• LG G5: análisis fotográfico
  • Panasonic Lumix GX80: análisis
Prueba de producto
Leica 12 mm f1.4 Summilux DG
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Leica 12 mm f1.4 Summilux DG: prueba de campo

9
15
JUN 2016
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Siempre hablamos de un supuesto reparto del pastel óptico Micro Cuatro Tercios en el que Olympus se ocuparía de los objetivos fijos más clásicos y Panasonic le daría más relevancia a los zooms. Aunque la teoría conspiranoica suena interesante, en realidad con el tiempo hemos aprendido que compartir bayoneta no significa compartir mucho más y que ambas compañías discurren en paralelo, sin tocarse ni hacerse demasiado caso.

La parte buena es que no solo Olympus dispone de una gama tentadora de ópticas fijas, sino que Panasonic también ha ido cuidando este escaparate y reservando un hueco en lo más alto para los objetivos que desarrolla junto a Leica.

Leica 12mm f1.4 Summilux DG
Leica 12mm f1.4 Summilux DG
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es ahí donde encaja este nuevo 12 mm f1.4 Summilux de la popularmente conocida familia Panaleica y a la que se le presupone la mejor calidad óptica y de diseño dentro de la actual oferta de objetivos Lumix G.

Días antes de su anuncio oficial, hemos tenido la ocasión de pasar unas horas con este nuevo objetivo y montarlo en una Panasonic Lumix GX8 para ver de lo que es capaz.

24 milímetros

Fiel a la estética habitual de estos Leica para Panasonic, el nuevo miembro de la familia Summilux se presenta con unas líneas muy sobrias, acabados de calidad y construcción metálica. En fin, lo habitual en esta gama.

El anillo mecánico de diafragma en la parte frontal resulta muy práctico y cómodo, mientras que el destinado al enfoque manual –de giro infinito- se presenta también con la dureza y el tamaño justos. Pocas pegas -la verdad- que ponerle a la presencia y calidad de construcción, aunque siempre es de agradecer una escala con la profundidad de campo.

leica 12mm f1.4 summilux dgleica 12mm f1.4 summilux dgleica 12mm f1.4 summilux dgleica 12mm f1.4 summilux dgleica 12mm f1.4 summilux dgleica 12mm f1.4 summilux dg
Buena construcción

Líneas muy sobrias, acabados de calidad y construcción metálica son la carta de presentación de este Leica (como ya es habitual en esta gama)

leica 12mm f1.4 summilux dg
Leica 12mm f1.4 Summilux DG
Álvaro Méndez (Quesabesde)
leica 12mm f1.4 summilux dg
Leica 12mm f1.4 Summilux DG
Álvaro Méndez (Quesabesde)
leica 12mm f1.4 summilux dg
Leica 12mm f1.4 Summilux DG
Álvaro Méndez (Quesabesde)
leica 12mm f1.4 summilux dg
Leica 12mm f1.4 Summilux DG
Álvaro Méndez (Quesabesde)
leica 12mm f1.4 summilux dg
Leica 12mm f1.4 Summilux DG
Álvaro Méndez (Quesabesde)
leica 12mm f1.4 summilux dg
Leica 12mm f1.4 Summilux DG
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un sencillo interruptor para pasar de enfoque manual a automático es el único mando de un objetivo desprovisto de estabilización óptica. Es verdad que la focal angular equivalente hace que esta función sea un tanto secundaria y que trabajando con la GX8 dispongamos de estabilizador en el cuerpo, pero a la hora de grabar vídeo -por ejemplo- se agradecería disponer de esta estabilización y las consiguientes ventajas al combinarla con la tecnología de la cámara.

La óptica llega acompañada de un parasol metálico de dimensiones muy reducidas y que mantiene la estética general del objetivo. Puestos a rebuscar alguna pega, hemos podido comprobar que la pintura de este accesorio es algo sensible a los típicos pequeños golpes y rozaduras que se producen siempre en la bolsa.

Máxima luminosidad

Aunque de entrada el tamaño pueda parecer considerable para un objetivo fijo de 24 milímetros, basta pensar en las dimensiones de esa misma focal con apertura máxima de f1.4 en formato completo para darse cuenta de que este Leica es muy compacto. Y con la citada GX8 forma un conjunto perfecto. Tal vez no tan pequeño como gustaría a los que se hayan acercado al sistema Micro Cuatro Tercios para andar más ligeros, pero sí perfectamente equilibrado y -por qué no decirlo- atractivo a la vista.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con un objetivo Leica 12 mm f1.4 montado en una Panasonic Lumix DMC-GX8

Dejando de lado la ligera distorsión y el viñeteo, los resultados que ofrece junto a la Panasonic GX8 son excelentes

Evidentemente no se trata solo de una cuestión estética, porque los resultados que ofrece esta pareja son excelentes. Tal y como puede verse en las galerías de muestras publicadas, el rendimiento óptico de este 12 milímetros es notable, incluso a máxima apertura. Se aprecia algo de distorsión –hablamos de un 24 milímetros equivalente- y viñeteo al intentar aprovechar los diafragmas más abiertos, pero nada grave o que no pueda ser rápidamente corregido a posteriori.

A partir de f4 la relación entre centro y esquinas de la imagen es muy ajustada, ofreciendo unos niveles muy altos de detalle y nitidez en toda la escena. En cualquier caso, quienes se compran una óptica de este tipo lo hacen pensando en aprovechar las posibilidades de trabajar a f1.4 o f1.8, y en este sentido el Leica Summilux responde sin problemas.

Muestras: diafragmas
Fotografías realizadas con un objetivo Leica 12 mm f1.4 montado en una Panasonic Lumix DMC-GX8

Aunque el parasol cumple bien su trabajo a la hora de impedir reflejos en la imagen incluso con fuertes luces frontales, sí podemos detectar en algunas de las instantáneas una ligera aberración cromática en forma de halos púrpuras. De nuevo, fácil de corregir al trabajar en RAW, pero son detalles que una óptica de este nivel debería tener resueltos de serie.

En cuanto al enfoque, ninguna queja. Dotado de motor por pasos, el mecanismo funciona sin problemas con los últimos sistemas de enfoque vistos en las Lumix G. Para escenas con movimiento y acción, el sistema DFD de la compañía –una alternativa a los mecanismos de enfoque híbrido- también funciona sin problemas con este angular.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con un objetivo Leica 12 mm f1.4 montado en una Panasonic Lumix DMC-GX8
Micro Cuatro Tercios para gourmets

Como suele ocurrir cuando toca asomarse a piezas de factura considerable y que aspiran a ser referentes en el catálogo, pocas sorpresas nos hemos encontrado con este nuevo Leica 12 mm f1.4 Summilux DG. Y en este caso, la falta de sorpresas es sin duda una gran noticia, porque significa que la óptica rinde según lo esperado: muy bien.

Nos gustan el diseño y los acabados, el tamaño equilibrado y esa rueda mecánica para el diafragma. Pero sobre todo nos gusta revisar las imágenes y ver los buenos resultados que se obtienen incluso disparando a f1.4. Por cierto, no está de más recordar que, para aprovechar esa apertura incluso en escenas en las que sobre luz, el obturador electrónico de la cámara y sus altísimas velocidades nos serán de gran ayuda.

leica 12mm f1.4 summilux dg
Leica 12mm f1.4 Summilux DG
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El equipo usado para esta prueba montado sobre un trípode Cullmann Concept One 628 con un cabezal híbrido para foto y vídeo.

Un objetivo perfecto para quienes quieran comprobar al potencial real del sensor Micro Cuatro Tercios de 20 megapíxeles incorporado en las mejores cámaras de este sistema, con la fotografía de arquitectura y naturaleza entre sus usos más lógicos. Pero más allá de estas especialidades, este nuevo angular de 24 milímetros puede ser un excelente compañero también para la fotografía de calle e incluso para conseguir retratos diferentes.

Siempre decimos que un angular un poco extremo es un gran atajo para conseguir imágenes más espectaculares y con un punto diferenciador. Y si es un angular de calidad como este, mucho mejor.

El trípode que aparece fotografiado en este artículo es un Cullmann Concept One 628 y ha sido cedido como parte de un acuerdo publicitario entre Reflecta, firma importadora de Cullmann en España, y Quesabesde.

Productos relacionados (1)
9
Comentarios
Cargando comentarios