• Panasonic Lumix DMC-GH2: primeras muestras
  • Panasonic HDC-SDT750: primeras impresiones
Prueba de producto
SóLO PARA LOS MáS FIELES

Olympus E-5: análisis

 
19
OCT 2010

Resulta casi imposible acercarse a esta cámara sin dejarse llevar por toda la polémica generada en torno a ella. Aun así, dejaremos a un lado la consabida pregunta sobre si esta E-5 será o no la última SLR de Olympus para centrarnos en su auténtico potencial. Visto así, el nuevo buque insignia del sistema Cuatro Tercios (tardío pero imprescindible relevo de la E-3) se presenta con mejoras evidentes en la calidad de imagen y con la misma impecable construcción. Argumentos que tientan a pasar por alto algunas carencias de su hoja de especificaciones, pero no un precio demasiado elevado que hunde su competitividad y la condena a ser la cámara de referencia sólo para los más fieles al sistema.

En su gama de cámaras réflex Olympus siempre se ha caracterizado por tener una línea de evolución propia, en ocasiones desmarcada de las tendencias vistas en el resto de fabricantes. El sistema Cuatro Tercios se estrenó con la E-1 allá por 2003. Cuatro años después llegó la E-3, y ahora es el turno de la nueva E-5.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El salto tecnológico entre la E-1 y la E-3 fue considerable y lógico, teniendo en cuenta los años de espera. Sin embargo, pese a que la E-5 también se ha hecho de rogar (tanto, que no son pocos los que creían que nunca llegaría), salta a la vista que en este caso la evolución ha sido mucho menor.

De hecho, la E-5 no es sino una puesta al día de su predecesora, con un nuevo sensor, la capacidad de grabar vídeo y algunos retoques de aspectos de la E-3 que en su momento no acabaron de convencer.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Es todo ello suficiente para animar la gama alta de la compañía que ha ido perdiendo fuelle en los últimos años? ¿Conseguirá Olympus convencer a propios y extraños que las réflex Cuatro Tercios siguen vivas?

Pocas novedades, pero vitales
Tal como ya adelantamos en nuestra primera toma de contacto con un modelo de preproducción de la E-5, la lista de novedades no es especialmente larga ni espectacular, pero afecta a algunos puntos clave de la cámara.

Empezando, claro está, por el sensor (un CMOS de 12,3 megapíxeles) y el procesador TruePic V+, que hasta ahora no se había dejado ver en ningún otro modelo de la firma. De la mano de estas dos incorporaciones llega también la grabación de vídeo en alta definición de 1280 x 720 puntos y la posibilidad de elevar la sensibilidad hasta 6400 ISO.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También son nuevas las diferentes proporciones de imagen, la ranura para tarjetas SD Card junto a la dedicada a las CompactFlash, la pantalla articulada de 3 pulgadas y 920.000 puntos de resolución, el sensor para desactivarla al acercar el ojo al ocular y el nivel electrónico incoporado tanto en el LCD como en el visor.

La lista sigue con la batería BLM-5 de 1.650 mAh y 500 recargas garantizadas, la decena de filtros artísticos que se cuelan en el menú de modos de disparo, la reubicación de algunos mandos, la tapa del compartimento de tarjetas...

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La idea es, por tanto, muy sencilla: poner al día la E-3 con algunas de las prestaciones vistas en los últimos modelos de la firma y poder así dar una respuesta a aquellos usuarios fieles al estándar Cuatro Tercios que demandaban un cuerpo en condiciones en el que colocar sus objetivos Zuiko de gama alta.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a ello, incluso sobre el papel resulta complicado pasar por alto que esas prestaciones actualizadas siguen estando un paso por debajo (puntos de enfoque, velocidad de disparo...) de modelos de la competencia de precio incluso más asequible.

En la mano
La E-5 toma prestado el cuerpo de su predecesora, que tiene una bien merecida fama en lo que respecta a robustez y resistencia incluso en las situaciones más duras. No insistiremos en este punto ya tratado cuando probamos la E-3, pero en cualquier caso damos fe de que la E-5 es capaz de sobrevivir sin mayor problema a una sesión de fotos y vídeo bajo la lluvia.

De hecho, la E-5 no es sino una puesta al día de su predecesora, con un nuevo sensor, la capacidad de grabar vídeo y algunos retoques de aspectos de la E-3 que en su momento no acabaron de convencer.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La E-3 (a la izquierda) junto a la nueva Olympus E-5.

Más allá de sus contundentes formas y peso, lo primero que llama la atención externamente de la E-5 es la renovada pantalla. En este caso, sí se cumple aquello de que más es mejor: el tamaño de 3 pulgadas y la resolución de más de 900.000 puntos se agradecen.

También ha mejorado notablemente la fidelidad de color (configurable, por cierto, en tonalidad y brillo a través del menú). Sin duda, un detalle importante teniendo en cuenta que el LCD de la E-3 era claramente mejorable, dada su excesiva calidez y la pérdida de luminosidad que se iba produciendo con el tiempo.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La redistribución de los mandos para dejar sitio a la nueva pantalla nos parece acertada. Incluso con la acumulación de botones en el lado derecho de la parte trasera de la cámara la ergonomía sigue siendo más que correcta.

Por otro lado, el rediseño del aspecto de los menús en pantalla y la incorporación de nuevas opciones ayudan a afinar y personalizar a nuestro gusto tanto las funciones de uso como los parámetros de la imagen.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Éste es un aspecto que debe merecer especialmente nuestra atención: las opciones de configuración son tan extensas que, para extraer lo mejor de la cámara, es imprescindible la lectura detenida del manual de uso paso a paso. Un consejo, por cierto, recomendable para cualquier cámara y que nunca está de más recordar.

Enfoque igual, Live View mejorado
Esta prueba de la E-5 se ha realizado con el Zuiko 12-60 mm f2.8-4 y con la primera versión del Zuiko 50-200 mm f2.8-3.5. Antes de ponernos a disparar, lo primero ha sido actualizar el firmware de todos los elementos.

Superado este trámite, nos ponemos manos a la obra con el enfoque del conjunto. En líneas generales, no notamos cambios respecto a lo experimentado con la E-3: el enfoque es rápido y preciso (especialmente con el zoom de 12-60 milímetros), incluso cuando la luz es muy escasa.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al menos en modo de enfoque simple, porque el tema se complica al pasar al modo continuo, donde el porcentaje de acierto cae notablemente. En las sencillas pruebas que hemos realizado con personas corriendo hacia la cámara descubrimos que la mejor forma de conseguir muchos aciertos de foco es trabajar con un único punto.

En situaciones de movimiento menos críticas su comportamiento es mejor. Por ejemplo, con aves o aviones. En cualquier caso, ni que decir tiene que los 11 puntos de enfoque -por mucho que insistamos en que la mayoría sólo recurre al central- saben a poco en esta gama de precios.

El estabilizador de imagen nos ha sorprendido gratamente por su eficacia. Así, es posible hacer fotos a 1/5 de segundo con el Zuiko de 12-60 milímetros a pulso y en posición angular sin que la imagen aparezca trepidada. Si optamos por la focal más larga, una velocidad de 1/15 de segundo es -según nuestras pruebas- la mínima recomendada para asegurar el disparo.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin grandes cambios en estos dos puntos, la previsualización Live View sí ha mejorado ostensiblemente respecto a la E-3, seguramente como consecuencia de la experiencia de Olympus con sus cámaras Pen.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Mientras que en el modelo anterior el tiempo que transcurría desde el momento de pulsar el botón hasta que se realizaba la foto era de unos 2,5 segundos, en la E-5 se ha visto reducido a 1 segundo (incluyendo el enfoque). Es una mejora importante, aunque sería deseable acortar aún más ese intervalo de tiempo, y ya puestos, mejorar la velocidad del enfoque automático en esta modalidad de disparo.

La función de lupa en el modo de visión en vivo, por cierto, es de gran ayuda para afinar el enfoque en tomas críticas (macros estáticos, por ejemplo).

Calidad de imagen puesta al día
Pero, ¿han llegado los cambios al interior de la cámara? Ésa es, posiblemente, la cuestión que más interés despierte entre los potenciales usuarios de esta Cuatro Tercios.

Sobre el papel, no hay duda de ello. La E-5 utiliza un nuevo captor CMOS de 12 megapíxeles que, según han comentado en repetidas ocasiones los responsables de la firma, es una versión ligeramente mejorada respecto al que se utiliza en la E-PL1.

sensibilidad
Las capturas se han realizado con una Olympus E-5 y un objetivo Zuiko 12-60 mm f2.8-4 SWD. Haz clic en la imagen para ver un recorte
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. haz clic en la imagen para ver un recorte
100 ISO
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. haz clic en la imagen para ver un recorte
200 ISO
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. haz clic en la imagen para ver un recorte
400 ISO
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. haz clic en la imagen para ver un recorte
800 ISO
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. haz clic en la imagen para ver un recorte
1.600 ISO
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. haz clic en la imagen para ver un recorte
3.200 ISO
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. haz clic en la imagen para ver un recorte
6.400 ISO
Mejoras que, por lo que podemos deducir, se refieren al procesador de imagen y posiblemente al uso de un filtro de paso bajo más ligero que contribuye a mejorar la nitidez de las imágenes.

Lo que está claro tras ver los resultados que ofrece la cámara es que la calidad de imagen respecto a la E-3 ha mejorado considerablemente. El aspecto más evidente es el control del nivel de ruido con sensibilidades altas.

JPEG y RAW
Las capturas se han realizado con una Olympus E-5 y un objetivo Zuiko 12-60 mm f2.8-4 SWD. Imágenes tomadas en formato JPEG directo y en RAW, procesadas con Olympus Master ajustando la nitidez (+1), el contraste (+1) y la reducción de ruido (alta)
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. imágenes tomadas en formato jpeg directo y en raw, procesadas con olympus master ajustando la nitidez (+1), el contraste (+1) y la reducción de ruido (alta)
3.200 ISO JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. imágenes tomadas en formato jpeg directo y en raw, procesadas con olympus master ajustando la nitidez (+1), el contraste (+1) y la reducción de ruido (alta)
6.400 ISO JPEG
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. imágenes tomadas en formato jpeg directo y en raw, procesadas con olympus master ajustando la nitidez (+1), el contraste (+1) y la reducción de ruido (alta)
5.200 ISO RAW
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y un objetivo zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd. imágenes tomadas en formato jpeg directo y en raw, procesadas con olympus master ajustando la nitidez (+1), el contraste (+1) y la reducción de ruido (alta)
6.400 ISO RAW
Así, si en el modelo anterior la presencia de ruido era evidente a 1600 ISO, en la E-5 es tolerable a 3200 ISO e incluso un poco más si hacemos las cosas bien. El umbral de 6400 ISO lo tendríamos que dejar para casos de emergencia o para obtener copias de tamaño muy reducido.

En cualquier caso, tanto los archivos JPEG directos como los RAW agradecen algo de sobreexposición si queremos optimizar el control del ruido. En nuestro caso, en casi todas las muestras se ha optado por levantar la exposición entre 1/3 y 1 paso respecto a la medición dada por la cámara.

Aunque no hemos podido comprobarlo, por nuestra experiencia de uso con el modelo anterior también nos atreveríamos a decir que el rango dinámico ha mejorado ligeramente en la E-5.

RAW
Las capturas se han realizado con una Olympus E-5 y objetivos Zuiko 12-60 mm f2.8-4 SWD y Zuiko 50-200 mm f2.8-3.5. Imágenes disparadas en formato RAW y procesadas con Olympus Master 2.3. También puedes descarte el arhico RAW original en formato ORF haciendo clic bajo la imagen
Una función que nos ha convencido es la llamada iEnhace, que si la mantenemos activada entrega unos JPEG procesados de muy buena factura. Nos decantamos, eso sí, por no renunciar a disparar también en RAW.

También nos ha gustado el modo de tratar las imágenes del programa de procesamiento Olympus Master, en la última versión 2.30. Las imágenes de muestra de esta prueba están tomadas con valores estándares en la gradación, reducción de ruido y demás ajustes.

Pero si trabajamos los RAW con este programa y aplicamos una reducción de ruido bastante severa, los archivos con sensibilidades altas podrían llegar a competir sin demasiados complejos con los de réflex dotadas de un sensor de tamaño APS-C.

Y el vídeo llegó a las Cuatro Tercios
Aunque ya hace tiempo que el vídeo se pasea por la mayoría de cámaras SLR, el sistema Cuatro Tercios seguía teniendo en esta función un asignatura pendiente. Precisamente por eso, la grabación de vídeo es una de las novedades más destacadas de esta E-5.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si bien sus prestaciones en este apartado no están a la última, quienes posean un arsenal de ópticas Zuiko tienen ahora la puerta abierta para poder aprovechar la contrastada calidad de estos objetivos a la hora de grabar secuencias de vídeo. Algo que, hasta ahora, sólo era posible mediante una cámara Micro Cuatro Tercios y el correspondiente adaptador.

En las pruebas realizadas hemos optado por el ya citado Zuiko de 50-200 milímetros, y la verdad es que los resultados han sido bastante buenos. Las secuencias destacan por unos colores reales y cálidos, así como por un elevado contraste y un más que decente rango dinámico.



Varias secuencias de vídeo grabadas con la Olympus E-5 y sometidas a un proceso optimizado de compresión. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición.

Lamentablemente, la nitidez y el detalle de la imagen están algo por debajo de lo que ofrecen otras cámaras de objetivos intercambiables. Aunque no tenemos datos oficiales, suponemos que esto se debe al uso de un flujo de datos escaso para que los vídeos comprimidos en M-JPEG no ocupen demasiado.

Esta leve ausencia de nitidez repercute en la aparición de muaré en las zonas de detalle fino, así como de "aliasing" en los contornos de los objetos.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más allá de la calidad de imagen, la E-5 presenta algunas limitaciones en la grabación de vídeo que la dejan por debajo de sus competidoras. La cámara permite modificar manualmente todos los valores de la exposición antes de iniciar la grabación, pero nunca durante la misma. Además, tan sólo disponemos de un único modo de grabación a 1280 x 720 píxeles y 30 fotogramas por segundo.

También es un poco desconcertante que la guía de encuadre en el visor no aparezca hasta que pulsamos el botón de grabación. Así, no queda otro remedio que calcular a ojo la parte de la escena que entrará en el cuadro o corregirlo nada más comenzar la grabación.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El micrófono incorporado ha resultado ser algo decepcionante, y peca además de una excesiva sensibilidad al viento y los ruidos producidos por el manejo de la cámara. Por suerte, contamos con una conexión mini-jack para micrófonos externos desde la que podremos obtener audio estéreo en formato PCM de 16 bits.

Breve pero intensa convivencia
Durante los días que hemos pasado con esta E-5 al hombro hemos descubiertos ciertos aspectos que merece la pena destacar. La nueva batería BLM-5, por ejemplo, cuenta con una mayor potencia y capacidad de recarga que la BLM-1 empleada en el modelo precursor.

Gracias a ello, hemos podido realizar unos 500 disparos con una sola carga, algunos de ellos utilizando el flash integrado en la cámara.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como ya es habitual en la marca, la limpieza del sensor es muy efectiva y no hemos detectado motas de polvo en el mismo después de realizar multitud de cambios de objetivo sin tomar precauciones especiales.

Los filtros artísticos nos parecían fuera de lugar en una cámara de esta gama, pero hay que confesar que nos hemos divertido con algunos de ellos. Los llamados "Tono dramático", "Pop Art", "BN antiguo", "Diorama", "Proceso cruzado" o "Estenopeico" aportan un plus de creatividad inmediato que puede ser interesante en algunos casos.

filtros creativos
Las capturas se han realizado con una Olympus E-5 y objetivos Olympus Zuiko 12-60 mm f2.8-4 SWD y Olympus Zuiko 50-200 mm f2.8-3.5. Puedes ver más ejemplos de filtros creativos y fotografías a máxima resolución en la galería de muestras de la cámara
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y objetivos olympus zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd y olympus zuiko 50-200 mm f2.8-3.5. puedes ver más ejemplos de filtros creativos y fotografías a máxima resolución en la galería de muestras de la cámara
Tono dramático
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y objetivos olympus zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd y olympus zuiko 50-200 mm f2.8-3.5. puedes ver más ejemplos de filtros creativos y fotografías a máxima resolución en la galería de muestras de la cámara
BN antiguo
las capturas se han realizado con una olympus e-5 y objetivos olympus zuiko 12-60 mm f2.8-4 swd y olympus zuiko 50-200 mm f2.8-3.5. puedes ver más ejemplos de filtros creativos y fotografías a máxima resolución en la galería de muestras de la cámara
Diorama

Igual que en la E-3, hubiéramos preferido una rueda de modos como la usada en la E-30, así como otra para la compensación de exposición que podría estar debajo de la primera.

Se agradece la cantidad de información que se muestra a través del visor, especialmente el nivel horizontal que aparece si mantenemos pulsado el disparador un par de segundos y que facilita la nivelación del horizonte en tomas en las que sería difícil hacerlo a ojo.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El flash integrado se ha mostrado potente y dosificable, rellenando con precisión a los sujetos fotografiados en escenas con luz diurna. El peso del conjunto (sin la empuñadura y con el zoom de 12-60 milímetros montado) es un poco excesivo, pero es el precio a pagar por una cámara resistente a casi todo.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Aunque esta valoración dependerá mucho de los gustos del usuario, menos discutible es la merecida crítica a la velocidad de disparo de la cámara (5 fotogramas por segundo), y especialmente la duración de la ráfaga. Sobre todo en formato RAW, con el que el tope está fijado en unas 16 fotos según los datos oficiales, aunque hemos podido comprobar que esa cifra sólo se alcanza con tarjetas de alta velocidad como las SanDisk Estremo Pro empleadas en esta prueba.
Renovación forzada
Ese sabor agridulce al que a veces nos referimos tras probar una cámara adquiere en este caso un matiz especial. La Olympus E-5 es una buena réflex y supone una mejora bastante evidente respecto al modelo anterior. Negarlo no tendría sentido.

Pese a ello, dudamos mucho de que esta SLR sirva de gancho para atraer nuevos usuarios al sistema Cuatro Tercios. Y es que, sencillamente, ni este estándar pasa por su mejor momento ni la hoja de especificaciones de la cámara resiste un cara a cara con los modelos de la competencia.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Para quién es entonces la E-5? Sin duda, para los usuarios de ópticas Zuiko de gama alta a los que la E-3 ya se les haya quedado pequeña y anticuada. Serán ellos los que mejor sepan apreciar la mejora en la calidad y el rendimiento de la mano del nuevo sensor y procesador incorporados en esta SLR.

El futuro de Olympus a medio plazo pasa por volcarse en el sistema Micro Cuatro Tercios, y seguramente no tardaremos demasiado en ver cámaras sin espejo de gama alta y capaces de integrar en condiciones las ópticas Cuatro Tercios.

Olympus E-5
Olympus E-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero mientras llega ese dia no sería mala idea mantener una línea de cuerpos réflex, que quizás son más acordes a los gustos occidentales. En Europa tenemos las manos grandes y nos gusta mirar por el visor. Así de sencillo. Y eso, en Japón, parecen no entenderlo demasiado bien.

La E-5 es buena cámara, pero por si todo el revuelo montado en torno al futuro del sistema no fuera suficiente, el precio de lanzamiento es otro de sus principales problemas. Esos 1.700 euros nos parecen, simplemente, fuera de lugar.

Visto así, y si no se trataba simplemente de rellenar la papeleta y cumplir con los usuarios del sistema, una versión puesta al día de la E-30 pero más asequible y competitiva tal vez hubiera sido una mejor idea.

Aclaración: el análisis se ha realizado con una Olympus E-5 de producción con el firmware 1.0 instalado. Si bien es cierto que en el artículo aparecen referencias a un modelo de preproducción probado con anterioridad y del cual ya se publicó el correspondiente preanálisis, esta prueba se ha realizado exclusivamente en base a la experiencia y los resultados acumulados con esta unidad final.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Artículos relacionados (3)
Prueba de producto
14 / SEP 2010
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar