• "La pregunta es si a la gente le importa que su cámara use o no un espejo"
  • "La decisión del Supremo es una sentencia de muerte no sólo para los ...
Entrevista
PACO ELVIRA, FOTóGRAFO

"Se discute si el fotoperiodismo es o no es arte, y eso es como discutir sobre el sexo de los ángeles"

 
20
ABR 2011

Fotógrafo, profesor y activo "blogger", Paco Elvira presentaba recientemente en Barcelona su primera novela, "Un día de mayo". El autor barcelonés deja de lado en esta ocasión el típico libro fotográfico para plantear una trama novelesca que -eso sí- está íntimamente ligada a su trayectoria detrás de la cámara. Aprovechando la señalada fiesta de Sant Jordi, Elvira en persona firmará ejemplares de su obra este sábado en la Galería Valid Foto BCN de la capital catalana, donde se exponen precisamente hasta ese día una veintena de fotografías descritas en el texto.

¿Hasta qué punto "Un día de mayo" es una novela autobiográfica?

Es bastante autobiográfica, y creo que es un ejercicio divertido para el lector intentar adivinar qué es real y qué es ficticio en ella. Muchos de los que actúan en el libro tienen una parte ficticia, pero están basados en personajes reales. Evidentemente, un par de personajes son completamente ficticios: los que marcan la trama de la novela.

Foto: Martí Ribera
QUESABESDE.COM entrevistó a Elvira hace dos semanas, tras el acto de presentación de su libro en Barcelona.

Alex Majoli, de Magnum Photos, recomienda leer mucho para conseguir buenas fotografías. ¿Hacer buenas fotos ayuda a construir las descripciones en la novela?

La trama y el argumento evidentemente que no, pero he oído comentarios de que las descripciones son muy precisas. Esto es así porque no he confiado en mi memoria, sino que he recurrido a mi archivo fotográfico, y con la foto delante he descrito fielmente el lugar. Hago descripciones milimétricas [en el libro].

Foto: Paco Elvira
La foto que ilustra la portada del libro de Elvira, con el puente del funicular del Tibidabo al fondo. | Foto: Paco Elvira

Es tu primera novela, pero tienes publicados varios libros. ¿Cuál es tu relación con el mundo editorial?

Desde el año 1987, en que publicaron mi primer libro sobre Les Rambles [de Barcelona], he trabajado regularmente con la editorial Lunwerg, que es seguramente la más importante que hay en España [de fotografía]. Tengo publicados ocho libros con ellos. Los hay sobre ciudades (Barcelona, Terrassa, Rubí...), y hay uno muy bonito sobre el río Duero y todo su recorrido.

También hay algunos libros colectivos. Uno muy interesante es "Latidos de un mundo convulso", en el que participamos diez fotoperiodistas españoles que hemos fotografiado conflictos internacionales. Algunos de los otros autores son Cristina García Rodero, Javier Bauluz, Gervasio Sánchez, Kim Manresa, Sandra Balsells...

Foto: Paco Elvira

Te ganas la vida como fotógrafo y profesor, pero también dedicas tiempo a tu blog y ahora has escrito una novela. ¿En qué vas a centrar tus esfuerzos ahora?

Yo básicamente soy fotógrafo. Debido quizás a las circunstancias estoy haciendo menos fotos de encargo y dedico mucho tiempo a la docencia y al blog. Así que igual ahora soy una mezcla de fotógrafo, "blogger" y profesor. En cuanto a lo de la novela, no me considero para nada novelista. Creo que ha sido un proyecto concreto que de momento no tengo intención de continuar. Pero nunca se sabe.

Foto: Paco Elvira

¿Qué opinas de que el fotoperiodismo entre en las galerías de arte?

Es un tema polémico. Se discute si el fotoperiodismo es o no es arte, y eso es como discutir sobre el sexo de los ángeles. Al fin y al cabo, se trata de la ley de la oferta y la demanda. Los fotoperiodistas están buscando un espacio económico que están perdiendo en sus medios tradicionales de subsistencia, que son las revistas y la prensa. Los beneficios que se obtienen de estas ventas se reinvierten normalmente en desarrollar nuevos proyectos, que de otro modo no se podrían hacer.

Foto: Paco Elvira
Foto: Paco Elvira

Cuentas con un gran número de amigos fotógrafos, y seguramente también son muchos los fotógrafos a los que admiras. ¿Quién te marcó más en tus inicios?

Esto es un poco como el primer amor: te acuerdas siempre de él. Para mí fue Xavier Miserachs. Me gustaba mucho la naturaleza; de hecho, yo empecé a hacer fotos porque quería fotografiar pájaros. Entonces cayó en mis manos el libro "Barcelona en blanc i negre", de Miserachs, y me dije: "Yo lo que quiero hacer es esto." A partir de ese momento le conocí, y me introdujo en el mundo de los fotógrafos que desconocía, como William Klein, que también me influyó mucho. Pero Miserachs fue el principal.

Foto: Xavier Miserachs

Aprovechando que hablamos de Miserachs: hace unos días saltaba a la prensa la cesión de su archivo por parte de sus herederos al MACBA (Museu d'Art Contemporani de Barcelona). Y a esto le ha seguido la cesión del archivo de Joaquim Gomis a la Fundació Joan Miró y al Arxiu Nacional de Catalunya. ¿Cómo ves estos gestos?

Yo creo que tanto los fotógrafos como sus herederos pueden hacer con sus archivos lo que les venga en gana, así que si quieren cederlos, me parece bien. Y si quieren comercializarlos y venderlos, también tienen todo su derecho. Es el fruto del trabajo de un profesional, de alguien que seguramente por hacer este trabajo puede haber pasado por problemas económicos, porque en vez de tener un trabajo seguro le ha dedicado todo el esfuerzo a la fotografía. Tienen todo el derecho a sacarle provecho.

Foto: Xavier Miserachs

Habiendo estudiado Económicas, ¿qué circunstancias de dan para que termines siendo fotógrafo?

Cuando yo empecé a estudiar Económicas no sabía lo que quería. Era muy joven. De hecho, recuerdo estar en alguna clase y pensar: "¿Pero que estoy haciendo yo aquí?" Luego tuve mucha suerte. Ya me había preparado algo, ya sabía hacer fotos, tenía cierta técnica... y coincidió que después de la muerte de Franco hubo un "boom" de revistas y yo estaba en el lugar adecuado y en el momento adecuado. En ese momento, vi que podía vivir de la fotografía y decidí hacerlo. Nunca llegué a ejercer de economista; de hecho, mi propia economía la llevo fatal. No sé si hubiera triunfado mucho.

Dubrovnik (1992). | Foto: Paco Elvira

Mi padre, que era ingeniero y había estudiado en Estados Unidos, tenía la idea de que el inglés iba a ser muy importante. Insistió mucho en ello. Los veranos me iba a estudiar inglés a Inglaterra, y eso me ayudó muchísimo porque empecé a trabajar para la revista Interviú y yo hacía la mayoría de viajes a países de habla inglesa debido a que era el único que lo hablaba.

Acumulas 35 años de profesión como fotógrafo. ¿Cuál ha sido tu mejor etapa?

Hay dos etapas: una muy buena fue la de Interviú, con la que tenía presupuesto ilimitado para viajes, por poner un ejemplo. Recuerdo que en el 79 hice un viaje con el periodista Xavier Vinader de dos meses por Asia. Todo pagado. Volvimos porque estábamos cansados. Esto hoy en día es impensable.

Después vino una crisis cuando Interviú se fue de Barcelona, y hubo un nuevo repunte al principio de los 90, cuando trabajaba para el dominical de El Periódico. De hecho, la novela pasa en el año 92, en el que hice muchos de esos viajes a Irlanda, Macedonia, Dubrovnik... y volvió otra vez la crisis. Y ahora hay otra.

Foto: Paco Elvira
En la imagen superior: frontera de Grecia y Macedonia (1992). Debajo: Dubrovnik (1992). | Foto: Paco Elvira

¿Y el peor momento?

Los peores momentos son los de las crisis. Yo recuerdo la más fuerte en el año 1992, justo acabados los Juegos Olímpicos. Y esta ultima también. Si las crisis no terminan contigo, que todo puede ser, tienes menos trabajo, y si no te quedas en casa sin hacer nada, son momentos que pueden ser muy creativos. De hecho, cosas como el blog y la novela han nacido en periodos de calma.

Derry (1973). | Foto: Paco Elvira

Como anécdota [de peor momento], la primera vez que fui a Irlanda tenía poco más de 20 años, y llevaba como acreditación una carta en español que me había hecho La Gaceta Universitaria. Me planté solo en Derry, que era donde se concentraban todos los jaleos. A los soldados les molestaba que alguien hiciera fotos y me detuvieron, me interrogaron y luego me dejaron ir. Luego me detuvieron otras dos veces más. Me recogían en medio del jaleo, me daban un par de vueltas y me dejaban en el otro extremo de la ciudad, donde no pasaba nada. Pero estas cosas a la larga son experiencias positivas.

¿Qué proyectos tienes en perspectiva?

La novela era un proyecto importante que tenía desde hacía mucho tiempo, y estoy muy contento, porque se ha hecho realidad. El día 23 de abril, Sant Jordi, volveré a firmar libros en The Private Space y en Valid Foto.

Ahora hemos iniciado otro proyecto, Obtura, un portal multimedia de reportajes en formato audiovisual. Lo hago conjuntamente con dos compañeros: David Monfil e Ignacio Rodríguez.

Foto: Martí Ribera
Elvira firmará ejemplares de su libro este sábado por la mañana (entre las 11:00 y las 14:00 horas) en la Galería Valid Foto BCN.

El siguiente proyecto será la edición de un libro con mi trabajo: "En el umbral del cambio", un retrato de la España de los años 70. Creo que es mi trabajo más emblemático. Quizás el mejor. Este libro saldrá a la luz posiblemente después del verano y es un proyecto que me hace mucha ilusión.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar