• Panasonic Lumix DMC-L1: toma de contacto
  • Panasonic Lumix DMC-LX2: toma de contacto
Prueba de producto
LLEGA LA LUMIX MáS POTENTE

Panasonic Lumix DMC-FZ50: toma de contacto

 
21
JUL 2006

El desembarco réflex de Panasonic no parece mermar el entusiasmo por una de sus sagas más populares: las compactas de zoom largo. La Lumix DMC-FZ50 toma el relevo de la conocida FZ30, con novedades más suculentas que esos 10 megapíxeles. Recién presentada, QUESABEDE.COM ya ha tenido entre las manos este nuevo buque insignia de Panasonic, que llega armado con la conocida óptica Leica de 12 aumentos estabilizados.

Parecida por fuera, pero con notables diferencias en el interior. Así llega la Lumix DMC-FZ50, sucesora de la FZ30, que además de elevar la resolución de 8 a 10 megapíxeles, también pone el acento -al menos así reza la teoría- en las mejoras que conlleva el nuevo procesador de imagen Venus Engine III, sobre todo al aumentar la sensibilidad.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Presentada en Barcelona durante el Lumix Seminar 2006 que se ha celebrado esta semana, los responsables de la compañía han asegurado que se han tenido muy en cuenta las sugerencias que los usuarios realizaron sobre la FZ30 para confeccionar una FZ50 que mejorara, precisamente, el punto crítico del ruido electrónico.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque su llegada al mercado no está prevista hasta después de agosto, QUESABESDE.COM ya ha podido tener una primera toma de contacto con un modelo de preproducción. Aún es pronto para analizar los resultados -habrá que esperar a tener una unidad final-, pero ya pueden sacarse unas primeras impresiones sobre esta nueva cámara del segmento "prosumer".

Manejo más ágil
Sin modificar las líneas generales del cuerpo de la cámara, Panasonic ha implementado algunas novedades que mejoran su manejo y, sobre todo, permiten disfrutar de un control más ágil y lógico.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Si al hablar de la FZ30 se echaba de menos ciertos accesos directos que permitieran cambiar la sensibilidad o el tamaño de la imagen sin tener que navegar por los menús de la cámara, parece que Panasonic, efectivamente, ha decido escuchar a los usuarios.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Así, la FZ50 cuenta en un lugar privilegiado de la zona trasera con un botón denominado "FUNCTION" que permite acceder directamente a un menú desplegable desde el que se controlan parámetros como la zona de enfoque, la sensibilidad, la medición, el balance de blancos y el formato y tamaño de la imagen.

Por lo demás, se mantiene la esencia que caracteriza a este tipo de cámaras que reproducen, en miniatura, muchas de las prestaciones y controles de los modelos réflex.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Así, no faltan sendos diales de control en las zonas frontal y trasera -curiosamente, algunas SLR de gama baja carecen de ellos- y la típica rueda superior para seleccionar los modos automáticos o manuales de exposición.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Todo ello configura una excelente ergonomía a la hora de asir la cámara y ponerse a disparar. Como es de esperar, un trueque de algo de plástico por un poco más de metal en la composición del cuerpo pondría aún más contentos a algunos usuarios (aunque puede que otros no estuvieran de acuerdo con el consiguiente incremento de peso).

La óptica: eje central
Como decíamos, el aspecto exterior permanece casi inalterado, y sigue presidido por un impresionante zoom de 12 aumentos firmado por Leica. Como ya ocurría en su predecesora, la FZ50 mantiene la feliz decisión de incorporar en esta lente sendos anillos de control para las focales y el enfoque manual.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Y es que pasar de 35 a 420 milímetros con el clásico mando digital podría ser una auténtica odisea.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En uno de los laterales de la óptica, un interruptor de tres posiciones permite seleccionar las diferentes posibilidades de enfoque. Si el usuario se decide por el modo manual, al mover el anillo correspondiente la pantalla muestra una ampliación de la zona central de la escena para poder ajustar el foco con mayor precisión.

La estabilización Mega O.I.S. es el otro gran argumento de este zoom, que de por sí ya luce unos valores de luminosidad dignos de mención: ni más ni menos que una abertura máxima de f2.8 en 35 milímetros y f3.7 en la posición de teleobjetivo.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque el otro lateral del objetivo tal vez sea la posición donde los dedos esperan encontrar el mando encargado de gestionar esta función, se ha preferido mantener la continuidad y dejarlo en la parte superior de la cámara, cerca del interruptor general y del disparador.

Mayor movilidad para la pantalla
Antes de adentrarnos en los cambios producidos en las entrañas de la cámara, otro detalle del diseño llama especialmente la atención. Si la FZ30 se estrenaba con una pantalla móvil que permitía un desplazamiento vertical, a estas posibilidades se añade el giro horizontal y vertical de 180 grados. De este modo, el LCD de 2 pulgadas es capaz de adaptarse a casi cualquier posición de disparo.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Esta misma prestación permite lidiar asimismo con los reflejos en la pantalla cuando la luminosidad es excesiva. También es cierto que, acostumbrados ya a esos inmensos monitores de 2,5 o incluso más pulgadas, da la sensación que las 2 pulgadas de la FZ50 se quedan algo cortas.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La alternativa a la previsualización en el monitor pasa por el visor electrónico. Para no salirse de lo que suele ocurrir en este tipo de cámaras, puede presumir de trasladar al ocular toda la información que en ocasiones falta a los visores réflex -histograma incluido- pero cuya calidad general sigue quedando por debajo.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La velocidad de refresco de esta pequeña pantalla, eso sí, no ha presentado ningún problema durante las pruebas diurnas a las que hemos podido someter a la cámara.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Ocurre exactamente lo mismo con el enfoque automático, de cuya precisión, velocidad y discreción podemos dar buena cuenta. Habrá que comprobar con un modelo de producción entre las manos si las buenas noticias se mantienen cuando la luz empiece a escasear.

Nuevo procesador
Los 10 megapíxeles que alberga el sensor CCD de la FZ50 tienen más implicaciones que aquellas relacionadas con el tamaño de la imagen.

Si la FZ30 ya tenía en el ruido electrónico generado por el uso de sensibilidades altas uno de sus principales baches, la teoría dice que aumentar la resolución en un sensor del mismo tamaño -mayor densidad de fotodiodos y menor tamaño de la superficie sensible- implica una mayor presencia de ruido en la imagen.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Consciente de ello, durante la citada presentación en Barcelona, Panasonic puso el acento en esta cuestión, insistiendo en que gracias al nuevo procesador Venus Engine III es posible no sólo mejorar los niveles de ruido, sino atreverse con sensibilidades de hasta 1600 ISO. No está mal, teniendo en cuenta que la FZ30 sólo llegaba a 400 ISO.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A este cuadriplicado rango de sensibilidades se le une también el denominado control inteligente de la sensibilidad, que en el menú de selección aparece como "iISO". De esta forma, la función del estabilizador óptico se ve completada por este automatismo, que elige en cada escena la mejor combinación de sensibilidad y velocidad de obturación -en función del movimiento detectado en el encuadre- para que la fotografía quede nítida.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Habrá que esperar a ver muestras finales capturadas con la FZ50 a sensibilidades altas para ver si se cumplen en la práctica los elogios de Panasonic hacia su nuevo motor, en el que parece recaer toda la responsabilidad a la hora de eliminar -a posteriori- el ruido que se haya podido generar en el sensor.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No obstante, un 400 ISO correcto y un 800 ISO digno -sin que el procesamiento fuera demasiado destructivo con la nitidez- sería un avance espectacular en este campo.

Aparte del ruido, el capítulo de las aberraciones cromáticas es -según Panasonic- otro de los puntos en los que podrán admirarse los avances realizados por la FZ50.

Aunque, insistimos, aún es pronto para entrar en valoraciones sobre los resultados obtenidos, sí es cierto que en algunas tomas de gran contraste que hemos realizado, y pese a que la previsualización mostraba peligrosas zonas púrpuras, la captura final -revisada en el monitor de la propia cámara- parecía estar libre de aberraciones.

Panasonic Lumix DMC-FZ50
Panasonic Lumix DMC-FZ50
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En cualquier caso, las buenas ideas y las expectativas optimistas parecen coincidir en esta Lumix, que tiende un nuevo puente entre el mundo compacto y el réflex. La que es, sin duda, una de las protagonistas del próximo otoño ya ha saltado a la palestra.

Etiquetas
Artículos relacionados (2)
Actualidad
11 / AGO 2006
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar