• BenQ W5000: de un vistazo
  • Panasonic Lumix DMC-G1: primeras muestras
Prueba de producto
LOS ESPERADOS DOS DíGITOS

Olympus E-30: toma de contacto

 
5
NOV 2008

Habrá que esperar todavía un par de meses para verla en los escaparates, pero QUESABESDE.COM ya ha podido pasar unas horas con una unidad de preproducción de la Olympus E-30. Demasiado pronto aún para poner a prueba su Live MOS de 12 megapíxeles, este breve encuentro sí nos ha permitido descubrir algunas de las mejoras propuestas por esta nueva Cuatro Tercios, que acerca muchas de las prestaciones de la E-3 a un público más amplio.

¿Había un espacio que cubrir entre la E-520 y la E-3? Muchos usuarios del sistema Cuatro Tercios estaban convencidos de ello, y Olympus, tras mostrar un primer prototipo en la pasada edición de Photokina, acaba de presentar su respuesta definitiva a esta cuestión: la nueva E-30.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con más parecidos en diseño y prestaciones a la E-3 que a su hermana menor, la E-520, la nueva SLR del E-System de Olympus permite a la firma adentrarse en uno de los segmentos del mercado fotográfico más en alza en los últimos tiempos.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un escaparate en el que, a la espera de datos más concretos sobre el precio, entra a competir con las recientes Canon EOS 50D, Nikon D90 o Pentax K20D.

A pocos gramos de la E-3
Aunque los parecidos son más que razonables, que la nueva SLR no es una E-3 queda más claro con la cámara entre las manos que con un simple vistazo a su aspecto.

Olympus E-3 y E-30
Olympus E-3 y E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-3 y E-30
Olympus E-3 y E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que, pese a que es algo más pequeña y ligera que ésta -no mucho-, es el tacto y la construcción lo que marca diferencias entre ambas.

Olympus E-3 y E-30
Olympus E-3 y E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, frente a la contundente presencia metálica de la E-3, la nueva réflex se conforma con un acabado más suave, pero que se asienta muy bien entre las manos.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sellado también se ha rebajado, y detalles como la nueva tapa que cubre la doble ranura para tarjetas CompactFlash y xD-Picture Card no invitan (al contrario que en el caso de la E-3) a verter una botella de agua sobre la cámara.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El visor también asume su parte del presumible recorte de gastos con una muy decente cobertura del 98% y una luminosidad que, según hemos podido comprobar, también se ha reducido respecto a la E-3.

Pantalla móvil
Dejando al margen estas cuestiones -y la durabilidad del obturador, posiblemente-, la E-30 y la E-3 bien podrían pasar por hermanas gemelas o incluso situarse la más joven por delante de la réflex de gama profesional de Olympus.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, mientras la mayoría de las especificaciones se mantienen (enfoque de 11 puntos, ráfagas de 5 fotogramas por segundo), algunos datos, como el nuevo Live MOS de 12 megapíxeles, invitan a pensar que la E-30 podría situarse un paso por delante en lo que a calidad de imagen o control del ruido a altas sensibilidades se refiere.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero aún es pronto para corroborar este extremo (aunque las pruebas que ahora mismo estamos realizando con la Lumix DMC-G1 de Panasonic podrían aportar una pista interesante si ambas cámaras comparten sensor), y otros temas no requieren tanta espera.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es el caso de la pantalla móvil, que se convierte en uno de los principales puntos de referencia de la E-30. Se trata de un monitor un poco más grande que el de la E-3, con 2,7 pulgadas, y que presenta un total de 230.000 píxeles de resolución.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su utilidad, ligada tanto al Live View tradicional como al sistema de enfoque por contraste, es incuestionable a la hora de realizar tomas un poco complejas, y sitúa esta E-30 un paso por delante de sus competidoras.

Nuevo enfoque, nueva óptica
Sin embargo, resulta curioso que la marca que inventó la previsualización en pantalla siga un paso por detrás de otras firmas respecto al enfoque automático por contraste. La E-30 -como decíamos- lo incorpora, pero es de nuevo el escaso arsenal de objetivos Zuiko compatibles con este mecanismo lo que limita su potencial.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La buena noticia es la futura llegada de una nueva versión del Zuiko 14-54 mm f2.8-3.5, que además de una renovada estructura interna, ya puede trabajar con ese sistema de enfoque.

Olympus Zuiko Digital 15-54 mm f2.8-3.5 II
Olympus Zuiko Digital 15-54 mm f2.8-3.5 II

La mala es que con esta medida parece quedar claro que la actualización de firmware con la que algunos pensaban que se podría acercar este enfoque a toda la gama óptica queda casi totalmente descartada.

Resulta curioso, eso sí, comprobar que el nuevo motor de enfoque ultrasónico SWD, presente por ejemplo en el Zuiko 12-60 mm f2.8-4, no se encuentra entre las novedades propuestas para la nueva versión del zoom de 14-54 milímetros.

Por ahora, lo que sí podemos comprobar es que, con la versión original de esta óptica, el enfoque automático tradicional de 11 puntos funciona bastante bien, pese a tratarse de un cuerpo de preproducción.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al hablar de las ópticas, tampoco hay que olvidar el estabilizador mecánico integrado en el cuerpo, que ofrece (como ocurre en la E-520) tres modos de funcionamiento.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Mientras Olympus vuelve a reclamar para él una efectividad de hasta 5 pasos (nuestras pruebas de la E-3 situaban este valor más bien entre los 3 ó 4 pasos), el menú de control ofrece un nuevo ajuste que permite indicar la focal con la que se está trabajando.

Los módulos de enfoque (arriba) y estabilización de la E-30.

Sería más práctico aprovechar la comunicación con la óptica para disponer de este dato de forma automática, pero de entrada nos preguntamos si ésta es la respuesta de Olympus a las críticas de aquellas compañías que apuestan por el zoom óptico y que aseguran que no es lo mismo estabilizar un angular de 28 milímetros que un teleobjetivo de 300.

La réflex más creativa
Cuando Olympus dio a conocer los primeros datos de esta E-30 se recalcó la incorporación de una nueva prestación que, orientada a los fotógrafos más creativos, no se había visto hasta entonces en ninguna SLR. Tal vez no es lo que algunos esperaban, pero la media docena de filtros artísticos que incorpora la E-30 es la materialización de esa promesa.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Integrados en el mismo menú que los modos escénicos tradicionales, la nueva Olympus ofrece diversos efectos ("pop art", "blanco y negro antiguo" o "efecto estenopeico", entre otros) que pretenden ahorrar al usuario el paso por el ordenador para conseguir un resultado similar.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Habrá que ver la aceptación que tiene entre los fotógrafos esta función, pero por ahora sí resulta interesante destacar que, si se trabaja con el modo Live View, es posible ver en pantalla el efecto que se conseguirá antes de la toma.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque no podemos disimular cierto escepticismo tras ver los primeros resultados y preguntarnos si una cámara de este segmento no debería relegar ciertas tareas de retoque al ordenador -tampoco se pierde nada por ofrecerlo, es cierto-, hay otras aportaciones que han pasado más desapercibidas y que merecen ser destacadas.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tal es el caso del nivelador electrónico (aún no operativo en el cuerpo probado, cuya versión de firmware es la 0.7), la función de exposición múltiple o las diversas proporciones de imagen (16:9, 6:6, etcétera), más allá de las clásicas 4:3 ó 3:2.

A la espera de precio
¿Qué le falta a la Olympus E-30 después de lucir una lista de prestaciones muy completa y unas formas prometedoras entre las manos? Ni más ni menos que un precio apetecible con el que poder plantar cara a una competencia que también está haciendo muy bien sus deberes.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A la espera de que esos 1.300 dólares anunciados para el mercado estadounidense se concreten aquí, el asunto no deja de ser delicado para Olympus.

Olympus E-30
Olympus E-30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un precio elevado restaría enteros a la E-30 de cara a sus potenciales compradores y la acercaría demasiado a los 1.400 euros por los que puede encontrarse hoy día la E-3. La estrategia contraria, sin embargo, podría anular por completo a esta última réflex, teóricamente superior.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar