• HTC Wildfire: análisis
  • Nikon D7000: toma de contacto
Prueba de producto
CON "TONO DRAMáTICO"

Olympus E-5: toma de contacto

 
14
SEP 2010

No hay ni una palabra oficial al respecto, pero al tener por primera vez la Olympus E-5 entre las manos no podemos evitar pensar que -posiblemente- estamos frente a la última Cuatro Tercios. Dramatismos al margen, la nueva SLR destierra cualquier esperanza de ser un revolucionario modelo puente entre este sistema y el Micro Cuatro Tercios, quedándose en lo que ya imaginábamos: una tibia renovación de la E-3 presentada más por una cuestión de obligación moral nipona que por convicción comercial.

La presentación de la E-3 en otoño de 2007 fue un auténtico acontecimiento para el mundo olimpista. El esperado relevo de la E-1 llegaba dispuesto a hacerse su hueco en el complicado mundo de la fotografía profesional, aupándose en la reputada fama de las ópticas Zuiko para el sistema Cuatro Tercios.

Han pasado tres años desde entonces y poco parece quedar de aquel ímpetu. La E-3 ha ido languideciendo a la espera de una sucesora que revalidara las intenciones profesionales del sistema, mientras Olympus ha centrado paralelamente sus esfuerzos en el desarrollo del nuevo estándar Micro Cuatro Tercios.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El resultado es una E-5 -saltándose el 4, número de la mala suerte en la cultura japonesa- que cumple al pie de la letra lo ya adelantado por este medio hace unos meses: un modelo continuista que pone al día la E-3 sumándole algunas prestaciones de las últimas Pen.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Quienes en su momento dieron por buena aquella información no se habrán sorprendido en absoluto. Los que esperaran un golpe de efecto en versión Cuatro Tercios es posible que no estén demasiados contentos con lo que plantea esta Olympus E-5, así como con el futuro que permite adivinar.

En cualquier caso, días antes de su presentación este medio ha tenido la oportunidad de acercarse a esta nueva SLR, para situarla junto a su predecesora y repasar al detalle la escueta lista de novedades.

Construcción imponente
Si hay algo sobre lo que la E-3 no admitía pegas es su construcción. El robusto cuerpo de aleación de magnesio ya demostró en su momento ser capaz de resistir sin ningún problema el agua y los golpes.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La E-5 hereda esta contundente estructura y su probada resistencia. Aunque inicialmente se hablaba de una versión más similar a la E-30 (algo que hubiera permitido abaratar costes y precio final, eso sí), parece que finalmente la compañía ha decidido repetir el molde.

Olympus E-3 y E-5
Olympus E-3 y E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-3 y E-5
Olympus E-3 y E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco el reparto de los mandos ha variado, más allá de las exigencias impuestas por el monitor de mayor tamaño y por la aparición en las especificaciones de la cámara de la grabación de vídeo.

Así, esta SLR sigue apostando por un práctico LCD articulado, pero que amplía su tamaño de 2,5 a 3 pulgadas y, sobre todo, eleva la resolución hasta 920.000 píxeles. Dos cambios que se notan a la hora de trabajar con el Live View o comprobar la precisión del enfoque mediante la ampliación automática de una parte de la escena.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Acostumbrados a pantallas cada vez más finas, eso sí, resulta curioso encontrarse con un monitor protegido por una cubierta metálica bastante gruesa, encargada de mantener también en esta zona la resistencia del cuerpo de la cámara.

Del mismo modo, apreciamos un ligero cambio en el sistema de apertura de la zona de las tarjetas de memoria que, por cierto, da la bienvenida a las SD Card por primera vez en un DSLR de la firma. El mayor tamaño de la pantalla no ha dejado espacio para usar el mecanismo empleado en la E-3 y ahora se recurre al más típico y manual sistema de empujar la tapa ligeramente antes de abrirla.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Aunque a primera vista pueda parecer más endeble, nos hemos fijado bien en la tapa del compartimento y no se aprecian cambios en su parte interna ni en sus protecciones.
Vídeo HD
El resto del cuerpo de la E-5 es, literalmente, una fotocopia de lo ya visto en la E-3. Con una salvedad: el botón situado en la zona superior derecha de la parte trasera de la cámara -bien colocado al alcance del pulgar, por cierto- ahora no sólo se ocupa de activar la selección de un punto de enfoque, sino también de activar la grabación de vídeo.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que esta E-5 se convierte en la primera SLR de Olympus que ofrece dicha prestación, de la mano de un nuevo CMOS de 12 megapíxeles. Es capaz de registrar clips de 1280 x 720 puntos a 30 fotogramas por segundo y dispone entre sus conectores de un HDMI y una entrada de 3,5 milímetros para micrófonos externos.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Conviene matizar que no hay un modo específico para la grabación de vídeo. Si estamos trabajando con la previsualización en pantalla, la grabación puede comenzar en cualquier momento pulsando el botón anteriormente citado. Según las especificaciones oficiales, la duración máxima de cada corte es de 7 minutos en alta definición.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el modelo de preproducción que hemos probado, sólo se puede controlar manualmente la exposición del vídeo antes de iniciar la grabación. Una vez que se pulsa el botón no es posible modificar ningún ajuste, ni siquiera compensar la exposición.

Más ISO, más filtros artísticos
Que la E-5 aporte una lista de cambios un tanto limitada no significa que algunas de sus prestaciones no estén a la altura. Por ejemplo, la luminosidad y el tamaño de su visor (con una cobertura del 100%) siguen estando entre los mejores de su clase.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El enfoque automático también se comporta correctamente, sobre todo con las ópticas Zuiko dotadas de motor SWD como el 12-60 mm f2.8-4 que hemos utilizado para esta prueba.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin embargo, hay que reconocer que sus 11 puntos quedan un poco lejos de lo que se destila actualmente en modelos de gama media y profesional.

Algo parecido ocurre con la velocidad de disparo de 5 fotogramas por segundo, destacable en su momento cuando la E-3 llegó al mercado pero muy superada a día de hoy.

En nuestras pruebas, realizadas con una tarjeta Sansdisk Extreme, el buffer ha sido capaz de mantener la cadencia de disparo máxima hasta 20 imágenes en JPEG, reduciendo después ligeramente su velocidad pero sin llegar a pararse.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En formato RAW o combinando estos archivos con JPEG la cifra se reduce hasta 10 disparos consecutivos, tras lo cual la cámara se ralentiza notablemente. La escritura en la tarjeta se demora entre 10 y 15 segundos, durante los cuales se puede volver a disparar pero no revisar las imágenes en pantalla.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y la calidad de las fotografía? Al no tratarse de un modelo final, no ha sido posible tomar muestras de referencia ni en el apartado fotográfico ni de vídeo.

Aun así, no resulta muy aventurado imaginar que el sensor utilizado será similar -o el mismo- al empleado por la E-PL1, y que por lo tanto sus resultados no depararán demasiadas sorpresas.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sí que hemos podido constatar que la E-5 estira su sensibilidad forzada hasta los 6.400 ISO e incluye los ya clásicos filtros artísticos que en los últimos años se han dejado ver en la mayoría de cámaras de la compañía.

La novedad es que la lista se ha alargado hasta 10 modalidades que pueden usarse tanto en las instantáneas como en las secuencias de vídeo, aunque en este último caso los resultados pueden ser un poco imprevisibles.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entre las nuevas modalidades incluidas figura un ajuste bautizado como "tono dramático", que además de servirnos de metafórico título para este artículo, merece figurar entre los ajustes creativos más interesantes de la cámara. Como siempre, si disparamos en RAW y JPEG sólo el segundo de los archivos se verá afectado por esta edición.

¿Final de una etapa?
Poco más cabe decir de una E-5 que, en resumidas cuentas, viene a ser el resultado de incrustar una E-PL1 en el cuerpo de una E-3, haciendo suyas las prestaciones de esta última en cuanto a construcción, enfoque y velocidad de disparo.

Pese a ser algo más barata que su predecesora, el precio de 1.700 euros coloca a la E-5 en una posición bastante complicada en cuanto a competitividad y horizonte comercial.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No es que no sea una SLR solvente e incluso puede que apetecible por ese precio para quienes buscan un modelo capaz de soportarlo todo. Sin embargo, el tardío relevo dado al modelo anterior y la evidencia -al menos para quien quiera entenderlo- de que no habrá más objetivos con montura Cuatro Tercios dejan a esta E-5 en el limbo.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Evidentemente, en Olympus son conscientes de la situación. Buena prueba de ello es que no se han dejado la piel en desarrollar esta E-5. De hecho, parece que se lanza más por respeto a los usuarios fieles al sistema que para captar nuevos adeptos o arrasar en los escaparates.

El tiempo dirá si ésta es o no la última SLR de la firma. En cualquier caso, la E-5 suena a punto y final -o punto y seguido, si así lo prefierren- hacia un futuro en Micro Cuatro Tercios.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (3)
Prueba de producto
19 / OCT 2010
Entrevista
Miquel Àngel García
20 / SEP 2010
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar