• Nikon D700: toma de contacto y primeras muestras
  • Panasonic Lumix DMC-LX3: toma de contacto
Prueba de producto
EVOLUCIóN REAL

Panasonic HDC-SD100: toma de contacto

 
21
JUL 2008

La HDC-SD100 debuta por fin en el mercado europeo con el honor de ser, junto a la HDC-HS100, la primera videocámara de este segmento que arma tres sensores de tipo MOS. Pero la nueva abanderada de Panasonic presenta otros argumentos para convertirse en uno de los modelos más completos del actual escaparate. Un diseño atractivo, un anillo de control, modos de los llamados inteligentes, una entrada para micrófono y una salida para auriculares hacen de ella un auténtico salto evolutivo en la serie SD.

Tras irrumpir en el mercado con una HDC-SD1 que dio mucho que hablar, Panasonic ha sacado puntualmente sutiles versiones de esta cámara con una tendencia cada vez más acusada hacia la sencillez. Ahí está la HDC-SD9 para constatarlo.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La firma japonesa ha decidido cambiar de rumbo, y su saga de modelos AVCHD con soporte para tarjetas de memoria da la bienvenida ahora a una videocámara orientada a los usuarios más avanzados: la HDC-SD100.

Acertada evolución
Si bien lo más publicitado de esta nueva videocámara es su insólito sistema de tres captores MOS, lo que más nos ha gustado de ella es -sin duda- que añade muchas prestaciones que desde hace tiempo echábamos en falta en el catálogo de Panasonic.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Así, a diferencia de sus precursoras más recientes, cuenta con un excelente anillo de control en la óptica, una zapata para accesorios, una salida para auriculares y una entrada para micrófono externo. Todo ello sin renunciar a la filosofía de cámara compacta que ya asumieron en su día las HDC-SD1, SD5 y SD9.

La SD100 sigue siendo, con todo, una cámara muy pequeña y ligera con un elegante y estilizado diseño, que es continuista -grosso modo- con el resto de los modelos de la serie SD.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No obstante sus reducidas dimensiones, la cámara se agarra con comodidad, y su ajustado peso permite sostenerla en la mano durante usos prolongados sin mayor esfuerzo.

Pero el gran acierto en el diseño de la SD100 ha sido la inclusión de un anillo de control circundando la óptica, prestación que no veíamos en Panasonic desde la afamada NV-GS500. El anillo tiene un tacto exquisito y es muy preciso, aunque lamentablemente la luz de flash en el lateral de la óptica entorpece en ocasiones su uso.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sobre este control se sustenta la práctica totalidad de los ajustes manuales de la cámara: enfoque, obturación, abertura de diafragma, balance de blancos... y como nota original, también podemos controlar el desplazamiento del zoom.

Para configurar el anillo y optar entre el modo automático y el manual de la cámara, disponemos de una palanca en el lateral del barrilete óptico. Debido a la posición del monitor LCD, ésta queda prácticamente inutilizada, lo cual resulta bastante molesto si queremos accionarla durante la grabación.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Así pues, el joystick multidireccional que antaño fuera el centro de todo el control de las cámaras de Panasonic queda en la SD100 situado en el lateral de la cámara, como ya ocurría en la SD9, y relegado a un segundo plano.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Otra gran novedad es la presencia del visor electrónico, que siempre puede sacarnos de algún apuro. Eso sí, si bien se agradece mucho el detalle, deja bastante que desear: es pequeño, inmóvil y bastante incómodo.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Muy acertadamente, la SD100 dispone de un selector para alternar entre el LCD y el visor, lo cual nos permite usar este último con la pantalla desplegada y acceder así -sin problemas- a los mandos laterales de la cámara.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Cabe resaltar que, en línea continuista con la SD9, la SD100 vuelve a colocar el puerto miniHDMI detrás la batería. Nos vemos obligados por tanto a quitar la batería para acceder a la citada conexión, una situación bastante incómoda.

Bienvenida al sensor MOS
Como se encargan de anunciar varias pegatinas y grabados en la carcasa de la cámara, la incorporación de tres sensores de tipo MOS es la novedad estrella de la SD100.

Según Panasonic, estos captores presentan la particularidad de tener mucha más sensibilidad lumínica que los CCD convencionales, debido a que la superficie empleada en la adquisición de luz dobla la que usa -por ejemplo- la SD9.

Esto, según la firma, supone que la cámara puede registrar imágenes a tan sólo 2 lux sin usar, evidentemente, ningún tipo de modo para capturas de noche o con el obturador lento.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A la espera de pruebas concluyentes, y considerando siempre que el modelo testado es de preproducción, parece que sí es cierto que la SD100 resiste muy bien la ausencia de luz, al menos en lo que a conservación de los colores y brillo de la escena se refiere.

Esto no quiere decir que el ruido electrónico desaparezca de la imagen, ni mucho menos, sobre todo teniendo en cuenta que los sensores son de 1/6 de pulgada.

Estos pioneros captores complementan a una óptica Leica Dicomar con mejor resolución y contraste y un nuevo procesador HD Crystal Engine que dobla -reza la teoría- el rango dinámico de la SD9.

Ágil
Algo que sí podemos asegurar es que la cámara actúa con mucha agilidad. Así, es sorprendentemente rápida en el encendido -tarda menos de un par de segundos-, y tanto su anillo de control como la multitud de accesos directos la hacen tremendamente funcional.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La SD100 está provista además de los denominados automatismos inteligentes, como la detección facial y de escena y el control de contraste inteligente.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Este último nos ha parecido en las pruebas preliminares muy interesante: regula la exposición de la imagen suavizando las sombras profundas y las luces extremas, con lo que crea una peculiar ilusión de rango dinámico expandido.

Portátil y completa
Resulta complicado encontrarle puntos negativos a la HDC-SD100 tras una breve toma de contacto. Y es que cuenta con muchas de las prestaciones que normalmente echamos de menos en otros modelos similares.

No cabe duda de que Panasonic busca en esta ocasión seducir a ese usuario un poco más avanzado que valora por encima de otras cosas características como la entrada de micrófono o el anillo de control. Todo esto, además, en un cuerpo pequeño y muy elegante.

Panasonic HDC-SD100
Panasonic HDC-SD100
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A la espera de constatar con pruebas precisas el rendimiento de la SD100, especialmente de sus sensores MOS, parece que esta videocámara dará mucho que hablar en los próximos meses.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar