Se subasta

Olympus OM-1: la réflex que quiso ser Leica

19

Las similitudes entre la mítica cámara diseñada por Maitani y las Leica M llevaron a la firma alemana a protestar incluso por su nombre original: Olympus M-1

Foto: E. Magnuson
19
JUL 2016

Maitani es uno de esos nombres que, cuando uno empieza a indagar con profundidad en la historia del cacharreo fotográfico, reaparecen y resuenan tantas veces que hasta parece que se trata de un error. Yoshihisa Maitani (1933-2009) fue uno de los diseñadores más importantes de Olympus, si no el que más. De su cerebro surgieron importantes sagas de cámaras, como las míticas PEN, las XA o las OM.

La Olympus OM-1 fue presentada durante la feria Photokina de 1972. Frente a las réflex de la época, de las cuales probablemente la Nikon F fuera el máximo exponente, las OM pusieron especial énfasis en el tema del tamaño y el peso. La idea subyacente en el diseño era sencilla: hacer una Leica en formato réflex.

> Subasta de una Olympus OM-1 en Catawiki

Una idea tan clara, que el modelo original dio en llamarse M-1, supuestamente por la inicial del nombre del diseñador. Sin embargo, varias protestas por parte de Leica, que veía tocada la dignidad de su mítica saga M, hicieron que tras producir alrededor de 50.000 piezas muy buscadas hoy en día por los coleccionistas, Olympus rebautizara su buque insignia como OM, siglas que en teoría provienen de las palabras Olympus Maitani.

Al margen del nombre, detalles del diseño hacen evidentes las similitudes entre la OM-1 y las Leica M. Tanto es así que, en lo que se refiere al tamaño del cuerpo, salvaguardando la caja del espejo y el prisma, son tan similares que incluso las fundas de cuero sirven para ambas. La anormal posición del botón de rebobinado, situado en el frontal del cuerpo en lugar de tratarse de un botón en la base, deja claro que la compañía japonesa se inspiró bastante en la filosofía de la firma alemana.

olympus om-1
Olympus OM-1
Foto: Catawiki
olympus om-1
Olympus OM-1
Foto: Catawiki

Otros dos puntos definen de forma bastante clara a las míticas cámaras alemanas: el silencio y la forma de componer la imagen. Y en ese aspecto la Olympus OM-1 no se queda corta. Sin ser tan silenciosa como una telemétrica por el golpe del espejo a la hora de realizar una fotografía, el hecho de que el obturador esté formado por dos cortinas de tela (en vez de metal, como suele ser habitual en las réflex), ayuda en parte a atenuar su sonido.

En cuanto al visor, desde luego la imagen no se compone igual en una réflex que en una telemétrica, pero el de la OM-1 es tan impresionante que aún a día de hoy la gente se maravilla al mirar a través de él. Con una magnificación de nada menos que un 97%, con un objetivo de 50 milímetros es increíblemente fácil componer la imagen con los dos ojos abiertos, como si lo que encuadrásemos fuera tan natural como recortar la escena que tenemos delante.

olympus om-1
Olympus OM-1
Foto: Catawiki

Al margen de todos esos detalles, las especificaciones son bastante dignas: velocidades de 1 segundo a 1/1.000 con modo Bulb (igual que Leica), ASA de 6 a 1.600, bloqueo del espejo… Salvo el fotómetro, todo está controlado de forma completamente mecánica, convirtiéndola en una cámara absolutamente duradera, fiable, con un visor increíble y más o menos silenciosa. Lo más parecido posible a una Leica en forma de réflex.

> Subasta de una Olympus OM-1 en Catawiki

También se subasta...

Mamiya C330
mamiya c330
Mamiya C330
Foto: Catawiki

Las Mamiya C220 y C330 son de las pocas cámaras de tipo TLR con objetivos intercambiables. Una característica que sin embargo va pareja a la pega de poseer un gran tamaño y peso, especialmente al ser comparadas con las Rolleiflex y otras cámaras similares de óptica fija. Esto no fue razón suficiente para que fotógrafas como Diane Arbus eligieran esta cámara para su uso profesional. Dada su gran popularidad, su producción se prolongó hasta bien entrados los años 90, con diferentes variaciones en cuanto a especificaciones.

> Subasta de una Mamiya C330 en Catawiki

Yashica T4
yashica t4
Yashica T4
Foto: Catawiki

La Yashica T4 ocupa un lugar privilegiado en lo que a compactas de culto se refiere, quizá por la popularidad que adquirió al ser la cámara de cabecera de Terry Richardson. Sin embargo, el famoso fotógrafo de moda emplea el modelo Super, también llamado Yashica T5, que se caracteriza por tener un diminuto visor adicional de cintura en la parte superior. Ergonómica y ópticamente ambas cámaras son similares, y pueden presumir de su objetivo Zeiss 35 mm f3.5 T, probablemente una de las mejores ópticas puestas en una compacta y una de las razones que justifican su relativamente elevado precio.

> Subasta de una Yashica T4 en Catawiki

19
Comentarios
Cargando comentarios