• Palm Zire: análisis
  • Palm Tungsten E: análisis
Prueba de producto
PALM TUNGSTEN T3

Palm Tungsten T3: análisis

 
12
DIC 2003

El Tungsten T3 se gana, por derecho propio, un puesto de lo más destacado entre la oferta actual de ordenadores de bolsillo. Y es que con un procesador Intel XScale funcionando a 400 MHz, 64 MB de RAM, una ranura compatible con el estándar SDIO, conexión Bluetooth y, sobre todo, una pantalla de 3,5 pulgadas nítida y brillante, se convierte en el mejor producto hecho nunca por Palm -léase PalmOne. No sólo mejora notablemente sus antecesores T y T2, sino que marca un cambio de tendencia en la compañía: enfrentarse de tú a tú con los Pocket PC.

Una gran pantalla

Exteriormente, este nuevo miembro de la familia Tungsten recurre a una carcasa de aluminio pulido mate que hereda el sistema de apertura inaugurado por el Tungsten T. Este sistema permite ocultar o mostrar hasta tres centímetros de pantalla -un 50% más respecto a la de los anteriores modelos-, deslizando la parte inferior del aparato hacia arriba o hacia abajo a través de unas guías. Puede que parezca un mecanismo frágil, pero PalmOne asegura que está preparado para soportar más de 100.000 extensiones. El resultado final es un cuerpo muy manejable de 7,3 centímetros de ancho por 1,3 de grosor, con una altura de 10,3 ó 13,3 centímetros, en función de si el aparato está cerrado o abierto, respectivamente.

Sin duda alguna, una de las características más señaladas en el diseño de este nuevo PDA es su pantalla. Gracias a sus 3,5 pulgadas de diagonal y la utilización de la tecnología TFT ofrece una visualización de altísima calidad. Una particularidad muy de agradecer es que la resolución máxima alcanza los 320 x 480 píxeles (320 x 320, en modo cerrado). Esto se consigue eliminando la tradicional área de escritura, que pasa a ser virtual y sólo aparece cuando el usuario lo requiere. Eso sí, sólo con el PDA abierto. Como colofón, el contenido de la pantalla puede orientarse tanto vertical como horizontalmente con sólo pulsar un botón, lo que resulta ideal para aplicaciones como bases de datos o la visualización de imágenes y vídeos. En el modo de visualización apaisada, puede optarse por la distribución de botones para diestros o para zurdos, dejando así la botonera de navegación al lado que más le convenga al usuario.

Renovación detallista

De entre los elementos físicos del equipo destacan también la nueva botonera de navegación y los botones de inicio rápido, ahora más grandes y manejables que en productos anteriores -incluso para manos grandes como las del que escribe. En el lateral izquierdo, repiten el conector para auriculares, el botón para poner en marcha la grabadora -de muy buenas prestaciones, por cierto- y el micrófono de los Tungsten T y T2. En la parte trasera, se sitúan los enganches para los accesorios compatibles con el Conector Universal de Palm, además del que permite acoplar la práctica tapa de cuero -de serie- destinada a proteger la pantalla de eventuales rayazos y golpes.

El conjunto se completa con una ranura para tarjetas SD Card en la parte superior, junto al receptor de infrarrojos y la conexión Bluetooth integrada. Puesto que este producto se sitúa en la franja alta del mercado y apunta a profesionales y ejecutivos, no estaría de más que incluyera Wi-Fi, como el Tungsten C. Es cierto que puede adquirirse por separado una tarjeta SDIO, pero eso implica un coste añadido y la imposibilidad de usar la ranura de expansión para otros fines. Otra crítica es que resulta imposible realizar la sincronización a través de Bluetooth -al menos en el PC con el que se han realizado las pruebas, dotado de un receptor Bluetooth USB- y siempre hay que recurrir al tradicional soporte o cradle.

Software revisado

Una vez en marcha, se notan los 400 MHz y los 64 MB a la hora de trabajar. Aunque el sistema se reserva 12 MB para el intercambio de ficheros, lo cierto es que el haber pasado aplicaciones esenciales como Docs2Go, VersaMail o RealOne a la memoria ROM ha contribuido a agilizar el sistema y a liberar recursos. Esto se nota, por ejemplo, a la hora de reproducir canciones en MP3, donde se ve claramente que el sistema no se atraganta aunque se ponga en marcha otra aplicación.

La mayor novedad del Palm OS 5.2.1, el renovado sistema operativo en el que se basa el T3, es la barra de iconos a pie de pantalla. Desde ella, como si de la barra de tareas de Windows se tratara, puede accederse a la pantalla Home o al buscador, ver las opciones y la hora, activar la conexión Bluetooth, activar la escritura en cualquier parte de la pantalla, cambiar la orientación de la misma y mostrar o esconder el área de escritura. Una particularidad -también muy propia de Windows- es que pulsando un par de segundos el icono de la pantalla Home aparece un menú desplegable con las aplicaciones que están abiertas en ese momento.

Aunque el 50% extra de resolución de pantalla -del que disfrutamos cuando el dispositivo está extendido- es bienvenido, no todos los componentes del sistema están preparados para aceptarlo. Opciones como "Configuración de la conexión", "Marcador", "HotSync" o "Info Tarjeta" vuelven a la tradicional pantalla cuadrada con el área de escritura, sin que el usuario la haya solicitado y sin que sea necesaria en ese momento. Esto denota prisa a la hora de renovar el Palm OS y ciertos problemas pendientes de solución para poder trabajar con dos resoluciones de pantalla.

Batería escasa

El nuevo T3 lleva una batería de iones de litio recargable de 900 mAh, es decir, la misma que los Tungsten T, T2 y Zire 71. Según la compañía, el sistema operativo optimiza el consumo extra derivado de la mayor pantalla y el doble de memoria RAM con respecto a los anteriores Tungsten, aunque a tenor de la duración de la unidad probada por QUESABESDE.COM, parece que esta promesa es demasiado optimista. La recarga completa de la batería después de agotarse tarda unas 4 horas, más o menos el mismo tiempo -de 3,5 a 4,5 horas- que aguanta el T3 en funcionamiento continuado. Sin duda alguna, este es otro punto a revisar por PalmOne en futuras versiones, ya que desluce la excelente impresión global que generan las nuevas prestaciones de este producto, ahora sí, con todas las armas para plantar cara a los Pocket PC.


César Solaz

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar