• Vanguard Abeo Pro 283CGH: análisis
  • Samsung Galaxy Note 8.0: análisis
Prueba de producto
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
DE PASEO POR OPORTO

Panasonic Lumix GX7: primeras muestras

2
28
AGO 2013
Iker Morán   |  Oporto / Barcelona

Convertida en la nueva joya del catálogo de Panasonic, la Lumix DMC-GX7 apunta maneras para convertirse por diseño y prestaciones en una de las cámaras más interesantes de este otoño. Así que hemos querido aprovechar una rápida escapada veraniega a Oporto para llevarnos con nosotros una GX7 recién desempaquetada y empezar a comprobar a orillas del Duero de lo que es capaz esta Micro Cuatro Tercios.

Nada mejor para estrenar una cámara que una ciudad tan fotogénica como Oporto. Aunque ese encanto decadente que tanto nos gusta de ella está perdiendo fuelle frente al empuje del turismo, las coloridas fachadas a orillas del Duero, el espectacular Ponte Luís I y sus estrechas calles adoquinadas siguen siendo un escenario único para salir a pasear con una cámara.

Panasonic Lumix DMC-GX7
Panasonic Lumix DMC-GX7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Eso es precisamente lo que hemos hecho nada más desempaquetar la nueva Panasonic Lumix DMC-GX7 y cargar su batería. Armados con esta Micro Cuatro Tercios, el zoom 14-42 mm f3.5-5.6 y el renovado 20 mm f1.7 II, hemos recopilado una docena de muestras de esta recién estrenada cámara para empezar a comprobar su potencial.

"Neorretro"

Pese a que la idea de diseño retro comienza a estar ya demasiado sobada, la GX7 es la primera de las Lumix G que se sube a este carro. Pero lo hace con una filosofía propia que mezcla unas líneas con guiños clásicos junto a prestaciones y detalles de última generación.

Y es que el clasicismo no está necesariamente reñido con, por ejemplo, la conexión Wi-Fi o la pantalla táctil y articulada de la cámara. Es cierto que los más puristas no estarán demasiado entusiasmados con esta combinación, pero, como decimos siempre, nada más fácil que desactivar o ignorar las prestaciones que no nos interesen.

panasonic lumix dmc-gx7panasonic lumix dmc-gx7panasonic lumix dmc-gx7panasonic lumix dmc-gx7panasonic lumix dmc-gx7panasonic lumix dmc-gx7
panasonic lumix dmc-gx7
Panasonic Lumix DMC-GX7
Iker Morán (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gx7
Panasonic Lumix DMC-GX7
Iker Morán (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gx7
Panasonic Lumix DMC-GX7
Iker Morán (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gx7
Panasonic Lumix DMC-GX7
Iker Morán (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gx7
Panasonic Lumix DMC-GX7
Iker Morán (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gx7
Panasonic Lumix DMC-GX7
Iker Morán (Quesabesde)

La GX7 es la primera Lumix G que se sube al carro del diseño retro, pero lo hace con prestaciones y detalles de última generación

Aunque ya habrá tiempo de desgranar con más detalle la ergonomía de la cámara, estos primeros días de convivencia con ella ya nos permiten hablar bien de las opciones de configuración personal de los mandos, de la cantidad de accesos directos o del doble dial de control.

El sonido del obturador, eso sí, nos sigue pareciendo excesivo si tenemos en cuenta que aquí no hay espejos que suben y bajan. De todos modos, resulta interesante descubrir la modalidad de disparo silencioso, en la que sólo entra en juego la obturación electrónica y por tanto la cámara resulta totalmente sigilosa. Una opción, eso sí, un tanto escondida entre los menús.

Visor abatible

Tampoco está muy a la vista la opción de "peaking focus" para ayudar en el modo de enfoque manual. De hecho, en el menú de la cámara aparece con la misteriosa denominación "contornos máximos", así que ha sido necesario pasar un par de veces por todas las opciones hasta deducir que era ésta la que buscábamos.

Pensada sobre todo para usar ópticas manuales mediante un adaptador, el estabilizador integrado en el cuerpo -por primera vez en una Lumix G- refuerza precisamente esta idea.

Además del diseño y el estabilizador, si hay algo que caracteriza a la GX7 es el visor integrado, el primero en una cámara de fotos que nos permite realizar una basculación de hasta 90 grados

panasonic lumix dmc-gx7
Panasonic Lumix DMC-GX7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No obstante tampoco hay que olvidar que objetivos como el renovado Lumix 20 mm f1.7 II que hemos utilizado estos días también carecen de estabilizador óptico. En este sentido, la propia cámara detecta el objetivo y la focal y activa a continuación la estabilización mecánica, con unos resultados muy decentes que nos han permitido disparar a pulso a velocidades de hasta 1/8 de segundo.

Si bien en el caso de ópticas manuales esta configuración tocará realizarla a mano, habrá que comprobar si con ópticas Micro Cuatro Tercios que no sean de Panasonic también se hace de forma automática. Y es que ya se sabe que este sistema no siempre resulta tan bien integrado como nos gustaría.

panasonic lumix dmc-gx7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Con una resolución de 2,7 megapíxeles, el visor ofrece calidad y velocidad de refresco. Su tamaño (algo pequeño) y el exceso de saturación y contraste de las imágenes (poco realistas) son sus puntos débiles

Además del diseño y del estabilizador, si hay algo que caracteriza a la GX7 es el visor integrado. Cierto que no es la primera de la familia con esta prestación (la pionera Lumix DMC-G1 ya lo incorporaba), pero sí es la primera que combina este visor con un diseño alejado de la línea de las SLR.

Además, se trata del primer visor electrónico integrado en una cámara de fotos que nos permite realizar una basculación de hasta 90 grados. Un movimiento que resulta especialmente útil para disparar con la cámara desde una posición más baja usándolo a modo de visor de cintura.

Esta posibilidad, junto a la calidad y velocidad de refresco que ofrece con su resolución de 2,7 millones de puntos, son sus mejores bazas. El tamaño (algo más pequeño que el de otros visores) y el exceso de saturación y contraste de las imágenes (se ven muy bien, pero son poco realistas) son sus puntos débiles, aunque desde la firma se pone el acento en su reproducción de color a la hora de cubrir el 100% del espectro Adobe RGB.

Panasonic Lumix DMC-GX7
Panasonic Lumix DMC-GX7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Ojo, por cierto, con la batería, porque en nuestro caso y sin ni siquiera probar la opción de vídeo, una carga completa apenas ha sido suficiente para alcanzar los 150 disparos.

¿El mejor sensor Micro Cuatro Tercios?

La GX7 también estrena un CMOS de 16 megapíxeles que, acompañado del procesador Venus Engine VIII, tiene muchas papeletas para convertirse en el mejor captor Micro Cuatro Tercios del momento.

Panasonic Lumix DMC-GX7
Panasonic Lumix DMC-GX7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Los primeros resultados no contradicen esta teoría, la verdad. Y es que la cámara responde muy bien en lo que respecta a detalle, color y nitidez en escenas con buena luz, y tampoco pasa apuros cuando toca elevar la sensibilidad incluso por encima de 3.200 ISO.

Muestras: Lumix G 14-42 mm
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-GX7 y un objetivo Lumix G 14-42 mm f3.5-5.6. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo original en formato RAW

¿Ofrece mejores resultados que la Lumix DMC-GH3 o que la OM-D E-M5 de Olympus? A falta de poder compararlas en condiciones, las muestras invitan al optimismo y a hablar, por lo menos, de resultados igual de buenos, si bien es cierto que los archivos JPEG directos que moldea Olympus siempre convencen un poco más.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-GX7 y un objetivo Lumix G 20 mm f1.7 II. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo original en formato RAW

La GX7 es una cámara excelente y competitiva, pero llega un poco tarde a un mercado con muchas opciones y varios sistemas dispuestos a dar mucha guerra

¿Está a la altura de las cámaras con sensor APS-C? Desde Panasonic incluso van un poco más allá, y ya durante la presentación de la cámara los técnicos de la firma no dudaron en enfrentarla a réflex con sensores de formato completo.

Un órdago arriesgado, pero que con los rumores de una Sony NEX de fotograma completo en el horizonte parecen más necesarios que nunca. Y es que, tras una semana de turismo fotográfico con la Lumix DMC-GX7 a cuestas, hay dos cosas claras: estamos ante un modelo excelente y competitivo en precio y prestaciones, pero que llega un poco tarde a un mercado con muchas opciones y varios sistemas dispuestos a dar mucha guerra.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y Quesabesde.

2
Comentarios
Cargando comentarios