• DJI Ronin-M: un gimbal ligero y asequible
  • Canon PowerShot G5 X: análisis
Prueba de producto
Olympus Pen-F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Olympus Pen-F: primeras muestras

34
27
ENE 2016
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

¿Quién necesita una Pen teniendo una OM-D? Posiblemente esa es la pregunta que más de uno se habrá hecho al ver la recién anunciada Olympus Pen-F, y de hecho este va a ser el mayor reto al que tendrá que enfrentarse esta nueva cámara. Y es que aunque en su momento las Pen fueron la gama estrella –la única- de la compañía cuando las cámaras sin espejo daban sus primeros pasos, la llegada de las OM-D y su excelente acogida hizo que las Pen se quedaran en tierra de nadie.

Olympus PEN-F
Olympus PEN-F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin visor integrado ni un público claro, todo hacía pensar que el único futuro de esta saga era ir desapareciendo poco a poco, dejando a las tres gamas OM-D todo el protagonismo y el escaparate. Una vez más, sin embargo, la realidad se empeña en llevarles la contraria a las teorías aparentemente lógicas, y la nueva Pen-F ha llegado para recordarnos que esta familia sigue viva y con ganas de plantar batalla.

Bonita, muy bonita

En realidad nuestro primer contacto con la Pen-F se remonta a otoño del año pasado. Por supuesto en aquel momento era un secreto y la cámara tenía aún muchos detalles por pulir, pero la idea ya estaba ahí: una Micro Cuatro Tercios de líneas clásicas, prestaciones a la última, visor integrado y un enfoque muy creativo en el que los filtros tendrían una gran relevancia.

Meses después ya tenemos entre manos el modelo final, con su CMOS de 20 megapíxeles, el estabilizador de 5 ejes que tantas alegrías ha dado a Olympus, un cuerpo de esos que gustan a primera vista y un objetivo claro: seducir a los que quieren que la cámara no solo sea capaz, sino también bonita.

olympus pen-folympus pen-folympus pen-folympus pen-folympus pen-folympus pen-f
Clásica

Como la X-Pro2 de Fujifilm, esta Pen-F apuesta por un diseño muy clásico con el visor desplazado a un lateral y con la fotografía de reportaje como principal objetivo

olympus pen-f
Olympus PEN-F
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus pen-f
Olympus PEN-F
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus pen-f
Olympus PEN-F
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus pen-f
Olympus PEN-F
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus pen-f
Olympus PEN-F
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus pen-f
Olympus PEN-F
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero, ¿las OM-D no son ya clásicas y bonitas? Sí, pero en este caso se trata de ofrecer una opción más clásica. De hecho, tras haber estado probando hace nada la nueva X-Pro2 de Fujifilm, todo parece indicar –también las comparaciones con las que trabaja Olympus para hablar de calidad y tamaños- que la idea va por ese mismo camino: una gama más parecida al diseño réflex tradicional con visor central en el espacio clásico del pentaprisma y otros modelos con visor desplazado a un lateral y con la fotografía de reportaje como principal objetivo.

En todo caso la Pen-F llega repleta de guiños clásicos, desde el interruptor de encendido hasta una rueda frontal dedicada exclusivamente a los filtros. ¿Excesivo? Tal vez, pero está claro que las opciones de edición en cámara tienen en este modelo un peso muy significativo.

olympus pen-f
Olympus PEN-F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Visor integrado

Pese a que a estas alturas el visor electrónico integrado sea más o menos una pieza convencional de muchas cámaras, se trataba de la asignatura pendiente de las Pen de Olympus y de algo reservado hasta ahora a las OM-D.

La Pen-F se encarga de poner las cosas en su sitio con un excelente visor que con 2,4 millones de puntos de resolución y una ampliación de 0,62x se coloca directamente en nuestro particular ranking de visores electrónicos que no nos hacen echar de menos los ópticos.

El visor electrónico era la asignatura pendiente de las Pen de Olympus, pues estaba reservado hasta ahora a las OM-D. Y el que integra la Pen-F es de los que no nos hacen echar de menos los visores ópticos

olympus pen-f
Olympus PEN-F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tras un par de días de uso bastante intensivo, la ergonomía y el manejo de esta Pen-F nos ha convencido sin demasiados problemas. Todo está en su sitio, las posibilidades de personalización de los mandos son amplias, los dos diales ayudan mucho y la pantalla táctil es siempre de gran ayuda a la hora de elegir el punto de enfoque.

Detalles que nos gustan menos son la posición de la tarjeta de memoria en el compartimento de la batería o que algunos botones sean tan pequeños que cueste pulsarlos de forma instintiva sin tener que separar la cámara del ojo. El limitado espacio junto a la cantidad de mandos distribuidos por todo el cuerpo hace que no haya sitio para mucho más. Ni siquiera, por cierto, para un flash integrado.

Filtros, filtros, filtros

Aunque el diseño sea lo más llamativo, no sería justo ignorar la importancia del nuevo CMOS de 20 megapíxeles, la mayor resolución hasta la fecha en una cámara de Olympus. Un captor del que además se ha eliminado el filtro de paso bajo para potenciar la resolución y el nivel de detalle que es capaz de ofrecer la cámara.

Para comprobar en qué se traducen estas novedades, como siempre lo mejor es echar un vistazo a las galerías de muestras realizadas durante estos primeros días de prueba con una unidad perfectamente funcional pero no final.

Muestras: filtros
Fotografías realizadas con una Olympus Pen-F y un objetivo M.Zuiko 14-42 mm f3.5-5.6 EZ
fotografías realizadas con una olympus pen-f y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6 ez
fotografías realizadas con una olympus pen-f y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6 ez
fotografías realizadas con una olympus pen-f y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6 ez
fotografías realizadas con una olympus pen-f y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6 ez
fotografías realizadas con una olympus pen-f y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6 ez
fotografías realizadas con una olympus pen-f y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6 ez

El nivel de detalle que ofrecen los JPEG es realmente elevado y el control del ruido es más que correcto hasta 3.200 ISO

Lo que vemos nos gusta. El nivel de detalle que ofrecen los JPEG es realmente elevado, el control del ruido –teniendo en cuenta el tamaño del sensor- es más que correcto hasta 3.200 ISO e incluso 6.400 ISO, y solo el resultado en algunas imágenes con zonas de luz algo quemadas nos hacen desear esperar a ver qué pasa con los RAW.

En cualquier caso, la primera valoración solo puede ser positiva. También, por supuesto, la que se hace desde la propia compañía, que no tiene ningún reparo en comparar sus resultados con cámaras con sensor APS-C.

Muestras: 14-42 mm f3.5-5.6
Fotografías realizadas con una Olympus Pen-F y un objetivo M.Zuiko 14-42 mm f3.5-5.6 EZ

El tema de los filtros de color daría para todo un máster teniendo en cuenta la cantidad de variaciones que pueden conseguirse combinando los diferentes modos y parámetros configurables que se ofrecen para cada uno de ellos.

El blanco y negro parece prometedor, y en cualquier caso, para quienes quieran ahorrarse la edición en el ordenador, seguro que están dispuestos a dedicar un rato hasta dar con sus cuatro ajustes favoritos, configurarlos en el citado dial frontal y aprovechar al máximo esta orientación creativa y artística de la cámara.

Muestras: 25 mm f1.8
Fotografías realizadas con una Olympus Pen-F y un objetivo M.Zuiko 25 mm f1.8
¿OM-D o Pen?

Con un precio de 1.200 euros –solo el cuerpo- parece que la Pen-F opta a situarse en un segmento medio alto, pensando en usuarios decididos a pagar un poco más a cambio de un diseño muy atractivo. Y de prestaciones, claro, aunque la mayoría de ellas ya pueden encontrarse en otros modelos más económicos de la propia firma.

¿Logrará esta Pen-F hacerse un sitio con la estupenda OM-D E-M5 Mark II disponible por menos de 800 euros?

El enfoque es realmente rápido, el estabilizador de 5 ejes llega con buenos avales y el sensor de 20 millones de puntos supone un paso adelante para Olympus. Pero, ¿logrará encontrar la Pen-F un hueco en un mercado donde la estupenda OM-D E-M5 Mark II puede comprarse por menos de 800 euros? Pronto lo sabremos.

olympus pen-f
Olympus PEN-F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (3)
Prueba de producto
09 / MAR 2016
Crónica
28 / ENE 2016
Vídeos relacionados (1)
34
Comentarios
Cargando comentarios