Actualidad

Panasonic maquilla su HDC-SD7 y la convierte en la cámara de los Juegos de Pekín

 
2
JUN 2008

Con motivo de los inminentes Juegos Olímpicos, Panasonic ha puesto en liza la HDC-SD8, una sutilísima reedición de la casi añeja HDC-SD7. Más allá del color rojo de su carcasa y de los accesorios con los que se suministra, el nuevo dispositivo no aporta novedades sustanciales.

Por muy novedosa que pudiera parecer, la limitada información que ha trascendido sobre la HDC-SD8 hace pensar que se trata de un refrito de la HDC-SD7. Y como ésta, todo hace pensar que la recién nacida no viajará más allá del mercado asiático en su andadura comercial.

Panasonic HDC-SD8
Panasonic HDC-SD8

La excusa para su puesta en escena son los Juegos Olímpicos de Pekín, y de ahí que entre los detalles que permiten distinguirla de su antecesora se encuentre el flamante logotipo de los cinco anillos entrelazados en el reverso del monitor LCD, así como el color rojo del cuerpo (emulando, quizás, la bandera china).

Con algunos accesorios
Minucias estéticas a un lado, la HDC-SD8 se comercializará con un buen surtido de accesorios de serie, como una tarjeta de memoria SDHC de 8 GB, una batería adicional y una bolsa de transporte.

En cuanto a las prestaciones técnicas, ninguna novedad. Entre otras cosas, arma un trío de sensores CCD de 1/6 de pulgada y 560.000 píxeles cada uno, capaces de registrar vídeo de alta definición con un tamaño de cuadro de 1920 x 1080 píxeles. El vídeo, por cierto, se comprime según el estándar AVCHD y el audio es compatible con el sistema Dolby Digital AC3.

La cámara cuenta también con un zoom de 10 aumentos, estabilizador óptico Advanced O.I.S. y un monitor LCD de 2,7 pulgadas de diagonal y 300.000 píxeles de resolución.

Como la SD7, la SD8 se hace un hueco entre las cámaras HD más pequeñas del mercado, con unas dimensiones de 56 x 110 x 87 milímetros y un peso bruto de tan sólo 370 gramos.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar