• Cuando las cámaras no mentían
  • Extraños tiempos
OpiniónContando píxeles

¡Que viene el Nokia!

 
3
MAY 2010

1/1,9 de pulgada. Estoy convencido de que a la inmensa mayoría esa cifra no le dice absolutamente nada. Si éste es su caso, enhorabuena: es usted una persona normal, con asuntos seguramente más interesantes de los que preocuparse.

Sin embargo, en este universo paralelo de la tecnología esos números han sido una de las noticias de la semana. Corresponden a las dimensiones del sensor de imagen utilizado por el Nokia N8, un nuevo teléfono móvil que acaba de ser presentado y que pretende poner el acento en la fotografía y la grabación de vídeos.

El sensor del Nokia N8 es casi tan grande como el de cámaras como la Panasonic LX3 o la Canon S90

Hasta ahí, todo normal. Desde hace años es ya habitual que cada nuevo terminal pretenda ser el no va más como cámara de fotos. Recientemente, comentábamos aquí mismo el asunto con nuestra mejor cara de escepticismo, y hace apenas unos días el bueno de Anssi Vanjoki -vicepresidente de Nokia y alguien especialmente propenso a liarla- opositaba para el título al bocazas de la semana al asegurar que las réflex tenían los días contados.

Igual por eso cuando el N8 vio la luz todos levantamos la ceja al leer entre la información oficial que su cámara de 12 megapíxeles utilizaba un sensor mucho más grande que el del resto de teléfonos del escaparate. De tamaño similar al de muchas compactas, apuntaban.

Sí, ya, seguro, pensamos al comprobar que no había ningún dato que corroborara semejante afrenta al sector fotográfico. En Nokia todavía no se han dado por aludidos, pero diversos medios ya han hecho sus propias cuentas basándose en la focal real de la óptica y en su equivalencia en 35 milímetros.

Calculadora en mano, en GSMArena.com han deducido que el tamaño es de 1/1,9 de pulgada. En All About Symbian ajustan un poco más las cuentas y hablan de 1/1,83 de pulgada, y detallan además la lista de argumentos fotográficos. Un documento que, por supuesto, rápidamente ha sido traducido y fusilado por los intrépidos reporteros de la blogosfera patria.

Sea como fuere, el caso es que, efectivamente, el sensor del N8 es notablemente más grande que los empleados habitualmente en teléfonos móviles. Si esas pulgadas siguen sin decirles nada, posiblemente sea más esclarecedor recordar que algunas de las mejores compactas que pueden encontrarse ahora mismo en el mercado emplean un CCD de tamaño similar.

Sin ir más lejos, la Panasonic Lumix DMC-LX3, las Canon PowerShot S90 y G11 y la Ricoh GR Digital III recurren a sensores de aproximadamente 1/1,7 de pulgada, sólo un poco más grandes que el de este Nokia, aunque, eso sí, con una resolución algo más moderada (10 megapíxeles) que juega a su favor.

Nokia N8
Nokia N8

En el terreno óptico, el N8 también ha hecho los deberes, con un objetivo equivalente a 28 milímetros y con un diafragma de f2.8 que ya habíamos visto en modelos anteriores, como el N86 8MP.

Aunque la firma de Carl Zeiss -un clásico en los teléfonos de Nokia- también lleva a algunos a hacer la ola, a estas alturas todos sabemos cómo funciona esto de que uno de los grandes nombres de la óptica estampe su firma en tu producto.

Se echa de menos, claro está, un zoom. Ésta sigue siendo la asignatura pendiente de los móviles, que hasta ahora sólo han optado por embutir más y más megapíxeles en sus cámaras.

Sin embargo, la decisión de Nokia supone un cambio de rumbo interesante. Aunque las primeras muestras oficiales que hemos visto son bastante espectaculares -sobre todo un vídeo en alta definición, otro de los argumentos del terminal-, no tiraremos aún por la ventana nuestras compactas.

Las fotografías tienen un aspecto muy digno, cierto, mejor de lo que habíamos visto hasta ahora en ningún móvil, aunque siguen sufriendo un procesamiento bastante agresivo.

Y es que tampoco podemos olvidar que algunos terminales usaban ya sensores de tamaño similar al de ciertas compactas sin que sus resultados puedan ser en absoluto comparables. La óptica, amiguitos de la industria telefónica, sigue siendo muy importante.

A la hora de la verdad, lo que triunfa es disponer de 500 aplicaciones para convertir nuestro móvil en una Polaroid digital

No obstante, resulta curioso comprobar cómo Nokia no ha tardado tanto como imaginábamos en entender que no es sólo cuestión de resolución. A la inmensa mayoría de compañías del sector fotográfico les costó -al menos en su gama de compactas- muchos años bajarse del burro.

¿Supone un peligro para las compactas más sencillas este Nokia N8? Planteemos la pregunta de otro modo: ¿Se iría usted de vacaciones sólo con un móvil en la mochila? Para el día a día es más que suficiente, claro, pero que es que la mayoría de la gente tampoco lleva una compacta cada día en el bolsillo.

En cualquier caso, algo me dice que el futurible iPhone 4G y su mucho más limitada cámara de 5 megapíxeles (sin sensor grande, sin Carl Zeiss, sin 28 milímetros, sin vídeo a 720p) volverá a convertirse en uno de los dispositivos de captura de imágenes más utilizados en Flickr.

Y es que la siguiente lección que igual algunos tienen que aprender es que en esto de los teléfonos móviles a veces las prestaciones son lo de menos. A la hora de la verdad, lo que triunfa es disponer de 500 aplicaciones para poder convertir nuestro teléfono en una improvisada Polaroid digital.

La columna de opinión "Contando píxeles" se publica, normalmente, el primer y tercer lunes de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar