• Canon EOS 100D y EOS 700D: toma de contacto
  • Nikon D7100: primeras muestras
Prueba de producto
MENOS ES MáS

Olympus M. Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro: análisis

 
25
MAR 2013

Siendo el Zuiko 50 mm f2 para Cuatro Tercios un objetivo de culto entre los aficionados a la fotografía de aproximación, no es de extrañar que el anuncio en la pasada feria Photokina de un nuevo 60 mm f2.8 con bayoneta Micro Cuatro Tercios despertara mucha expectación. Suplir las carencias de aquél en cuanto a agilidad de enfoque y escasa relación de aumento figuraban entre las tareas del nuevo objetivo, del que también se espera que mantenga los excelentes registros de calidad de aquella preciada pieza. ¿Ha hecho Olympus los deberes?

Doble reto para los ingenieros de Olympus encargados de desarrollar el nuevo M.Zuiko 60 mm f2.8 Macro. No sólo tenían que colmar las expectativas en cuanto a calidad de imagen del que muchos consideran su predecesor, el alabado Zuiko 50 mm f2 Macro, sino que también tenían que marcar terreno ante un auténtico "pata negra" para esta misma bayoneta: el Leica 45 mm f2.8 inscrito en el catálogo de Panasonic.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro junto a la Olympus OM-D E-M5 empleada para la prueba.

Por si fuera poco, el nuevo M.Zuiko se presenta con un precio moderado (menos de 500 euros) una capacidad macro mejorada (1:1) y un diseño más ligero que no se deja por el camino el sellado y la estanqueidad.

Ligero

La verdad es que este objetivo sorprende a primera vista por su tamaño y contenido en comparación con otras ópticas para macrofotografía con una focal equivalente a 120 milímetros. Tiene un diámetro de 56 milímetros, una longitud de 82 milímetros y su peso es de sólo 185 gramos.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Montado en la Olympus OM-D E-M5 que hemos utilizado para esta prueba, el peso total del conjunto (batería incluida) es de 620 gramos, menos de la mitad que una réflex de precio similar armada con un objetivo de características parejas. He aquí un argumento de peso -nunca mejor dicho- a favor de este pequeño M.Zuiko, cuya carga aliviará las cervicales de quienes piensen pasarse unas cuantas horas de caza fotográfica por la naturaleza.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su aspecto externo sigue la línea austera de sus hermanos de reciente aparición, con un aro de enfoque generoso y de estriado agradable. Sobre el barrilete, un par de detalles interesantes para la macrofotografía, empezando por un conmutador de cuatro posiciones para seleccionar la franja de distancias entre las que se moverá el enfoque.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La primera nos lleva directamente a la relación de aumento 1:1; la segunda nos permite enfocar desde 0,19 hasta 0,40 metros respecto al sujeto; la tercera, entre 0,19 metros e infinito, y la cuarta se mueve entre 0,40 metros e infinito.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Estas limitaciones de recorrido del enfoque son útiles cuando estamos llevando a cabo tareas concretas: la posición de 0,19 metros la usaríamos para fotografiar insectos y flores, mientras que la de 0,40 metros podría servirnos -por ejemplo- para realizar retratos. Al no tener que hacer el motor de enfoque todo el recorrido, ganamos agilidad.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El segundo de los detalles especialmente pensados para la fotografía de aproximación es una pequeña ventana con una aguja en su interior que nos informa de la relación de aumento y la distancia correspondiente cuando enfocamos desde 19 hasta 34 centímetros. Una opción interesante cuando toca hacer tareas con un cierto rigor en cuanto a la información del aumento conseguido. Por cierto: gracias al enfoque interno la lente frontal no gira ni se desplaza longitudinalmente al enfocar.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la parte posterior, además de la bayoneta metálica de excelente factura, también se encuentra una junta de goma encargada de asegurar la estanqueidad de la óptica. Una última observación: tal y como acredita la correspondiente inscripción, el objetivo ha sido fabricado en China.

Enfoque bajo la lupa

En condiciones normales de luz el enfoque es casi instantáneo, realmente rápido. Sin embargo, cuando la escena se complica y no echamos mano de la luz de ayuda al enfoque, la agilidad del mecanismo se resiente, como si la prioridad fuera dar con un punto de foco preciso en lugar de hacerlo rápido y mal.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si bien es cierto que cuando estamos casi en total oscuridad el sistema de enfoque necesita un par de pasadas hasta fijar un punto, la verdad es que no tenemos quejas al respecto y podemos certificar que en este sentido Olympus sí ha hecho los deberes.

Interesante también el sistema de selección del punto de enfoque a través de la pantalla táctil de la cámara. Una opción muy práctica para trabajar con la cámara montada en un trípode y seleccionar de forma muy cómoda una zona de enfoque diferente al punto central.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Este M.Zuiko recurre a un esquema de 13 lentes agrupadas en 10 grupos, siendo 4 de ellas de tipo especial. Una estructura a priori más compleja que la usada por ese Zuiko de 50 milímetros que nos sirve de referencia. Pero, ¿se nota la mejora en términos de calidad de imagen?

Podríamos acabar rápido diciendo que el comportamiento de este objetivo es modélico en varios apartados: el viñeteo es casi inapreciable ya a f2.8, no hay deformación de imagen a simple vista y la resolución es altísima en cualquier zona del fotograma incluso al trabajar con la máxima apertura.

Muestras: M.Zuiko 60 mm f2.8 Macro
Las fotografías se han realizado con un objetivo Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 Macro montado en una Olympus OM-D E-M5:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5:

Éste es el punto que más gratamente nos ha sorprendido: la diferencia de resolución y calidad entre el centro y la esquina extrema de la imagen con un diafragma de f2.8 es mínima, casi inapreciable. A partir de ahí y hasta f16, los resultados de la zona media y los extremos son muy similares, pudiendo presumir todos ellos de una nitidez pasmosa.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con un objetivo Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 Macro montado en una Olympus OM-D E-M5. Imágenes capturadas en formato RAW y procesadas con Adobe Camera Raw:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:
las fotografías se han realizado con un objetivo olympus m.zuiko 60 mm f2.8 macro montado en una olympus om-d e-m5. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con adobe camera raw:

Tan sólo a f22 la difracción pasa factura, si bien no lo hace de forma tan acusada en comparación con lo que hemos visto en otros objetivos de la firma japonesa. De todos modos, el debate sobre si tiene sentido o no incluir este ajuste de diafragma tan cerrado sigue abierto.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El único "pero" que podríamos ponerle a este M.Zuiko es que en tomas con una relación de aumento cercana a 1:1 se aprecian aberraciones cromáticas en zonas de alto contraste que no están tan presentes en imágenes con el foco a más distancia. Eliminar este defecto se reduce a un clic con el correspondiente programa de edición, pero puestos a ponerle pegas a este objetivo había que comentarlo.

Campo, plató o ciudad

Como ya hemos comentado, se agradecen el tamaño compacto y el peso mesurado de este M.Zuiko, en sintonía con las comedidas dimensiones de un cuerpo Micro Cuatro Tercios. Por otro lado, el tamaño de sensor de este sistema ayuda a que, con el mismo valor de diafragma, la profundidad de campo -es decir, la zona enfocada- sea mayor que en otros sistemas con captores de mayor tamaño. Y esto, para la fotografía de aproximación, es una ventaja.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de poder llevárnoslo al campo, su focal equivalente a 120 milímetros hace de esta óptica una buena opción también para retrato, e incluso una compañera discreta para fotografía urbana. De hecho no es casualidad que el limitador de foco tenga una posición que va desde 40 centímetros hasta infinito, convirtiendo a este M.Zuiko en un rival para su hermano de 75 milímetros y f1.8.

Durante los días que estuvimos trasteando con este objetivo la atmósfera estuvo muy revuelta: lluvia, viento y frío, condiciones todas ellas ideales para probar un equipo que ha de salir al campo. En ese sentido nada que objetar sobre su estanqueidad. Tuvimos que secar varias veces tanto la cámara como el objetivo sin mayores consecuencias. Eso sí, dadas las pobres condiciones de iluminación hubo que recurrir bastante a sensibilidades altas y diafragmas muy abiertos.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El flash externo que acompaña a la OM-D E-M5 forma una buena pareja con esta óptica, mostrándose eficiente a la hora de rellenar las sombras en tomas de primeros planos. Al tener poca altura, la luz incide de manera efectiva sobre el sujeto a fotografiar aun desde la mínima distancia de enfoque (unos 10 centímetros).

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El desenfoque posterior o "bokeh" nos ha parecido muy armonioso, seguramente debido a las 7 palas del diafragma, que dejan una apertura redondeada. Esto, unido al buen recubrimiento de las lentes, hace que los puntos de luz desenfocados tengan un aspecto natural y los reflejos de luz incidentes sean mínimos o poco acusados. Tanto, que casi nos ha hecho olvidar que este objetivo no trae parasol de serie.

Misión cumplida

Rápido de enfoque, liviano, pequeño y con una calidad de imagen exquisita. Junto con la OM-D E-M5, el M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro ha demostrado ser una pieza de primer orden para fotografía de aproximación. Un tándem capaz de competir con cualquier otro conjunto, incluidos los más pesados y caros.

Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Olympus M.Zuiko 60 mm f2.8 ED Macro
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tan sólo la aparición de ligeras aberraciones cromáticas al enfocar cerca de la máxima ampliación posible enturbia ligeramente la nota final. Pero visto el casi perfecto comportamiento en el resto de apartados y un precio que se sitúa por debajo de los 500 euros, no nos cabe ninguna duda de que estamos ante un objetivo muy recomendable que se suma a la saga de los Zuiko más venerados. Los usuarios de Olympus difícilmente encontrarán más por menos.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar