• Sanyo PLV-Z700: de un vistazo
  • Archos 5: de un vistazo
Prueba de producto
BLU-RAY PARA TODOS

Panasonic DMP-BD35, Samsung BD-P1500 y Sony BDP-S350: comparativa

 
2
ENE 2009

Si hace unos días barrimos el mercado en busca de dos buenos televisores a prueba de crisis, ahora le toca el turno a los reproductores de discos Blu-ray. No es cuestión de vaticinar su éxito comercial, pero con productos como el Panasonic DMP-BD35, el Samsung BD-P1500 y el Sony BDP-S350, la tecnología del láser azul no debería de tardar en conquistar varios miles de hogares.

Hay algunos enemigos a los que debe enfrentarse una nueva tecnología cuando se lanza al mercado. A la desconfianza habitual de los potenciales compradores se le pueden añadir los elevados precios que suelen presentar los nuevos sistemas. Los reproductores de discos Blu-ray no son una excepción, más bien al contrario.

La primera piedra en el camino se superó hace ya varios meses. Es historia pasada y no cabe decir nada más sobre el tema: la confianza de la gente va en aumento con el paso de los días. Y en cuanto al precio, los tres reproductores analizados por QUESABESDE.COM parecen lidiar con soltura en este terreno.

Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Tres son los reproductores Blu-ray de precio asequible que han pasado por el laboratorio de QUESABESDE.COM. De arriba a abajo: Sony BDP-S350, Panasonic DMP-BD35 y Samsung BD-P1500.

Se trata de tres dispositivos cuyos precios varían entre los 200 euros del Sony BDP-S350 y el Samsung BD-P1500 y los 250 del Panasonic DMP-BD35, algo impensable tan sólo unos meses atrás, cuando los reproductores Blu-ray superaban con creces los 500 euros.

Otro aspecto que también ha mejorado, aunque en menor medida, es el proceso de carga de los discos: sigue siendo lento, muy lento en comparación con cualquier reproductor de discos DVD del mercado, pero vamos por el buen camino.

Panasonic DMP-BD35
Panasonic DMP-BD35
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Samsung BD-P1500
Samsung BD-P1500
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Sony BDP-S350
Sony BDP-S350
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Y una cuestión más que parece haber pasado por la máquina reductora es el diseño: estamos ante dispositivos mucho más comedidos en dimensiones y peso, mucho más estilizados y adaptados al mundo moderno de la miniaturización en que vivimos.

Por lo que se refiere a los detalles negativos, aún arrastramos algunos: el catálogo de películas en formato Blu-ray continúa siendo limitado y minúsculo en comparación con el del DVD. Además, los precios permanecen elevados para muchos usuarios.

No obstante, si los comparamos con los de los DVD en sus inicios, son similares y en algunos casos incluso inferiores: ya hay películas disponibles por menos de 20 euros.

Diseño
De los tres reproductores, el que más parece haber aprendido de errores del pasado es el BDP-S350 de Sony. El DMP-BD35 sigue las directrices marcadas por su antecesor, el DMP-BD30, y no presenta visos de haber evolucionado demasiado en este aspecto. En cuanto al Samsung BD-P1500, se excede de minimalista hasta el punto de parecer demasiado simple y austero.

Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El reproductor de Sony es otro cantar: es pequeño, ligero y combina el negro y el azul de forma elegante. En la parte delantera están la bandeja de los discos y los botones de control básicos; en la parte posterior, las conexiones.

El único fallo que le encontramos es la horrenda ubicación del puerto USB que incorpora: parece como si el diseñador del producto hubiera querido esconderlo a propósito, cuando en realidad se trata de una función añadida de la que carece el DMP-BD35, por ejemplo, que se conforma con una ranura para tarjetas SD Card y SDHC.

Sony BDP-S350
Sony BDP-S350
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Sony BDP-S350
Sony BDP-S350
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El reproductor de Samsung también incluye un puerto USB, y su ubicación tampoco nos convence demasiado, ya que lo encontramos de nuevo en la parte posterior del dispositivo, y es un engorro tener que moverlo cada vez que queremos conectar un lápiz de memoria, por ejemplo.

Samsung BD-P1500
Samsung BD-P1500
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Samsung BD-P1500
Samsung BD-P1500
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El DMP-BD35 es ligeramente más grande que el Blu-ray de Sony, pero no alcanza las dimensiones del BD-P1500, el más grande de los tres. Todos ellos tienen sus conexiones en la parte posterior, como suele ser habitual.

Panasonic DMP-BD35
Panasonic DMP-BD35
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD35
Panasonic DMP-BD35
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

En lo que atañe a los controles remotos, los de Panasonic y Sony son parecidos tanto en dimensiones como en estilo. Es el de Samsung el que se aleja de las convenciones y ofrece líneas novedosas y un diseño mucho más estilizado. Al igual que el reproductor que dirige, también es este control remoto el mastodonte del trío.

Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Los controles remotos de los reproductores de Sony, Panasonic y Samsung.

Los tres mandos a distancia incluyen todos los botones necesarios para controlar y configurar con facilidad los reproductores de discos Blu-ray a los que van destinados. Ahora bien, es el de Sony el que se maneja con mayor facilidad y cuyo uso se nos antoja más intuitivo. Esto también se debe al sistema de menús que este dispositivo integra, el cada vez más utilizado Xross Media Bar (XMB).

Navegación intuitiva
Efectivamente, el BDP-S350 es también el alumno aventajado de la clase si nos centramos en el sistema de menús. Para que un reproductor de discos Blu-ray tenga éxito en todos los estratos de la sociedad, debe ser fácil de manejar para cualquier tipo de usuario: Sony parece haberse dado cuenta rápidamente de este hecho.

La interfaz de su reproductor es intuitiva, y en unos pocos minutos podemos configurarlo para que ofrezca lo mejor de sí una vez conectado a un televisor de alta definición. Mediante el Xross Media Bar podemos desplazarnos con soltura y rapidez por todos los menús y entrar y salir de ellos a medida que calibramos el dispositivo.

Sony BDP-S350
Sony BDP-S350
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Sony BDP-S350
Sony BDP-S350
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

También cuenta el BDP-S350 con una opción de configuración rápida mediante la que ajustamos los valores básicos, como la conexión que utilizamos o el tipo de resolución y el formato de pantalla de nuestro televisor.

En lo que al DMP-BD35 se refiere, Panasonic sigue en sus trece y no evoluciona: su sistema de menús es simple y poco atractivo. Si bien permite también configurar el dispositivo para que nos proporcione una imagen cristalina y mejorada mediante distintas tecnologías como el modo de 24 fotogramas por segundo, hay formas más elegantes de hacerlo.

Panasonic DMP-BD35
Panasonic DMP-BD35
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD35
Panasonic DMP-BD35
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

En cualquier caso, es cierto que una vez configurado el reproductor, rara vez accedemos al sistema de menús a no ser que seamos unos maniáticos del control de la imagen y el sonido y queramos ajustar el dispositivo cada vez que usemos un disco nuevo.

Sin embargo, nos recuerda demasiado a anteriores productos de la firma con los que ya no quedamos satisfechos al ver la interfaz. Y es que se puede acceder a la configuración del dispositivo desde dos rutas distintas, y eso a veces confunde un poco al usuario.

Pero si hablamos de simplicidad, el BD-P1500 es el vencedor absoluto. Su sistema de menús consiste en una barra lateral que nos permite acceder a tres opciones: vídeo, música y configuración.

Samsung BD-P1500
Samsung BD-P1500
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Samsung BD-P1500
Samsung BD-P1500
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

La primera nos lleva directamente a la película que tengamos insertada en la bandeja de discos, mientras que la segunda opción nos lleva al CD de música que hayamos elegido para escuchar con el reproductor.

La tercera es la más completa y la que nos abre las puertas de la configuración del dispositivo. Desde aquí, al igual que en los productos de Panasonic y Sony, podemos modelar el BD-P1500 para aprovechar todas sus prestaciones.

Samsung BD-P1500
Samsung BD-P1500
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Su sistema de navegación también es accesible para cualquier usuario con unos conocimientos mínimos de calibración, y en unos pocos pasos podemos activar y desactivar las opciones que nos convenga para disfrutar de una verdadera experiencia de cine en casa.

Conectados
En cuanto a conexiones básicas, los tres reproductores vienen bien servidos: cuentan con puerto HDMI, salida de vídeo por componentes y salida de audio digital óptica. Suficientes para aprovechar la calidad de imagen que brinda la alta definición y el sonido digital de sistemas como Dolby Digital y DTS.

Ya hemos comentado que tanto el BDP-S350 como el BD-P1500 incluyen un puerto USB. En contra de lo que muchos pensarán en un principio, ni en uno ni en otro caso esta conexión sirve para ver fotos o escuchar música.

Foto: Joan Piella (Quesabesde)
De arriba a abajo: Sony BDP-S350, Panasonic DMP-BD35 y Samsung BD-P1500.

Los puertos USB que incorporan los reproductores de Sony y Samsung sirven para funciones BD-Live y actualizaciones de firmware. Quizás por esto están ubicados en su parte posterior y es tan difícil acceder a ellos.

Samsung BD-P1500
Samsung BD-P1500
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Sony BDP-S350
Sony BDP-S350
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

De todas maneras, no deja de ser un mal emplazamiento. El de Sony es además demasiado profundo y algunos lápices ni siquiera entran, por lo que es necesario el uso de un cable de extensión.

Panasonic DMP-BD35
Panasonic DMP-BD35
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El DMP-BD35 sustituye el puerto USB por una ranura para tarjetas SD Card y SDHC. Su ubicación, en la parte delantera del dispositivo, augura más funcionalidad que en los anteriores casos.

Y así es: si insertamos una tarjeta de memoria que contenga archivos de imagen JPEG o de vídeo en formato AVCHD no encontramos invonveniente alguno para reproducirlos en pantalla.

Panasonic DMP-BD35
Panasonic DMP-BD35
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Un puerto presente en los tres reproductores es el de la conexión Ethernet, mediante el cual se pueden disfrutar de las funciones que proporciona el sistema BD-Live (perfil 2.0). Mientras el DMP-BD35 ya está provisto de este perfil, los reproductores de Sony y Samsung están preparados para una posible actualización mediante una nueva versión de su firmware.

Foto: Joan Piella (Quesabesde)
De arriba a abajo: Sony BDP-S350, Panasonic DMP-BD35 y Samsung BD-P1500.

Por ahora, el perfil BD-Live todavía no ha mostrado todo lo que puede dar de sí, pero cada vez aparecen más películas en las que se aprovechan mejor sus aplicaciones. Es el caso del Blu-ray de la película "El caballero oscuro", donde se utilizó esta tecnología para que los usuarios pudieran hablar con el director del film en directo.

Rendimiento
Uno de los aspectos que los reproductores de discos Blu-ray deben mejorar a marchas forzadas es la velocidad de carga de los discos: siguen siendo demasiado lentos, y la excusa de que se trata de una nueva tecnología o de reproductores muy jóvenes ya no nos sirve.

Ya llevamos cierto tiempo conviviendo con el láser azul y algunas cosas pueden acabar con la paciencia de uno.

Sony afirma que su BDP-S350 es capaz de ponerse a reproducir la película en seis segundos exactamente. Es cierto, pero sólo a medias. Podemos conseguirlo únicamente si ya hemos iniciado la reproducción, luego la hemos parado por el motivo que sea y pulsamos de nuevo el botón "Play" al regresar -por ejemplo- del servicio o de la cocina de sacar las palomitas del microondas.

Sony BDP-S350
Sony BDP-S350
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

En caso de que encendamos el reproductor, abramos la bandeja para insertar el disco y la cerremos para comenzar a ver el film, el tiempo transcurrido es de unos 75 segundos. Si ya tenemos el disco insertado en el reproductor al ponerlo en marcha, poder ver las primeras imágenes nos lleva unos 45 segundos.

El DMP-BD35 de Panasonic se mueve en torno a unas cifras parecidas: arrancarlo desde cero e introducir la película en la bandeja nos supone unos 75 segundos, mientras que si ya la tenemos dentro del reproductor, llegar al menú principal es cuestión de unos 48 segundos.

Panasonic DMP-BD35
Panasonic DMP-BD35
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Si estamos viendo la película, la paramos y volvemos a pulsar "Play" para retomar la experiencia, tardamos unos 18 segundos, pero nos espera una sorpresa muy desagradable: volvemos al principio del disco y no al punto en el que lo dejamos. Esto significa que pueden pasar unos dos minutos hasta que consigamos llegar adonde estábamos.

Lo mismo sucede con el reproductor de Samsung: el BD-P1500 nos devuelve al comienzo del disco si se nos ocurre pulsar el botón de parar a media película. No podemos volver al punto en el que estábamos, si bien para llegar al primer menú del disco sólo empleamos unos seis segundos.

Samsung BD-P1500
Samsung BD-P1500
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Con el BD-P1500, empezar desde cero, con todo el proceso de introducir el disco en la bandeja, nos lleva poco más de 60 segundos. En caso de ya tener la película en la bandeja y poner en marcha el reproductor, el tiempo se reduce unos pocos segundos.

Audio
Para que la experiencia de ver cine en alta definición sea del todo completa, debemos estar provistos de un buen equipo de audio, y puestos a pedir, de un proyector Full HD de última generación. Pero dejemos de lado el proyector y centrémonos ahora en los sistemas acústicos.

La alta capacidad de almacenamiento de los discos Blu-ray y los avances en la tecnología han permitido que las películas en este formato incluyan pistas de audio con nuevos sistemas, como el Dolby TrueHD y el DTS-HD Master Audio, que mejoran el sonido y cuentan con 7.1 canales a través de los que escupir efectos sonoros especiales, voces y música de fondo.

Panasonic DMP-BD35
Panasonic DMP-BD35
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Son precisamente estos dos nuevos sistemas de audio los que el DMP-BD35 no tiene problema alguno en descodificar, además del Dolby Digital Plus.

Sony BDP-S350
Sony BDP-S350
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

En cuanto al BD-P1500, si bien incorpora descodificador para los sistemas Dolby TrueHD y Dolby Digital Plus, entre otros, no hace lo propio con la tecnología DTS-HD Master Audio.

Samsung BD-P1500
Samsung BD-P1500
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Y lo mismo sucede con el BDP-S350: la descodificación de las pistas de audio en DTS-HD Master Audio se ha quedado por el camino y sólo han llegado a buen puerto el Dolby TrueHD y otros sistemas ya presentes en los reproductores de DVD convencionales.

Podio para tres
Si buscamos un reproductor de discos Blu-ray que sea bonito, rápido y ofrezca las prestaciones mínimas para una buena experiencia de cine en casa en alta definición, el Sony BDP-S350 es una de las mejores opciones.

Sony BDP-S350
Sony BDP-S350
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

También el BD-P1500 de Samsung se nos antoja como un reproductor a tener en cuenta: su precio es ligeramente inferior al del de Sony y presenta un diseño minimalista, aunque también es de mayores dimensiones. En cuanto a prestaciones, le va a la zaga al BDP-S350, por dejarse por el camino -entre otras- la compatiblidad con algunos archivos como los JPEG y los MP3.

Ambos reproductores fallan estrepitosamente en la ubicación y funcionalidad de su puerto USB: se encuentra en el peor de los sitios posibles y no sirve para reproducir ni fotos ni archivos de vídeo o música.

Samsung BD-P1500
Samsung BD-P1500
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El DMP-BD35 de Panasonic tiene todo lo que ofrecen sus dos competidores y añade tal cual viene algunas funciones extra, como el perfil BD-Live, la descodificación del sistema de audio DTS-HD Master Audio y la posibilidad de reproducir fotos y vídeos mediante la ranura para tarjetas SD Card y SDHC.

Como punto negativo, el reproductor de Panasonic cuesta unos 50 euros más que los productos de Sony y Samsung, y además es más lento a la hora de cargar los discos una vez insertados en la bandeja.

Panasonic DMP-BD35
Panasonic DMP-BD35
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Tanto el BDP-S350 como el BD-P1500 son dos buenos reproductores de discos Blu-ray que nos permiten disfrutar de la plena alta definición -siempre que tengamos un televisor preparado para ello, claro está- a un precio inimaginable hace un año.

Debido a las prestaciones adicionales, el Panasonic DMP-BD35 está un poco por delante de sus contrincantes, aunque esto afecta irremediablemente a su precio final.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar