• El clásico
  • El concepto
OpiniónEnfoque diferencial

La cámara no hace al fotógrafo

25
25
NOV 2013

Si se me permite el autobombo, una de las mejores cosas que nos ha traído la reciente puesta al día de Quesabesde ha sido “Qué lleva en la mochila”. Dejando al margen que esta serie de QTV realizada por Roger Lleixà sacia al cotilla que todos llevamos dentro, el reciente episodio protagonizado por Sergi Cámara es de los que se deberían enseñar en las escuelas de fotografía.

Y no, no es que Cámara haga un trabajo magnífico, que también, sino que expone muy gráficamente el dicho fotográfico de que la cámara no hace al fotógrafo. En palabras llanas: que ni para hacer buenas fotos hay que poseer una cohorte de objetivos f2.8 ni que empuñar una réflex de 6.000 euros le garantiza a uno imágenes enfocadas. Y aún hay más: tal y como este fotoperiodista catalán sugiere, hay veces en las que cargar con una cámara de gama profesional puede ser incluso contraproducente.

Ni para hacer buenas fotos hay que poseer una cohorte de objetivos f2.8 ni empuñar una réflex de 6.000 euros le garantiza a uno imágenes enfocadas

Es algo poco común en nuestro universo. Pese a que a nadie se le ocurriría utilizar un Fórmula 1 para hacer una mudanza, los fotógrafos nos empeñamos en usar el mejor –léase el más puntero posible- y más vistoso equipo, sea cual sea la circunstancia. ¿Paisajes? ¿Un plato de comida? ¿Un retrato? Lo mismo da. La cuestión es sentirse poderoso como antaño nos dijo el fotógrafo Fernando Roi con aquel estentóreo “te tienes que poner cachondo haciendo fotos”.

Cuando comenzó la fiebre por las réflex digitales, hace ya bastantes años, se nos inculcó que una cámara profesional era aquella que te brindaba muchas posibilidades de éxito en circunstancias poco propicias. Es cierto. Es evidente que para hacer determinadas fotografías es necesario disponer de un enfoque rápido y preciso o de un equipo capaz de salir airoso cuando la luz escasea. Pero eso no significa que debamos utilizar siempre material de primera, y desde luego tampoco significa que por utilizar material de gama baja seamos peores fotógrafos o malos profesionales.

Cada ocasión tiene su herramienta. Tendemos a juzgar por el aspecto en nuestro día a día, y también lo hacemos en nuestros safaris fotográficos. Pensemos en cualquier reunión o acontecimiento: ¿acaso no son los fotógrafos que llevan el equipo más caro los que más miradas atraen y más comentarios suscitan?

Entender que en fotografía no todo es nitidez es una asignatura pendiente que tenemos muchos fotógrafos. A duras penas aceptamos que es mucho más fácil fotografiar paisanos en la calle con una cámara compacta que con una réflex monstruosa. Nos cuesta entender que para robar fotos en ciertos espacios públicos es mejor usar un teléfono. Nos negamos a asumir que en no pocas ocasiones es preferible sacrificar algo de calidad para volver a casa con la foto en el petate.

De boquilla somos todos muy tolerantes. Como sucede con los programas del corazón, que nadie dice ver pero que luego son líderes de audiencia, los fotógrafos somos de mente abierta de cara a la galería, pero a la hora de la verdad nos puede lo tradicional. ¿Usar la cámara del móvil para un viaje? ¡Claro! Pero no el mío, que yo ya llevo el arsenal de ópticas al completo.

Nos llama la atención lo que los profesionales esconden en su mochila. Algunos usan lo que pueden, otros lo que quieren… pero lo triste es que algunos de los que tienen libertad de elección a veces eligen sin reflexionar.

¿Cuándo no se nos ha escapado una foto porque se nos ha cansado el brazo de tener el teleobjetivo en vilo demasiado tiempo? ¿Hemos desistido en alguna ocasión de subir a por nuestra imagen porque la mochila pesaba demasiado como para llegar vivos a la cima de la montaña? ¿No nos hemos atrevido a entrar en un lugar porque nuestro equipo era un manjar para los amigos de lo ajeno?

Es una perogrullada, pero no está de más recordar que para ser fotógrafo uno sólo necesita una cosa: fotografiar.

La columna de opinión "Enfoque diferencial" aparece publicada normalmente el segundo y cuarto lunes de cada mes.

Etiquetas
Artículos relacionados (2)
Con texto fotográfico
Sergi Cámara
08 / SEP 2016
25
Comentarios
Cargando comentarios