• Nikon Coolpix P300: análisis
  • Necono Digital Camera: análisis
Prueba de producto
DISEñO RETROFUTURISTA CON SYMBIAN ANNA

Nokia X7: análisis

 
27
JUL 2011

Si no puedes mejorar el motor y la dirección asistida de tu coche, al menos "tunéalo" y ponle unos buenos alerones. Algo así parece haber hecho Nokia con el X7: basado en un sistema operativo que no ha sabido adaptarse a los tiempos que corren (en su última versión, Symbian Anna), pero rematado con un diseño que haría las delicias de los fans de "Star Trek". Es la conclusión general que sacamos tras probar a fondo este smartphone con pantalla AMOLED de 4 pulgadas, carcasa de acero inoxidable y cámara de 8 megapíxeles sin autoenfoque.

El Nokia X7 es uno de esos smartphones en los que la seducción visual es lo primero y las prestaciones se miran después. Tanto su software como su hardware poseen grandes fortalezas y debilidades, pero desde el primer momento es capaz de atraer miradas sin dejar a nadie indiferente, ya sea para bien o para mal.

Bajo su aspecto visual de estilo retro y futurista al mismo tiempo (no en vano, el terminal aparece momentáneamente en la última película de la saga "Transformers"), este smartphone de Nokia esconde unos componentes muy parecidos a los de predecesores como el C7 o el N8 (salvando las distancias respecto a la cámara del estandarte fotográfico de la compañía) y luce unos más que aceptables altavoces estéreo integrados.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero dejando a un lado estas similitudes, es uno de los modelos encargados de estrenar Symbian Anna, la última versión del sistema operativo hasta hace poco predilecto de Nokia. Las novedades respecto a la dificultosa experiencia de usuario de Symbian^3 son escasas, pero al menos el navegador web es algo más decente y se siguen mejorando prestaciones tan magníficas como la navegación GPS gratuita y con indicaciones paso a paso en tiempo real.

Dos altavoces que parecen cuatro

Ya desde sus primeras filtraciones el diseño del Nokia X7 viene generando cierta confusión sobre el número de altavoces integrados de los que dispone. Y es que cada una de sus cuatro esquinas (en las que por cierto se recurre a unas formas caprichosas similares a las que ya vimos en el citado N8) incluye cinco hendiduras por las que uno podría sospechar que sale el sonido del equipo.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero lo cierto es que sólo las dos esquinas inferiores son altavoces propiamente dichos, mientras que en las dos de arriba simplemente se repite el mismo acabado por motivos estéticos. En cualquier caso, el sonido estéreo que proporciona el terminal es bastante nítido para tratarse de un teléfono y su volumen máximo gustará a esas personas empeñadas en compartir sus preferencias musicales con todo aquel con quien se cruzan por la calle.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Aunque no viene acompañado del cable adaptador que Nokia sí incluye en el N8, el puerto micro-USB del X7 es compatible con el sistema USB On-the-Go para conectar directamente "pendrives" y discos duros de bajo consumo.

Otro pequeño detalle de su diseño lo encontramos en el botón de encendido y apagado, que reposa en la parte superior junto al puerto micro-USB y la salida de audio de 3,5 milímetros. No sin recordar un poco a antiguos diseños de Nokia como los de la saga Prism, el pulsador recurre a un llamativo acabado en forma de rampa que parece sacado de la dimensión bizarra del universo ficticio de Superman.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
En el lateral derecho del Nokia X7 se sitúan el control de volumen y el botón disparador de la cámara.

Pocos se podrán quejar de los materiales empleados en este Nokia X7, rematado con una parte trasera ligeramente curvada y de acero inoxidable. Esto le confiere al conjunto una más que presumible resistencia a golpes y caídas accidentales, manteniendo además unas dimensiones de 119,7 x 62,8 x 11,9 milímetros y un peso de 146 gramos, bastante manejables para tratarse de un terminal con pantalla de 4 pulgadas.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia suministra el X7 con una tarjeta microSD de 8 GB (7,49 GB efectivos) para ampliar los 445 MB de almacenamiento interno de los que dispone el terminal.

Sí que se le puede reprochar a la firma escandinava la solución elegida para insertar y extraer las tarjetas SIM y microSD. No tanto porque carezca de la clásica apertura en la parte trasera, sino porque para estos menesteres se han habilitado en el lateral izquierdo dos bandejas extraíbles cuya manipulación requiere cierto contorsionismo dactilar. Quizás hubiese sido mejor optar por las clásicas ranuras en las que uno se limita a introducir las tarjetas y taparlas con una pestaña de goma o plástico.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Nokia, por cierto, no repite en este modelo la jugada de habilitar una conexión de 2 milímetros de diámetro para el cargador de pared, sino que éste se conecta directamente al puerto microUSB anteriormente citado. Y en su frontal sólo encontramos un único botón alargado a los pies de la pantalla.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Finalmente, y además del acabado con partes plateadas de la unidad que hemos podido probar, también hay una versión completamente negra para quienes prefieran un estilo visual más uniforme.

Pantalla contundentemente "háptica"

Es algo que por supuesto se puede desactivar, pero lo que más sorprende de la pantalla táctil capacitiva del Nokia X7 es la rotunda respuesta sonora y vibratoria que originan nuestras pulsaciones. Usar el teclado QWERTY virtual, que mantiene el esquema cuadriculado ya visto en Symbian^3 pero se beneficia de las 4 pulgadas de diagonal del panel, supone por defecto emitir una sucesión de chasquidos.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No es el refuerzo "háptico" algo indispensable para proporcionar fluidez a la hora de mecanografiar, pero quienes se sientan más cómodos con este sistema se encontrarán como pez en el agua con la pantalla del X7. El teclado, por cierto, cuenta ahora con una vista QWERTY en posición vertical, aunque lo cierto es que las letras son algo diminutas.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La sensibilidad del panel, sin llegar a la excelencia táctil de un iPhone 4, es correcta y permite moverse por los menús a una velocidad cuando menos adecuada. Y si bien estamos ante una pantalla con tecnología AMOLED, lo cierto es que por brillo y contraste no se impone especialmente ni ante el teléfono de Apple ni en comparación con paneles Super LCD como el de un Nexus One de Google.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Comparación de pantalla entre el Nokia X7 (izquierda), el Nexus One y el iPhone 4.

Teóricamente pantallas como la del Nokia E7, que lleva la apostilla Clear Back Display (CBD), dan un paso adelante respecto a la del X7 (especialmente en su reducida visibilidad bajo la luz directa del sol), que por el resto ofrece una resolución de pantalla de 360 x 640 píxeles suficiente para las dimensiones que calza.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El apelativo "Gorilla Glass" también aparece en las especificaciones de la pantalla, en cualquier caso bastante proclive a impregnarse de surcos a medida que deslizamos los dedos sobre su superficie.

Aunque Symbian se vista de seda...

Nokia se está esforzando en ir preparándole poco a poco a Symbian una digna retirada, aunque todavía sin colocarla a la altura de las plataformas actualmente imperantes. Esto quiere decir que se siguen repitiendo bastantes defectos de Symbian^3, como los cuelgues ocasionales o el aún demasiado enrevesado sistema para personalizar los escritorios principales.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La sencilla pantalla de bloqueo del Nokia X7, un escritorio principal "limpio" y con indicaciones adicionales y el menú principal de aplicaciones.

A Symbian Anna, eso sí, se le adivinan ya claras intenciones para abandonar el estilo acostumbrado de sus versiones predecesoras. Además de recurrir a iconos de acceso directo con una estética más minimalista (idéntica a la que luce MeeGo en el Nokia N9), la interfaz gráfica proporciona ahora pases laterales entre escritorios realmente graduales y una fluidez gráfica en general más estable.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
A cada uno de los tres escritorios principales se les puede asignar un fondo de pantalla distinto.

El widget "Social", que puede atender cuentas de Facebook y Twitter, ya no muestra nuestra foto de perfil junto a una pequeña cajetilla de notificaciones, sino que deja constancia de las últimas actualizaciones de nuestros contactos como sucede en Android. Y aunque la vista multitarea no sea comparable a la que vimos hace poco en nuestro análisis del BlackBerry Playbook, al menos las ventanas muestran ahora la última pantalla que cargamos en cada aplicación.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La interfaz gráfica del Nokia X7 siempre puede recurrir a un modo apaisado y dispone de una vista multitarea a la que se accede dejando pulsado el único botón de su frontal.

Pequeños detalles que se han mejorado en una experiencia de usuario que, por desgracia, sigue poniéndolo a veces algo complicado para hacer rápidamente lo que queremos. Así, quienes provengan de otras plataformas son potenciales afectados por el "síndrome del email silencioso". Nada preocupante, pues remite cuando nos damos cuenta de que para recibir alertas sonoras por cada correo recibido no hay que mirar en lo ajustes de la aplicación, sino en la configuración de los modos del sistema.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Hasta cuatro pasos hay que dar en el Nokia X7 sólo para cambiar un icono de acceso directo.

A la hora de configurar los escritorios principales, la sensación es más bien de lentitud. Los widgets se reubican fácilmente arrastrando el dedo, pero no se pueden transportar de una pantalla a otra y para añadir sencillos iconos de acceso directo hay que usar un tedioso menú con listas desplegables y explorables mediante un eterno "scroll" vertical.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Ovi Tienda, donde podemos encontrar una lista especial con 20 juegos gratuitos (izquierda), posee la interfaz acostumbrada en las últimas versiones de Symbian.

En esta transformación progresiva que está sufriendo Symbian hacia un sistema operativo más acorde a los tiempos modernos, aún hay elementos que están por así decirlo en el limbo. Prueba de ello es que la palabra Ovi sigue apareciendo en todos los servicios on-line de Nokia, aún cuando la compañía ya ha confirmado que próximamente dejará de usar dicha marca.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Juegos en Ovi Tienda.

Entre estos servicios está la tienda de Ovi, sin duda uno de los apartados del teléfono en los que más lento resulta moverse y más fallos de conexión se producen. Su surtido de aplicaciones es respetable e incluye algunas "obligatorias" como Skype, WhatsApp o "Angry Brids" (Facebook y Twitter vienen integradas en el sistema), pero en casos algo menos populares como Google Reader o Dropbox hay que recurrir a programas no oficiales y menos funcionales.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Ovi Mapas incluye prácticos rasgos como el indicador de carril, los avisos al rebasar la velocidad máxima permitida o el coloreado de las calles en función del estado del tráfico, aunque este último aún no se calcula en tiempo real.

En el polo puesto se encuentra Ovi Mapas, que como siempre hace gala de la navegación GPS gratuita tanto para peatones como para vehículos e incluso sin conexión a Internet, aunque en este último caso el posicionamiento invierte bastante más tiempo para completarse que cuando trabajamos haciendo uso de la conexión de datos.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
No faltan tampoco las recreaciones 3D de edificios o los trazados de las líneas de transporte público sobre el mismo mapa.

No llega a conseguir la amabilidad de uso del navegador GPS para Android de Google Maps. Curiosamente, y mientras que el zoom multigestual funciona a las mil maravillas, algo teóricamente más sencillo como desplazarnos por una ruta arrastrando el dedo recarga los mapas de golpe en lugar de explorarlos progresivamente.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Conviene aclarar además que el X7 aún no puede recibir información sobre el estado del tráfico en tiempo real para calcular rutas rápidas y mostrar la aglomeración de los tramos con un sencillo esquema de colores (rojo, amarillo y verde) porque la versión de Ovi Mapas que lleva (3.06) sólo tomo como referencia estadísticas históricas y la 3.08 en versión beta no es compatible con el terminal (y la función sólo está disponible en Alemania, Francia, Estados Unidos, Reino Unido y Rusia).

Navegador aceptable

El navegador web era uno de los apartados de Symbian^3 donde más necesarias eran las mejoras, y por fortuna Nokia está comenzando a hacer bien las cosas. Por ejemplo, ya podemos tener varias páginas abiertas al mismo tiempo, aunque sólo tres como mucho (parece que los 256 MB de RAM del Nokia X7 no dan para más).

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esta novedad no implica que no podamos seguir recurriendo al sistema acostumbrado para visualizar el historial de páginas visitadas como si fuesen tarjetas. En este sentido, cabe señalar que la forma de desplazarse entre las miniaturas es bastante imprecisa. Así, si sólo queremos desplazarnos una página hacia la izquierda, lo más común es que un sencillo arrastre lateral de dedo haga "correr" varias páginas de golpe.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La vista resumida de las tres páginas que se pueden abrir de forma simultánea (imagen superior) recurre a una interfaz prácticamente idéntica a la del historial de URL abiertas.

A diferencia de lo que sucede en muchas otras aplicaciones, usar el teclado QWERTY virtual en el navegador web no implica dejar de ver el contenido de la aplicación, por lo que uno siempre puede vislumbrar qué página está abierta mientras teclea una contraseña o una URL en la barra de direcciones.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, y aunque aún no se alcance al nivel que logran el iPhone o los Android táctiles de gama alta, lo cierto es que la fluidez del navegador también ha mejorado significativamente respecto a Symbian^3. La velocidad de carga es igualmente satisfactoria tanto por Wi-Fi (802.11 b/g/n) como por 3G (capaz de descargar datos a un máximo de 10,2 Mbps y subirlos a 2 Mbps, aunque como siempre las velocidades reales se quedan como mucho en torno al 70% de lo prometido).

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lástima que la jugada no se haya terminado de redondear con un soporte completo para Flash, ya que el X7 se queda con la más limitada tecnología FlashLite 4.0. Lo curioso del asunto es que hemos podido reproducir vídeos que requieren como mínimo un "plug-in" para Flash 9.0 (como los del reproductor propio de QUESABESDE.COM) pero algunos vídeos incrustados de YouTube no llegan a funcionar.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Aunque la espera para que se inicien es algo superior a la habitual en otros teléfonos, los vídeos propios de QUESABESDE.COM se pueden reproducir en el navegador web del Nokia X7.

Algo similar sucede con el HTML5, que es soportado por el Nokia X7 pero sólo en parte: si por un lado sí que puede cargar algunas páginas web y animaciones diseñadas con esta tecnología, luego es incapaz de reproducir vídeos incrustados como los de Vimeo (cuyo reproductor es híbrido tanto para Flash como para HTML5).

8 megapíxeles no aptos para distancias cortas

Nokia ya ha intentado justificar en varias ocasiones el uso del sistema "full focus" con argumentos perfectamente entendibles. Pero teniendo en cuenta los buenos resultados fotográficos que vimos en el N8 (que por supuesto no emplea dicho sistema y además lleva un sensor de gran tamaño y un flash de xenón mucho más efectivo que el doble flash de tipo LED del X7), es una lástima que en esta ocasión se opte por una solución mucho más limitada.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No nos queda por tanto otra opción que repetir lo que ya dijimos sobre la cámara del C7: es cierto que la ausencia de autoenfoque hace más rápida la toma de imágenes y éstas ofrecen una calidad bastante correcta incluso con encuadres amplios (el sistema "full focus" deja teóricamente enfocado todo aquello que está a más de medio metro del objetivo), pero si nos acercamos demasiado a lo que queremos retratar tendremos serios problemas.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El procesamiento digital de las imágenes es bastante acertado y da lugar a unos colores bien contrastados, pero en el momento en el que queremos hacernos un autorretrato o fotografiar de cerca algún detalle echamos de menos el autofoco.

Muestras: 8 MP
Las capturas se han realizado con un Nokia X7.
las capturas se han realizado con un nokia x7.
las capturas se han realizado con un nokia x7.
las capturas se han realizado con un nokia x7.
las capturas se han realizado con un nokia x7.

Con los vídeos hemos vivido un problema distinto. El terminal puede grabar clips a 720p y 25 fotogramas por segundo con una nitidez y unos colores muy aceptables, pero la fluidez se va al garete cuando hacemos panorámicas y el llamado "efecto gelatina" es bastante evidente cuando hay mucho movimiento en la escena. Es un problema común en todos los móviles, pero modelos como el mismo N8 o el iPhone 4 solucionan esta papeleta con algo más de soltura.

Pasando a su faceta como reproductor multimedia, lo cierto es que el X7 goza de una compatibilidad de formatos bastante buena (incluyendo DivX y MKV), pero en ningún caso llega a soportar clips a 1080p y en algunos casos, como hemos podido comprobar con algunos vídeos a 720p codificados en H.264, puede suceder que el audio se reproduzca a la perfección mientras que la pantalla muestra una imagen completamente negra.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De cara a la música, y sin olvidarnos de la presencia de un sintonizador de radio FM y un reproductor MP3 con la habitual interfaz que puede incluir las cáratulas de los discos, el terminal viene acompañado de unos auriculares de tipo in-ear con panel de mandos incluido. Los más sofisticados, por supuesto, pueden usar también unos auriculares inalámbricos emparejados por Bluetooth (conexión que en este Nokia X7 llega en versión 3.0).

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y qué hay de los videojuegos? Pues es una faceta que depende mucho de los títulos disponibles en Ovi Tienda (donde se pueden encontrar versiones relativamente decentes de "Need for Speed" o "Assassin´s Creed", entre otros), pero los componentes del terminal también marcan un límite en lo que a nivel gráfico se refiere (como el N8, el X7 emplea un procesador ARM 11 a 680 MHz y una unidad gráfica Broadcom BCM2727).

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En este sentido, no hay más que fijarse en el que dispositivo trae preinstalados dos versiones de "Asphalt" y "Galaxy on Fire" cuyo desempeño está un paso por debajo del que estilan las última entregas de ambas sagas en Android o iPhone. Si uno sólo quiere juegos sencillos como "Angry Birds" o "Fruit Ninja" no hay mayores problemas, pero si nuestras exigencias gráficas van más allá, el X7 se nos queda algo corto.

La autonomía indispensable

La batería de 1.200 mAh no nos deja tirados a las primeras de cambio, pero tampoco brinda una independencia excesiva del cargador de pared. Las 24 horas de duración se superan con cierta holgura con uso intensivo que implique tener el brillo de pantalla al máximo, las conexiones 3G y Wi-Fi siempre activas para atender el correo electrónico y la cuenta de Facebook y un volumen común de llamadas de voz.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para completar una segunda jornada completa sin solicitar una recarga, eso sí, hay que renunciar a alguna de las conexiones y sacar el terminal más bien poco del bolsillo. La mayoría de las veces, un usuario comúnmente avanzado tendrá que usar el cargador microUSB aproximadamente cada 30 o 32 horas.

Un smartphone para lucir

Sin ofrecer una experiencia de usuario perfecta, el X7 hace suyos los valores característicos de Nokia en una fórmula algo más refinada que la que lucen los modelos con Symbian^3 lanzados el año pasado. Pero su mayor rasgo distintivo dentro del escaparate actual lo marca su peculiar diseño, rematado de forma casi impecable en lo que se refiere a la calidad de los materiales y su ensamblaje.

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No es un terminal que suscite el interés de quienes busquen el smartphone más completo y manejable, sino de quienes se dejen seducir por su singular estética. Si uno busca ante todo un smartphone para lucir, el Nokia X7 es una elección que no compromete en exceso el manejo táctil o las posibilidades multimedia, pero se queda ya en la segunda o tercera fila de la parrilla de salida en aspectos como el acceso a aplicaciónes o el nivel de personalización.

Su contexto actual en el mercado español, por otra parte, le impone unas limitaciones similares a las que ya destacamos en un terminal de diseño también algo excéntrico como el HTC Incredible S: actualmente sólo se puede rebajar su precio a través de The Phone House, que lo ofrece con portabilidades a Yoigo (por 40 euros mensuales sin coste adicional) y Orange (la tarifa mensual sube a 60 euros mensuales y hay que añadir un pago de 100 euros por el equipo).

Nokia X7
Nokia X7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Quizás no compense pagar los 435 euros que cuesta en versión libre, porque en cosa de un año la diferencia entre su desempeño y el de los smartphones más avanzados será ya excesiva. Cuantas más operadoras lo añadan a sus catálogos, mejor le irá.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar