• Canon EOS 7D Mark II: primeras impresiones
  • Nikon D750: primeras impresiones
Prueba de producto
Panasonic Lumix DMC-CM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Panasonic Lumix CM1: primeras impresiones

11
16
SEP 2014
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez   |  Colonia

Que el primer día de Photokina salgamos corriendo en busca de un teléfono móvil es posiblemente una excelente metáfora del estado del sector fotográfico y de cómo las cosas han cambiado. Estamos en 2014, y todas las firmas son conscientes de que los smartphones se han comido el pastel de las compactas, así que igual ha llegado el momento de asomarse de una vez por todas a ese terreno.

La respuesta de Panasonic ha sido por todo lo alto con el nuevo Lumix DSC-CM1, que por ahora -y si nadie lo remedia- será la gran sorpresa de esta edición de Photokina. Un móvil Android en el que la parte telefónica es casi lo de menos, porque su diseño y prestaciones dejan claro que estamos ante una cámara que también es teléfono, y no al revés. Parece lo mismo, pero no.

Y por si su diseño o la denominación Lumix no son suficiente pista, ahí va otra: Panasonic abandonó hace tiempo el mercado de móviles, y esto no parece una rentrée al uso, sino más bien un paréntesis fotográfico con todas las letras.

Sensor grande, óptica grande

A primera vista el Lumix CM1 nos gusta. Aunque recuerda a un teléfono convencional con una de esas fundas que imitan una cámara antigua, aquí los acabados están mejor rematados. Es uno de esos gadgets que seguramente causarán admiración cuando lo saquemos del bolsillo.

Como teléfono, por cierto, no está nada mal: Android 4.4, pantalla de 4,7 pulgadas y resolución Full HD, procesador de cuatro núcleos, 2 GB de RAM, 16 GB de memoria interna… Prestaciones todas ellas habituales en un terminal de gama media-alta.

panasonic lumix dmc-cm1
Panasonic Lumix DMC-CM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-cm1
Panasonic Lumix DMC-CM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es el primer móvil que se atreve con un captor de una pulgada, el mismo tamaño que usan algunas de las mejores compactas

Pero lo bueno empieza cuando accionamos el interruptor situado en el lateral o buscamos la aplicación en el menú en pantalla. Es entonces cuando descubiremos que eso que llevamos en el bolsillo es una auténtica cámara. Y de las buenas.

La clave, como casi siempre, está en el sensor. En su tamaño, más concretamente. Si el Nokia Lumia 1020 ya causaba admiración por las dimensiones de su CMOS, ahora estamos ante el primer móvil que se atreve con un captor de una pulgada y 20 megapíxeles. Sí, exactamente el mismo tamaño que usan algunas de las mejores compactas del momento y que debería permitirnos obtener una calidad de imagen sobresaliente.

panasonic lumix dmc-cm1
Panasonic Lumix DMC-CM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-cm1
Panasonic Lumix DMC-CM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El precio de usar un sensor grande es que la óptica también tiene que crecer en proporción. Así, este CM1 cuenta con un objetivo 28 mm f2.8 firmado por Leica que no pasa desapercibido, aunque tampoco descompensa el conjunto.

Además, la buena noticia es que ese relieve se ha aprovechado para incluir un anillo de control que nos permitirá ajustar -entre otros valores- la velocidad de obturación o la apertura del diafragma. Nosotros pidiendo este tipo de anillos en las compactas y resulta que ahora ya hay un móvil que lo tiene.

panasonic lumix dmc-cm1
Panasonic Lumix DMC-CM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-cm1
Panasonic Lumix DMC-CM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tanto tiempo pidiendo anillos de control en la óptica para las compactas y resulta que ahora ya hay un móvil que lo tiene

Las prestaciones del Lumix CM1 son realmente completas para un teléfono. Además de controles manuales (que además se pueden manejar por fin de forma sencilla en un móvil gracias a ese anillo frontal), también permite trabajar en RAW.

El enfoque, por lo que hemos podido comprobar durante los minutos que hemos secuestrado una de las contadas unidades de este CM1 que se dejan ver por Colonia, funciona también muy bien. También el vídeo ocupa un lugar destacado gracias a la grabación 4K, aunque esta resolución tiene truco, puesto que solo nos permite trabajar con 15 fotogramas por segundo.

El móvil más fotográfico (y uno de los más caros)

Un sensor de una pulgada y 20 megapíxeles acompañado por un objetivo de 28 milímetros y f2.8 con anillo de control, y resulta que además es un móvil. Hace no mucho tiempo nos habría parecido una inocentada.

Como también podría parecerlo su precio: 900 euros, o lo que vendría a ser la simple suma de lo que cuesta una compacta de altos vuelos y un smartphone de gama media. Se supone que al unirlos algo habrá que abaratar el conjunto, por mucho que –eso hay que reconocerlo- desarrollar y atreverse a vender algo así no parece tarea fácil.

panasonic lumix dmc-cm1
Panasonic Lumix DMC-CM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Costará 900 euros, lo que vendría a ser la simple suma del precio de una compacta de altos vuelos y un smartphone de gama media

Y buena prueba de ello es que Panasonic ha confirmado que por ahora no traerá este CM1 al mercado español. Tal vez sea un simple gesto de prudencia a la espera de su acogida en otros mercados más pudientes como el alemán. Tal vez se trata más de un producto de esos que se diseñan para dar la campanada y acaparar titulares que para arrasar en los escaparates.

En cualquier caso, esperemos verlo pronto en el mercado. Tanto hablar de fotografía móvil, parece que es ahora cuando la cosa empieza a ponerse realmente interesante.

Productos relacionados (1)
11
Comentarios
Cargando comentarios