• Un verano de foto
  • Deja que el iPhone haga mejores fotos por ti
OpiniónContando píxeles

La revolución que está por venir (o no)

 
2
SEP 2013

¿Harto de los papeles de Bárcenas, de discos duros que se destruyen antes de llegar al juez y de ese nuevo capítulo en el culebrón de Gibraltar para colarnos el viejo truco de esconder la mierda debajo de una bandera? Es lo que tiene el verano.

Pero que no cunda el pánico, porque la actualidad fotográfica ya está de vuelta para animarnos una vuelta al cole -iba a decir al trabajo, pero de eso casi ya ni queda- que promete ser de todo menos aburrida. Incluso ahora ya sabemos que la esperada renovación de QUESABESDE.COM está al caer.

Es cierto que en realidad las novedades no han parado ni en agosto. De hecho, si alguna vez se ha preguntado por la importancia que los países mediterráneos tienen para las multinacionales japonesas, tome nota de este dato: presentan nuevas cámaras en pleno agosto y a las seis de la mañana. No es que no haya prensa para cubrir el asunto -allí estábamos, maldiciendo como cada verano-, sino que a veces ni las propias firmas tienen la persiana abierta esos días.

Pero, como decíamos, lo bueno está por venir. Y es que, a falta de Photokina, bienvenida sea IFA, esa cita berlinesa que nunca nos perdemos y hacia la que mañana mismo saldremos volando para ver -confirmar, porque en realidad todo está más que filtrado- las novedades que previsiblemente verán la luz el próximo miércoles día 4.

Mientras los lloros del sector están centrados en la agonía de las compactas, en Sony parecen decididos a ir un paso más allá con los objetivos QX

¿Cámaras? Algo habrá, posiblemente para completar la lista de compactas que han ido apareciendo los últimos meses. Pero salvo sorpresas de última hora, cámaras NEX de formato completo o que Olympus adelante su ya filtrada E-M1... no, incluso si todo eso ocurre, nuestros ojos van a estar puestos en esos extraños y fascinantes objetivos QX de Sony. Porque, seamos sinceros: nos gustan los inventos raros, y en general cualquier cosa que se salga de la evolución más o menos lógica, previsible y por tanto aburrida.

Y es que mientras el debate y los lloros del sector están centrados en la agonía de las compactas respecto al empuje de lo móviles -hay firmas que ya se resignan a perder ese nicho a corto plazo-, en Sony parecen decididos a ir un paso más allá.

Sí, hablamos de esos objetivos autónomos con sensor integrado que puede que no lleguen a nada o que se conviertan en la penúltima revolución en ciernes. Porque, ¿quién quiere una compacta si podemos quedarnos con la óptica y el sensor de una Cyber-shot DSC-RX100 y controlarlo todo desde el móvil?

Es más, ¿quién quiere un móvil con 500 megapíxeles y del tamaño de una caja de zapatos para albergar un sensor más grande? ¿Y qué me dicen de esos ultrapíxeles que HTC intentó colarnos o del mismísimo PureView de Nokia o de cualquier invento si podemos añadirle al teléfono una cámara de verdad?

El precio de estos dispositivos (se habla ya de unos 400 euros), la velocidad de manejo desde el tablet o el teléfono y mil detalles más determinarán si estamos ante una idea de esas que pronto todos copiarán o de un concepto demasiado avanzado a su tiempo. Tal vez sea pronto para hablar de una revolución o de un cambio a corto plazo, pero cuidado, porque también la Cyber-shot DSC-RX1 nos parecía una locura hace un año.

Y es que, más allá de quejarse por el declive de las compactas y el uso masivo del móvil como cámara o de pedir una legislación contra los que se empeñan en pensar que el tablet también sirve para hacer fotos (¿dónde hay que firmar?), tal vez ha llegado el momento de que las compañías más fotográficas demuestren que la experiencia también sirve de algo a la hora de inventar nuevas cosas. Más allá de poner Wi-Fi y Facebook a las cámaras, se entiende.

Posiblemente nada cambie este otoño con este extraño invento. Pero lo que está claro es que ya no sirve el "más de lo mismo". El único camino para salvar a las compactas es con ideas y cámaras diferentes. Aunque, como en el caso de Sony, sean tan diferentes que ni siquiera parezcan una cámara.

La columna de opinión "Contando píxeles" se publica, normalmente, el primer y tercer lunes de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar