• Andrea Gjestvang: "Estos jóvenes tendrán que vivir con sus cicatrices y ...
  • Catalina Martin-Chico: "Son mujeres y a la vez son tan niñas..."
Con texto fotográfico

"Esta foto capta el miedo que los antidisturbios generan en manifestantes inofensivos" Pablo Blazquez

 
Foto: Pablo Blazquez (Getty Images)
25
OCT 2012
Declaraciones obtenidas por Eduardo Parra

Convertido Madrid en una olla a presión por los recortes, la crisis, la indiferencia política y los extremismos, la manifestación del 25S era el caldo de cultivo perfecto para que estallase la sociedad. Poco importa quién comenzó todo, quién lanzó la primera botella o quién dio el primer porrazo. Para el fotógrafo de Getty Images Pablo Blazquez sólo importaba una cosa: ser los ojos del mundo en la capital española.

Pablo Blazquez

Las condiciones no eran muy favorables para trabajar el pasado 25 de septiembre a primera hora de la noche: había un cordón de antidisturbios directamente metido dentro de la manifestación [celebrada frente al Congreso de los Diputados en Madrid]. En cuanto había un poco de movimiento en un lado del cordón, fotógrafos, cámaras de televisión y especialmente comunicadores ciudadanos con tablets y teléfonos móviles rodeaban esa acción, de tal manera que uno no podía controlar las imágenes que tomaba.

Así estuvimos hasta que los antidisturbios empezaron a cargar y rápidamente el espacio se empezó a abrir. Ya era más fácil fotografiar en primera línea, a pesar de que piedras, botellas y pelotas de goma volaban ante nosotros. Varios compañeros acabamos la jornada con pedradas en los tobillos y algún porrazo.

Después de captar varias detenciones y cargas por la plaza, seguí a un grupo de policías y manifestantes, y fue cuando me topé con varias personas que se estaban encajonando en la puerta giratoria de un hotel para protegerse de las cargas policiales. Dos de las chicas estaban nerviosas y no sabían dónde meterse, ya que estaban en primera línea. Se levantaban, se agachaban, miraban para atrás? pero no veían escapatoria. Los antidisturbios se encontraban a pocos metros y otros manifestantes les hacían frente gritando al otro lado.

Al tener a los antidisturbios al lado, podía capturar la causa de esa situación en el mismo encuadre, y enseguida me pareció una buena imagen. Finalmente algún manifestante se acercó un poco a las dos chicas para que se tranquilizaran y los antidisturbios salieron corriendo hacia otro lado.

La acción Rodea el Congreso y las cargas policiales tuvieron mucha difusión, y ésta fue una de tantas imágenes elegidas por los medios internacionales para ilustrarlo. Me parece que cuenta una parte muy importante de lo que ese día sucedió, ya que capta el miedo que los antidisturbios pueden generar en manifestantes inofensivos que acuden a una protesta pacífica para criticar las medidas que está tomando el gobierno ante la crisis.

La imagen además se publico en The New York Times junto a otras de Andrea Comas y Susana Vera. Y esto es gratificante, ya que significa que ese día algo me salió bien. Capturé una buena imagen, un momento que aporta una visión interesante y adicional a la mayoría de coberturas que se hicieron ese día.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar