• Blogs
  • La cámara perfecta
OpiniónEnfoque diferencial

Este año toca trucha

 
23
NOV 2009

Navidades a la vista, gasto inminente. Ya lo decía mi compañero Iker la semana pasada: se acercan los bazares navideños, los catálogos y los caprichos. Y como todos los años, toca gastar. Hay crisis, pero no importa: la cuestión es comprar. Puede que en lugar de tres tabletas de turrón compremos una, y que en lugar de salmón elijamos trucha. Hay muchos productos entre los que elegir, y lo que cuenta es comprar.

Diciembre también es una fecha señalada en rojo para los fotógrafos profesionales: la Canon EOS-1D Mark IV y la Nikon D3s empezarán a dejarse ver por los escaparates. Permítanme que obvie un poco la D3s -luego explicaré el porqué- y me centre en la réflex canonista.

Diciembre es una fecha señalada en rojo para los fotógrafos porque la EOS-1D Mark IV y la D3s llegan a los escaparates

Muy llamativa, muchos nos tendremos que conformar -si no median las meigas- con verla en un escaparate y dejar que se aleje de nosotros como tantos otros pequeños -y no tan pequeños- deseos navideños. Más o menos como sucediera con la caravana de "Bienvenido, Mister Marshall".

El problema de la cámara en cuestión es que, para muchos, no es un capricho, sino una necesidad a la que nos obliga nuestro trabajo. Una herramienta cara, más que un destornillador, pero tan imprescindible para el fotógrafo como la llave inglesa para el fontanero.

Me dicen los que saben que la EOS-1D Mark IV vale lo que cuesta, y no lo discuto. Yo de costes de diseño, pruebas, producción y publicidad sé entre poco y nada, pero aun así me atrevo a pensar que a veces es preferible tener un margen de beneficios mínimo -o incluso negativo- a llevarse un buen pellizco por unas pocas piezas vendidas.

La EOS-1D Mark IV se presentó en uno de los peores momentos de una de las peores crisis del capitalismo. Con decenas de expedientes de regulación de empleo en toda España, despidos por motivos económicos, bajas de autónomos y cierres de negocios por doquier, es difícil encontrar un fotógrafo que diga sin titubear que se va a gastar cerca de 5.000 euros en una cámara nueva estando el mercado laboral como está. ¿Cuánto vamos a tardar en amortizar esa herramienta? Eso si lo conseguimos, que está por ver.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

¿Y las grandes compañías? No veo yo muchos medios de comunicación o estudios fotográficos renovando su arsenal a tan competitivo precio. Tal vez la Agencia EFE actualice su cacharrería; tal vez algún periódico compre una para sus estrellas; tal vez alguna gran empresa le dé una alegría a su fotógrafo. Demasiada incertidumbre para un producto tan importante.

Pero no nos confundamos, que Nikon cometió el mismo pecado con su D3 pero tuvo mucha más suerte -o mucho más ojo. Primero, porque la crisis se atisbaba pero aún no se veía, y segundo -y más importante- porque no había ningún producto capaz de hacerle sombra.

En estos momentos es difícil encontrar un fotógrafo dispuesto a gastarse cerca de 5.000 euros en una cámara nueva

Con la D3s -ahondo ahora en este modelo-, Nikon puede lanzarse a la piscina de los precios elevados sin miedo a ser lapidada por sus usuarios. Y es que los nikonistas tienen la D3 a su alcance y pocos se pasarán a la D3s porque realmente les haga falta. En Nikon esto lo saben y lo tienen perfectamente asumido.

Pero con la EOS-1D Mark IV... ¡ay, a cuántos veo observando ese oscuro objeto de deseo que desfila ante sus narices! Pueden verlo, pueden rozarlo, pueden sentirlo... pero no pueden llevárselo. Muchos se tendrán que conformar con la EOS-1D Mark III, una cámara maltratada desde su nacimiento y que justo cuando empezaba a destacar se vio superada por la competencia.

El efecto secundario de todo esto es tan evidente como predecible: las EOS 7D y EOS 5D Mark II se convertirán -lo son ya- en éxito de ventas. Ventas propiciadas por el quiero y no puedo de quienes no tienen más remedio que agachar las orejas y reconocer que este año no hay salmón, que este año toca trucha.

La columna de opinión Enfoque diferencial se publica normalmente el segundo y cuarto lunes de cada mes.

Productos relacionados (2)
Artículos relacionados (3)
Prueba de producto
23 / OCT 2009
Prueba de producto
21 / OCT 2009
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar