
MAR 2009
Álvaro Méndez   |  Las Vegas

Tras el gran parecido que la nueva Lumix DMC-GH1 de Panasonic comparte con la G1, este nuevo cuerpo Micro Cuatro Tercios pretende convertirse en el primer híbrido situado entre el mundo de la fotografía y el vídeo que no sacrifica prestaciones ni calidad en ninguno de los dos aspectos. Con los primeros modelos operativos luciendo palmito en la feria PMA, QUESABESDE.COM ya ha podido pasar unos minutos con esta cámara y descubrir qué tal funciona junto al nuevo Lumix G de 14-140 milímetros.

Bayoneta Micro Cuatro Tercios, sensor Live MOS de 12 megapíxeles efectivos, ráfagas de 3 fotogramas por segundo, sensibilidad de hasta 3200 ISO... Aunque todo parece indicar que la Lumix DMC-GH1 es la hermana gemela de la Lumix DMC-G1, su función de grabación de vídeo y sus prometidas mejoras respecto a lo visto en réflex como la Nikon D90 y la EOS 5D Mark II la convierten en un caso -por ahora- único.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No en vano, Panasonic ha puesto toda su experiencia en la fabricación de videocámaras en la concepción de la GH1, que adopta por vez primera en una cámara fotográfica el formato AVCHD para la grabación de vídeos en alta definición. Un estándar de probada eficacia que ha sido diseñado específicamente para ese fin.

Un sensor no tan grande
Tras tener la oportunidad de trastear con la D90 y la EOS 5D Mark II, las dos primeras cámaras réflex capaces de grabar vídeo en alta definición, la calidad de las secuencias obtenidas con la GH1 ya no es una sorpresa.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aun así, las imágenes que Panasonic mostraba en su stand de la PMA 2009 a través de uno de sus televisores de plasma de alta definición nos han parecido muy convincentes.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como ya ocurría con las citadas Nikon y Canon, las secuencias obtenidas con la GH1 lucen una gran calidad de imagen, con un rango dinámico muy amplio y un rendimiento con sensibilidades altas que no tiene parangón en el actual catálogo de videocámaras para aficionados.

Del mismo modo, el uso de ópticas intercambiables y el gran control que ofrece la GH1 de la profundidad de campo y los efectos de desenfoque son prestaciones a las que -normalmente- no pueden acceder los videógrafos con poco presupuesto.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque, eso sí, hemos de tener en cuenta que la GH1 arma un sensor de menor tamaño que el de la Nikon D90, y especialmente que el de la EOS 5D Mark II, por lo que el rendimiento en los puntos anteriormente citados no será el mismo.

Panasonic Lumix DMC-GH1
© Álvaro Méndez, QUESABESDE.COM

Precisamente es en el control de la profundidad de campo y en el denominado efecto "bokeh" donde más evidente se hace la diferencia entre el tamaño de ambos sensores y las focales reales de las ópticas.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por otro lado, y a juzgar por las imágenes facilitadas por Panasonic, la GH1 puede presumir de ofrecer unos vídeos con menos artefactos de compresión y con un movimiento más suave y continuo, debido seguramente al uso del códec AVCHD, diseñado específicamente para la grabación de vídeo HD.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La GH1, por cierto, ofrece dos modalidades de captura en alta definición: con 1080 líneas de resolución vertical y 50 fotogramas entrelazados, y con 720 líneas y 50 cuadros progresivos por segundo.

Autofoco y controles manuales
Pero las grandes aportaciones de la GH1 respecto a los dos intentos anteriores son, sin duda, su eficiente sistema de autofoco y la posibilidad de ajustar manualmente la exposición mientras grabamos.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Probada con el nuevo objetivo Lumix G 14-140 mm f4-5.8 Vario HD, concebido para esta cámara, la GH1 enfoca con bastante precisión y velocidad. Quizás no funciona con la misma eficacia con que podría hacerlo una videocámara de precio similar, pero responde mucho mejor que el dubitativo enfoque por contraste de la EOS 5D Mark II.

Panasonic Lumix G 14-140 mm f4-5.8 Vario HD
Panasonic Lumix G 14-140 mm f4-5.8 Vario HD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix G 14-140 mm f4-5.8 Vario HD
Panasonic Lumix G 14-140 mm f4-5.8 Vario HD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, el recorrido del mecanismo de enfoque es muy suave y silencioso, y aunque en ocasiones se tome su tiempo, nunca se desplaza bruscamente hacia adelante y atrás para arruinarnos la toma.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los videógrafos más exigentes sabrán apreciar también la incorporación de controles manuales a la función de grabación de vídeo, algo de lo que las propuestas de Canon y Nikon carecen.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, la GH1 ofrece una completa configuración PASM, con un modo automático, otro manual y los de prioridad a la obturación y al diafragma. Todos los ajustes se realizan además con mucha facilidad mediante el dial de control situado en la empuñadura de la cámara.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cabe resaltar que tanto el diafragma como la velocidad de obturación se pueden modificar durante la grabación de vídeo, pudiendo el usuario corregir a exposición en todo momento. La GH1 también permite ajustar la sensibilidad ISO antes de iniciar la captura.

Evolución positiva (y cara)
Desde el sonado lanzamiento de la Nikon D90, la grabación de vídeo ha evolucionado de forma muy notable en las cámaras fotográficas de ópticas intercambiables.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, la Lumix DMC-GH1 ofrece ya muchas de las prestaciones deseables en una videocámara, como un autofoco preciso y silencioso, controles manuales y una entrada minijack para conectar un micrófono externo.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También nos parece un acierto el hecho de apostar por el formato AVCHD para la grabación de vídeo, un códec que ha demostrado ser muy eficiente a la hora de reducir el peso de los archivos sin perjudicar la calidad de la imagen.

Además, el formato AVCHD es compatible, a día de hoy, con muchos reproductores Blu-ray, e incluso puede reproducirse directamente utilizando la ranura para tarjetas de memoria que incorporan algunos televisores de Panasonic.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La ergonomía, sin embargo, sigue siendo un problema en esta GH1. Y es que la tradicional manera de empuñar una cámara de aspecto réflex como ésta no es la más adecuada para grabar vídeo, especialmente cuando queremos hacer zoom.

Se echa también de menos un control un poco más avanzado sobre el sonido. Aunque valoramos muy positivamente la inclusión de la citada conexión minijack, falta un sistema de monitorización del audio entrante, bien mediante indicadores en pantalla o utilizando auriculares. Y ya puestos a rizar el rizo, sería de agradecer la posibilidad de ajustar manualmente el volumen del sonido captado.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Detalles a un lado, la Lumix DMC-GH1 es el mejor acercamiento visto hasta ahora a ese híbrido entre fotografía y vídeo del que tanto se ha hablado en los últimos tiempos. Un paso adelante muy interesante -para la fotografía en general y para el estándar Micro Cuatro Tercios en particular-, pero con un precio que puede espantar a muchos potenciales compradores.

Y es que el conjunto formado por la nueva joya de la corona de Panasonic y el Lumix G de 14-140 milímetros tendrá un precio de unos 1.500 euros, es decir, casi el doble que la pionera G1, idéntica en prestaciones fotográficas pero sin grabación de vídeo.

Panasonic Lumix DMC-GH1
Panasonic Lumix DMC-GH1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque visto desde la óptica del fotógrafo es éste sin duda un coste excesivo, lo cierto es que su precio es muy similar al de las videocámaras de consumo más avanzadas. Y éstas ni de lejos se acercan a las prestaciones fotográficas que ofrece la GH1.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar