• Compaq iPAQ H3130: análisis
  • Palm m100: análisis
Prueba de producto
PALM M105

Palm m105: análisis

 
5
OCT 2004

El Palm m105 cumple con lo previsto: soluciona el importante handicap de los 2 MB de memoria RAM de su predecesor, el m100, incorporando 8 sobrados MB. Además, es el único Palm ?hasta el momento- que incluye el software de conexión a Internet (MIK). Todo ello manteniendo sus reducidos tamaño y precio.

En el árbol genealógico de Palm, la familia m100 ?compuesta hasta ahora por un solo miembro, el Palm m100- era la más humilde de todas. Con la llegada del m105, el estatus de los m100 ha sufrido un ligero ascenso. A pesar de tratarse del hermano pequeño del m100, este PDA se presenta como la superación de la serie III, compuesta por Palm tan populares como el IIIxe o el IIIc, el primero de la marca norteamericana con pantalla a color.

El porqué del Palm m105

La razón de ser del m105 se justifica en una mezcla de virtudes de la serie m100 y de la III, además de añadir alguna que otra prestación inédita en cualquier otro Palm. Del m100 ?y como buen hermano pequeño que es- el m105 toma prestado el reducido tamaño y las formas redondas, adquiriendo así una ergonomía que ya levantó críticas de admiración en su momento. Una reducción de tamaño que, sin embargo, supone un pequeño sacrificio: la lógica reducción ?también- del tamaño de la pantalla. De todos modos, esta sigue manteniendo la típica resolución Palm de 160 x 160 píxeles.

Es también herencia directa del m100 un atributo un tanto más intangible que el anterior: la relación calidad-precio, que tan buenos resultados dió a la gama baja de Palm. En efecto, la familia m100 se caracteriza por ser la económicamente más asequible de todas, ofreciendo unas prestaciones más que suficientes para el consumidor medio.

Tamaño y precio asequible; esta es la herencia lógica del m105. Pero ya hemos advertido acerca de la naturaleza mixta de este PDA, que también reúne rasgos idiosincrásicos de la serie III. En concreto, son muy distintivos los 8 MB de memoria RAM. Se trata de una prestación que lo aleja del m100 que, con sus 2 tristes MB, adolecía ?y mucho- de una falta de espacio de almacenamiento. A pesar de no ser posible ampliar el espacio de almacenamiento mediante tarjetas de memoria, los 8 MB son todo un lujo para un PDA de este tipo.

Por cierto, con el m105 se incluye un cradle de sincronización al puerto serie del ordenador. Un avance respecto al cable de conexión que utilizaba el m100. De todos modos, los usuarios de Mac ?o aquellos que aún no tengan ordenador con puerto USB- tendrán que adquirir el adaptador Palm de serie a USB. Nada más que esto, un adaptador. La sincronización rápida al puerto USB es cosa de la gama alta de Palm en estos momentos (mayo, 2001); esto es, de la familia m500.

El Mobile Internet Kit

Aparte de las virtudes heredadas, cabe citar algunos elementos idiosincrásicos de este Palm. Lo más atrayente es, sin duda, la inclusión del Palm Mobile Internet Kit (MIK), un paquete de software que permite la conexión con Internet mediante un móvil capacitado para ello (los llamados móviles web-enabled). Evidentemente, el teléfono celular es opcional, pero lo interesante de esta prestación es que se trata del primer Palm que incorpora el MIK, una ventaja que nos puede ahorrar algún que otro desembolso extra.

Con el MIK es posible realizar web clipping, enviar mensajes SMS a teléfonos móviles, consultar el correo electrónico y navegar por los canales de AvantGo. Todo el software necesario para ello se encuentra en el CD-ROM que se vende junto con el m105. Bastará pues con instalarlo y conectar el PDA con el móvil, bien sea mediante un cable, bien a través del puerto infrarrojos.

Otras particularidades

Palm ha dotado este modelo de algunas novedades interesantes. En primer lugar, la existencia de un reloj que aparece en pantalla hasta cuando el PDA está apagado. Pero quizá sea más interesante sea la inclusión del bloc de notas Note Pad, una mejora del tradicional Memo Pad del sistema operativo Palm. En este caso, en vez de introducir los datos al bloc de notas mediante el sistema Graffiti, se pueden dibujar todo tipo de garabatos y escribir palabras con la caligrafía más horrenda. Lo que se escriba en la pantalla se almacenará tal cual en el PDA. Una solución más funcional que la anterior, inspirada sin duda en los incontestablemente consolidados post-it.

Nada particulares ?y sí muy propios de la gama Palm- son otros atributos que tan sólo la serie m500 ofrece definitivamente. Nos referimos a los dos pecados capitales de Palm: inexistencia de capacidades reales de expansión ?no dispone de ranura para tarjetas de memoria; tan sólo del puerto serie-, y la susodicha ausencia de conectividad USB. Dos prestaciones que, curiosamente, ofrecen todos los PDA basados en Palm OS de la competencia más directa: Handspring.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar