• Canon EOS 400D: primeras impresiones y muestras
  • Leica M8: primeras impresiones
Prueba de producto
LA SLR MáS PEQUEñA

Olympus E-400: primeras impresiones

 
14
SEP 2006

Si hasta ahora lo habitual era encontrarse con cámaras compactas que jugaban a ser réflex, Olympus parece dispuesta a voltear la ecuación: una SLR capaz de competir en tamaño con las compactas, pero sin renunciar a los beneficios de las primeras. Con este mensaje llega la última incorporación al estándar Cuatro Tercios, la E-400, rompedora en cuanto a peso y dimensiones, pero conservadora en sus prestaciones.

Desde los primeros pasos del sistema Cuatro Tercios, sus defensores -con Olympus a la cabeza- proclamaron que una de las ventajas de emplear un sensor de la mitad de tamaño que la película de paso universal era la posibilidad de reducir las dimensiones y el peso del cuerpo y las ópticas digitales.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La E-400, que Olympus ha desvelado hoy, supone la demostración más radical de esta teoría. Así lo pudo comprobar QUESABESDE.COM durante la presentación ante los medios que la compañía organizó en Hamburgo a mediados de agosto.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Casi un mes antes de que se pudiera hablar oficialmente de la nueva SLR de Olympus, los medios especializados tuvieron la oportunidad de tener un brevísimo contacto -demasiados periodistas y pocas cámaras- con la E-400.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque insuficientes para realizar una completa valoración, los pocos minutos durante los que tuvimos la cámara entre las manos sí permiten hacerse una idea de lo que Olympus propone para este otoño y lo que se podrá ver durante la próxima feria Photokina.

Realmente pequeña
Pese a las imágenes empleadas por la compañía para destacar la ligereza de la cámara -una báscula y una pluma dan una idea del mensaje que se pretende transmitir- sólo al coger la E-400 entre las manos uno puede hacerse idea de su verdadero tamaño.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De hecho, mucho más interesante que este gesto es ver la nueva SLR situada junto a su predecesora. En efecto la E-400 luce un cuerpo notablemente más pequeño y ligero que el de la E-500, más estrecho y menos alto, aunque de una longitud similar.

Olympus E-400 y E-500
Olympus E-400 y E-500
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Este rediseño de la cámara no sólo ha afectado a las dimensiones, sino que también tiene su impacto en detalles como la situación del pentaespejo (colocado en el centro, en lugar de estar ligeramente desplazado como en la E-1 y la E-500) o la distribución de los mandos.

Lógicamente, tampoco la empuñadura ha quedado al margen de las modificaciones. De hecho, gran parte de la reducción en la anchura de la cámara se debe al recorte sufrido en este punto y a la integración del disparador en el molde central del cuerpo.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pese a que el primer contacto con la cámara resulta extraño dadas sus liliputienses dimensiones y su liviandad, el agarre sigue pareciendo firme y ergonómico, o al menos suficiente para lo que se espera de un modelo de estas características.

Claro que, como siempre, habrá quienes rechacen totalmente esta apuesta por la miniaturización, y otros que se muestren encantados por poder llevar siempre encima una réflex digital.

Prestaciones condensadas
Ni la reducción del tamaño ni la nomenclatura implican que la E-400 sea un paso atrás respecto a la E-500. De hecho, la nueva réflex parece seguir el camino marcado por su antecesora en cuanto a diseño y especificaciones, en contraposición a las opciones más rupturistas representadas por la E-330 y su tecnología de previsualización en pantalla.

Se trataría, por tanto, de una versión ligeramente mejorada de aquel modelo, sobre todo en cuanto a resolución, que pone el acento en el hecho de ser la más pequeña y ligera de su clase.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Desde Olympus España nos aseguran que, efectivamente, la llegada de la E-400 supondrá la paulatina retirada de la E-500, por lo que ambos modelos sólo convivirán durante algunas semanas. Después, el catálogo réflex del E-System volverá a ser cosa de tres: E-330, E-400 y la veterana E-1.

Y es que la llegada de la E-400 podría contemplarse desde una doble perspectiva: para arañar mercado en su base, o bien para ofrecer una propuesta a los que sienten debilidad por las cámaras minúsculas o quieren dar el salto de una compacta a una SLR digital sin acarrear con mucho peso.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La primera de las opciones resultaría muy esperanzadora para ampliar aún más el radio de acción de las SLR digitales. Sin embargo, y considerando el rango de precios que se ha sugerido desde Olympus -algo más de 1.000 euros costaría el cuerpo junto con los dos nuevos objetivos-, no parece que la E-400 vaya en esa dirección. Más aún si tenemos presentes los bajos precios en los que ya se mueve la E-500.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Descartada la primera opción, cabe pensar que la idea con la que llega la E-400 es la de ahondar en lo que ya insinuaba su predecesora: fotografía réflex fácil, asequible y -más que nunca- para llevar a todas partes.

Tampoco sería descartable que el público femenino -un sector para el que sí hay compactas descaradamente concebidas- estuviera entre los objetivos prioritarios de este lanzamiento, teniendo en cuenta la creencia generalizada de que ellas se decantan por las cámaras réflex más pequeñas.

Una Cuatro Tercios de 10 megapíxeles
Más allá de las conjeturas sobre precios y posicionamiento de mercado de esta SLR, y volviendo al repaso de sus prestaciones, el CCD llega con los 10 megapíxeles de resolución como principal atractivo. El estándar Cuatro Tercios, por tanto, oficia con la E-400 su salto de los 8 a la decena de megapíxeles.

Teniendo en cuenta que, por supuesto, las dimensiones del sensor tienen que responder a las medidas establecidas (17,3 x 13 milímetros), será interesante comprobar si este aumento de la resolución (y consiguientemente de la densidad de fotodiodos en detrimento de la superficie sensible de cada uno de ellos) afecta al nivel de ruido en las imágenes.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sin duda, una prueba de fuego para el procesador de imagen de la E-400 y un interesante adelanto de lo que más adelante podría verse en esa prometida réflex de gama profesional de Olympus, cuya resolución cabe pensar que superará los 10 megapíxeles.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Ni que decir tiene que el sistema de limpieza basado en el filtro SSWF sigue presente en el nuevo modelo, con una versión adaptada al nuevo tamaño y de rendimiento mejorado, asegura Olympus.

Un argumento muy interesante del que, no obstante, parece que la compañía empieza a perder la exclusividad: Sony, Pentax, Panasonic e incluso Canon ya se han subido al carro de la limpieza.

Distribución sin sorpresas
Como decíamos, la distribución de los mandos y la ergonomía general de la cámara mantiene las líneas generales que ya vimos en la E-500, aunque ligeramente adaptadas a las nuevas circunstancias. Por ejemplo, el espacio recuperado al lado derecho del visor sirve para incluir sendos botones para desplegar el flash y controlar el modo de disparo continuo.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El otro extremo continúa presidido por la rueda principal de modos -que integra ahora el interruptor de la cámara-, a la que acompañan el disparador, el botón de compensación de la exposición y un único dial al alcance del pulgar.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Dados los quebraderos de cabeza que en la E-500 provocó el botón específico para el balance de blancos manual -problemáticamente situado y muy dado a la pulsación involuntaria-, parece una buena noticia que en la E-400 se haya prescindido de esta opción. También parece que se ha sacrificado el mando para la selección del punto de enfoque.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Un apartado en el que, por cierto, el nuevo cuerpo acompañado del diminuto Zuiko 14-42 mm pareció desenvolverse con aceptable soltura (las condiciones de iluminación del recinto de Hamburgo en el que Olympus ofició la presentación no eran muy boyantes). Habrá que esperar, no obstante, para poder comprobar este extremo.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A falta de accesos directos en la parte posterior como ocurría con la E-500 o la E-330, en este caso se han concentrado todos ellos en un botón identificado como "Fn" que permite llegar -en dos tiempos- a los controles de balance de blancos, sensibilidad y enfoque.

Photokina en miniatura
Por mucho que las miradas durante esta inminente edición de Photokina vayan hacia la cumbre del mercado, parece claro que la zona más animada se sitúa unos cuantos peldaños por debajo; concretamente, en el piso dedicado a las SLR para aficionados de 10 millones de píxeles.

Olympus ya ha mostrado su apuesta en este campo, y como es habitual, sigue intentando trazar su propia senda para escalar puestos en el podium del mercado réflex digital. Esta vez lo ha hecho a golpe de miniaturización.

Olympus E-400
Olympus E-400
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Habrá que ver la reacción que entre los usuarios provoca esta E-400, que no está llamada a remover tantas pasiones como en su día lo hizo la E-330. Más tranquila y conservadora, tal vez sirva para acercar el mundo de la fotografía SLR digital a muchos que aún se resistían.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar