Actualidad

Oukitel lanza el teléfono con la batería más grande del mercado

 

Dotado con un acumulador de 10.000 mAh, el K10000 promete ser capaz de cargar tres iPhone 6s Plus y seguir funcionando durante horas

Oukitel K10000
Oukitel K10000
10
DIC 2015

Para la mayoría de los consumidores Oukitel es una de esas marcas sin paternidad conocida que asoman en las tiendas de telefonía móvil con prestaciones sorprendentes a un precio sospechosamente reducido. Desconocido por el gran público, este fabricante afincado en Shénzhen, el Silicon Valley chino, es otra de tantas firmas que tratan de hacerse hueco en un mercado ultracompetitivo y al mismo tiempo lleno de dispositivos clónicos, donde trata de destacar con terminales de diseño poco destacable pero dotados con una autonomía sobresaliente.

El K10000 es el último de estos dispositivos. Un teléfono de 5,5 pulgadas que, según la compañía, pasa por ser el smartphone con la batería de mayor capacidad del mundo. Dotado con un masivo acumulador de 10.000 mAh, este teléfono brinda una autonomía oficial de entre 10 a 15 días "de uso normal", acercando sus cotas a las de los clásicos teléfonos de la era anterior a los smartphones.

Oukitel K10000
Oukitel K10000
Foto: Oukitel

Es un registro superior al de auténticos plusmarquistas como el Gionee Marathon M5, dotado con una doble batería que le otorga una capacidad de 6.050 mAh.

Más aún, la batería del Oukitel K10000 puede ser utilizada para cargar otros dispositivos utilizando un simple cable USB. De acuerdo con el fabricante, su elevada capacidad le permite cargar tres iPhone 6s Plus y seguir disfrutando de un 10% de batería, suficiente para seguir utilizando el móvil durante varias horas. El terminal cuenta además con un sistema de carga rápida. Dado el tamaño de la batería esta operación necesita tres horas y media.

Oukitel K10000
Oukitel K10000
Foto: Oukitel
El Oukitel K10000 puede ser utilizado para cargar otros dispositivos como si fuera una batería portátil.

Más allá de su generosa batería, el Oukitel 10000 ofrece unas especificaciones correctas, propias de un teléfono de gama media. La resolución de su pantalla IPS de 5,5 pulgadas es de 720 x 1280 píxeles, posee un chipset MediaTek MT6735 con 2 GB de RAM y la capacidad de almacenamiento es de 16 GB, ampliables mediante tarjetas microSD. La cámara trasera es de 8 megapíxeles, y como otros teléfonos chinos cuenta con una ranura secundaria para tarjetas SIM. El sistema operativo está basado en Android 5.1.

Son unas especificaciones puramente correctas, especialmente si se considera que el peso del dispositivo es de 184 gramos. Algo elevado, pero razonablemente contenido dada la capacidad de su batería. El precio de venta al público también es similarmente ajustado: 225 euros al cambio.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar