• Samsung Galaxy Gear: toma de contacto
  • Samsung Galaxy Note 3: toma de contacto
Prueba de producto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
¿LA SOLUCIóN?

Olympus E-M1: primeras muestras (y respuestas)

6
10
SEP 2013
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Aunque su aspecto y especificaciones son conocidos desde hace sólo unas semanas, en realidad llevamos años hablando de esta Olympus OM-D E-M1. Así se llama el nuevo buque insignia de la firma y la cámara que llega para ser la solución prometida a aquellos usuarios de ópticas Zuiko con montura Cuatro Tercios que se sintieron un tanto abandonados al ver que la E-5 era el punto final a todo un sistema. Recién anunciada de forma oficial, hemos podido pasar unas horas con esta potente Micro Cuatro Tercios, recopilar unas cuantas muestras e incluso responder algunas de las muchas preguntas que ahora mismo tenemos sobre la mesa.

En otoño de 2010 Olympus presentaba la E-5, un tímido relevo de la E-3 y hasta hoy la última réflex Cuatro Tercios del mercado. Meses antes llegaba la E-P1, su primera cámara sin espejo. Desde entonces se han sucedido todo tipo de rumores y especulaciones en torno a una pregunta que quedó flotando en el aire: ¿qué pasa con los usuarios que invirtieron en objetivos Cuatro Tercios?

Y es que, pese a la existencia de un adaptador, Olympus tenía pendiente poner en el mercado lo que desde la propia compañía se llegó a bautizar como “la solución”: una cámara con una ergonomía y un sistema de enfoque que permitiera aprovechar todo el potencial de aquellas excelentes ópticas Zuiko.

Reintegrar los sistemas Cuatro Tercios y Micro Cuatro Tercios: ésta es la principal razón de ser de esta cámara y el punto al que se dirigirán todas las miradas

Al parecer ese momento ha llegado, y de hecho las completas especificaciones de la E-M1 y su larga lista de novedades quedan casi eclipsadas en torno a esta idea de reintegrar los sistemas Cuatro Tercios y Micro Cuatro Tercios. Ésa es la principal razón de ser de esta cámara y el punto al que se dirigirán todas las miradas.

Así que vamos a dejar a un lado la literatura y las interminables reflexiones filosóficas que –suponemos- esta cámara despertará entre adictos y detractores de la firma para centrarnos en lo que realmente importa: responder esa lista de preguntas –se nos han ocurrido más de una docena de ellas en sólo unos minutos- que los potenciales interesados en ella ya se estarán haciendo.

¿Es mucho más grande que la OM-D E-M5?

En realidad la diferencia de tamaño no es excesiva, pero salta a la vista si ponemos las dos cámaras juntas. Destaca sobre todo la empuñadura mucho más abultada de la E-M1 y la sensación más contundente que transmite esta cámara entre las manos.

olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1
EM-1, EM-5 y E-5

La E-M1 junto a la pionera OM-D E-M5, menos contundente que la nueva Pen, y también con la E-5, última Cuatro Tercios de Olympus. En la última foto, la E-M1 con la empuñadura opcional HLD-7.

olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El cuerpo, por cierto, es resistente al agua y el polvo. Y quienes duden de ello puede echar un vistazo al vídeo que hemos grabado y en el que la cámara se da un buen chapuzón bajo una fuente.

¿Aguanta la ergonomía el uso de ópticas grandes?

Sí. La citada empuñadura juega un papel fundamental a la hora de montar ópticas Cuatro Tercios de cierto volumen. Incluso con el Zuiko 35-100 mm f2 el conjunto es bastante equilibrado entre las manos.

Olympus OM-D E-M1
Olympus OM-D E-M1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La E-M1 sigue siendo manejable con el 35-100 mm f2 para el sistema Cuatro Tercios montado en ella.

De todos modos, si la cámara se queda pequeña, se le puede añadir la empuñadura vertical opcional que, según nos cuentan desde Olympus España, será gratuita para quienes reserven la E-M1 antes de que acabe el mes de septiembre.

La empuñadura opcional HLD-7 otorga una mayor robustez a la E-M1. Olympus España la suministrará gratuitamente a quienes reserven la cámara (y se comprometan a pagar 1.500 euros, claro)

olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el extremo contrario seguro que no faltan quienes, al ver el tamaño de la cámara con la citada empuñadura, consideren que es incluso demasiado grande. Y es que, salvando las distancias y vista al lado de la “enorme” E-5, la verdad es que impresiona un poco.

¿Lo más interesante del diseño?

Más allá de la contundencia, del buen agarre o de detalles como la pantalla táctil y articulada, nos han gustado las amplias –interminables, casi- opciones de configuración de los mandos. Disponemos de nada menos que de cuatro botones de función configurables, dos en la zona superior y otros dos en el frontal.

Los accesos directos también son numerosos, y por si fuera poco, los dos diales de control –en una posición más cómoda que en la E-M5, por cierto- también pueden desarrollar dos funciones. Basta con mover el interruptor dedicado de la parte posterior para alternar esta configuración.

olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1
Numerosos botones y pantalla táctil

Fiel a su vocación de corte profesional, la E-M1 presenta un variado surtido de accesos directos. El conjunto lo remata una pantalla abatible.

olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Buena idea también el botón de bloqueo del dial de modos. En lugar de tener que mantenerlo pulsado cada vez que queremos moverlo, simplemente cuenta con una posición de bloqueo y otra libre.

La cámara, por cierto, también dispone de una conexión Wi-Fi relativamente fácil de configurar mediante código QR y una larga lista de automatismos y filtros que, si bien pueden desentonar un poco en un modelo de esta gama, ahí están para quien quiera usarlas.

Olympus OM-D E-M1
Olympus OM-D E-M1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Mención especial para el visor, cuyo tamaño y magnificación (0,74x) hacen que pueda competir casi con los visores réflex de formato completo

La configuración a medida de las curvas de color tiene también especial protagonismo, con una función dedicada (“Creación de color”) que permite ajustar el tono y la saturación de forma sencilla y muy intuitiva.

Mención especial y sobresaliente para el visor. Aunque a la resolución de casi 2,4 megapíxeles ya estamos acostumbrados, en este caso lo más interesante es su tamaño y magnificación (0,74x), con la que puede competir casi con los visores réflex de formato completo. No es una forma de hablar: es lo primero que se nos pasó por la cabeza al acercar el ojo al ocular.

¿El sensor es nuevo?

Aunque las dimensiones del CMOS y su resolución coinciden con lo visto en la E-M5, se trata de un nuevo captor que llega con dos novedades: por primera vez en una cámara de Olympus se prescinde del filtro de paso bajo y –posiblemente más importante- se estrena un sistema de enfoque con células dedicadas al denominado enfoque por diferencia de fase.

El captor llega con dos novedades: prescinde del filtro de paso bajo -por primera vez en una cámara de Olympus- y estrena un sistema con células dedicadas al enfoque por diferencia de fase

olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La idea es igualar el rendimiento de las réflex, y para ello el nuevo sistema Dual Fast AF sitúa en el sensor diodos que leen la zona izquierda y derecha de la imagen para –como ocurre con las réflex- operar el enfoque automático a partir de estos datos.

Olympus OM-D E-M1
Olympus OM-D E-M1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De este modo, al montar una óptica Micro Cuatro Tercios, la E-M1 funciona con el sistema de enfoque por contraste habitual –muy rápido, por cierto-, pero al usar un objetivo Zuiko con su correspondiente adaptador entra en juego este nuevo mecanismo.

¿Es tan bueno el enfoque como aseguran desde Olympus?

Por el enfoque con objetivos Micro Cuatro Tercios no hay que preocuparse. Hace ya tiempo que Olympus aprobó esta asignatura, y siguiendo los buenos resultados vistos en la E-M5, este nuevo modelo enfoca de forma rápida, suave y precisa con ópticas dedicadas.

olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1olympus om-d e-m1
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El enfoque no sólo es más rápido en esta E-M1 que en la pionera E-M5, sino que prácticamente desaparecen esas clásicas dudas que mostraba esta última hasta dar con un punto de foco

Pero lo interesante aquí es su comportamiento con objetivos Cuatro Tercios. Si comparamos el rendimiento de la citada E-M5 con el de esta nueva E-M1, la diferencia es realmente evidente. El enfoque no sólo es más rápido, sino que prácticamente desaparecen las clásicas dudas que mostraba la OM-D pionera hasta dar con un punto de foco.

Hemos realizado pruebas con el Zuiko 35-100 mm f2 y el Zuiko 50 mm f2, cuyo mecanismo de enfoque no es ninguna maravilla, y la conclusión es que podemos trabajar con ellos sin ningún problema. No sabemos si la cámara es tan rápida como la E-5, tal y como asegura Olympus –en la mayoría de situaciones nos lo ha parecido, si bien en otras escenas ha dudado un poco más-, pero lo importante es que la E-M1 puede al fin trabajar en condiciones con ópticas Zuiko. De eso se trataba, al fin y al cabo.

¿Mejora la calidad respecto a la E-M5?

Tal y como puede apreciarse en las galerías de muestras realizadas con una E-M1 y el M.Zuiko 17 mm f1.8, la calidad de imagen que ofrece la cámara es excelente. Unos resultados en línea con lo visto en la E-M5, que ya nos convencieron, y en los que la eliminación del filtro de paso bajo juega a favor para ofrecer algo más de nitidez y detalle en las tomas.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Olympus O-MD E-M1 y un objetivo M.Zuiko 17 mm f1.8.

El control del ruido tampoco es un problema, con tomas a 6.400 ISO que aguantan perfectamente el tipo. En este sentido no se aprecia una gran mejora respecto a la E-M5, aunque es cierto que, de nuevo, ese plus de detalle y algo más de saturación de color es una ventaja a la hora de no padecer las consecuencias de los sistemas de reducción de ruido.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Olympus O-MD E-M1 y un objetivo M.Zuiko 17 mm f1.8.

¿Supera en este sentido a la Panasonic GX7, que presume de tener uno de los mejores sensores Micro Cuatro Tercios del momento? No ha habido tiempo para entrar en detalle, pero por lo que hemos visto las dos cámaras muestran un comportamiento y un control del ruido muy similares, pero con algo más de nitidez y saturación para la Olympus gracias al mejor procesamiento del JPEG y la eliminación del filtro de paso bajo.

Muestras: 200 ISO
Las fotografías se han realizado con una Olympus O-MD E-M1, una Olympus O-MD E-M5 y una Panasonic Lumix DMC-GX7 con un objetivo M.Zuiko 17 mm f1.8, y una Fujifilm X-M1 con un objetivo Fujinon 27 mm f2.8 XF.
las fotografías se han realizado con una olympus o-md e-m1, una olympus o-md e-m5 y una panasonic lumix dmc-gx7 con un objetivo m.zuiko 17 mm f1.8, y una fujifilm x-m1 con un objetivo fujinon 27 mm f2.8 xf.
Olympus E-M1
las fotografías se han realizado con una olympus o-md e-m1, una olympus o-md e-m5 y una panasonic lumix dmc-gx7 con un objetivo m.zuiko 17 mm f1.8, y una fujifilm x-m1 con un objetivo fujinon 27 mm f2.8 xf.
Olympus E-M5
las fotografías se han realizado con una olympus o-md e-m1, una olympus o-md e-m5 y una panasonic lumix dmc-gx7 con un objetivo m.zuiko 17 mm f1.8, y una fujifilm x-m1 con un objetivo fujinon 27 mm f2.8 xf.
Panasonic GX7
las fotografías se han realizado con una olympus o-md e-m1, una olympus o-md e-m5 y una panasonic lumix dmc-gx7 con un objetivo m.zuiko 17 mm f1.8, y una fujifilm x-m1 con un objetivo fujinon 27 mm f2.8 xf.
Fujifilm X-M1

¿Y si comparamos la E-M1 con una Fujifilm con sensor APS-C como la reciente y sencilla X-M1? Tampoco hay muchas sorpresas aquí. La Olympus aguanta muy bien el tipo en escenas con sensibilidades bajas y medias, pero pierde la partida al subir hasta 6.400 ISO. Teniendo en cuenta la diferencia del tamaño del captor, es sin duda un gran trabajo el realizado por Olympus.

Muestras: 6.400 ISO
Las fotografías se han realizado con una Olympus O-MD E-M1, una Olympus O-MD E-M5 y una Panasonic Lumix DMC-GX7 con un objetivo M.Zuiko 17 mm f1.8, y una Fujifilm X-M1 con un objetivo Fujinon 27 mm f2.8 XF.
las fotografías se han realizado con una olympus o-md e-m1, una olympus o-md e-m5 y una panasonic lumix dmc-gx7 con un objetivo m.zuiko 17 mm f1.8, y una fujifilm x-m1 con un objetivo fujinon 27 mm f2.8 xf.
Olympus E-M1
las fotografías se han realizado con una olympus o-md e-m1, una olympus o-md e-m5 y una panasonic lumix dmc-gx7 con un objetivo m.zuiko 17 mm f1.8, y una fujifilm x-m1 con un objetivo fujinon 27 mm f2.8 xf.
Olympus E-M5
las fotografías se han realizado con una olympus o-md e-m1, una olympus o-md e-m5 y una panasonic lumix dmc-gx7 con un objetivo m.zuiko 17 mm f1.8, y una fujifilm x-m1 con un objetivo fujinon 27 mm f2.8 xf.
Panasonic GX7
las fotografías se han realizado con una olympus o-md e-m1, una olympus o-md e-m5 y una panasonic lumix dmc-gx7 con un objetivo m.zuiko 17 mm f1.8, y una fujifilm x-m1 con un objetivo fujinon 27 mm f2.8 xf.
Fujifilm X-M1
¿Qué tal el nuevo zoom de 12-40 milímetros?

Junto a la E-M1 Olympus también ha estrenado la nueva saga de ópticas M.Zuiko Pro, que se encarga de inaugurar el zoom 12-40 mm f2.8. Se trataba de una asignatura pendiente por parte de la firma, que por fin se pone al día con su -por otra parte- amplio escaparate de ópticas, en el que faltaba un zoom de altos vuelos.

Olympus OM-D E-M1
Olympus OM-D E-M1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cabe esperar mucho de un zoom que, según dicen en Olympus, está a la altura o incluso por encima de aquel Zuiko 12-60 mm f2.8 con bayoneta Cuatro Tercios

Con una construcción impecable, desgraciadamente la unidad probada durante estos días no es final, por lo que todavía es pronto para valorar su rendimiento junto a la cámara. Si hacemos caso de las palabras de Olympus, cabe esperar mucho de un zoom que, según nos dicen, está a la altura o incluso por encima de aquel Zuiko 12-60 mm f2.8.

El estabilizador mecánico de 5 ejes, por su parte, sigue siendo otro de los puntos fuertes de la hoja de especificaciones de la cámara. En las primeras pruebas ha mostrado un comportamiento en línea con lo visto hasta ahora, con una mejora en torno a los 3 pasos de velocidad.

Pero, ¿es una cámara de gama profesional?

Una de esas preguntas recurrentes que normalmente se quedan sin respuesta. Convertida en el nuevo buque insignia de Olympus y posiblemente en el modelo más esperado de su historia digital, no extraña ver que la firma lo plantea como tal: una cámara dirigida a fotógrafos profesionales o aficionados muy avanzados.

Más allá de su uso, lo que está claro es que su construcción, prestaciones y rendimiento –por lo que hemos visto- cumplen el guion como para competir con otros modelos con o sin espejo dirigidos a ese segmento profesional.

¿Cuánto costará? ¿Merece la pena?

El precio del cuerpo de la E-M1 será de unos 1.500 euros, y si se adquiere con el nuevo zoom M.Zuiko 12-40 mm f2.8, unos 2.200 euros. Para el adaptador MMF-3, necesario para usar en la cámara los objetivos Cuatro Tercios, habrá que desembolsar otros 200 euros.

¿Merece la pena respecto a la E-M5, notablemente más económica? Pese a los parecidos en filosofía y calidad de imagen, en realidad se trata de cámaras orientadas a usuarios diferentes. De hecho, con el permiso de sus completas especificaciones, el argumento que hace diferente a la E-M1 es su sistema de enfoque. O lo que es lo mismo: su capacidad para trabajar con objetivos Zuiko Cuatro Tercios.

Quienes tengan en su colección alguna óptica Cuatro Tercios o lleguen a tiempo para encontrar una a buen precio, deberían tener esta nueva OM-D muy en cuenta. Después de todo, ha sido diseñada pensando en ellos

olympus om-d e-m1
Olympus OM-D E-M1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así que, quienes tengan en su colección alguna de estas ópticas o lleguen a tiempo para encontrar una a buen precio, deberían tener esta nueva OM-D muy en cuenta. Después de todo, ha sido diseñada pensando en ellos.

¿Nos hubiera gustado más algún tipo de invento que permitiera usar estos objetivos sin adaptador? Sin duda. ¿Ha tardado Olympus demasiado en dar una respuesta a estos usuarios? Tal vez, pero no hay que olvidar que al menos ha dado una solución en lugar de cambiar de montura y olvidarse del tema.

¿Seguirá habiendo quienes sigan esperando una E-7? Nos tememos que sí. Pero de poco servirá soñar con una cámara que no llegará. El tiempo de los espejos ya pasó para Olympus. Su futuro y su presente pasa por esta E-M1, así que merece una oportunidad.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y Quesabesde.

Vídeos relacionados (1)
6
Comentarios
Cargando comentarios