• Fujifilm X100S y X20: preguntas y respuestas
  • Nikon D5200: análisis
Prueba de producto
SEGUNDO ESPADA

Nokia Lumia 820: análisis

 
22
ENE 2013

No presume de cámara PureView ni integra de serie la recarga inalámbrica, pero tiene un porte algo más cómodo que el Lumia 920. Mientras que el buque insignia de Nokia se está llevando casi todo el protagonismo, este Lumia 820 es un segundo espada de equipamiento más sencillo pero suficiente para sostener la experiencia de usuario de Windows Phone 8. La tecnología AMOLED de su pantalla de 4,3 pulgadas o la posibilidad de quitalre la carcasa y añadirle una tarjeta microSD son algunos de los puntos que pueden atraer a esos usuarios que no buscan necesariamente el smartphone más avanzado del momento.

4,4 millones de unidades vendidas durante el último trimestre de 2012. Es la cifra de la que presume Nokia para hablar de la buena acogida que están teniendo sus últimos modelos de la gama Lumia, presentados el pasado mes de septiembre. Pero, ¿cuántas unidades se corresponden con el Lumia 920, que es el actual modelo de referencia de la compañía, y cuántas con este Lumia 820, que se coloca un escalón por debajo en precio y características?

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si bien es probable que nunca sepamos la respuesta, por si acaso conviene no perder de vista un modelo que, sin hacer suyos todos los últimos avances introducidos por Nokia en su gama de smartphones con Windows Phone 8, es también una opción con la que muchos usuarios no echarán en falta ninguna prestación importante. Y que, por supuesto, también posee sus propios elementos distintivos.

De quita y pon

Al ver por primera vez el Lumia 820 uno puede pensar que es de tipo "unibody", es decir, con una carcasa sellada que impide acceder a las tripas del terminal. Pero nada más lejos de la realidad: todo el perímetro y la parte trasera forman una pieza de policarbonato que puede retirarse.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El usuario puede acceder así a la batería, caracterizada por su peculiar forma alargada, y retirar esta última para descubrir los accesos a las ranuras micro-SIM y microSD. Y es que, pese a disponer de sólo 8 GB de almacenamiento integrado (7,41 GB reales), el Lumia 820 acepta tarjetas de memoria de hasta 64 GB, por lo que en última instancia se puede convertir un smartphone con más espacio interno que el mismo Lumia 920.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otro punto a favor este sistema está en que permite sustituir la carcasa original por una que, por ejemplo, le añada al conjunto una especial resistencia a golpes y caídas. O una de las prestaciones estrella que integra de serie el Lumia 920: la recarga inalámbrica de la batería a través del estándar Qi. Se trata de la Wireless Charging Shell CC-3041, que por lo que hemos podido comprobar no llega a aportar un sobrepeso significativo al equipo, aunque sí que engorda ligeramente el su grosor original de 9,9 milímetros.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Las caras interiores de la carcasa de recarga inalámbrica del Lumia 820 (izquierda) y de la carcasa original con la que Nokia suministra el equipo.

La contrapartida es que este tipo de carcasas cuestan unos 25 euros, y para sacarles partido es necesario adquirir también aparte un cargador inalámbrico. En nuestro caso hemos podido probar el elegante DT-910 de Nokia, que sale por unos 80 euros y del que extraemos las mismas conclusiones que sacamos al usarlo con el Lumia 920: aporta comodidad y aprovecha la conexión NFC del teléfono para lanzar aplicaciones con un sencillo toque a cambio de alargar en un 20% el tiempo requerido para completar la recarga.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otro "pero" está en que retirar cualquiera de las carcasas (sobre todo la especial, pero también la original) puede llegar a ser especialmente incómodo. El mismo manual del teléfono recomienda tirar hacia atrás desde la esquina superior derecha como punto de inicio, pero el proceso completo requiere bastante esfuerzo con uñas y dedos, y si uno no se anda con cuidado, la batería puede acabar saliendo disparada. Tanta dificultad implica que la carcasa nunca llegará a desprenderse sola o por accidente, pero también trae consigo un plus de incomodidad a la hora de realizar un sencillo cambio de tarjeta telefónica o de memoria.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por el resto, nos encontramos ante un diseño bastante limpio y sencillo, con el frontal siempre en negro y todos los botones físicos en el lateral derecho, incluido el clásico botón disparador, que activa la cámara incluso cuando la pantalla está apagada. No le faltan las esquinas sutilmente redondeadas y un acabado ligeramente brillante y disponible en una amplia gama de colores: además del blanco de la unidad que hemos podido probar, también hay versiones en amarillo, azul, negro, gris, rojo y violeta.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En esta ocasión, además, no se produce esa sensación de volumen excesivo que vimos en el Lumia 920. Al llevar una pantalla algo más pequeña y ser menos grueso que este último, el Lumia 820 resulta más cómodo tanto en la mano como en el bolsillo. Lástima que Nokia no haya sabido traducir esto en un equipo realmente liviano: sus 160 gramos de peso son una marca bastante elevada actualmente en el segmento de los smartphones, aunque como siempre es uno de esos factores a los que el usuario se acaba acostumbrado con el paso de los días.

La resolución "de siempre"

Ahora que se van asentado los paneles de 720 líneas y empiezan a presentarse los primeros modelos con 1.080, Nokia ha preferido conservar en la pantalla de 4,3 pulgadas de este Lumia 820 la clásica resolución de 480 x 800 píxeles que hasta hace poco venía siendo la pauta habitual en la gama alta. A quienes no toleren densidades de menos de 300 píxeles por pulgada, por tanto, el modelo que aquí nos ocupa (que se queda en unos 217) les resultará insuficiente en términos de nitidez.

Como siempre decimos, eso sí, hay que tener un ojo muy sensible para percatarse de la diferencia. Además, los más sibaritas en la materia no podrán quejarse de los inconvenientes del PenTile, ya que pese a usar tecnología AMOLED, la pantalla del Lumia 820 no emplea dicha matriz de subpíxeles. La mayoría de mortales, en última instancia, verán una pantalla bastante nítida y con un gran comportamiento en brillo y contraste.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Donde sí que saca pecho esta pantalla es en su capacidad para trabajar en ambientes muy soleados, gracias a la tecnología Clear Back Display (CBD) de Nokia. Tampoco es un recurso milagroso, y de hecho al intentar tomar una foto con la luz del sol cayendo directamente sobre el panel el usuario seguirá teniendo problemas para ver perfectamente todo lo que entra en el encuadre. Pero sí que logra mitigar bastante los reflejos y permite moverse por la interfaz de Windows Phone sin tener que entrecerrar constantemente los ojos.

Pese a que el Lumia 820 no integra de serie todas las características con las que Nokia ha querido distinguir a su Lumia 920, sí que está presente la posibilidad de manejar la pantalla táctil con guantes. Y aunque en su hoja de especificaciones no se mencione la cobertura Gorilla Glass, la pantalla sí que cuenta con protección antiarañazos, aunque ésta no viene firmada por Corning.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ninguna queja respecto a la sensibilidad del panel, que interpreta a la perfección los gestos táctiles más habituales y permite usar el teclado QWERTY virtual con precisión pese a que éste desaprovecha bastante el espacio al mostrarse en pantalla. Lástima que aún no esté disponible una versión oficial de Swype para Windows Phone 8. En la tienda de aplicaciones sí que hay herramientas de terceros para habilitar un sistema de mecanografía mediante deslizamientos, pero Microsoft aún no permite que éstas sustituyan por defecto al teclado clásico.

La receta de Microsoft y Nokia

Hasta ahora hemos visto fundamentalmente ingredientes de la fórmula del Lumia 820 distintos a los de su hermano mayor. Pero ambos terminales están basados en Windows Phone 8 e incluso llevan el mismo "chipset", un Qualcomm Snapdragon M8960 con procesador de doble núcleo a 1,5 GHz, unidad gráfica Adreno 225 y 1 GB de RAM. La experiencia de usuario, por tanto, es en última instancia muy parecida a la que ya destacamos al analizar el Lumia 920.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para no repetirnos demasiado, por tanto, cabe recordar que el sistema operativo de Microsoft ha ganado en posibilidades de configuración al permitir elegir entre tres tamaños distintos para los cuadrados de la pantalla de inicio y aumentar las posibilidades de la pantalla de bloqueo. Y que también es ahora un poco más sofisticado gracias a novedades como el llamado Rincón Infantil, que permite configurar una sesión especial para que los niños usen el equipo accediendo sólo a los contenidos que previamente elijamos.

Todo esto lo hace manteniendo las fortalezas que ya poseía Windows Phone en sus versiones anteriores, como la integración de Xbox Live y Office o el buen comportamiento de Internet Explorer en materia de navegación web. Y también las que caracterizan desde el principio a la gama Lumia: las aplicaciones propias de Nokia, con la navegación GPS asistida a la cabeza.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Caracterizado por un estilo propio y distintivo especialmente apto para quienes quieren que su smartphone se lo deje todo bastante ordenador desde el principio, el Lumia 820 goza de una gran fluidez gráfica que, eso sí, a veces se ve un poco ensombrecida por ciertos momentos de espera. Por ejemplo, los que se producen cuando ponemos a reproducir un vídeo o al navegar por la tienda de aplicaciones.

Esta última, aun cuando ha avanzado mucho desde los inicios de Windows Phone, sigue siendo la parcela en la que más flojea este sistema operativo en comparación con las dos plataformas dominantes (iOS y Android). Sigue faltando también un espacio desde el que monitorizar en una sola vista todas las notificaciones, más allá de la pantalla de bloqueo.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Antes de centrarnos en sus funciones multimedia, cabe destacar que el Lumia 820 desarrolla las llamadas de voz con una nitidez más que correcta gracias al típico sistema de cancelación de ruido mediante un micrófono adicional. Y que aunque la conexión LTE no vaya a ser una realidad en España hasta como mínimo 2014 (y con suerte), al menos el terminal es compatible con las frecuencias en las que está previsto que se extienda en dicho país este estándar de cuarta generación.

Adiós, Zune

Los programas de sincronización tienen sus ventajas, pero en Windows Phone 8 Microsoft ha puesto fin a algo que para cierto tipo de usuarios era poco menos que un incordio: la transferencia por USB de música, fotos y vídeos entre el teléfono y el ordenador ya no depende exclusivamente de un software intermediario como Zune, sino que puede realizarse mediante el viejo sistema de arrastrar los archivos entre carpetas. La jugada, eso sí, no viene acompañada de un reproductor de vídeo compatible con MKV o archivos de subtítulos, aunque al menos sí que tolera bien el formato DivX. Y tampoco se le atragantan los clips de 720 o 1.080 líneas.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como es habitual, Nokia suministra el terminal junto con unos auriculares de tipo in-ear, aunque estos no servirán para escuchar la radio FM ya que el Lumia 820 carece del sintonizador correspondiente. A la hora de usar el altavoz integrado, que está situado en la parte inferior del equipo, se puede lograr un sonido de calidad correcta y con un volumen considerable, aunque siempre monoaural.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cuanto a la cámara de 8 megapíxeles, que lleva un flash de tipo LED y viene acompañada de un captor frontal VGA, factores como el angular de 26 milímetros y la luminosidad de f2.2 son una buena carta de presentación fotográfica. En la práctica, se logra una calidad bastante aceptable para tratarse de un móvil, aunque sin llegar a mejorar los resultados de otros smartphones de buena gama. Como pasa en muchos de éstos, por ejemplo, el Lumia 820 tiende a saturar excesivamente los colores, aunque por supuesto habrá quien vea esto más como una ventaja que como un inconveniente.

Muestras: 8 MP
Las fotografías se han realizado con un Nokia Lumia 820:
las fotografías se han realizado con un nokia lumia 820:
las fotografías se han realizado con un nokia lumia 820:
las fotografías se han realizado con un nokia lumia 820:
las fotografías se han realizado con un nokia lumia 820:

A nivel de interfaz, cabe destacar la conveniencia del apartado titulado Modos, donde el usuario puede tener siempre a mano aplicaciones de Windows Phone Marketplace que aprovechen de alguna manera la cámara. Ya sea para añadir filtros, crear animaciones (caso de Cinemagraph), leer códigos QR, escanear textos y traducirlos...

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También en la grabación de vídeo, que se efectúa a 1080p y con 30 fotogramas por segundo, el Lumia 820 logra el rendimiento típico de otros teléfonos avanzados. Es quizás aquí donde más se note la ausencia de la denominación PureView, pues en este caso no contamos con la estabilización de imagen que tan efectiva resulta en el Lumia 920.

Vídeo
Secuencias de 1920 x 1080 puntos y 30 imágenes por segundo grabadas con un Nokia Lumia 820. Haz clic en la imagen para descargar los archivos:

Como contrapartida, usar la cámara no es tan intenso para la batería de 1.650 mAh, que por el resto ofrece la autonomía habitual en este tipo de terminales: aguanta una jornada completa de uso intermedio de todas sus funciones, sobrándole algunas horas para cubrir parcialmente la segunda. Con un tipo de uso intensivo, como por ejemplo reproducir vídeos DivX de forma ininterrumpida con el brillo de pantalla en nivel "medio" y las conexiones 3G y Wi-Fi activas para labores de sincronización, el Lumia 820 aguanta casi 8 horas antes de solicitar una recarga.

Entre lo viejo y lo nuevo

Puesta toda la carne en el asador con el Lumia 920, la segunda gran opción de Nokia en el segmento de los smartphones está a caballo entre la gama alta de hace un año y la de ahora. En materias como la resolución de pantalla o el desempeño fotográfico, sin ir más lejos, estamos casi ante una reedición del Lumia 900, y esto hay que dejarlo claro para quienes busquen el terminal más avanzado del momento.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero si uno no es tan exigente con el hardware, el Lumia 820 sí que cumple en la parte del software con un sistema operativo que ha madurado mucho. Y no deja de ser un equipo más cómodo de sostener y transportar que el mismo Lumia 920, aunque tampoco es el Windows Phone 8 que mejor solventa esta papeleta.

En este sentido, y siempre que uno tenga claro que le conviene un terminal abonado a la plataforma de Microsoft, ¿no será quizás mejor optar por un modelo más ligero y con más resolución como el HTC Windows Phone 8X? Puede ser, pero este último carece de algunas ventajas del Lumia 820, como las aplicaciones exclusivas de Nokia o la mayor libertad que brinda su diseño con carcasa desmontable y ranura microSD.

Nokia Lumia 820
Nokia Lumia 820
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otra cosa es que uno esté abierto a cualquier sistema operativo. En este sentido, cabe recordar que hoy por hoy optar por Windows Phone supone bajar sensiblemente el listón en lo que a aplicaciones de terceros se refiere. O tener fe en que Windows Phone Marketplace se ponga al nivel de la App Store y Google Play más temprano que tarde, claro.

En cuanto a precios, este Lumia 820 puede encontrarse en el mercado libre por 500 euros. La única operadora que lo ofrece directamente en su catálogo en España es Movistar, aunque a través de The Phone House también puede adquirirse vinculado a un contrato con Orange o Yoigo.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (3)
Prueba de producto
20 / DIC 2012
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar