• Panasonic LX100: prueba de campo
  • Sony PXW-FS7: primeras impresiones
Prueba de producto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Panasonic FZ1000 y Sony RX10: frente a frente

30
21
OCT 2014
Texto: Iker Morán / Álvaro Méndez  |  Fotos: Álvaro Méndez

Las compactas de zoom largo nunca han sido nuestras preferidas, es cierto. Renunciar a calidad de imagen a cambio de un objetivo muy potente era -en muchos casos- demasiado pedir. La Sony Cyber-shot DSC-RX10 no fue la primera en reinventar esta fórmula, pero sí una de las que consiguió volver a poner de moda esta categoría entre los más exigentes y entre quienes están interesados en combinar fotografía y vídeo.

Meses después Panasonic se subió a este tren con la Lumix DMC-FZ1000, una compacta que básicamente lanzaba un órdago a Sony ofreciendo un sensor muy similar al de la RX10 (con una pulgada de tamaño y 20 megapíxeles de resolución) pero con más zoom y grabación de vídeo 4K por menos dinero. Algo que se mantiene, aunque Sony rebajó el precio inicial y ahora la RX10 se puede encontrar ya por menos de 875 euros frente a los 750 que cuesta la Lumix.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Hemos probado las dos cámaras por separado, y lo cierto es que vistas de forma independiente hay pocas pegas que ponerles: son excelentes opciones para los amantes del todo-en-uno que dispongan de un presupuesto considerable. Pero, si nos tuviésemos que quedar solo con una (normalmente es así), ¿cuál elegiríamos? Eso es lo que vamos a intentar averiguar.

Sobre el papel

Las especificaciones de estas dos compactas son de sobra conocidas, así que no merece la pena detenerse demasiado en repasarlas una vez más. Ambas comparten su filosofía (controles avanzados, formato RAW, interesantes posibilidades en el terreno del vídeo…), y sus respectivos CMOS de una pulgada y 20 megapíxeles se encuentran entre sus mejores argumentos.

La otra clave está en el zoom, aunque aquí ya comienzan las diferencias. Sony apuesta por un objetivo de 24-200 milímetros con una luminosidad fija de f2.8. Tal y como ya vimos en su momento, resulta una excelente óptica polivalente con la que podremos enfrentarnos a casi todo.

sony cyber-shot dsc-rx10sony cyber-shot dsc-rx10sony cyber-shot dsc-rx10sony cyber-shot dsc-rx10sony cyber-shot dsc-rx10sony cyber-shot dsc-rx10
Sony RX10

La Cyber-shot combina un sensor CMOS de una pulgada y 20 megapíxeles efectivos con un objetivo Zeiss Vario-Sonnar T* 24-200 mm f2.8

sony cyber-shot dsc-rx10
Sony Cyber-shot DSC-RX10
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony cyber-shot dsc-rx10
Sony Cyber-shot DSC-RX10
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony cyber-shot dsc-rx10
Sony Cyber-shot DSC-RX10
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony cyber-shot dsc-rx10
Sony Cyber-shot DSC-RX10
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony cyber-shot dsc-rx10
Sony Cyber-shot DSC-RX10
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony cyber-shot dsc-rx10
Sony Cyber-shot DSC-RX10
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Panasonic va un poco más allá, ofreciendo más alcance (25-400 milímetros) pero sacrificando algo de angular y sobre todo luminosidad, puesto que ésta cae hasta f4 al desplegar las focales más largas. Pero la cosa no queda ahí, porque además de contar con el doble de zoom (16x frente a los 8 aumentos de Sony), la Lumix también se atreve con la grabación de vídeo con resolución 4K, dejando pequeños los clips Full HD de su competidora.

Como nos temíamos, no es fácil decantarse en la mayoría de apartados por una u otra, puesto que ambas se presentan con unas excelentes prestaciones y acabados, acorde a su segmento y precio. En lo tocante a la sensación que transmiten entre las manos, sin embargo, nos quedamos con la RX10 (con las comillas necesarias que siempre requiere cualquier apreciación sobre líneas y diseño).

sony cyber-shot dsc-rx10 panasonic lumix dmc-fz1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de transmitir una mayor sensación de robustez, la RX10 cuenta con un anillo en la óptica para el diafragma y detalles como un pequeño LCD en su parte superior

La cámara de Sony transmite una mayor sensación de robustez y presenta interesantes detalles en los acabados. Empezando, claro está, por ese anillo para el control del diafragma, que hace que el manejo del equipo sea realmente cómodo. El pequeño LCD superior es otro de esos detalles que gustan, así como la posibilidad de anular el clic del anillo de diafragmas para facilitar el cambio de apertura a la hora de grabar clips de vídeo.

Si a todo esto se le suma una rueda dedicada a la compensación de la exposición y un visor electrónico que se impone al de la Lumix, en este apartado tenemos ganadora. Eso sí, la rueda trasera es demasiado pequeña como para que su manejo resulte cómodo, e igual que en el resto de modelos de la saga RX, el acceso al control del punto de enfoque es absurdamente complejo.

panasonic lumix dmc-fz1000panasonic lumix dmc-fz1000panasonic lumix dmc-fz1000panasonic lumix dmc-fz1000panasonic lumix dmc-fz1000panasonic lumix dmc-fz1000
Panasonic FZ1000

La Lumix también apuesta por un captor de una pulgada y 20 millones de puntos, pero cuenta con un zoom Leica DC Vario-Elmarit 25-400 mm f2.8-4

panasonic lumix dmc-fz1000
Panasonic Lumix DMC-FZ1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz1000
Panasonic Lumix DMC-FZ1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz1000
Panasonic Lumix DMC-FZ1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz1000
Panasonic Lumix DMC-FZ1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz1000
Panasonic Lumix DMC-FZ1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-fz1000
Panasonic Lumix DMC-FZ1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Todo ello no quiere decir que la FZ1000 sea una mala opción en cuanto a diseño y ergonomía. De hecho, pese a ser más grande (recordemos que ofrece el doble de zoom con el mismo tamaño de captor), resulta algo más ligera entre las manos y eso siempre hay usuarios que lo agradecen.

La pantalla articulada (en la Sony únicamente es abatible) y un total de cuatro botones de función configurables con las consiguientes opciones de configuración personal son los puntos más destacados de la Lumix en comparación con la RX10, mejor construida pero más incómoda de manejar en detalles como éste.

El zoom, la clave

Con la misma resolución, tamaño de sensor y filosofía, está claro que habrá que buscar en otras variables los argumentos para inclinar la balanza hacia uno u otro lado. Además del precio, que ya hemos comentado, el zoom y el vídeo son los dos grandes temas en liza.

Y es que la FZ1000 de Panasonic ofrece el doble de alcance, llegando hasta los 400 milímetros frente a los 200 milímetros de la Sony. Eso sí, el angular de 24 milímetros y sobre todo la luminosidad continua de f2.8 de la RX10 son puntos a su favor. Tanto, que lo que a priori podría parecer el argumento definitivo, para nosotros no lo es tanto.

sony cyber-shot dsc-rx10 panasonic lumix dmc-fz1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony cyber-shot dsc-rx10 panasonic lumix dmc-fz1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La luminosidad continua de f2.8 a lo largo de todo el rango focal es un punto a favor de la cámara de Sony

¿Por qué? Muy sencillo, porque con un 24-200 milímetros cubrimos (salvo que estemos pensando en fotografía de naturaleza, por ejemplo) la inmensa mayoría de las situaciones, y ese f2.8 continuo combinado con el angular de 24 milímetros en muchos casos puede ser más determinante.

Menos dudas tenemos a la hora de hablar del enfoque automático. Las dos cámaras responden muy bien, pero el sistema de enfoque DFD (una suerte de mecanismo híbrido) que la FZ1000 hereda de la Lumix DMC-GH4 la sitúa un paso por delante de la Sony. Algo que se nota, sobre todo, en escenas en las que cae la luminosidad o sin zonas con suficiente contraste.

Resultados similares

Ya nos los imaginábamos, pero se confirma: las dos cámaras ofrecen una calidad de imagen excelente, por encima de la media de la mayoría de compactas del mercado. La mala noticia es que su rendimiento es tan similar que costaría inclinarse por una o por la otra usando la calidad de imagen como argumento de peso.

De hecho, basta echar un vistazo a la galería de muestra para comprobarlo (y de paso confirmar que en ambos casos los resultados son más que aceptables). Hay diferencias, claro. En la exposición (lo de la sensibilidad calibrada ya se sabe que siempre es un circo), en el color e incluso en el procesamiento.

Muestras: Sony RX10
Fotografías realizadas con una Sony Cyber-shot DSC-RX10 en las mismas condiciones que las tomadas con una Panasonic Lumix DMC-FZ1000 y que se incluyen en este mismo artículo

En este sentido, y aunque a estas alturas no es ningún secreto que Sony siempre peca por exceso a la hora de cocinar sus archivos, tampoco Panasonic se queda atrás. De hecho, pese a que –insistimos- los parecidos son mayores que las diferencias, si aplicamos la lupa al 100%, nos convencen algo más los archivos directos que entrega la RX10.

Muestras: Panasonic FZ1000
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-FZ1000 en las mismas condiciones que las tomadas con una Sony Cyber-shot DSC-RX10 y que se incluyen en este mismo artículo

En cualquier caso, hasta 1.600 ISO e incluso más allá, dependiendo del nivel de exigencia de nuestra lupa y la luminosidad de la escena, podemos trabajar sin problemas.

Si combinamos esto con una buena luminosidad, un excelente estabilizador y un rango dinámico bien conseguido (sobre todo si nos molestamos en trabajar en RAW y revelar con cariño los archivos), confirmaremos que estamos ante una auténtica pareja de cámaras todo-en-uno. Eso que muchas prometen pero pocas ofrecen de verdad.

Muestras: zoom
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-FZ1000 y una Sony Cyber-shot DSC-RX10
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz1000 y una sony cyber-shot dsc-rx10
RX10 (24 mm)
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz1000 y una sony cyber-shot dsc-rx10
RX10 (200 mm)
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz1000 y una sony cyber-shot dsc-rx10
FZ1000 (25 mm)
fotografías realizadas con una panasonic lumix dmc-fz1000 y una sony cyber-shot dsc-rx10
FZ1000 (400 mm)
4K y 1080p

Dejamos para el final otra de las funciones que marcan claramente diferencias entre ambos modelos. Porque, pese a que las dos cámaras apuestan fuerte por el vídeo con una lista de especificaciones muy completas en este apartado, la FZ1000 se desmarca ofreciendo grabación 4K frente a los clips de 1080p de la RX10.

¿Y para qué queremos vídeos 4K?, se preguntarán muchos usuarios. Panasonic tiene bien aprendida la respuesta, pues de hecho es la misma que ya usó en su día para la GH4. Incluso si no tenemos pensado trabajar en 4K, ese plus de resolución se puede traducir en una calidad mejorada en cuanto a nitidez y detalle si reducimos los vídeos a 1920 x 1080 puntos.

Pese a que la RX10 cuenta con un filtro de densidad neutra integrado y una conexión para auriculares, la FZ1000 ofrece vídeo 4K y promete un plus de nitidez al reducir los vídeos a Full HD

sony cyber-shot dsc-rx10 panasonic lumix dmc-fz1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Del mismo modo, si el destino final de las secuencias es una película en Full HD, se puede usar la resolución sobrante para reencuadrar o estabilizar el plano en posproducción.

Aunque las diferencias van más allá de una cuestión numérica o de tamaño de cuadro, incluso grabando con ambas cámaras en Full HD y a 28 Mbps (como en el vídeo de muestra adjunto), la Lumix sale ligeramente vencedora gracias a sus secuencias algo más nítidas. Eso sí, adolece de cierta tendencia a sobreexponer y presenta algo menos de contraste, mientras que la Sony ofrece una imagen más acabada y procesada que puede ser del gusto de algunos usuarios.

Vídeo: comparativa

Ponemos frente a frente el vídeo grabado por la Panasonic Lumix DMC-FZ1000 y la Sony Cyber-shot DSC-RX10. Aunque la Lumix es capaz de capturar vídeo 4K, se ha grabado con ambas cámaras en resolución Full HD a 50 fotogramas por segundo y con un flujo de datos de 28 Mbps

Por otro lado, la RX10 ofrece un par prestaciones que también pueden ser determinantes a la hora de seducir a los amantes del vídeo: un filtro de densidad neutra integrado para sacar el máximo provecho de ese diafragma de f2.8 y una conexión para auriculares para poder monitorizar el audio externo.

Difícil elección

A la espera de que otras firmas como Canon muestren sus bazas en este segmento –ya adelantó sus planes en Photokina-, estamos ante las dos mejores cámaras de zoom largo del momento. De ahí que sea complicado elegir una. Tras haberlas probado durante mucho tiempo, lo cierto es que no dudaríamos en recomendarlas o llevárnoslas a nuestro próximo viaje. Cualquiera de las dos, sí.

sony cyber-shot dsc-rx10 panasonic lumix dmc-fz1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque la construcción y la sensación general de la RX10 nos convencen más, cuesta encontrar argumentos para pagar más por ella y renunciar a más zoom y al vídeo 4K

Así que, como suele ocurrir, la decisión final dependerá más de factores como el presupuesto o las necesidades del fotógrafo que de la calidad que ofrecen. Si el vídeo tiene cierta importancia para nosotros, la grabación 4K resulta un argumento innegable para inclinarnos por la Lumix, aunque echemos de menos el filtro ND y la conexión para auriculares. Lo primero al menos se puede corregir con un filtro convencional en el frontal de la óptica.

Aunque la construcción, el manejo y la sensación general de la RX10 nos convencen más, cuesta encontrar argumentos para pagar más por ella y renunciar a algo más de zoom y al vídeo 4K. Sobre todo teniendo en cuenta que en calidad de imagen podemos hablar de empate y en el apartado del vídeo la Lumix se impone.

Por todo eso, y aunque estaremos atentos a la evolución de sus precios por si obliga a remodelar nuestra elección a día de hoy, puestos a quedarnos o recomendar una –de eso se trataba-, nuestra balanza se inclina por la Lumix DMC-FZ1000.

30
Comentarios
Cargando comentarios