• No es precisamente una fiesta
  • Patadas con una cámara
OpiniónEnfoque diferencial

Son perfectas (y no deberían serlo)

34
3
AGO 2015

No voy a descubrir nada nuevo si digo que la fotografía, cuanto más terminada esté en cámara, mucho mejor. Esto que para muchos -especialmente los más veteranos- puede parecer tan de cajón que ofende recordarlo, es algo que hoy día la mayoría de fotógrafos están olvidando o que directamente nunca han aprendido.

A todos nos gustaría hacer una foto y mandarla automáticamente a copiar a papel, pero sabemos que esto no se da nunca o casi nunca. Cualquier foto –como quien dice- necesita un mínimo ajuste de niveles, y tal vez una pequeña mascara de enfoque. Y eso si hablamos de JPEG, pues cuando tenemos un RAW entre manos la cosa normalmente se complica. Pero la cuestión es: ¿se complica o la complicamos?

Es cierto que a nivel editorial casi todas las fotos sacadas de cámara son mejorables -no estoy seguro de que esa sea la palabra correcta- mediante edición. Tal vez sea esa brizna de hierba que molesta la composición o ese lunar que estropea el modelo de piel perfecta. No es una cuestión de ponerse ahora a hablar del manido tema de la ética, sino de cuestionarnos si a nivel de calle esa edición es siempre tan imprescindible.

"Nuestras fotos tendrán unos colores, una nitidez y unos encuadres perfectos, pero no serán tan auténticas como las de nuestros padres y abuelos"

Porque tú te pones a ver las fotos de vacaciones de cualquier aficionado a la fotografía, de cualquier fotógrafo -permítaseme la generalización-, y ves playas de azul eléctrico, atardeceres de ensueño y praderas imposibles. Son fotos de verdad, sí, pero como dicen de las fotos de ovnis, son tan buenas que no lo parecen.

En la cuenta de StoryBrain de YouTube explicaban hace unas semanas que el cine de hoy día tiene un problema con los efectos especiales: estos han adquirido tanta importancia en la película que nuestro cerebro no reacciona ya ante ellos como algo creíble, sino que entiende que unas explosiones tan coreografiadas, unos apocalípticos paisajes tan radicalmente estéticos y unas razas alienígenas tan perfectas no pueden ser reales. Véanse, por ejemplo, los blockbusters “Jurassic Park” y “Jurassic World”.

Algo parecido está ocurriendo con las fotografías: queremos que sean perfectas, y si para ello tenemos que quitarle el michelín a nuestra barriga o la herida que casualmente se ha hecho nuestro hijo esta mañana, pues lo quitamos. Y por supuesto forzaremos el contraste del cielo para hacer nuestro día de playa más azul y enderezaremos la perspectiva para que los edificios de ese viejuno pueblo no parezcan tan caídos. Y eso, por descontado, después de haber borrado todas las fotos ligeramente desenfocadas, con algo de trepidación o que simplemente no eran casi perfectas.

Revisemos nuestras fotos del pasado. Decenas y decenas de ellas son técnicamente un desastre: desenfoques, malos revelados, malas exposiciones, horizontes torcidos, pies cortados… Infinidad de defectos que no pueden competir contra su virtud: son únicas. Antes la fotografía era una forma de hacer inmortal un día inolvidable. Hoy ya no.

Por eso nuestras fotos, las de hoy, las que haremos en nuestras próximas vacaciones, serán perfectas. Tendrán unos colores, una nitidez y unos encuadres perfectos, pero no serán tan auténticas como las de nuestros padres y abuelos. La tecnología ha mejorado mucho y nos ha abierto muchas puertas, pero hemos pervertido -una vez más- su espíritu hasta casi matarlo. Nos quejamos de que no se puede tener una conversación normal sin que uno de los dos mire el teléfono móvil, pero deberíamos empezar a quejarnos también de que uno no sea capaz de hacer una foto sin tener luego que photoshopearla o instagramearla.

Y lo peor de todo es que al final estos amantes de la perfección están consiguiendo que las fotos de vacaciones más naturales no sean las de los fotógrafos, sino las hechas con un palo para selfies. Y les odio por ello.

La columna de opinión "Enfoque diferencial" aparece publicada normalmente el segundo y cuarto lunes de cada mes.

34
Comentarios
Cargando comentarios