• Palm m105: análisis
  • Palm Vx: análisis
Prueba de producto
PALM M100

Palm m100: análisis

 
19
OCT 2004

Por el precio, perfectamente asequible, puede deducirse que el Palm m100 no es ni mucho menos un prototipo de ordenador portátil. Sin embargo, reúne las aplicaciones esenciales de todo buen organizador que se precie. Una elección muy acertada para todo aquel que esté buscando una agenda electrónica básica.

Quien esté buscando un pequeño ordenador en el que pueda almacenar un centenar de aplicaciones de software y medio centenar de fotografías, ya puede empezar a olvidarse del Palm m100. Básicamente, porque 2 MB de memoria no dan para tanto. Y aún menos cuando estos 2 MB no son ampliables. Un Palm m100, pues, nace y muere con sus 2 paupérrimos megas de memoria. Lo que puede suponer una triste y grave limitación para muchos. Atención: ello no significa que no puedan descargarse programas y libros y enciclopedias y páginas HTML... pero siempre con un límite.

Sin embargo, para la mayoría de usuarios, es decir, todos aquellos que estén buscando un completo organizador, una pequeña agenda electrónica encontrarán en el Palm m100 el utensilio perfecto. Este esencial modelo de Palm permite almacenar una cantidad innombrable de direcciones, teléfonos, citas y recordatorios.

Recorte de pantalla

Del Palm m100 son criticables, aparte de su limitada capacidad de almacenamiento, el tamaño de la pantalla y su acabado de plástico. Pero estos son males menores. La pantalla es pequeña respecto a los otros Palm, pero ya es más que excelente, si tenemos en cuenta el precio del m100. Por lo que respecta al cuerpo plastificado, basta sólo con conformarse o adquirir aparte una cubierta protectora. A diferencia del resto de Palm, también es de plástico la cubierta de la pantalla, lo que la hace más resistente pero, al mismo tiempo, más proclive a rallarse.

Conectividad satisfactoria

Si queremos navegar por Internet desde nuestro m100, o más exactamente, utilizar el sistema de navegación offline AvantGo, tendremos que adquirir aparte el Mobile Internet Kit para Palm. Con él, podremos conectar el Palm a nuestro teléfono móvil o a un módem (siempre que sean compatibles con los productos Palm) para poder utilizar las aplicaciones de web clipping, recibir y enviar correo electrónico o hacer lo propio con los mensajes para móviles GSM.

Para transmitir datos del Palm al ordenador y viceversa, el Palm m100 incorpora un idiosincrásico cable HotSync de sincronización. Más humilde que el típico cradle, además de tratarse de una conexión al puerto serie del ordenador. Pero en este caso, teniendo en cuenta que estamos hablando de descargar como mucho 2 MB de memoria, la conexión serie es más que satisfactoria. Este modelo de Palm dispone también de un puerto de transmisión IRDA, ideal para transmitir datos de forma bastante rápida con otro Palm.

Según los folletos comerciales de Palm, las baterías alcalinas del m100 pueden durar hasta dos meses. Pero claro, esto sería así si sólo utilizáramos el Palm para mirar la hora. En función del uso que hagamos del Palm, las pilas alcalinas se agotarán más o menos entre una o dos semanas, como máximo. Es recomendable, por lo tanto, adquirir un kit de baterías recargables.

Sucedáneos para la falta de memoria

Por lo que respecta a la limitación de la capacidad de almacenamiento, siempre puede adquirirse un salvador de memoria de 2 MB. Pero estos dispositivos no son precisamente económicos, y más que aumentar la capacidad de memoria del Palm, lo que haremos será adquirir una ?pobre- unidad de almacenamiento independiente para poder realizar en ella copias de seguridad de toda la información contenida en el Palm. Su utilidad radica evidentemente en la libertad que ofrece a los más trotamundos. Los proclives al sedentarismo, sin embargo, siempre podemos ahorrarnos el gasto y hacer lo procedente: realizar las copias de seguridad de la información que contiene el Palm a nuestro ordenador.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar