• Panasonic Lumix DMC-LX2: toma de contacto
  • Samsung NV10: toma de contacto y muestras
Prueba de producto
LA PRIMERA OLYMPUS ESTABILIZADA

Olympus µ 750: toma de contacto y muestras

 
4
SEP 2006

Integrado en la óptica o en el sensor, el estabilizador de imagen se ha convertido en un inquilino habitual en las cámaras digitales. Olympus ha decidido estrenar precisamente su propio mecanismo antivibraciones con la recién presentada µ 750. Llega ahora el momento de conocer de primera mano la eficacia de esta tecnología, cuya proyección en futuras novedades de Olympus es una incógnita ciertamente predecible.

Pocos días después de que Olympus hiciera pública la renovación de su catálogo de cámaras compactas, QUESABESDE.COM ha tenido la oportunidad de realizar un rápido repaso a las principales prestaciones que jalonan el primer modelo de la marca dotado de estabilizador de imagen, la µ 750.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque aún es pronto para determinar el rendimiento general que ofrece, las primeras pruebas efectuadas con esta nueva µ de 7 megapíxeles permiten comprobar la eficacia del estabilizador, su prestación estrella.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Olympus, como otras compañías, se ha decantado por un sistema de estabilización basado en la movilidad del sensor. Sistema que, según los datos oficiales, permite detectar y corregir el movimiento a la hora del disparo para evitar que la trepidación quede reflejada en la fotografía.

La estela de las µ
Un estreno de esta magnitud podría hacer pensar en una cámara de altos vuelos. Sin embargo, la µ 750 es, ante todo, una µ de Olympus, y como tal, los criterios de tamaño, diseño y facilidad de manejo priman sobre cualquier otro concepto, incluidas unas mayores posibilidades de control sobre la cámara.
Muestras: 7 MP
Las capturas se han realizado con una Olympus µ 750
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
En efecto, la estética se mantiene fiel a las líneas de la popular saga de compactas de Olympus, con un cuerpo metálico y resistente a las inclemencias -rezan los datos oficiales, y ésa es la sensación que transmite la µ 750- y de tamaño perfecto para llevar en el bolsillo, pese al progresivo aumento de grosor en uno de los laterales.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Batería y tarjeta (xD-Picture Card, cómo no) se sitúan en la base, mientras que la zona trasera queda reservada para una pantalla de 2,5 pulgadas y visibilidad mejorable en exteriores soleados. Los mandos se concentran en la zona derecha.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Si bien la rueda que permite seleccionar el modo de trabajo -captura fotográfica, de vídeo, modos escénicos, reproducción o una curiosa guía en la que se aconseja los parámetros a utilizar según el tipo de imagen- es realmente práctica, el resto de mandos parecen algo pequeños y se encuentran demasiado próximos unos de otros.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A la hora de manejar la cámara, el zoom muestra un comportamiento ágil en todo su recorrido. Se agradecería, eso sí, algo más de información en la pantalla sobre la imagen que se va a tomar. Si bien el histograma siempre puede ser útil, lo es mucho más si va acompañado, por ejemplo, de los datos sobre la exposición.

Muestras: focales
Las capturas se han realizado con una Olympus µ 750
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
angular (36 mm)
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
tele (180 mm)
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
zoom digital (5,6x)
Y lo mismo ocurre al hablar de los accesos directos. Si bien el balance de blancos, la sensibilidad o la medición se concentran en el botón central "Func", hay que acceder al menú principal para cambiar la resolución de la cámara.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Engorrosos detalles, todos ellos, que nos recuerdan que la µ 750 es una cámara pensada para apuntar y disparar.

Un estabilizador algo tímido
Como decíamos, pese a que la estabilización es el plato fuerte de este modelo, la característica pasa bastante desapercibida a la hora de hacerse con el control de la cámara. Por ejemplo, ninguna de las inscripciones frontales que recuerdan la resolución y el zoom de la cámara hacen referencia al sistema de estabilización.

Del mismo modo, un pequeño mando situado junto al disparador y al botón de encendido en la zona superior es la única vía de acceso a dicho sistema antivibraciones.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Al pulsarlo, el menú muestra las únicas dos opciones disponibles respecto a este mecanismo: activado o desconectado. Si uno se decanta por la primera de ellas, un aviso en forma de mano aparecerá en la pantalla mientras encuadramos y realizamos la toma.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Detrás de tanta discreción se esconde un estabilizador que ha mostrado ser -al menos en estas primeras pruebas- bastante eficaz. Lo suficientemente eficaz para lidiar con tomas a 1/10 segundos y con el zoom colocado en su posición más extendida, de 180 milímetros.

Muestras: estabilizador
Las capturas se han realizado con una Olympus µ 750
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
apagado
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
encendido
En estas condiciones, la imagen obtenida muestra evidentes diferencias respecto a una toma casi idéntica. En nuestras pruebas, la cámara eligió automáticamente una velocidad de 1/6 segundos con el estabilizador apagado y de 1/10 segundos al conectarlo, incurriendo en una cierta subexposición.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En el momento del disparo es perceptible la actuación del estabilizador, pues la obturación va acompañada de otro sonido que sugiere la prometida movilidad del sensor, capaz de compensar el movimiento.

También 1600 ISO
Aunque la estabilización coloque en segundo plano otras prestaciones de la cámara, no hay que olvidar que la renovada gama de compactas olímpicas hace de la alta sensibilidad uno de sus argumentos más arriesgados. La µ 750 no es menos, y llega provista de una gama de sensibilidades de 80 a 1600 ISO.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Lo que algunos fabricantes ya se atreven a llamar también sistema de estabilización -por aquello de poder congelar sujetos en movimiento gracias a mayores valores ISO- suscita siempre la misma duda a la hora de enfrentarse a una compacta que se atreve con 1600 ISO. Hablamos del ruido electrónico, efectivamente.

En el caso de esta µ 750, en los primeros resultados apreciamos un comportamiento que se mueve en los parámetros habituales, pero que se desenvuelve con bastante elegancia.

Muestras: alta sensibilidad
Las capturas se han realizado con una Olympus µ 750
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
400 ISO
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
800 ISO
las capturas se han realizado con una olympus µ 750
1600 ISO
En la secuencia de sensibilidades realizada sí se aprecia, no obstante, que la limitación del obturador a 1/2 segundo -excepto en escenas nocturnas- hace que las imágenes con sensibilidades más bajas queden irremediablemente subexpuestas si se quiere prescindir del flash.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Así, hasta 200 -e incluso 400 ISO- el ruido es sólo perceptible en algunas zonas de textura algo compleja, mientras que las sombras se mantienen bastante limpias.

A 800 y 1600 ISO, lógicamente, el tema se complica. Pese a ello, y a la evidente presencia de ruido en la imagen, el resultado es bastante digno y no se aprecian artefactos generados por un procesamiento muy agresivo.

¿Y después?
Si las pruebas posteriores demuestran estas primeras impresiones, el estabilizador de imagen se revela como una interesante aportación al catálogo de Olympus.

Olympus µ 750
Olympus µ 750
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Por ahora, habrá que conformarse con este globo sonda en forma µ 750, pero parece lógico pensar que en un futuro próximo Olympus apueste por implementar esta tecnología en más modelos compactos y, evidentemente, en sus réflex del sistema Cuatro Tercios.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar