• Fernell Franco y sus retratos experimentales con prostituta al fondo
  • Javier Arcenillas y su viaje al corazón de la violencia en Guatemala
Agenda fotográfica

La estudiada improvisación de Olaf Martens

 
24
JUN 2011
Eduardo Parra   |  Madrid

La sala de exposiciones de la escuela EFTI alberga en Madrid la exposición "Workshop Works", una pequeña colección que resume el trabajo del siempre interesante Olaf Martens. Con un falsamente improvisado juego de contrastes, el autor alemán crea un cuento visual que difícilmente dejará indiferente a nadie.

Si no quisiéramos salirnos del tópico, podríamos colocar a Olaf Martens en la nómina de los inclasificables y considerarlo uno de esos fotógrafos transgresores, irreverentes, irónicos, tal vez profundos y sin duda provocadores. Sería una buena carta de presentación, muy ceñida al protocolo, pero lo cierto es que el autor germano no es nada de eso y lo es todo al mismo tiempo.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

De la mano de PHotoEspaña y dentro de su sección oficial, la madrileña escuela de fotografía EFTI acoge hasta el próximo 3 de julio la exposición "Workshop Works", una pequeña selección del trabajo de este artista que, como no podía ser de otra forma, destaca por el uso de colores saturados, escenas corales e historias contradictorias cargadas de detalles ocultos en una fotografía de gran formato.

Foto: Olaf Martens
Foto: Olaf Martens

Martens está de vuelta de todo, hace lo que quiere y como quiere, y poco importa el qué dirán si él queda satisfecho con su obra. No es, por así decirlo, un vendedor de humo que disfraza cada imagen con sesudas reflexiones para dar una pátina de intelectualismo a un trabajo fotográfico.

Su fotografía es directa, clara y concisa, aunque luego sus imágenes puedan ser vistas desde múltiples ángulos, interpretadas desde múltiples perspectivas y calificadas bajo múltiples lupas.

Foto: Olaf Martens

Nacido en 1963, Martens no es especialmente cuidadoso con la profesionalidad de sus modelos. Tanto es así que no en pocas ocasiones recurre a personas que, como suele decirse, pasaban por allí, ya sea personal del servicio de limpieza, estilistas o miembros de su equipo.

Foto: Olaf Martens

No obstante, son detalles que dentro de la espontaneidad tienen su razón, su peso y su interés fotográfico y artístico. Basta visitar esta exposición para convencerse de ello.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar