• Olympus E-P1: toma de contacto
  • Panasonic Viera TX-P42V10E: toma de contacto
Prueba de producto
¿BLANCA O PLATEADA?

Olympus E-P1: ¿blanca o plateada?

 
17
JUN 2009
Iker Morán   |  Berlín / Barcelona

Lo habitual en otros segmentos es presumir de modernidad y estar a la última. Pero en el sector fotográfico, que aún se resiste a ser engullido por eso que llaman tecnología de consumo, lo que se lleva es precisamente lo contrario: marcar historia, hablar de herencia y dejar bien claro que cuando otros estaban en pañales fotográficos nosotros ya éramos unos venerables ancianos.

Así que Olympus no ha dudado en echar mano de la historia de sus Pen, que justo ahora cumplen 50 años, para presentar su nueva E-P1 en Berlín.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Arriba: los asistentes a la presentación en Berlín inmortalizan la E-P1 en una vitrina, el lunes por la noche. Abajo: Akira Watanabe, responsable de la división SLR de Olympus, probando la nueva Micro Cuatro Tercios ayer en la capital germana.

Es ésta una de las cámaras más punteras a día de hoy, pero gran parte de su encanto -o al menos lo que llama la atención a la mayoría de quienes los espejos réflex les traen sin cuidado- reside precisamente en ese diseño que parece rescatado de la vitrina de algún coleccionista.

Una preciosidad, pensamos algunos. ¿Es que en 50 años no hemos conseguido diseñar algo mejor?, se preguntarán los más despistados o los más escépticos (estos últimos con cierta mala leche).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Furgonetas clásicas y modelos de época. El escenario elegido por Olympus para presentar su nueva E-P1 buscaba evocar tiempos pasados.

Pero, por si no se han enterado todavía, la estética minimalista y retro se lleva. Que se lo digan si no a Panasonic y su Lumix DMC-LX3, a las últimas compactas de Ricoh o a las singulares Sigma DP1 y DP2. Como la mujer del César, no basta con ser diferente: también hay que parecerlo y ejercer de ello.

Buena prueba de la importancia del diseño y de que Olympus pretende llevar la E-P1 más allá de ese reducido grupo de aficionados que desde hace tiempo sueñan con algo parecido, es que esta vez también se han unido a la fiesta algunas revistas de tendencias. De esas de chicos y chicas guapos. Es una cámara, claro. Pero una cámara muy bonita.

Olympus E-P1
Olympus E-P1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-P1
Olympus E-P1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que, apenas 24 horas después de su lanzamiento, si el éxito de una cámara pudiera medirse por el grado de excitación entre la prensa y los responsables de la compañía de turno, sin duda la E-P1 está destinada a ser el bombazo del año.

Para bajar de esa burbuja de euforia que provoca un estreno de este calibre y una buena dosis de palmaditas en la espalda -canapés y cerveza alemana, ya saben-, nada como una charla con los responsables comerciales, o mejor aún, con los jefes de ventas de alguna importantísima cadena de distribución.

Muestras: filtros creativos
Las capturas se han realizado con una Olympus E-P1 y diversos objetivos M.Zuiko y Panasonic Lumix G
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y diversos objetivos m.zuiko y panasonic lumix g
estenopeico
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y diversos objetivos m.zuiko y panasonic lumix g
estenopeico
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y diversos objetivos m.zuiko y panasonic lumix g
BN antiguo
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y diversos objetivos m.zuiko y panasonic lumix g
BN antiguo
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y diversos objetivos m.zuiko y panasonic lumix g
pop art
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y diversos objetivos m.zuiko y panasonic lumix g
pop art
Mientras nosotros discutimos sobre lo divino, lo humano, el ruido y la esencia del Micro Cuatro Tercios, ellos ya están desplegando el Excel y calculando cuántas unidades pueden venderse de aquí a lo que queda de año, qué segmento va a acogerla con mayor entusiasmo y dando por hecho que la versión en blanco -curiosa y realmente atractiva- causará sorpresa en el escaparate pero le costará despegar.
Muestras: Olympus M.Zuiko 14-42 mm
Las capturas se han realizado con una Olympus E-P1 y un objetivo M.Zuiko 14-42 mm f3.5-5.6. Las tomas en RAW han sido procesadas con Olympus Studio 2.3
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
Precisamente ése fue el gran dilema al que nos enfrentamos antes de salir ayer a callejear por Berlín armados con las relucientes E-P1 y su firmware 1.0 recién instalado. ¿La blanca o la cromada?, nos preguntaban a la hora del reparto los organizadores de la compañía, como si ésa fuera una cuestión que pudiera resolverse al instante.

La que no haya que devolver antes de coger el avión de vuelta, pensaba uno por lo bajinis tramando alguna forma de -aprovechando el contexto histórico- saltar al otro lado del muro y pedir asilo político.

Olympus E-P1
Olympus E-P1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-P1
Olympus E-P1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero el plan no cuajó. Aunque habíamos venido con los deberes históricos hechos y con la divertidísima "Uno, dos, tres" de Billy Wilder recién vista (Berlín, 1960; todo encaja), al final no hubo oportunidad de hacernos los listillos. Con lo que nos gusta.

Pese a la excelente oportunidad para escenificar una auténtica Guerra Fría entre el Cuatro Tercios y el formato completo, Olympus prefirió apostar por la vertiente más chic. Posiblemente una buena idea, teniendo en cuenta que estamos hablando de una cámara que cuando llegue a los escaparates a mediados de julio costará 800 ó 900 euros.

Muestras: Olympus M.Zuiko 17 mm
Las capturas se han realizado con una Olympus E-P1 y un objetivo M.Zuiko 17 mm f2.8. Las tomas en RAW han sido procesadas con Olympus Studio 2.3
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 17 mm f2.8. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 17 mm f2.8. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 17 mm f2.8. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 17 mm f2.8. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 17 mm f2.8. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo m.zuiko 17 mm f2.8. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
Así que el consabido rebaño de periodistas con sus E-P1 colgadas al cuello (con la correa de piel, ¿eh?) se saltó las clásicas paradas turísticas berlinesas para poner a prueba la paciencia de unas cuantas modelos en diferentes escenarios. Interiores incluidos, no sean malpensados, que la cámara se atreve con 6400 ISO.
Muestras: Olympus Zuiko 14-54 mm
Las capturas se han realizado con una Olympus E-P1, un adaptador Panasonic DMW-MA1 y un objetivo Zuiko 14-54 mm f2.8-4. Las tomas en RAW han sido procesadas con Olympus Studio 2.3
las capturas se han realizado con una olympus e-p1, un adaptador panasonic dmw-ma1 y un objetivo zuiko 14-54 mm f2.8-4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1, un adaptador panasonic dmw-ma1 y un objetivo zuiko 14-54 mm f2.8-4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1, un adaptador panasonic dmw-ma1 y un objetivo zuiko 14-54 mm f2.8-4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1, un adaptador panasonic dmw-ma1 y un objetivo zuiko 14-54 mm f2.8-4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-p1, un adaptador panasonic dmw-ma1 y un objetivo zuiko 14-54 mm f2.8-4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-p1, un adaptador panasonic dmw-ma1 y un objetivo zuiko 14-54 mm f2.8-4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
Fruto de este safari urbano e histórico, ya hemos podido recopilar unas cuantas galerías de muestras con el M.Zuiko 14-42 mm f3.5-5.6 y el mucho más interesante -por diseño, por tamaño y por concepto- 17 mm f2.8 y su correspondiente visor externo.

Un encuentro breve pero intenso, que también ha servido para probar combinaciones un poco más arriesgadas, como el Lumix G 7-14 mm f4 -muy extremo, pero divertido-, el Lumix 14-140 mm f4-5.8, perfecto para conseguir un par de retratos aislando a las modelos de la nube de fotógrafos, o incluso el Zuiko 14-54 mm f2.8-4, todos ellos con adaptador.

Olympus E-P1
Olympus E-P1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-P1
Olympus E-P1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y por supuesto, en la maleta también nos hemos traído un buen surtido de secuencias de vídeo, que la E-P1 también es capaz de registrar vídeo de alta definición (aunque con tanto diseño y tanto Micro Cuatro Tercios haya pasado más desapercibido).

Ya habrá tiempo para analizar con detalle estas apresuradas muestras y buscar ruidos, aberraciones o lo que se tercie. Álvaro, nuestro especialista en vídeo, esta poniendo gestos un poco raros mientras revisa las secuencias obtenidas con la E-P1, y en lo tocante a fotografía pura y dura echamos de menos algo más de nitidez -o estabilización- con algunas ópticas probadas y vemos algún que otro rastro de ruido al trabajar con sensibilidades no muy altas.

Muestras: Panasonic Lumix G 7-14 mm
Las capturas se han realizado con una Olympus E-P1 y un objetivo Panasonic Lumix G 7-14 mm f4. Las tomas en RAW han sido procesadas con Olympus Studio 2.3
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 7-14 mm f4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 7-14 mm f4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 7-14 mm f4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 7-14 mm f4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 7-14 mm f4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 7-14 mm f4. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
Ser la mejor "compacta" del momento es un objetivo que se da casi ya por hecho. El siguiente reto también está claro: conseguir la calidad de imagen de la E-620 o la E-30, con todo lo bueno y lo malo que ello supone, pero en un recipiente más pequeño, bonito y marcando -sobre todo- un estilo totalmente diferente. Los sensores de todas ellas son familia muy cercana, así que con el permiso de las ópticas, no será muy complicado.
Muestras: Panasonic Lumix G 14-140 mm
Las capturas se han realizado con una Olympus E-P1 y un objetivo Panasonic Lumix G 14-140 mm f4-5.8 Vario HD. Las tomas en RAW han sido procesadas con Olympus Studio 2.3
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 14-140 mm f4-5.8 vario hd. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 14-140 mm f4-5.8 vario hd. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 14-140 mm f4-5.8 vario hd. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 14-140 mm f4-5.8 vario hd. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 14-140 mm f4-5.8 vario hd. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-p1 y un objetivo panasonic lumix g 14-140 mm f4-5.8 vario hd. las tomas en raw han sido procesadas con olympus studio 2.3
RAW
Comienza ahora el auténtico reto para Olympus, que como comentábamos el otro día, es consciente de que dispone de un tiempo limitado para aprovechar los privilegios que supone no tener que compartir espacio con nadie en un segmento recién creado.
Las secuencias se han grabado con una Olympus E-P1 y el objetivo M.Zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
La E-P1 es la primera de su clase. No por tecnología, sino por su particular diseño y la filosofía que de éste se desprende. Pero seguro que en uno o dos años ya hay unas cuantas propuestas parecidas. Eso mismo comentábamos entre nosotros la misma noche del estreno, pinchando un poco a la gente de Olympus.

No obstante, bastaba con mirar la cara de circunstancias que ponía la responsable de compras de la cadena esa que antes les contaba -que sin duda ya sabe mejor que nosotros lo que vendrá en este 2009- para entender que uno o dos años es una eternidad.

Ha habido que esperar un lustro para que las Pen dieran el salto al mundo digital y se llevaran por delante -de paso- el espejo réflex. Seguro que el próximo capítulo o interpretación de esta revolución está más cerca de lo que imaginamos.

Artículos relacionados (15)
Prueba de producto
20 / JUL 2009
Prueba de producto
16 / JUN 2009
OpiniónContando píxeles
15 / JUN 2009
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar