• El decadente mundo en ruinas de Pablo Genovés
  • Mark Klett: panorámicas con vida propia
Agenda fotográfica

"Obscenity": crítica con disfraz de provocación

 
21
FEB 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

¿Irreverencia o descaro? ¿Blasfemia o libertad de expresión? ¿Provocación o arte? Son algunas de las preguntas que suscita la exposición "Obscenity" que el artista canadiense Bruce Labruce expone estos días en La Fresh Gallery. Tras semanas de polémica por unas fotos que algunos tildan de blasfemas, "Obscenity" abrió sus puertas el pasado 17 de febrero en Madrid con un sobresalto en forma de cóctel molotov. Más combustible todavía para una muestra que polariza puntos de vista y niega un término medio.

Con la etiqueta de "obsceno" colgada a su espalda por las autoridades canadienses y la coletilla de "polémico" utilizada en cada una de las crónicas en las que se analiza su obra, era inevitable que el nuevo trabajo de Bruce Labruce fascinase a unos e irritase a otros. "Obscenity" es el título de la colección que cuelga estos días en las paredes de La Fresh Gallery. Cincuenta imágenes que recogen la interpretación que este artista norteamericano hace de algunos de los referentes mas importantes del cristianismo, todos y cada uno de ellos cargados de la particular dosis de provocación que caracteriza su obra.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Sin un orden especifico ni un guión aparente, Labruce retrata diferentes iconos de la religión católica, cargándolos de erotismo y sensualidad. Así, por ejemplo, destacan las monjas en posturas más propias de una "stripper", un ángel pidiendo guerra o una poco ortodoxa representación de la Pasión de Cristo.

Foto: Bruce Labruce

"Obscenity" recoge la colaboración de diversos actores y artistas españoles, desde el conocido matrimonio formado por Alaska y Mario Vaquerizo hasta la propia regente de la galería, Topacio Fresh.

Foto: Bruce Labruce

Se da la circunstancia de que el contrato de colaboración que existía entre Mario Vaquerizo y la Cadena COPE, propiedad de la Conferencia Episcopal Española, fue cancelado por la participación de éste en la exposición, algo que la dirección de la emisora consideró incompatible con su ideario.

Foto: Bruce Labruce

De buena factura pero poco innovadoras y carentes de cualquier complicación técnica reseñable, cuesta un poco abstraerse del fondo y ver simple fotografía donde -por más que se niegue- están las ganas de levantar polvareda.

Crítica a la censura
Más allá de la simple provocación, la obra de Labruce también incluye su sutil -o no tan sutil- crítica hacia la censura, representada especialmente en las hostias que cubren los ojos de algunos de sus modelos. No es en absoluto casual: la concepción de la idea de "Obscenity" surgió cuando las autoridades canadienses confiscaron cerca de 400 instantáneas Polaroid de la exposición "Survey 2000-2010", que regresaba de Portugal, por considerarlas material "obsceno".

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Con diversas piezas ya vendidas -algunas incluso antes de la accidentada apertura de la inauguración-, la colección puede contemplarse de forma gratuita hasta el próximo 4 de abril.

Foto: Bruce Labruce

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar