• Nokia N8: análisis
  • Pentax 645D: primeras muestras
Prueba de producto
LA REINA DE LAS BRIDGE

Panasonic Lumix DMC-FZ100: análisis

 
26
OCT 2010

Amada por muchos y denostada por otros tantos, la categoría de las llamadas cámaras bridge -o compactas de tipo réflex- sigue teniendo un público fiel y un notable éxito comercial. En Panasonic han decidido revalidar su posición en este segmento, poniendo toda la carne en el asador con una nueva Lumix DMC-FZ100 que da el salto a un veloz CMOS de 14 megapíxeles, amplía su zoom hasta los 24 aumentos y se atreve con el que posiblemente es el mejor vídeo Full HD que hemos visto hasta ahora en una compacta. La nueva reina de esta categoría parece haber dado con la fórmula definitiva para empaquetar en un conjunto pequeño y manejable todas las prestaciones de vídeo y foto (RAW incluido) que un aficionado pueda necesitar. Lástima que para ello haya que seguir sacrificando -al menos a ojos de los más exigentes- la calidad de imagen.

Panasonic tiene un estupendo historial y una gran experiencia dentro del mercado de esas compactas que, sobrevitaminadas en diseño y prestaciones, juegan a plantar cara a sus hermanas mayores de ópticas intercambiables. Para redondear este catálogo, sólo le faltaba conseguir un modelo que reuniera en un único cuerpo todas las prestaciones que han ido apareciendo en los últimos tiempos, y aliñarlo todo con una buena ración de vídeo en alta definición.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que, aparentemente, a esta Lumix DMC-FZ100 no le falta de nada. Ya en su momento pusimos la lupa en sus prestaciones de vídeo y la nota fue bastante buena. Llega ahora el momento de un análisis más concienzudo de sus resultados fotográficos, para comprobar si es oro todo lo que reluce tras su impresionante óptica y sus ráfagas de alta velocidad.

Un cuerpo en condiciones
Su forma y diseño son contundentes dentro de los baremos habituales de esta categoría. Una vez en la mano, la sensación es parecida al agarre que ofrecen algunas réflex de tamaño reducido, como pueden ser la Pentax K-x o la Nikon D3100. Por su parte la construcción está realizada íntegramente en plástico, pero aun así se muestra bien acabada y ensamblada, sin ningún molesto crujido a la hora de trabajar con ella.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El peso se sitúa en 540 gramos con batería y tarjeta de memoria. Con unas dimensiones de 124 x 81 x 95 milímetros, es el modelo más pesado y abultado del actual catálogo de Panasonic en este segmento, por delante de la popular Lumix DMC-FZ38 o la recienteFZ45.

En la parte frontal podemos encontrar un voluminoso zoom de 24 aumentos firmado por Leica, la luz de ayuda al enfoque y, en un lateral del barril de la óptica, el interruptor que permite cambiar el sistema de enfoque (normal, macro o manual) sin necesidad de tener que adentrarse en el menú.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la parte trasera, la reina absoluta es la pantalla articulada de 3 pulgadas y 460.000 puntos que ofrece una calidad y contraste notables

En la zona superior destaca la zapata que permite usar flashes externos, la pareja de micrófonos estéreo a cada lado y, por supuesto, el flash integrado con un alcance a 100 ISO que va de 30 centímetros a 1,8 metros, pudiendo regular su potencia entre -2 y + 2 pasos.

Los controles en la parte superior son numerosos. El dial de modos tiene una rotación de 360 grados y, además de los típicos ajustes avanzados PASM, ofrece también modos predefinidos, escenas y grabación de vídeo con ajustes manuales, entre otras opciones.

Justo al lado se encuentra el botón que da acceso a los controles de la velocidad de la ráfaga, un botón dedicado a la grabación de vídeo y un interruptor general algo pequeño y difícil de encontrar en situaciones de poca luz.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la parte trasera, la reina absoluta es la pantalla articulada de 3 pulgadas y 460.000 puntos de resolución, que ofrece una calidad y contraste notables, sobre todo si la comparamos con la empleada en la FZ38.

La total movilidad de este monitor es un detalle realmente útil tanto para la grabación de secuencias de vídeo como para las instantáneas con encuadres un poco complejos. Lástima que Panasonic no haya ido un poco más allá, aprovechado la ocasión para mejorar también el visor electrónico de la cámara.

Un zoom agridulce
La FZ100 estrena también el primer objetivo de 24 aumentos que se deja ver por la casa. El diseño óptico aparece firmado -como es habitual en la compañía- con la denominación Leica DC Vario-Elmarit y luce una estructura de 14 elementos distribuidos en 10 grupos.

Su focal equivalente en paso universal es de 25 milímetros en el extremo angular y 600 milímetros en la focal más larga. Respecto a la apertura, esta va de f2.8 a f5.2. Sin duda, unas cifras muy buenas.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque no llega a los 30 aumentos que ya hemos visto en alguna cámara como la Fujifilm FinePix HS10 o la Olympus SP-800UZ (por no hablar de los más recientes 35x de la Canon PowerShot SX30), la verdad es que la propuesta de Panasonic se nos antoja más que suficiente para cubrir cualquier tipo de escena.

Lo más conveniente es no cerrar el diafragma más de uno o dos pasos respecto a su abertura máxima

Su rendimiento nos ha dejado cierto sabor agridulce, si bien es cierto que tampoco es ninguna sorpresa al enfrentarse a un zoom de este tipo.

La máxima nitidez sólo se consigue en el extremo angular y a máxima apertura. A partir de ahí los resultados van bajando de nivel conforme se estira el zoom. Por desgracia, cerrar el diafragma no hará que mejore el resultado, dada la alta densidad de píxeles y los efectos de la difracción.

zoom
Las capturas se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-FZ100
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz100
25 mm
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz100
600 mm
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz100
Zoom Inteligente
Por lo tanto, como regla general, lo más conveniente es no cerrar el diafragma más de uno o dos pasos respecto a su abertura máxima, si lo que se pretende es conseguir la mejor calidad de imagen posible.

La distorsión geométrica tampoco es uno de los mejores argumentos de esta óptica, aunque tampoco eso debería sorprendernos. A 25 milímetros el efecto barril es bastante pronunciado. Mejores noticias en cuanto a la distorsión de cojín al final del recorrido del zoom, que se muestra mucho mejor resuelta.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez

El macro es simplemente sorprendente, permitiendo enfocar a una distancia mínima de 1 centímetro. No resulta demasiado práctico para insectos, pues corremos -o más bien corren- el riesgo de ser aplastados por la óptica, pero sí para tomas de flores, por ejemplo.

Enfoque efectivo
El enfoque automático de esta Lumix DMC-FZ100 se muestra correcto. En líneas generales, es muy rápido tanto en la velocidad de arranque como a la hora de fijar el foco. Sus escasos titubeos, de hecho, lo sitúan entre los más ágiles que hemos probado en una cámara compacta de este tipo.

En condiciones de poca luminosidad entra en acción la luz de ayuda al enfoque, que consigue resolver la papeleta sin mayores problemas.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Respecto a la estabilización, la última generación del mecanismo empleado por Panasonic en sus cámaras -el llamado Power O.I.S.- ya goza de una bien merecida fama que en este caso se mantiene impecable. O casi.

En las tomas angulares, ningún problema. Hemos podido disparar incluso a 1/8 de segundo sin que la trepidación afectase a las imágenes. Al extender el zoom, sin embargo, esos 600 milímetros pueden llegar a ser inmanejables en muchas ocasiones y darnos más de una sorpresa desagradable al revisar los resultados.

Inteligencia artificial
Igual que en otros modelos recientes de Panasonic, la FZ100 incorpora la nueva tecnología bautizada como "resolución inteligente". Gracias a ella es posible estirar el alcance del zoom -suponiendo que necesitemos más de 600 milímetros, claro- de modo que los 24 aumentos se pueden convertir en 32.

Ante la duda, dejar esta función de Resolución Inteligente siempre activa no hará ningún daño

El resultado es bastante mejor que lo que ofrece un zoom digital ya que, gracias a esta tecnología y al procesamiento aplicado, no hay pérdida apreciable en la resolución final.

Otra de las supuestas ventajas de este sistema, y que llega de la mano del motor de imagen Venus Engine HD, es la capacidad para procesar automáticamente zonas específicas de la fotografía y optimizar así el nivel de detalle y conseguir transiciones más suaves.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Este modo funciona por defecto si se trabaja con la opción automática "iA" o bien en algunos modos de escena. También puede activarse a través del menú principal de la cámara. El resultado en la práctica es bastante sutil, la verdad, aunque podremos notar alguna mejoría si revisamos las zonas más problemáticas de la imagen al 100%. Ante la duda, dejar este modo siempre activo no hará ningún daño.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez
Siguiendo con las novedades, no podemos pasar por alto el sistema "Motion Deblur Mode". Se podría resumir como la capacidad que tiene la cámara para evitar de manera automática captar al sujeto en movimiento, pudiendo ajustar de manera automática el ISO y la velocidad de obturación basándose en el movimiento del sujeto.
Ráfaga inédita
Con el permiso del vídeo, el disparo continuo es uno de los aspectos más cuidados en este modelo. Y buena prueba de ello es que la cámara dispone de un botón dedicado específicamente a ajustar esta función.

No es para menos, porque el nuevos CMOS de 14,1 megapíxeles es capaz de disparar 11 fotogramas por segundo a máxima resolución. Eso sí, con el enfoque en modo simple. Si se quiere combinar el disparo en ráfaga con el enfoque continuo, la velocidad se reduce a 5 disparos por segundo.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez

Todo esto usando la obturación mecánica, porque la obturación electrónica de la cámara permite ir incluso más allá: 40 o 60 fotos por segundo dependiendo de la resolución escogida, aunque siempre con un máximo de 5 megapíxeles y trabajando con enfoque automático simple.

Dadas las elevadas velocidades y la grabación de vídeo HD, un detalle a tener en cuenta será hacerse con una tarjeta de suficiente capacidad y velocidad para poder aprovechar el rendimiento de la cámara en estos dos campos.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Gracias al procesador de imagen y a un consumo energético bastante comedido, la batería de iones de litio de 895 mAh es capaz de soportar, según los datos oficiales, unos 400 disparos. Nuestras pruebas dan como resultado una cifra muy próxima aunque, curiosamente, también hemos descubierto que la FZ45 -situada un peldaño por debajo- presume de una autonomía mayor.

Vídeo, el plato fuerte
Las opciones de grabación de vídeo que ofrece este modelo bien merecen un capítulo aparte. De hecho, ya se lo dedicamos en el primer contacto con la FZ100 y en el que, de hecho, el vídeo se convirtió en el inesperado protagonista del análisis.

Pese a ello, nunca está de más hacer un rápido resumen y volver a echar un vistazo a las secuencias que grabamos con una Lumix DMC-FZ100 para refrescar un poco la memoria.



Varias secuencias de vídeo grabadas con la Panasonic Lumix DMC-FZ100 y sometidas a un proceso de compresión optimizado. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición.

La cámara permite grabar clips de 1920 x 1020 puntos en modo entrelazado (1080i), con un refresco de 50 fotogramas por segundo y una tasa de 17 Mbps en formato AVCHD. También es posible bajar la tasa de transferencia a 13 Mbps por si necesitamos un mayor tiempo de grabación debido a las limitaciones de la tarjeta, e incluso trabajar con formato MJPEG a resolución 720p.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El zoom, por cierto, permanece activo durante la grabación de los vídeos y, además, ralentiza su movimiento para permitir unos desplazamientos más suaves. También disponemos -y éste es otro de los platos fuertes de esta función- de un modo totalmente manual para controlar todos los parámetros de la grabación.

Salto sin red
Como ya hemos comentado, el responsable de esta avalancha de nuevas prestaciones es el CMOS de 14 megapíxeles que incorpora la cámara. Si de entrada ya somos bastante reticentes a embutir semejante resolución en un sensor diminuto, además en este caso hay que sumarle los decepcionantes resultados que, en general, han demostrado los captores de tipo CMOS de este tamaño.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En realidad no es que sean malos sino que, simplemente, han demostrado no cumplir las expectativas depositadas en ellos ni aportar gran cosa a lo ya visto en los sensores de tipo CCD empleados hasta ahora en las compactas.

14 MP
Las capturas se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-FZ100
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz100
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz100
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz100
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz100
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz100
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-fz100
Y el caso de la FZ100 no es una excepción. Tras unas semanas de convivencia y vistas las imágenes, no cabe esperar una mejora respecto a modelos anteriores, ni siquiera usando el formato RAW, que no arregla mucho las cosas.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Trabajando con las sensibilidades más bajas (100 y 200 ISO) los resultados son bastante buenos si los colocamos en la balanza de su categoría. Las imágenes son nítidas y muestran una excelente fidelidad y saturación de color. Dicho de otro modo: resolverán correctamente la mayor parte de las situaciones y conquistarán a la mayoría de usuarios que se acerquen a este modelo.

Pero como era de esperar, si vamos un poco más allá con la escala de ISO los resultados se resienten, con una peor reproducción del color y un nivel de detalle cada vez más flojo. En definitiva, pasar de los 400 ISO no es recomendable a no ser que nos conformemos con copias de pequeño formato. En ese caso llegar a los 800 ISO tampoco será una locura.

RAW
Las capturas se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-FZ100. Imágenes tomadas en RAW y procesadas con Adobe Lightroom 3.2. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo RAW original
Tendremos que ir también con cuidado a la hora de exponer correctamente, dada la facilidad que tiene a la hora de quemar altas luces y su limitado rango dinámico. Por suerte, es relativamente sencillo compensar la exposición gracias al dial trasero de la cámara.
En lo más alto de su segmento

De entrada, somos bastante reticentes a embutir semejante resolución en un sensor diminuto

Panasonic ha recorrido un largo camino para llegar a la que es sin duda una de las cámaras de zoom largo más redondas del momento. Nada se ha quedado en el tintero: grabación de vídeo en alta definición de 1920 x 1080, controles manuales, unas ráfagas espectaculares...

Mantener el formato RAW es otro de los aciertos que distinguen a esta FZ100 de algunos modelos de la competencia. Un detalle que agradecerán los usuarios más avanzados aunque, siendo sinceros, hay que reconocer que tampoco permite exprimir mucho más los resultados en comparación con lo que ya ofrecen los JPEG directos. En cualquier caso, incluir junto a la cámara el programa Silkypix Developer Studio 3.0 para el revelado de estos archivos es una buena ida.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez

Si en la parte positiva de la balanza se sitúan las completísimas prestaciones de la cámara, el vídeo Full HD y las ráfagas, al otro lado hay que colocar el visor electrónico -aunque sea mucho pedir, nos hubiera gustado aquí uno similar al empleado en la gama Lumix G- y una calidad de imagen que sigue siendo uno de los puntos débiles de este tipo de cámaras.

Quienes den prioridad a ese punto ya saben que el camino pasa por las cámaras de ópticas intercambiables, cuyos modelos más sencillos, por cierto, tienen un precio bastante similar al de esta FZ100. A cambio, eso sí, tendrán que renunciar al zoom, las ráfagas y las prestaciones de vídeo que ofrece esta Lumix.

Es, como siempre, el precio a pagar a cambio de tenerlo todo (absolutamente todo) en la palma de la mano. Quienes estén dispuestos a firmar ese cheque encontrarán en este modelo la opción más completa de su categoría.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar