Crónica
IFA 2005: CRóNICA

Las novedades ya están en Berlín

 
2
SEP 2005
Iker Morán   |  Berlín

Todo es grande en Berlín. Las colosales avenidas, los monumentales edificios repletos de una historia con claroscuros, o los flamantes Mercedes y Porsches que pululan a sus anchas por la ciudad. La Feria, Messe Berlin, no podía ser menos.

Aquí tiene lugar, desde hoy hasta el próximo 7 de septiembre, la IFA (Internationale Funkausstellung), catalogada por sus responsables como la feria de electrónica de consumo más importante del mundo. Una cita donde se reunen todas las marcas que tienen algo que decir en un mercado cada vez más popular y que vive una de las épocas de mayor auge.

Y es que no sólo la fotografía digital está de moda. Aquí hay espacio para todo: desde los televisores planos más espectaculares del mercado, hasta sistemas de sonido profesional o lo último en móviles.

Especialmente reseñable es un pabellón dedicado casi en exclusiva a pequeñas empresas chinas dedicadas al sector tecnológico, donde los aparatos de todo tipo -cámaras, MP3, gadgets...- de marcas totalmente desconocidas ponen la nota más freak a un espacio ya de por sí propicio a este tipo de flora y fauna.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tampoco podía faltar, bajo la denominación de "car audio", varios cientos de metros cuadrados que guardan cierta similitud, por volumen y colorido, con una concentración de tunning. Un espacio donde, por cierto, se concentra gran parte de los no muchos visitantes que se han acercado a IFA en su día de inauguración. Tal vez haya que esperar al fin de semana para que se anime el ambiente.

Poca fotografía, muchas novedades
Dentro de estas gigantescas instalaciones -para hacerse una idea, basta decir que un autobus interno tiene el bonito detalle de trasladarnos de unas zonas a otras- el espacio dedicado a la fotografía es poco más que simbólico. De hecho, sorprende descubrir que marcas tan significativas como Olympus no están presentes en esta feria.

Otras sorpresas, por el contrario, son mucho más agradables. Un rápido paseo por las instalaciones de las principales compañías fotográficas que se han desplazado a Berlín es suficiente para ver que las novedades que todas estas marcas han presentado recientemente no sólo están en la feria, sino que además -agarrénse- se pueden tocar.

No sólo la deseada EOS 5D de Canon, sino también las inalámbricas Coolpix P1 y P2 de Nikon, que fueron anunciadas ayer mismo por la compañía y que esta mañana ya lucián resplandecientes en su stand.

A falta de la esperadisima D200 -tampoco esta vez fue-, la D50 comparte protagonismo con las nuevas compactas. Canon, por su parte, ha querido marcar distancias y ha trasladado su batallón de novedades compactas y réflex a una carpa en los jardines de la feria, cuya localización, por cierto, puede resultar un reto.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Mientras, Panasonic presume de su contundente Lumix DMC-FZ30 y de la panorámica LX1. Kodak, por su parte, también ha hecho un pequeño hueco entre sus impresoras y kioskos de revelado digital a las nuevas EasyShare P880 y P850.

Tamaños y novedades aparte, las primeras ochos horas de QUESABESDE.COM en IFA en busca de las últimas novedades fotográficas sirven para darse cuenta de que las cosas no funcionan igual en todas partes. Resulta curiosa la capacidad y velocidad de reacción de algunas compañías a la hora de mostrar sus modelos por estas latitudes, mientras que en otros páises habrá que esperar a Sonimagfoto para, con un poco de suerte, poder verlas.

Un hecho casi tan peculiar -llamémoslo así- como que en pleno despertar de las cámaras con tecnología Wi-Fi y en una feria como esta haya que hacer cola en la sala de prensa para conectarse a un cable y enviar esta crónica.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar