Crónica

Las Olympus Pen se dan un respiro entre monólogos, secretitos y miradas cruzadas

 
23
SEP 2011

No era ni una presentación ni una rueda de prensa. Tampoco un "briefing" de alto secreto. Olympus reunió ayer por la noche en una céntrica sala de fiestas de Madrid a medios de comunicación, distribuidores, empleados y gentes del sector fotográfico en general para darse un pequeño respiro.

La razón oficial esgrimida por Jesús Sales, director de la división de consumo de Olympus en España, es muy simple: sacar a pasear las últimas incorporaciones a la saga Pen de la firma (E-P3, E-PL3 y E-PM1) y poner un poco de buena cara a la crisis. No hubo más. Ni charla técnica ni autobombo ni estadísticas. Directo y al grano.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Y es que, con el permiso de las susodichas cámaras, el cómico Carlos Latre fue uno de los protagonistas de la velada. Armado con un portentoso arsenal de imitaciones y utilizando los modelos Micro Cuatro Tercios de Olympus como hilo conductor, se marcó un impresionante monólogo que levantó continuas carcajadas entre el respetable.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Toda una bocanada de aire fresco para los que estamos acostumbrados al tedioso tono plano que algunos oradores emplean en sus presentaciones a la prensa. Ni precios ni datos sobre megapíxeles o fabricantes de sensores ni rumores sobre los próximos modelos. Un auténtico respiro.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Y ahí terminó la cita oficial. A partir de ese punto, al filo de las once de la noche, la concurrencia comenzó a juntarse en los tradicionales corrillos mientras los más osados perseguían con la mirada -algunos incluso estiraban el brazo cual caballero Jedi, a ver si los canapés volaban solos- a las bandejas de mini pizzas que de vez en cuando se dejaban ver.

Y ahí, en los corrillos, fue precisamente donde empezaron a mezclarse fans, tecnoadictos y demás especímenes del ramo con la gente de Olympus.

Preguntas indiscretas
¿Estáis probando ya la Canon sin espejo en QUESABESDE.COM?, nos preguntaron a bocajarro sin creerse demasiado nuestros insistentes "noes". ¿Qué pensáis de las nuevas Nikon?, se escuchaba por lo bajini en los grupillos formados por el personal de Olympus y los asistentes. ¿Se ha consolidado ya el Micro Cuatro Tercios?, preguntaban otros sin disimulo alguno.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Preguntas sin respuesta, respuestas a preguntas no formuladas y balones fuera convirtieron la noche en una película de cine negro donde las miradas con ojos entreabiertos, al más puro estilo de los dibujos animados, se cruzaban con más intensidad que las palabras.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Y, como siempre, ahí quedó todo. O tal vez no, porque, en el fondo, entre los actores de este sector parece haber un quid pro quo que, alcohol mediante, permite enterarse de más secretos de los que a alguno le gustaría. Pero esas historias, como los ligues de una noche a espaldas del marido, mejor se quedan entre la barra, mi copa y un servidor.

Artículos relacionados (1)
Prueba de producto
31 / OCT 2011
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar