Actualidad

Nokia desmiente su regreso como fabricante de teléfonos móviles

 

La firma niega la validez de las informaciones atribuidas a varios ejecutivos, según las cuales ultima el lanzamiento de dispositivos de consumo para 2016

Nokia 215
Nokia 215
La marca Nokia es actualmente utilizada por Microsoft en sus teléfonos más asequibles.
27
ABR 2015

Nokia ha negado por la mayor su intención de volver a fabricar teléfonos móviles tal y como afirmaban las fuentes consultadas por la prensa económica y tecnológica de Estados Unidos. La firma finlandesa trata de poner fin así a los rumores que señalaban su posible regreso al mercado de consumo.

En contra de la costumbre de no hacer comentarios acerca de informaciones no oficiales, Nokia ha emitido un escueto comunicado en el que expresa que "las noticias que afirman que la compañía ha comunicado su intención de fabricar dispositivos de consumo en unas instalaciones de I+D en China" son falsas "e incluyen comentarios incorrectamente atribuidos" a un ejecutivo de Nokia Networks.

Más aún, "Nokia reitera que actualmente no tiene planes para fabricar o vender dispositivos de consumo".

Cuando la semántica se convierte en arte

A pesar de que una lectura superficial del comunicado de Nokia parece desmentir por la mayor su regreso al mercado de consumo, lo cierto es que el texto en cuestión dista mucho de echar tierra sobre las informaciones publicadas por medios como Re/Code.

Según las noticias publicadas por esta y otras páginas web, Nokia no fabricará ni venderá estos dispositivos por sí misma, sino que los diseñará internamente y licenciará su marca a terceras compañías interesadas en comercializarlos. Estos socios serán posteriormente los encargados de fabricarlos, lanzarlos al mercado y proporcionar soporte oficial a dichos dispositivos. El papel de Nokia en esta nueva estrategia sería por tanto eminentemente pasivo.

Cabe recordar que Nokia vendió su división de dispositivos de consumo a Microsoft en 2014. En virtud de dicho contrato, la compañía de Espoo no puede vender teléfonos con su propia marca hasta que acabe 2015 ni licenciar su nombre a terceras empresas hasta el tercer trimestre de 2016. Esto no ha impedido sin embargo el lanzamiento del N1, un tablet diseñado por Nokia pero fabricado y distribuido por la china Foxconn.

Queda por ver si Nokia repite esta estrategia o si por el contrario se abstiene totalmente de regresar al mercado telefónico en otra forma que no sea como proveedor de servicios y tecnologías de infraestructura.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar