Dossier

Los sistemas zombis de Nokia se resisten a desaparecer

3

Symbian, Maemo, MeeGo... algunos los dan por muertos, pero los cadáveres que la firma finlandesa ha ido dejando tras de sí aún pueden deparar sorpresas

3
JUN 2014

Un estudio de mercado realizado en 2010 indicaba que Symbian y Android se disputarían el primer puesto en 2014 como el sistema operativo más usado en móviles. La realidad, sin embargo, ha resultado ser muy diferente.

Nokia ha dejado fuera de juego a sus sistemas Symbian y MeeGo, entre otras cosas para forzar a los desarrolladores de esas plataformas a que trabajen en Windows Phone y en el sistema basado en Java de su económica serie S40, que junto a Nokia X -su derivado de Android- seguirán vivos en manos de Microsoft.

Pero a pesar de esos vaivenes, aún están operativos millones de teléfonos con Symbian. Steve Litchfield, uno de los mayores expertos en ese sistema operativo y editor de All About Symbian, el principal medio de información sobre la plataforma impulsada por Nokia, nos da la estimación de que aún pueden estar conectados a Internet hasta 25 millones de teléfonos con Symbian en todo el mundo. Tantos como habitantes tiene Australia.

Según Litchfield, hasta 2016 habrá personas que seguirán usando estos móviles, y será entonces cuando Nokia ya no les proporcione ninguna clase de soporte. A pesar de la defensa que suele hacer de este sistema en vías de extinción, Litchfield reconoce que ya no es rentable desarrollar aplicaciones para Symbian, no sin apuntar que aún suelen aparecer una o dos nuevas cada mes.

Nokia N78
Nokia N78
Pantalla principal del Nokia N8, basado en Symbian^3.

Tras largos años dominando el mercado, Symbian posee un repertorio de aplicaciones muy nutrido para ser una plataforma casi desahuciada

A pesar de todo, existen suficientes aplicaciones como para que algunos usuarios de Symbian no piensen en cambiar de teléfono todavía. Por ejemplo, Microsoft realizó una versión de Office gratuita para Symbian, la única que hasta muy recientemente existía junto a la de Windows Phone.

También están disponibles WhatsApp, Facebook, el navegador Opera o clientes de Twitter. Es más, incluso se puede encontrar una aplicación de cámara que se cuenta entre las mejores de las que existen para cualquier plataforma: CameraPro.

El principal problema para estirar la vida de un dispositivo Symbian es que en enero Nokia congeló su tienda de aplicaciones. Aunque aún permite descargar las que están disponibles, no es posible añadir a través de ella otras nuevas ni actualizarlas. Para hacer esto último hay que recurrir a la web de cada desarrollador.

Por eso está en desarrollo AppList, una tienda alternativa de Symbian que actualmente se encuentra en fase beta. Nokia tampoco lanza ya actualizaciones de software para sus móviles. Ni tan siquiera para el Nokia 808 PureView, el último modelo de la firma con Symbian y cuya cámara sigue estando entre las mejores que equipa un móvil hoy día.

Algunos desarrolladores resisten

Así que la única forma posible de actualizar estos teléfonos es con firmwares no oficiales, como los de Delight, que amplían algunas de las características de Symbian. Pero a diferencia de lo que sucede en Android no es tan fácil acceder a las entrañas del sistema para permitir que la plataforma evolucione.

Fabian Hüllmantel, uno de los desarrolladores de Delight, nos recuerda que se ha lanzado una campaña en Change.org para que Nokia y Microsoft entreguen las herramientas de construcción originales de algunas partes de Symbian. “Con ellas podríamos hacer muchas cosas y realmente cambiar y mejorar Symbian.” De momento han conseguido recabar más de 6.500 peticiones.

Entre las razones que da Hüllmantel sobre el hecho de que aún haya millones de móviles con Symbian está la de que algunos usuarios “no tienen dinero para comprar otra cosa”. En ese sentido pone el ejemplo de muchos usuarios de móviles Nokia de la India.

nokia 808 pureview
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El 808 PureView, lanzado en 2012 con Symbian a bordo, es uno de los terminales fotográficamente más potentes incluso en la actualidad.

El tobellino que engullía a Nokia en 2012 quiso que una plataforma agonizante como Symbian diera vida al 808 PureView, uno de sus iconos

Aunque también están los que prefieren Symbian como sistema operativo, pues aunque a algunos les parezca mentira, este sistema aún tiene sus ventajas. Tampoco hay que olvidar a los que no les interesan los aspectos técnicos y simplemente quieren seguir usando sus viejos dispositivos.

Preguntado Hüllmantel sobre la vida que le puede quedar a Symbian, el desarrollador habla a Quesabesde de su experiencia personal: “Hasta este verano voy a utilizar mi Nokia 808 como dispositivo principal. ¿Cuánto tiempo voy a utilizarlo como segundo dispositivo? Esa es otra cuestión. Tengo la intención de comprar un Nexus.”

Harald Meyer es el creador de la antes mencionada CameraPro, una aplicación que ha vendido bien para Symbian debido a la buena calidad de imagen que proporcionan las cámaras de muchos móviles de Nokia.

Esta app también está disponible para MeeGo, el sistema con el que funcionaba el Nokia N9, y para Android. Pero ha sido en Symbian donde ha brillado con más fuerza, entre otras cosas porque es capaz de acceder -aunque no almacenar- a la imagen en RAW que generan las cámaras de móviles como el Nokia N8 o el 808 PureView, lo que permite lograr fotos en JPEG de notable calidad.

Con una sorprendente cámara de 12 megapíxeles, salida HDMI y Wi-Fi 802.11 b/g/n, el N8 llevó a Symbian a cotas hasta entonces desconocidas. Desafortunadamente, tamaño despliegue tecnológico no podía ocultar que el sistema operativo estaba ya en las últimas

nokia n8
Nokia N8
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Meyer reconoce que a estas alturas las frecuentes actualizaciones que desarrolla para CameraPro en Symbian se deben solo a su “pasión por el sistema y el compromiso con los clientes existentes”. Pero la plataforma ya no es rentable.

Entre las ventajas que según él tiene Symbian frente a otros sistemas señala éstas: “Es un sistema bastante abierto como Android. Se tiene acceso libre a los archivos y otras funciones del sistema. También la duración de la batería de muchos modelos de teléfonos Symbian es superior a otros, y el hardware de la mayoría de ellos es muy bueno.”

Pese a ello, es conocida la mala fama de este sistema por su inestabilidad y por estar limitado en ciertos aspectos. Sobre todo al navegar por Internet. Eso se debe a que surgió mucho antes que Android, iOS o Windows Phone, a finales de la década de los 90. Su antigüedad se convirtió en un lastre para las versiones más modernas, aunque Symbian Belle, la última versión que vio la luz, funcionaba en el 808 PureView bastante mejor que cualquiera de las anteriores.

Quizá si su lanzamiento no hubiera tenido lugar tan tarde la estrategia de Nokia no habría dado un giro tan brusco. De hecho se llegó a ver un prototipo de una cuarta generación de Symbian, pero el acuerdo del fabricante finlandés con Microsoft puso fin al proyecto.

Maemo y MeeGo, dos sistemas abandonados

Basado en Debian Linux, Maemo es un sistema operativo que vivió su mejor momento cuando fue lanzado el Nokia N900, un dispositivo adelantado a su tiempo y muy apreciado por algunos desarrolladores. Estos programadores siguen creando aplicaciones para él, algunas bastante interesantes, que pueden descargarse en maemo.org.

Nokia, que ya empezaba a ver que los smartphones iban a evolucionar en una dirección marcadamente distinta, unió sus fuerzas con Intel, que por aquel entonces trabajaba en Moblin, un sistema operativo con núcleo Linux pensado para tablets y netbooks.

nokia n900
Nokia N900
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El N900 fue la gran apuesta por Maemo de Nokia.

De la fusión de Maemo y Moblin nació MeeGo, que se dejó ver en el Nokia N9. Este avanzado terminal marcó las pautas de diseño en las que se basaría la actual serie Lumia, y para él se pueden seguir descargando aplicaciones en la Nokia Store y en sitios web como my-MeeGo.com.

MeeGo sigue vivo

Desafortunadamente para Nokia los recursos invertidos en MeeGo fueron básicamente malgastados. Tras el traspié vivido con Maemo la comunidad desarrolladora no mostró un interés muy ardoroso por la última plataforma de Nokia, volcándose en su lugar con Android e iOS.

El futuro de MeeGo estaba visto para sentencia. Poco después Nokia se lanzó en los brazos de Microsoft, pensando que un sistema operativo listo para utilizar y con el apoyo de una de las firmas más grandes de la industria era su gran esperanza blanca para seguir en el mercado.

MeeGo, curiosamente, sigue vivo como sistema operativo base para sistemas multimedia en la industria del automóvil a través del consorcio GENIVI, impulsado por algunos de los mayores fabricantes de la automoción. No volveremos a ver un teléfono móvil con este sistema operativo, pero tal vez nuestro próximo coche lo lleve instalado.

Hoy MeeGo se ha integrado en Tizen, el sistema operativo que Samsung se guarda en la recámara para no depender peligrosamente de Android y que también es apoyado por Intel y un cierto número de operadores. Su futuro es incierto, pero Samsung está totalmente determinada a hacer de Tizen todo un éxito.

Tanto es así que se ha propuesto que más del 15% de sus smartphones utilicen este sistema operativo parcialmente basado en el código de MeeGo. El primer terminal ya lo conocemo; se llama Samsung Z y es esencialmente una versión más rectangular, pequeña y ligeramente descafeinada del Galaxy S5.

Además, Tizen ya está siendo usado en los relojes inteligentes Gear y Samsung está dispuesta a integrarlo en centros de entretenimiento para automóviles e incluso televisores.

Pero a día de hoy el único móvil lanzado con un sistema heredado de MeeGo es Jolla, un terminal bastante interesante que funciona con Sailfish OS y se vende ya por 400 euros.

El sistema y el teléfono han sido desarrollados por exempleados de Nokia involucrados en la creación de su antigua plataforma. Sus grandes bazas son una peculiar interfaz orientada al uso de gestos y la posibilidad de cargar aplicaciones para Android además del propio software creado específicamente para la plataforma.

Algunos los dan ya por enterrados e incluso olvidados, pero los exquisitos cadáveres que Nokia ha dejado tras de sí todavía nos podrían deparar alguna sorpresa. Cosas más extrañas se han visto en el mundo de la tecnología.

3
Comentarios
Cargando comentarios