COMPARTIR
  • Sony Bloggie MHS-PM5: prueba de campo
  • Canon SX210 IS, Casio FH100, Panasonic TZ10 y Sony HX5V: frente a frente
MICROANGULAR

Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED: prueba de campo  

20
ABR 2010

Nada mejor para medir la seriedad de un nuevo sistema de cámaras que seguir la pista muy de cerca a las ópticas que lo van conformando. Olympus va poco a poco haciendo su parte de los deberes en el catálogo Micro Cuatro Tercios, y estrena ahora este M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6, que se convierte en el tercer objetivo de la firma para esta joven bayoneta. Aunque de entrada nos parece todo un acierto su cobertura y filosofía, la cuestión es comprobar si es un digno continuador de la saga Pen.

Pese a que fue anunciado en noviembre del pasado año, es ahora cuando el pequeño M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED de Olympus comienza a llegar a los escaparates. Con una cobertura equivalente a 18-36 milímetros en paso universal, su alcance y luminosidad son idénticos a los del Zuiko 9-18 mm f4-5.6 para el estándar Cuatro Tercios, aunque tanto la estructura interna como el tamaño de la óptica han variado notablemente.

Así, este zoom angular se encarga de ampliar el -por ahora- reducido catálogo de objetivos de Olympus para su sistema Micro Cuatro Tercios, integrado por el zoom estándar 14-42 mm f3.5-5.6 y el angular fijo 17 mm f2.8.

Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Panasonic ya se había adelantado en este segmento de los angulares con su más extremo Lumix G 7-14 mm f4, equivalente a 14-28 milímetros. No obstante, a estas alturas ya es bastante sabido que por cuestiones de correcciones ópticas los objetivos Micro Cuatro Tercios de estas dos firmas sólo rinden al 100% cuando se utilizan con cámaras de la misma marca.

Existe, por tanto, un espacio que cubrir para aquellos usuarios de las Olympus E-P1, E-P2 y E-PL1 que quieran, sin adaptadores de por medio, ampliar su cobertura angular.

Aparentemente minúsculo
Colocado en la E-PL1 que hemos utilizado para esta prueba, el M.Zuiko de 9-18 milímetros sorprende por lo reducido de su tamaño, tanto en longitud como en diámetro.

Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Igual que el zoom de 14-42 milímetros, incorpora un sistema que permite replegarlo en posición de reposo y extenderlo antes de comenzar a trabajar. Listo para disparar, lo cierto es que tiene una longitud considerable en la posición de 9 milímetros. No es que sea excesiva, pero sí puede decepcionar un poco si nos habíamos hecho ilusiones al ver la óptica recogida.

Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El accionamiento del aro del zoom es agradable, sin holguras. Para pasar de un extremo a otro de las focales basta con girarlo menos de un cuarto de vuelta. Puede que para algunos resulte un tanto duro -al menos lo es en esta unidad de producción recién desempaquetada-, pero lo cierto es que transmite una buena sensación.

El anillo para el enfoque manual, por su parte, también está muy bien situado, y su agarre y accionamiento son muy correctos.

Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Continuando con los detalles de la construcción, nos alegra comprobar que la bayoneta es metálica (algo lógico teniendo en cuenta el precio del conjunto). La tapa frontal, por el contrario, es tan estrecha que los pulsadores de extracción pueden llegar a resultar un tanto incómodos.

Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El diámetro de filtro es de 52 milímetros, una medida muy popular en otras épocas. Con un filtro UV montado no hemos apreciado viñeteo a 9 milímetros, pero con un polarizador normal sí aparece una sombra muy ligera en las esquinas de las fotos.

Aunque esta jovencísima unidad de prueba no disponía de parasol, desde Olympus han confirmado que los modelos finales sí llegarán acompañados de un parasol rectangular.

Enfoque mejorado
Una de las sorpresas más agradables al probar este nuevo zoom ha sido descubrir que el enfoque automático ha mejorado respecto a lo visto en anteriores ópticas Olympus para cámaras Micro Cuatro Tercios.

En condiciones de iluminación normales, en apenas 0,5 segundos la cámara ofrece un punto de foco con un porcentaje de acierto realmente alto. Se mantiene ese movimiento de confirmación hacia delante y detrás de la óptica hasta fijar el punto, pero la velocidad, suavidad y agilidad del proceso se han optimizado.

Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Y es que, tal y como descubrimos a raíz del reciente anuncio sobre la nueva actualización de firmware para todas las cámaras de la gama Pen de Olympus, tanto este zoom como el futuro 14-150 mm f4-5.6 ED estrenan un nuevo sistema MSC (Movie and Still Compatible) que promete limar diferencias respecto a los mecanismos de enfoque por contraste algo más rápidos de las Micro Cuatro Tercios de Panasonic y la NX10 de Samsung.

¿Y deforma mucho? La mejor respuesta a esta pregunta obligada sería, posiblemente, "lo previsible en un objetivo de esta focal." Es decir, sí, pero siempre dentro de los límites tolerables en el rango de precios en el que se sitúa el zoom.

Teniendo en cuenta que la corrección óptica de un angular tan pronunciado implica que el precio se dispare, parece lógico que en una versión de coste razonable se acepte cierta deformación en sus focales menores. El M.Zuiko que nos ocupa se apunta a esta teoría.

Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
En estas imágenes se puede apreciar la distorsión que produce la óptica a 9 milímetros (izquierda) y con la focal de 18 milímetros.

Así, a los 9 milímetros muestra una apreciable deformación en forma de barrilete, deformación que desaparece completamente a los 18 milímetros. Dicha dualidad puede sernos realmente útil a la hora de la verdad: podemos utilizar la focal más corta para tomas efectistas y la zona menos angular para retrato y arquitectura, aprovechando la ausencia de aberraciones geométricas.

Con una luminosidad máxima de f4-5.6, los mejores resultados los obtenemos trabajando con un diafragma de f8 a lo largo de todo el recorrido del zoom. Con esta abertura, el comportamiento del zoom tanto en el centro como en las esquinas de la imagen es más que correcto. Y esto se mantiene en unos márgenes aceptables también si cerramos hasta f22.

Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El viñeteo está muy bien controlado incluso en la máxima abertura. Trabajando con el flash integrado de la E-PL1, eso sí, descubrimos que éste produce sombras en todas las focales de la óptica. Las aberraciones cromáticas, sin ser exageradas ni preocupantes, sí se dejan ver con cierta intensidad.

Sobre el terreno
Como siempre, son las imágenes resultantes de esta prueba de campo las que mejor pueden evidenciar el auténtico potencial -y los puntos débiles- de esta óptica.

Los 9 milímetros -equivalentes a 18, recordemos- sorprenden en un conjunto tan reducido y ligero. Invitan a tomar fotos en cualquier espacio interior por muy reducido que éste sea y a probar con encuadres más inverosímiles y arriesgados. Lástima que la falta de una pantalla móvil en la E-PL1 limite estas posibilidades.

Muestras: M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Las fotografías se han realizado con una Olympus E-PL1 y un objetivo M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
Para fotografía de calle o "robados" este zoom resulta un estupendo aliado. Más aún si tenemos en cuenta que trabajando con aberturas de f8 ó f11 conseguimos que, a partir de 1,5 metros de distancia, toda la escena esté dentro de foco.

Los amantes de los angulares -como el que escribe- también descubrirán encantados que este zoom, combinado con la estabilización mecánica del cuerpo de la cámara, permite hacer fotos a pulso con velocidades escandalosamente bajas.

M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Las fotografías se han realizado con una Olympus E-PL1 y un objetivo M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed:
En nuestro caso, hemos obtenido tomas libres de trepidación a 1/5 de segundo, o incluso un poco menos si usamos el temporizador o trabajamos con el visor electrónico externo, que permite mejorar la sujeción al apoyar la cámara contra la cara.

Este detalle, combinado con las posibilidades que brindan la cobertura angular y la ausencia de deformaciones en el otro extremo, convierte el objetivo en un todoterreno capaz de enfrentarse a tomas de retrato y arquitectura sin mayores problemas.

Muestras: M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Las fotografías se han realizado con una Olympus E-PL1 y un objetivo M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED. Fotografías realizadas en formato RAW y procesadas con Adobe Camera Raw:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed. fotografías realizadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed. fotografías realizadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed. fotografías realizadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed. fotografías realizadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed. fotografías realizadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con una olympus e-pl1 y un objetivo m.zuiko 9-18 mm f4-5.6 ed. fotografías realizadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
Junto a un objetivo de focales largas (un 50-200 o un 35-150 milímetros, por ejemplo), tendríamos un equipo perfecto. Tanto, que casi podríamos prescindir del 14-42 mm f3.5-5.6 ED que Olympus suministra con sus Pen. Si el bolsillo lo permite, claro.

Porque, sin ser especialmente caro, tampoco es que este M.Zuiko sea una ganga. Su precio de salida se sitúa alrededor de los 600 euros. Casi la mitad, eso sí, que su primo de Panasonic, el más extremo y luminoso zoom de 7-14 milímetros.

Ampliar horizontes
Bien construido, de dimensiones muy moderadas y con un rendimiento general más que correcto, tan sólo su visible -aunque tolerable- distorsión a los 9 milímetros y el precio podrían despertar alguna duda entre quienes están sopesando la posibilidad de hacerse con este M.Zuiko.

Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tras pasar unos días con él, queda claro que se trata de una inversión justa para lo que obtenemos a cambio: calidad y horas de diversión fotográfica. Una pieza totalmente recomendable para aquellos usuarios del sistema Micro Cuatro Tercios que quieran ampliar sus horizontes.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar