Actualidad
NOKIA N73 VERSUS SONY ERICSSON K800I: DUELO FOTOGRáFICO

Nokia N73 y Sony Ericsson K800i: duelo fotográfico

 
23
NOV 2006

La lenta pero incipiente penetración de los teléfonos móviles con cámara en el mercado de la fotografía digital es uno de los temas más recurrentes de los últimos tiempos. Las más recientes ferias son buena prueba de ello, y tanto el Nokia N73 como el Sony Ericsson K800i representan atrevidas apuestas. Con sus sensores de 3 megapíxeles y prestaciones fotográficas, se atreven a plantar cara a las compactas más sencillas.

Aunque por otras latitudes la carrera de los megapíxeles en los teléfonos móviles ya se ha desatado, el mercado español sigue un ritmo más pausado. Una situación en la que, a la espera de que los 5 megapíxeles del Nokia N95 se asomen por aquí a principios del próximo año, los 3,2 millones de píxeles marcan un nuevo punto de inflexión en este sector.

Dos son los terminales que, a día de hoy, pueden presumir de estar a la cabeza en este apartado. Nokia ha revalidado su apuesta de la Serie N y sigue recurriendo a su alianza con Carl Zeiss para concebir un N73 que juega, con su configuración horizontal, a ser una auténtica cámara de fotos.

Nokia N73
Nokia N73
Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i

Sony Ericsson no se ha quedado atrás, y el K800i ha tomado el relevo del K750i elevando la resolución a los citados 3 megapíxeles. En este caso, la denominación Cyber-shot se encarga de aportar el bagaje fotográfico a este terminal.

QUESABESDE.COM ha tenido ocasión de acercarse a ambos modelos para, obviando las características telefónicas y multimedia que son también básicas en este mercado, centrarse en el rendimiento de ambos terminales desde el punto de vista fotográfico.

Diseño horizontal
Es la ergonomía y la distribución de los mandos lo que, en última instancia, sirve para percatarse de las verdaderas intenciones de un teléfono móvil.

Aunque estar dotado de cámara digital ya no supone ninguna novedad -de hecho, la inmensa mayoría de modelos la incorporan y Nokia dispone de más modelos de 3 megapíxeles-, es el diseño horizontal de estos dos terminales y sus pretendidas similitudes con las formas de una cámara fotográfica lo que los convierte en piezas especiales.

Nokia N73
Nokia N73
Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i

En efecto, tanto el Sony Ericsson K800i como el Nokia N73 guardan bastantes similitudes entre ellos. La disposición del objetivo, la tapa que lo cubre y que hace las veces de interruptor de las funciones fotográficas o el flash que incorporan convierten a estos modelos en la incursión más seria en el segmento fotográfico de los terminales móviles.

La configuración de ambos dispositivos está diseñada de tal forma que puedan funcionar como teléfonos móviles en la tradicional posición vertical y como cámaras digitales adoptando la orientación horizontal. De hecho, los dos cuentan con una segunda cámara -ésta de más baja resolución- situada en el frontal y que permite realizar videoconferencias.

Como decíamos, la puesta en marcha del dispositivo fotográfico se puede hacer a través del menú principal o, de forma más directa, deslizando la tapa que cubre el objetivo. Una operación que nos permitirá comprobar que ninguno de los dos teléfonos es especialmente ágil en su puesta en marcha -comparados con una cámara. En cualquier caso, el Sony Ericsson saca más de 1 segundo de ventaja al Nokia N73.

Sony Ericsson K800i y Nokia N73
Sony Ericsson K800i y Nokia N73
Sony Ericsson K800i y Nokia N73
Sony Ericsson K800i y Nokia N73

Como curiosidad, el Nokia permite utilizar la cámara de fotos y muchas de sus funciones multimedia sin necesidad de emplear una tarjeta telefónica SIM, mientras que el K800i quedaría bloqueado en las mismas circunstancias.

Zoom digital
Si al hablar de la rapidez de encendido o de reacción no caben muchas dudas sobre la superioridad del K800i -excepto en las ráfagas, como comentaremos-, el tema del diseño es algo más controvertido y dependerá, en todo caso, de los gustos del usuario.

El Sony Ericsson apuesta por unas líneas algo más contundentes, mientras que el N73 destaca por su elegancia y por una combinación cromática realmente atractiva. También la pantalla del Nokia es algo mayor que la de su compañero, aunque las dos tienen una resolución de 240 x 320 píxeles.

Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i
Nokia N73
Nokia N73

Aunque se agradecen esas décimas de pulgada más a la hora de encuadrar y revisar las imágenes, en ambos casos la luminosidad y el contraste de la pantalla pueden llevar a engaño cuando se visualiza una imagen en el monitor del móvil y luego se comprueba en la pantalla del ordenador. La velocidad de refresco, por su parte, continúa mejorando, aunque flaquea si hay cambios bruscos en la luminosidad o si ésta escasea.

Sony Ericsson K800i y Nokia N73
Sony Ericsson K800i y Nokia N73

Otro de los aspectos en los que coinciden Sony Ericsson y Nokia es la ausencia de un zoom óptico. Aunque, sin duda, resultaría complicado montar este tipo de mecanismo sin sacrificar las dimensiones del teléfono (existen terminales de este tipo en otros países y su tamaño es, en comparación, descomunal), este detalle sigue marcando la frontera más palpable entre las cámaras de gama baja y los teléfonos con prestaciones fotográficas.

Lo que sí ofrecen los dos es un zoom digital que, en el caso del N73, llega hasta 20 aumentos, y hasta 16 en el K800i.

Muestras: focales
Las capturas se han realizado con un Nokia N73 a 3 megapíxeles
las capturas se han realizado con un nokia n73 a 3 megapíxeles
focal fija angular
las capturas se han realizado con un nokia n73 a 3 megapíxeles
zoom digital
Muestras: focales
Las capturas se han realizado con un Sony Ericsson K800i a 3 megapíxeles
las capturas se han realizado con un sony ericsson k800i a 3 megapíxeles
focal fija angular
las capturas se han realizado con un sony ericsson k800i a 3 megapíxeles
zoom digital
Las diferencias en su funcionamiento son claras: si el Sony Ericsson sorprende por su agilidad y continuidad -incluso llega a dar la sensación de que se trata de un zoom óptico- al Nokia le cuesta más realizar esta operación. En ambos casos, un mando propio para el zoom invita a manejar el móvil con las dos manos.

Nokia N73
Nokia N73
Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i

Dotadas de una focal fija angular -algo más pronunciada en el K800i, aunque ninguno de los dos fabricantes ofrece la equivalencia en 35 milímetros-, intentar emplear el zoom digital más allá de la posición intermedia prácticamente inutiliza la imagen. El proceso de interpolación y de enfoque es, en ambos casos, tan agresivo que las imágenes resultantes quedan totalmente empastadas, asemejándose más a un lienzo que a fotografía.

Enfoque de verdad
Otro de los datos que permiten distinguir a los teléfonos con cámara -de foco libre, muchos de ellos- de aquellos que aspiran a ser una auténtica cámara de fotos, es el enfoque automático. De hecho, Sony Ericsson ha centrado gran parte de la campaña publicitaria del K800i en destacar esta prestación (que ya lucía, por cierto, el anterior K750i).
Muestras: 3,2 MP
Las capturas se han realizado con un Nokia N73
las capturas se han realizado con un nokia n73
las capturas se han realizado con un nokia n73
Muestras: 3,2 MP
Las capturas se han realizado con un Sony Ericsson K800i
las capturas se han realizado con un sony ericsson k800i
las capturas se han realizado con un sony ericsson k800i
Motivos para presumir no le faltan. La precisión y la velocidad del enfoque automático del K800i cuando la iluminación es buena están, realmente, a la altura de muchas cámaras. Entre los ajustes disponibles, que luego detallaremos, cuenta con un menú de enfoque con el que se puede seleccionar el modo automático y el enfoque a infinito o en la modalidad macro.

Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i
Nokia N73
Nokia N73

El Nokia N73 tampoco se queda atrás en este campo, aunque las mayores dimensiones de su zona de enfoque pueden dificultar en ocasiones que el foco se centre en el punto concreto que el usuario esté buscando. Aunque carece de la opción de enfoque macro, la escena para primeros planos permite simular esta opción.

Además, la luz de ayuda al enfoque resulta muy útil y eficaz cuando hay que enfrentarse a escenas de escasa iluminación, un ambiente en el que el K800i tiene más problemas.

Para el almacenaje de las imágenes, la memoria interna de los teléfonos cuenta con la ayuda de ranuras para tarjetas. En el caso del Sony Ericsson, la marca ha optado por un formato propio en forma de MemoryStick Micro -las llamadas M2-, mientras que el usuario del N73, después de descubrir dónde está el compartimento y cómo se accede a él, tendrá que emplear tarjetas MiniSD Card.

Que no falte la luz
De todos modos, los dos teléfonos están pensados para trabajar con buena luz. Es en ese contexto donde los 3,2 megapíxeles de ambos lucen sus mejores argumentos y nos recuerdan que, hasta hace bien poco, también las cámaras compactas tenían estas mismas limitaciones.

Unos límites que, sin embargo, permiten que los dos modelos puedan enfrentarse sin ningún reparo a imágenes impresas estándar con una buena saturación, contraste y nitidez.

Nokia N73
Nokia N73
Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i

Decantarse por uno o por otro en condiciones normales dependerá más del gusto del usuario que de cuestiones objetivas. Si el N73 ofrece unas fotografías muy vivas y saturadas, el K800i muestra unas tonalidades algo más apagadas, pero también más realistas.

El reducido tamaño del sensor de los dos terminales hace que el rango dinámico de las capturas sea muy limitado. Basta con probar a compensar la exposición para darse cuenta de la rapidez con que el detalle desaparece de las sombras o de las zonas más expuestas.

Muestras: poca luz y flash
Las capturas se han realizado con un Nokia N73 a 3 megapíxeles
las capturas se han realizado con un nokia n73 a 3 megapíxeles
400 ISO (auto)
las capturas se han realizado con un nokia n73 a 3 megapíxeles
flash automático
Muestras: poca luz y flash
Las capturas se han realizado con un Sony Ericsson K800i a 3 megapíxeles
las capturas se han realizado con un sony ericsson k800i a 3 megapíxeles
200 ISO (auto)
las capturas se han realizado con un sony ericsson k800i a 3 megapíxeles
flash automático
Este dato no es óbice para que tanto el K800i como el N73 se atrevan con sensibilidades relativamente elevadas. El Nokia incluso dispone de un menú con tres ajustes de este parámetro: baja, media, alta. Según hemos comprobado, la posición más elevada equivale a 400 ISO.

Sin embargo, en el modo automático este valor puede llegar a elevarse a más de 600 ISO. Los resultados son, como cabría esperar, una mezcla de ruido, aberraciones cromáticas y un procesamiento que vuelve a empastar la imagen. Puestos a elegir, tal vez los resultados del K800i en estas condiciones sean algo más utilizables.

Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i
Nokia N73
Nokia N73

Así que, mejor que recurrir a altas sensibilidades es echar mano del flash incorporado, cuyo funcionamiento es bastante digno, pese a las lógicas limitaciones de potencia.

El K800i incorpora un flash de xenón, en lugar del sistema de iluminación de su predecesor, mientras que el N73 apuesta por un curioso mecanismo destellante que, pese a la apariencia, no decepciona.

Nokia N73
Nokia N73

Sí es posible, sin embargo, que nos topemos con imágenes algo "lavadas", en las que un aumento de contraste a posteriori permite mejorar algo. La clave es, además, situarse a una distancia intermedia: ni muy cerca para quemar la imagen con el destello, ni tampoco muy lejos, puesto que quedaría oscura.

Funciones adicionales
Más allá del rendimiento más elemental, los dos teléfonos despliegan un abanico de opciones que sirven para reforzar su esencia fotográfica. Si los menús del K800i se organizan a lo largo de la base de la imagen, el N73 prefiere un recorrido vertical, aunque los dos recurren al joystick del teléfono para desplazarse.

Sólo el Sony Ericsson va un poco más allá, al ofrecer dos pequeños accesos directos a la izquierda de la pantalla que permiten llegar rápidamente a las escenas y a los modos de disparo.

Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i
Nokia N73
Nokia N73

En este sentido, el repertorio de escenas está compuesto por siete modalidades. Tampoco falta el clásico menú de efectos y ajustes de la imagen (sepia, blanco y negro, virados...), e incluso una divertida opción de marcos en el caso del K800i. Las especificaciones de este terminal también hablan de estabilización de imagen, pero sólo al saltar al modo de grabación de vídeo hemos podido encontrar una opción que aborde este punto.

Respecto al balance de blancos, también se opta por un menú clásico, con una posición automática y cuatro modos preajustados. Al probar su rendimiento se repite la misma sensación que con algunas imágenes: pese a que lucen estupendas en la pantalla, al pasarlas al ordenador nos topamos con resultados más mediocres que, en los dos casos, muestran cierta tendencia a los fríos tonos azulados.

No obstante, tanto con luz fluorescente como de tungsteno, el balance de blancos automático se defiende con bastante elegancia.

Nokia N73
Nokia N73
Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i

Tampoco deberíamos pasar por alto dos detalles interesantes que luce el N73. Además de los botones de disparo y de control del zoom, un tercer mando permite acceder a las imágenes almacenadas.

Aunque el acceso -como la puesta en marcha o el procesamiento- no son especialmente rápidos, hay que destacar el modo de disparo en ráfaga, que mantiene una cadencia de disparo lenta pero constante. Lógicamente, no es este un dispositivo para escenas que requieran velocidad de disparo, pero este dato supone -la verdad- un interesante avance.

Muestras: panorámicas
Las capturas se han realizado con un Sony Ericsson K800i a 3 megapíxeles
las capturas se han realizado con un sony ericsson k800i a 3 megapíxeles
las capturas se han realizado con un sony ericsson k800i a 3 megapíxeles
El Sony Ericsson, por su parte, se conforma con un modo denominado BestPic que graba una secuencia de imágenes antes y después de que pulsemos el disparador. Cuenta, además, con un modo de composiciones panorámicas que permite disparar tres imágenes y unirlas en el propio teléfono, con unos resultados bastante espectaculares.
Multimedia
Pese al entusiasmo fotográfico que puede despertar en nosotros este tipo de terminales, no podemos olvidar su carácter polivalente, basado en un largo repertorio de funciones multimedia.

Nokia N73
Nokia N73
Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i

Además de la videollamada y todas las prestaciones asociadas a la telefonía 3G (navegación, descarga de contenidos, RSS o publicación directa en un blog), la reproducción de archivos MP3, la sintonización de emisoras de radio o la visualización de vídeos tampoco son ajenas a estos móviles.

Sony Ericsson K800i
Sony Ericsson K800i

Y es que, seamos sinceros, en la inmensa mayoría de los casos serán estas prestaciones o la combinación de todas ellas las que hagan que el usuario se decida por uno u otro terminal, al margen de lo que fotográficamente puedan dar de sí.

En este sentido, hay que reconocer el avance que poco a poco se va produciendo en este segmento, tanto respecto a la calidad de imagen -copias de hasta 20 x 25 centímetros, aseguran los fabricantes- como en las funciones fotográficas que incorporan.

Sony Ericsson K800i y Nokia N73
Sony Ericsson K800i y Nokia N73

Constatada esta prometedora evolución -con no pocas limitaciones, por ahora-, quedamos a la espera del siguiente paso. Los 5 megapíxeles del Nokia N95 están cerca y la respuesta de la competencia posiblemente no se haga esperar mucho.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar