COMPARTIR
  • Samsung Galaxy Note 10.1: toma de contacto
  • Canon EOS 5D Mark III: toma de contacto
ESTABILIDAD Y RUIDO BAJO CONTROL

Olympus OM-D E-M5: primeras muestras  

5
MAR 2012
Iker Morán   |  Bilbao / Barcelona

Modelo pionero de la saga OM-D de Olympus, la reciente E-M5 se ha convertido en una de las cámaras del momento. Su diseño de aires clásicos, el nuevo CMOS de 16 megapíxeles y el visor electrónico son los pilares de esta Micro Cuatro Tercios, que aspira a relanzar la firma en el segmento avanzado. Un rápido paseo por Bilbao nos ha permitido recopilar una buena colección de muestras -la unidad probada lleva el firmware 1.0 instalado- para que los más impacientes puedan ir haciéndose una idea del potencial de esta cámara.

Tras convivir durante unas horas con ella hace unas semanas en Ámsterdam, la primera unidad totalmente funcional de la Olympus OM-D E-M5 ya ha llegado a nuestras manos. Si en su momento ya pudimos poner a prueba la ergonomía y funcionalidad de la cámara así como el funcionamiento de su renovado sistema de enfoque y del visor electrónico, ahora llega el momento de sacar la lupa para comprobar el rendimiento de este nuevo CMOS de 16 megapíxeles.

Olympus OM-D E-M5
Olympus OM-D E-M5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus OM-D E-M5
Olympus OM-D E-M5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como en su momento ya hablamos sobre el manejo y el buen comportamiento de enfoque y visor, en esta especie de avance de la prueba a fondo en la que ya estamos trabajando nos centraremos en el rendimiento con sensibilidades altas y el funcionamiento del estabilizador mecánico. Sin duda, dos de las asignaturas más interesantes. Todo ello de la mano de una batería de muestras que, al fin y al cabo, constituyen la mejor forma de conocer el rendimiento de una cámara.

Controlando el ruido

Tal y como nos explicaron los responsables de la compañía durante su presentación, el aumento de la resolución de 12 a 16 megapíxeles es casi un detalle menor. Aquí lo importante es la mejora de este nuevo CMOS en cuanto al control del ruido al trabajar con sensibilidades medias y altas y al rango dinámico.

Muestras: 16 MP
Las fotografías se han realizado con una Olympus E-M5 y un objetivo M.Zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 EZ.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
Muestras: 16 MP
Las fotografías se han realizado con una Olympus E-M5 y un objetivo M.Zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 EZ.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.

La galería de fotografías recopiladas durante estas primeras horas de convivencia certifican las primeras impresiones que tuvimos al ver en pantalla las pruebas realizadas en Ámsterdam: efectivamente la mejora es evidente, con unos resultados muy decentes incluso a 6.400 ISO.

Muestras: sensibilidad alta
Las fotografías se han realizado con una Olympus E-M5 y un objetivo M.Zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 EZ.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez.
Muestras: sensibilidad
Las fotografías se han realizado con una Olympus E-M5 y un objetivo M.Zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 EZ. Haz clic en la imagen para ver un recorte.
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez. haz clic en la imagen para ver un recorte.
200 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez. haz clic en la imagen para ver un recorte.
400 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez. haz clic en la imagen para ver un recorte.
800 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez. haz clic en la imagen para ver un recorte.
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez. haz clic en la imagen para ver un recorte.
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez. haz clic en la imagen para ver un recorte.
6.400 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez. haz clic en la imagen para ver un recorte.
12.800 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-m5 y un objetivo m.zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 ez. haz clic en la imagen para ver un recorte.
25.600 ISO

Hemos querido comparar una misma fotografía realizada en idénticas condiciones con esta nueva E-M5 y con la E-PM1, equipada con el sensor de 12 millones de puntos que llevan todas las cámaras Pen de última generación. La diferencia es notable en cuanto a nivel de detalle y presencia de ruido en la imagen.

Recorte a tamaño real de dos fotografías realizadas con una Olympus E-M5 y una Olympus E-PM1 con el objetivo M.Zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 a 3.200 ISO. Haz clic en la imagen para ver la comparación a tamaño real.

¿Y qué pasa si enfrentamos la cámara a la Panasonic Lumix DMC-GX1, que usa un sensor muy similar al de la E-M5 (o el mismo)? Pues que, curiosamente, la Olympus se impone a 3.200 ISO. Cabe suponer que ello es debido a un cúmulo de factores ajenos al CMOS, como el mejor procesamiento de los JPEG (marca de la casa en las cámaras de Olympus), la óptica y un balance de blancos más solvente.

Foto: Quesabesde
Recortes a tamaño real de varias fotografías realizadas a 3.200 ISO. Haz clic en la imagen para ver la comparación a mayor tamaño.

Si repetimos el experimento frente a fotografías a 3.200 ISO realizadas con la NEX-5N (16 megapíxeles y sensor APS-C), vuelve a quedar claro el paso adelante dado por Olympus con la E-M5, que poco tiene que envidiarle al modelo de Sony (al menos con este valor de sensibilidad). La NEX-7, por su parte, parece jugar en otra liga, una en la que los 24 megapíxeles priorizan el detalle frente al ruido.

Muesrtas: RAW
Las fotografías se han realizado con una Olympus E-M5 y un objetivo M.Zuiko 12-50 mm f3.5-6.3 EZ. Haz clic en la imagen para descargar el archivo original en formato RAW.

En cualquier caso, y sin obsesionarnos con el sempiterno tema del ruido y las sensibilidades extremas, la E-M5 ofrece unos magníficos resultados. A la espera de disponer de un programa capaz de entenderse con los RAW de la cámara -que igualmente publicamos para quienes se animen a experimentar con ellos-, las imágenes en formato JPEG pueden presumir de un excelente nivel de detalle y color y un buen rango dinámico.

Un estabilizador que se nota (y se escucha)

Segunda parada en esta rápida indagación a partir de la primera unidad funcional de la E-M5 que llega a España: el estabilizador.

Olympus OM-D E-M5
Olympus OM-D E-M5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus OM-D E-M5
Olympus OM-D E-M5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Fiel a lo visto hasta ahora, la pionera de la saga OM-D apuesta por un estabilizador mecánico integrado que traslada sus beneficios a cualquier óptica que se monte en la cámara, tanto las más recientes como las más antiguas mediante el preceptivo adaptador. Para estas últimas deberemos indicar de forma manual la focal con la que estamos trabajando.

Olympus OM-D E-M5
Olympus OM-D E-M5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La novedad está en el sistema de estabilización de cinco ejes, frente a los dos (horizontal y vertical) usados hasta ahora. En la E-M5 el sensor está sobre una suerte de plataforma móvil que permite desplazarlo casi en cualquier dirección para compensar los movimientos en el momento del disparo.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La E-M5 armada con el objetivo de tipo "pancake" M.Zuiko 17 mm f2.8 (arriba) y con el Zuiko 50-200 mm f2.8-3.5 para Cuatro Tercios mediante el uso de un adaptador.

Pero más allá de la teoría que versa sobre este mecanismo, ¿qué dicen los resultados? Para comprobarlo hemos realizado una misma fotografía con la focal más larga del M.Zuiko 12-50 mm f3.5-6.3, equivalente a 100 milímetros, variando la velocidad de disparo.

Con el ojo pegado al ocular de la cámara -una postura que siempre ayuda a mejorar el agarre y la estabilidad- y tras repetir el experimento varias veces, hemos conseguido un porcentaje muy alto de tomas libres de trepidación con velocidades de hasta 1/15 de segundo o incluso algo inferiores.

Foto: Quesabesde
Foto: Quesabesde

Algo que nos sitúa en unos 3 o 4 pasos de mejora respecto a la velocidad mínima recomendable para un teleobjetivo de 100 milímetros. No son los 5 pasos que promete Olympus, pero no está nada mal.

Olympus OM-D E-M5
Olympus OM-D E-M5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por cierto, un detalle que nos ha llamado la atención de la unidad probada y que puede estar relacionado con el estabilizador mecánico: la cámara emite un ruido continuo que en un entorno silencioso o acercando un poco el cuerpo a la oreja se percibe perfectamente.

En abril por 1.100 euros

A falta de algo más de un mes para que la E-M5 llegue a los escaparates y apaciguado el clásico estallido informativo que se produce tras un lanzamiento como éste, llega el momento de probar con más calma todas las prestaciones de esta Micro Cuatro Tercios y poner las conclusiones negro sobre blanco en un análisis más extenso.

Olympus OM-D E-M5
Olympus OM-D E-M5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un precio oficial de unos 1.100 euros, de lo que no hay duda es de que esta OM-D se ha convertido en una especie de gran esperanza blanca para la familia olimpista. Por ahora parece que no se trata sólo de una cuestión de fe.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar