Crónica

Esperando el Nokia Lumia 920 como "agua de enero"

 
6
DIC 2012
Lucas Laó   |  Madrid

Cuando en algunos medios se dice que cierto terminal se ha agotado nada más salir a la calle o incluso en su periodo de preventa, no siempre es bueno dejarse llevar. Y de hecho en Nokia prefieren ser de momento cautelosos: sus representantes, congregados ayer ante la prensa en el madrileño Hotel de las Letras, ni confirman ni desmienten las informaciones que hablan del gran interés que está cosechando el Lumia 920 en mercados como el estadounidense. Pero admiten que de puertas para dentro manejan cifras muy alentadoras, y no pueden evitar exteriorizar un claro optimismo hacia las expectativas que tienen puestas en su nuevo buque insignia y los otros modelos que le acompañan.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Javier García, responsable de lanzamientos de Nokia España, posa con los Lumia 920, 820 y 620.

Tras una primera generación de terminales con Windows Phone que está pasando sin pena ni gloria, ¿comienza ahora el resurgir de Nokia en esto de los smartphones? Sólo el tiempo lo dirá, pero los cimientos parecen ahora más sólidos que hace un año. En el caso español, eso sí, el Lumia 920 no podrá aprovechar todo el tirón consumista de la campaña navideña, pues llegará con el mes de enero ya empezado, bien como exclusiva de Vodafone o por 670 euros en el mercado libre.

Es también en enero cuando llegarán las versiones libres de los otros dos Windows Phone de nuevo cuño de la compañía escandinava: el Lumia 820, que por 500 euros asalta la antesala de la gama más alta, y el Lumia 620, presentado ayer mismo como el nuevo modelo "de entrada", con un precio de 270 euros y cuya llegada está prevista para la segunda quincena de ese mes.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
De izquierda a derecha: los Lumia 920, 820 y 620.

El primero sí que podrá postularse como regalo navideño, pues Movistar lo ofrecerá desde la semana que viene. Del segundo aún no se ha dicho nada sobre operadoras, aunque en Nokia intuyen que acabará siendo el típico modelo que tendrá cabida en la mayoría de catálogos.

La tercera vía
Pero retomemos la pregunta: ¿Va a volver Nokia por sus fueros? Quizás no como en los tiempos del dominio apabullante de Symbian (que sigue en caída libre), pero puede que sí como una tercera vía de peso en la actual situación marcada por el binomio Apple-Samsung.

Por una parte, porque Windows Phone 8 es un sistema operativo más maduro: la interfaz gráfica, que ya era un buen signo distintivo de sus versiones anteriores, llega ahora con una nueva vuelta de tuerca. Y aunque aún está lejos de cubrir el terreno de las aplicaciones de terceros con la misma solvencia que iOS y Android, los 120.000 programas disponibles ya en Windows Phone Marketplace permiten decir que, al menos, progresa adecuadamente.

Nokia Lumia 620
Nokia Lumia 620
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Sólo esperemos que esta madurez traiga consigo evitar atropellos como el que sufrieron quienes ya habían confiado en Windows Phone: modelos anteriores como los Lumia 800 y 900 sólo tendrán acceso a una versión intermedia numerada como 7.8, que llegará a principios de 2013 y no será compatible con las aplicaciones que se desarrollen a partir de ahora. El tirón de orejas quizás haya que dárselo antes a Microsoft que a Nokia, pero ahí queda.

Por otra parte, no se le puede negar a Nokia que hace todo lo que puede por intentar distinguirse, como pudimos comprobar echándole un vistazo a las unidades expuestas ayer en Madrid. Acabados prácticamente impecables, mucho colorido (con especial atención a la doble capa de color del Lumia 620, una idea tan sencilla como visualmente llamativa) y prestaciones tan prácticas como el sistema de recarga inalámbrica que integra de serie el Lumia 920.

Sin olvidarse de las aplicaciones de la propia Nokia (destacando las pensadas para moverse por la ciudad en transporte público o a través de la realidad aumentada) y del siempre recurrente apartado de los accesorios.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Una pequeña muestra de los accesorios que acompañan el lanzamiento de los nuevos smartphones de Nokia: carcasas con chip de recarga inalámbrica para el Lumia 820, auriculares inalámbricos y un altavoz también inalámbrico de JBL que puede recargar la batería del Lumia 920 sin ayuda de cables.

Esta última una materia en la que los representantes de la firma se prodigaron especialmente ayer, mostrando varios tipos de carcasas intercambiables para los Lumia 820 y 620 (aptos para quienes se quejan de los diseños que no dejan extraer la batería) y equipos de sonido inalámbricos que se emparejan con un sencillo toque, NFC mediante, y que también integran la antes mencionada recarga inalámbrica.

¿Y qué hay de la tecnología PureView de la que presume la cámara de 8,7 megapíxeles del Lumia 920? En el mismo evento, sin ir más lejos, se podía comprobar cómo se comporta este captor en ambientes con poca iluminación. "Si queréis, haced la misma foto con el Lumia, un iPhone 5 y un Galaxy S III, que ya veréis la diferencia", nos retaban los portavoces de Nokia antes de invitar a los periodistas reunidos en Madrid a adentrarse en un "cuarto oscuro" habilitado para la ocasión.

Ya habrá tiempo de hacer las pruebas oportunas en un análisis más profundo. Por el momento, podemos adelantar que el Lumia 920 promete, y no sólo en lo fotográfico o en la estabilización al grabar vídeos. Pero también hay que señalar que, de entrada, no es el teléfono más cómodo de llevar en el bolsillo, especialmente por un peso que se eleva por encima de los 180 gramos. Buena culpa de ello la tiene precisamente su cámara.

Productos relacionados (3)
Artículos relacionados (4)
Prueba de producto
22 / ENE 2013
Prueba de producto
20 / DIC 2012
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar