• Ricoh GR Digital III: toma de contacto
  • Nikon D300s: primeras impresiones
Prueba de producto
ESTABILIZACIóN REFORZADA

Panasonic Lumix DMC-FZ38: toma de contacto

 
28
JUL 2009
Iker Morán   |  Lisboa / Barcelona

Tras un año de vida y bastante éxito en los escaparates, la Lumix DMC-FZ28 de Panasonic cede ahora el relevo a la FZ38. Empezando por el ya tradicional objetivo Leica de 18 aumentos, casi todo sigue en su sitio en la nueva compacta, y más allá del previsible salto de los 10 a los 12 megapíxeles, el nuevo modelo estrena un estabilizador que promete casi milagros y mejorar sus prestaciones como videocámara. Si algo funciona, mejor no tocarlo demasiado, ¿verdad?

Volver a lo básico. Éste fue el lema escogido por Panasonic como carta de presentación de su nueva hornada de compactas Lumix, mostrada a la prensa hace ya unas semanas en Lisboa y desveladas ayer de forma oficial.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Bajo esta propuesta se cobija una estrategia bastante lógica: la Lumix DMC-FZ28 ya lidera su segmento, así que bastaba con tocar sólo algunos parámetros para concebir un nuevo modelo que consolidase esta posición dominante.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese al continuismo general que rezuma la Lumix DMC-FZ38, no trae consigo la cámara ajustes menores, sino cuestiones tan básicas como un renovado estabilizador óptico y una mejorada función de grabación de vídeo en alta definición. Efectivamente, también la resolución crece de 10 a 12 megapíxeles, pero a estas alturas de la película este detalle tampoco merece demasiado bombo en comparación con el resto.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Fruto de nuestro paseo inicial por Lisboa con una unidad de preproducción y a la espera de recibir un modelo final para poder realizar una galería de muestras, esta primera convivencia ya nos ha permitido poner a prueba algunos de los argumentos de la FZ38.

Continuismo también en las formas
Teniendo en cuenta que, como decíamos, las piezas clave de la cámara se mantienen casi intactas, no es de extrañar que el diseño apenas albergue alteraciones respecto a lo visto en generaciones anteriores.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un peso y unas dimensiones similares a la FZ28 -inicialmente nos daba la sensación de que era algo más pequeña-, todo lo bueno y lo malo del diseño de aquélla se mantiene intacto en la nueva Lumix de zoom largo.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entre lo primero nos quedamos con el excelente agarre del cuerpo, las dimensiones comedidas incluso cuando se despliega el zoom -no se puede decir lo mismo del aparatoso parasol- y el joystick trasero, que permite manejar la inmensa mayoría de ajustes con un solo dedo y un par de sencillos toques.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pasando por alto los dichosos interruptores que Panasonic insiste en colocar en todas sus compactas, si hay algo que se vuelve a echar de menos en esta FZ38 es una rueda frontal de control. Sobre todo si echamos mano de los ajustes manuales y descubrimos que, pese a las bondades del citado joystick, su manejo no resulta tan cómodo al tener que cambiar diafragmas y velocidades simultáneamente.

Vibraciones de baja frecuencia
Fiel a los 27-486 milímetros de los modelos anteriores y con la misma luminosidad de f2.8-4.4, el zoom Leica DC Vario-Elmarit de 18 aumentos parece no registrar cambios.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero las apariencias engañan, porque el objetivo estrena un nuevo sistema de estabilización que, tras el grandilocuente nombre de Power O.I.S., promete nada menos que duplicar la efectividad del ya de por sí excelente Mega O.I.S.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una promesa que sorprende, teniendo en cuenta los 3 ó 4 pasos de diafragma que el anterior sistema de estabilización ya conseguía ofrecer. Según las explicaciones técnicas dadas por los portavoces de la compañía, la clave reside en las llamadas vibraciones de baja frecuencia: los movimientos que el fotógrafo transmite a la cámara a través de la mano derivados de -por ejemplo- la propia respiración y que hasta ahora se colaban impunemente en la captura.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si al seleccionar el modo de estabilización presionamos el botón "display", un bonito gráfico nos muestra la influencia que estas dos vibraciones -la del pulso y la de baja frecuencia- tienen sobre el cuerpo de la cámara.

Curiosamente, este mismo gráfico, que podría llegar a ser útil a la hora de escoger el momento de disparo más estable, sólo está disponible en esta pantalla de selección. Bonito y curioso pero de dudosa utilidad.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Detalles al margen, ¿consigue el nuevo Power O.I.S. los milagros que promete? Tras realizar varias tomas con el zoom al máximo hemos obtenido un porcentaje bastante alto de imágenes libres de trepidación a velocidades en torno a 1/15 de segundo. Algo que supone unos 5 o más pasos respecto a la velocidad teórica para estas focales. No es lo que prometía Panasonic, pero no está nada mal.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque -como es habitual- el visor electrónico sigue sin estar a la altura de las circunstancias, no hay que olvidar que optar por esta posición de disparo, con la cámara pegada a la cara, puede servir para apurar un poco más la estabilización con velocidades lentas.

Arañar ISO
Esta mejora de la estabilización adquiere una gran importancia si tenemos en cuenta que el ruido es -cómo no- uno de los pocos puntos débiles que pueden achacarse a esta cámara y a la inmensa mayoría de compactas.

Revisando las muestras obtenidas -no publicables, pero sí suficientes como para hacernos una idea de lo que viene-, el salto de 10 a 12 megapíxeles en el mismo CCD de 1/2,33 de pulgada sigue el archiconocido guión de ofrecer más resolución sin dañar con ello los niveles de ruido.

Si 400 ISO parece que sigue siendo el límite razonable para evitar disgustos, bienvenido sea todo lo que el estabilizador pueda ofrecer de más para permitirnos trabajar en la mayoría de ocasiones sin sobrepasar esa frontera a costa de disparar con velocidades un poco más bajas.

Pocas sorpresas también en cuanto a la óptica de 18 aumentos. El precio a pagar por semejante cobertura es algún que otro halo púrpura en las zonas más contrastadas y cierta pérdida de nitidez al alejarnos del centro de la imagen, sobre todo con los diafragmas más abiertos.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cualquier caso, no hay que olvidar que la FZ38 sigue jugando con una importante baza a favor para seducir a los usuarios avanzados: a diferencia de la mayoría de modelos de la competencia, esta Lumix ofrece no sólo controles manuales, sino también grabación en formato RAW (prestación a la que, inexplicablemente, ha renunciado una de sus competidoras más directas, la Olympus SP-590 UZ).

En el otro extremo, esta Lumix también incorpora la función de reconocimiento facial en versión mejorada y un modo escénico pensado para realizar tomas HDR. Apuntamos ambos asuntos en la lista de funciones a probar con más calma.

Velocidad desigual
La segunda de las novedades destacables de esta compacta de zoom largo también tiene que ver con la óptica. Más concretamente, con la velocidad del enfoque automático de la cámara y su tiempo de puesta en marcha.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Según hemos podido comprobar, la FZ38 se muestra notablemente más ágil que sus predecesoras en este terreno, con un tiempo de reacción realmente corto -incluso menos de 1 segundo en condiciones óptimas- al presionar el disparador para buscar foco.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No se puede decir lo mismo de la agilidad a la hora de gestionar los archivos. Pese al uso de un nuevo procesador -más orientado al tema del vídeo, al parecer-, el modelo probado ha mostrado unos tiempos de grabación un tanto excesivos con diferentes tipos de tarjetas SDHC.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si trabajamos en JPEG, entre un disparo y el siguiente la cámara necesita unos 2 segundos para guardar el archivo y que el usuario recupere el control. La cosa se complica si pretendemos usar la función de grabación simultánea en JPEG y RAW o incluso sólo este último: hay que esperar casi 5 interminables segundos para poder volver a pulsar el disparador.

Un tiempo precioso para que, aun asumiendo que no es ésta una cámara para ir a la Fórmula 1, se nos escape una buena instantánea.

Más híbrida que nunca
Pese a que la FZ28 ya contaba con un modo de grabación de vídeo de alta definición a 720p, es ahora cuando Panasonic se ha tomado esta asignatura realmente en serio. Hasta el punto que, tras pasar unos días con la joven FZ38 y salvando las lógicas distancias impuestas por el tamaño del sensor de una y otra, si tuviéramos que definir la nueva cámara en pocas palabras, "hermana pequeña de la Lumix DMC-GH1" sería una excelente opción.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La clave reside en el uso del códec AVCHD Lite, que Panasonic ya había estrenado en otros modelos compactos, como la Lumix DMC-TZ7. Más fluidez en las secuencias, menor tamaño de los archivos y una baza que, por ahora, sitúa este sistema de grabación un paso por delante de lo que las cámaras compactas de la competencia ofrecen en el terreno del vídeo.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de este códec, la FZ38 ha hecho bien los deberes: dispone de un botón propio para activar la grabación de los vídeos -cuyo tiempo de reacción es excesivo, eso sí-, un micrófono estéreo incorporado encima del flash y conexión HDMI.

Pero posiblemente lo más interesante para los aficionados al vídeo será descubrir que, emulando a la GH1, la FZ38 también cuenta con un nuevo modo de grabación de vídeo con controles manuales con el que podemos ajustar parámetros como la sensibilidad o el diafragma.

Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Panasonic Lumix DMC-FZ38
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Evidentemente, no vamos a encontrarnos con los espectaculares resultados de la GH1 a la hora de grabar vídeos con poca luz o controlar la profundidad de campo.

Pero todo este elenco de prestaciones mejoradas, unido al zoom de 18 aumentos -operativo también con el vídeo-, hacen que la FZ38 sea, ahora más que nunca, el modelo que los amantes del todo en uno andaban buscando. Videoaficionados incluidos.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar